Death Note

Death Note (デスノート) es una obra basada en un guión de Tsugumi Ohba y con diseños de Takeshi Obata que, como tantos otros mangas, empezó a publicarse de 2003 a 2006 en la archiconocida Weekly Shonen Jump y cuya edición corrió a cargo del sello Shueisha. Su adaptación al anime corrió a cargo del estudio Madhouse en 2006 y constó 37 episodios

Sin embargo, conviene recordar que estos datos oficiales bien podrían no corresponder a un trabajo oficial, ya que existen sospechas, más que fundadas de que se trata de un plagio de “El cuaderno milagroso” un one-shot creado en 1973 por el mangaka Shigeru Mizuki.

Hace más de dos años, un personaje cuyo gusto por el anime considero más que cuestionable, me recomendó encarecidamente un manga que con el extraño nombre de Death Note y que tenía como principales tarjetas de presentación la de contar con el responsable del diseño del archiconocido (y a mi juicio deplorable) Hikaru no Go y por un arrollador éxito de crítica y público en Japón.

Su primer capítulo no logró convencerme, lo cual motivó que prestase poca atención en su momento a la aparición del anime basado en él. Sin embargo, la curiosidad que levantó en mí el hecho de que todo el mundo hablase de lo “malvado” que era su protagonista, cuando creí que él precisamente era “el bueno” y del buen trabajo que había realizado MADHOUSE en su conversión, no tuve otra opción que la de comprobar por mí mismo si tal fama estaba a la altura de las circunstancias. Veremos si es así.

ADVERTENCIA: Esta serie está dirigida exclusivamente a un público adulto y ningún menor de edad debe verla salvo bajo su responsabilidad. También matizaré que al hablar de todos los personajes importantes aparecidos en la serie, me veo en la obligación de dar algunos spoilers que, si bien no son demasiado trascendentes, pueden dar a entender acontecimientos importantes.

Sigue leyendo

Millenium Actress

Nunca me cansaré de decir que no ha habido hasta la fecha un hombre cuyas historias hayan producido en mí una amalgama de sensaciones tan diversas como Satoshi Kon, capaz de maravillarme con psico-thrillers de calidad excepcional como Perfect Blue a producirme sarpullidos como el que tuve gracias a Paprika.

Por lo tanto, cuando cayó en mis manos Millennium Actress (千年女優) no fueron pocas las dudas que me entraron acerca de la conveniencia o no de verla y de hacer una pequeña reseña sobre ella en mi blog, aunque finalmente la curiosidad venció a mis recelos y me opté por darle una oportunidad.

Sigue leyendo

Glove on Fight

Si bien hace unos días estaba de celebración por el estreno de Clannad allá en las lejanas tierras del Imperio del Sol Naciente, hoy estamos, si cabe, aún más de enhorabuena ante una nueva jornada del Anibattle, una divertida y curiosa iniciativa de nuestra buena amiga y compañera Wish, que consiste en enfrentar mediante votaciones a nuestros personajes preferidos en un combate sin piedad en el que sólo puede quedar uno.

Por ello, me gustaría invitaros en esta ocasión a probar uno de tantos videojuegos de lucha en las que un conjunto de preciosidades de diferentes series de animación deciden enzarzarse en un violento combate en toda regla con la simple intención de hacernos pasar un buen rato y que reciben el nombre genérico de “Doujin Games”. Hablo ni más ni menos que de Glove on Fight.

Sigue leyendo

Hoshi no Koe ( The Voices of a Distant Star )

“Eh Mikako ¿sabes?… Yo… Eh, ¿sabes Noboru-kun? Hay un montón de cosas que recuerdo. Al fin y al cabo aquí no tengo nada. Por ejemplopor ejemplo cosas como las nubes de verano o la lluvia fría, cosas como el olor de la brisa de otoño, como el sonido de las gotas de lluvia en el paraguas, como la suavidad del suelo en primavera, como la sensación de paz en la tienda en mitad de la noche. Y también, ya sabes, cosas como el frío viento al salir de clase, como el olor de la tiza de los borradores, como el sonido de un camión pasando en el silencio de la noche, como el olor del asfalto mojado por la lluvia. Noburu-kun, son cosas como ésas las que tengo presentes siempre… aunque me gustaría volver a sentirlas alguna vez a tu lado, Mikako. Eh Noboru-Kun. Estamos lejos, muy, muy, muy lejospero a lo mejor los lazos y los pensamientos van más allá del tiempo y de la distancia. Noburu-kun, ¿Habías pensado alguna vez en ello? Si acaso… Si acaso por un instante tan solo algo así fuera posible. ¿Qué pensarías? ¿Qué pensaría Mikako? ¿Sabes? Probablemente pensaríamos en una cosa. Oye Noboru-kun, estoy aquí.”

Sigue leyendo