El balance del año. Feliz Navidad y próspero 2008

Con los efectos de la resaca haciendo todavía mella en mí tras la tradicional cena de Navidad a la que asistí ayer, doy por finalizada la primera temporada de esta pequeña aventura llamada “La Tierra de Drakengard”, una asignatura pendiente que arrastraba desde hace cerca de un par de años y que me decidí a aprobar durante el transcurso de una tediosa e insoportable tarde de verano un ya lejano 17 de agosto de 2007 cuando, más aburrido que una ostra en la redacción, abrí un documento de Word y empecé a anotar mis impresiones sobre el último anime que había visto, y que era nada menos que el clásico, horripilante pero adictivo bodrio de los 80 llamado Lady Georgie que un día más tarde se convirtió en la primera review de la bitácora y, hasta ahora, su hilo más visitado.

Estaré offline hasta el próximo día 8 de enero y sólo me conectaré muy de cuando en cuando para responder correos, por cumplir determinados compromisos personales o simplemente por ocio. No os aburriré contándoos lo que voy a hacer, pero fundamentalmente será descansar ya que llevo un par de años de trabajo casi frenético y contrareloj y no me vendrá mal “cargar las pilas”. Aunque, por supuesto, también tendré tiempo para mis vicios y Shakugan no Shana, Jigoku Shoujo y Honey & Clover me esperan impacientes junto con Okami e ICO, dos clásicos de la PS2 que inexplicablemente no me he pasado y que perderán ese lamentable estatus estos días.

Centrándonos ya en el balance, durante el presente año, por razones que no vienen al caso, no pude ver (o mejor dicho, no quería ver) anime alguno hasta que en marzo me animé por fin a ver Blood +, de la que me voy a ahorrar comentarios. Posteriormente llegaron ARIA, Azumanga Daioh, Erementar Gerad, Noein, Haruhi Suzumiya no Yuuutsu y finalmente Akane Maniax que fue la antesala a la creación de este blog. Tengo que decir, que las series anteriormente mencionadas no poseen calificación, pero incluso así voy a incluirlas en las tres categorías.

Imprescindibles: Death Note, Kanon, Byousoku 5 centimeter (5 Centímetros por Segundo), Kumo no Mukou, Yakusoku no Basho (The place promised in our early days), Tokio Godfathers, Lucky Star, Azumanga Daioh y Noein.

Mediocres: Lady Georgie, Spirit of Wonder, Nana, Interstella 5555 The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem, Sola, Millenium Actress, Toki wo Kakeru Shoujo (The Girl Who Leapt Through Time), ARIA y Erementar Gerad.

Vergüenza ajena: Gedo Senki, KareKano, Ima, Soko ni Iru Boku (Now and then, Here and There), Paprika, Hoshii no Koe, Blood +, Haruhi Suzumiya no Yuuutsu, Akane Maniax, xxxHolic y Tengen Toppa Gurren-Lagann.

Aparte de esto, otras frikadas dignas de mención han sido las de hacer mi testamento, que le será a buen seguro de utilidad a mis familiares cuando Logard lea lo que acabo de decir de TTGL… Bromas aparte (No me mataría, sólo me dejaría hecho un vegetal) escribí la review de un manga, Ai-Ren, me compré una NDS y me dio por llevar a la práctica lo de subir a descarga directa HGC de Eroges. Sobre esto último me gustaría decir que aunque lo seguiré haciendo durante 2008, será únicamente de forma esporádica ya que no quiero que se identifique a La Tierra de Drakengard como un site hentai y porque dicho sea de paso, la empecé a hacer por un motivo que unos cuantos años atrás Almodovar expresó con su habitual academicismo: “Bibí, tú cuando no sepas qué decir cierras la boca y enseñas una teta” (Y a juzgar por las visitas que conseguí tenía razón).

Y para terminar… pues qué deciros aparte de al margen de los trabajos, amistades y relaciones que uno haya podido ganar o perder a lo largo de 2007, lo más importante que este año para mí ha sido sin duda el teneros a vosotros, amigos, compañeros, “anónimos googleros” de este y del otro lado del charco que por los más diversos motivos habéis visitado esta página para ver en qué masa tiene puestas sus manos el colgado que lo escribe. Ése es, y no os dejéis engañar si alguien os dice lo contrario, el único y a la vez más preciado tesoro de un periodista puede tener.

Por ello simplemente os diré que, tal y como reza la cabecera de la bitácora, espero que paséis una Feliz Navidad y que el 2008 (por favor, no más rimas fáciles) sea para vosotros una sucesión de 366 jornadas de metas alcanzadas, sueños cumplidos y, sobre todo, felicidad.

Ah se me olvidaba, los Reyes Magos el año pasado me concedieron lo contrario a lo que solicité… pero como no soy rencoroso, ya les he escrito mi carta con lo que me pido este año:

- Que Konata sea mi novia en la siguiente temporada de Lucky Star (de verdad, me encanta lo divertida, adorable, estrujable, abrazable y entrañable que es ^^).
– Si no me conceden mi primera petición, quiero una Kana con la que FOIAR GRATIX en casa.

Que os lo paséis muy bien y como despedida os dejo una actuación navideña que colgué el verano pasado en Youtube y que pertenece a uno de mis juegos preferidos de la XBOX 360, THE IDOLM@STER. Admito que la coreografía tiene momentos un poco chorras, pero por lo general es realmente divertida así que, disfrutadla:

 

¡Nos vemos el 8 de enero!

 

Tokyo Godfathers

- Me pregunto ¿qué pensará la gente de nosotros?
- Pensarán que somos un vagabundo, un travesti, una fugada y un bebé abandonado. Kiyoko es el mensajero de Dios y nosotros somos sus servidores. Servidores sin cobrar que pagan por los pecados de un padre.

Corría el año 2003 cuando, de la mano del estudio MADHOUSE, ese genio inconstante y polar, capaz de crear desde las más apasionantes piezas del thriller psicológico hasta los más deplorables largometrajes del género y que responde al nombre de Satoshi Kon, decidió ponernos una mordaza a todos los que hasta entonces habíamos sido sus más feroces críticos, al recrear, en cerca de 92 minutos, un complejo entramado con forma de historia cuya calidad, originalidad, capacidad de divertir, entretener y conmover o por cientos e incluso miles de insignificantes detalles que habitualmente pasan desapercibidos para el espectador, sirven para tejer un extraño, difícil e inexplicable conjunto elementos capaces de inspirar sentimientos que sobrepasan el mero límite del entendimiento humano y que nosotros, pobres mortales, nos atrevemos a llamarlas “obras maestras”.

Sigue leyendo

Toki wo Kakeru Shoujo (The Girl Who Leapt Through Time)

Por más que la mire una y otra vez, la contemplación reiterativa no dotará jamás a una niña del montón (como ella misma se define) de la sensualidad necesaria que la convierta en una mujer de la que yo me pueda enamorar.

Tal vez a algunos les pueda sonar rebuscada una frase como la que da comienzo a esta review, pero ésta es tal vez la mejor y la única manera que se me ocurre de condensar en pocas palabras los motivos por los que esta película, pese a la innumerable cantidad de críticas positivas que llegó a cosechar especialmente por los círculos por los que me muevo, ha dejado en mí una sensación de profunda frialdad e indiferencia que hasta la fecha muy pocos títulos de renombre habían sido capaces de inspirarme.

Sigue leyendo

Las dos primeras grandes campañas de Marketing de Nintendo en España

No es mi intención la de explayarme demasiado en este tema y máxime cuando tengo otros proyectos in mente que me van a ocupar más tiempo y en los que prefiero centrar la atención de los lectores de este blog, pero como recordaréis, el escribe estas líneas es, desde hace poco más de un mes, un orgulloso propietario de una NDS que ya os mostré en su día. Tal vez por ello y motivado por la fascinación que su impresionante catálogo de juegos ha producido en mí, no he podido evitar echar la vista atrás y acordarme de una de las consolas que en su momento más deseé y que por muchos motivos nunca llegué a tener hasta que diez años después de llegar a España pude hacerme con su versión Advance. Hablo, como no podría ser de otra manera, de la legendaria Game Boy.

Sigue leyendo