Patema Inverted, el mundo invertido de Yasuhiro Yoshiura

Sakasama no Patema

- “Patema, ¿le temes al cielo? - ¿El cielo? ¿Te refieres a lo que estás viendo ahora mismo? - Sí, a este cielo. - ¡Por supuesto que le tengo miedo! ¿Y tú, Age? - Hoy se ven las estrellas… así que se puede decir… que me gusta. - ¿Estrellas? - ¿No sabes lo que son las estrellas verdad? - Es lógico que no sepa nada de este mundo. - Dime, ¿quieres ver las estrellas? - ¡De ninguna manera! - Hazme caso, son preciosas. - ¡Sólo ver el cielo me da miedo! ¡Mucho miedo! - ¿No te importa que…? - Definitivamente… Son preciosas”.

Debo ante todo disculparme por haber tardado casi un mes en actualizar. Sé perfectamente que os dije que me encontraba liado terminando con la carrera y que el mes de junio, como os podréis imaginar, es especialmente delicado para mí debido a los exámenes, la cantidad de papeleo y, por qué no decirlo, el cansancio como consecuencia de todo lo anterior. En estos momentos estoy con la lengua fuera y la anterior reseña dedicada a Macross me dejó molido debido a que era la cuarta en extensión de todas las que había escrito. Mucha tensión, mucha teoría, muchos exámenes y muchos viajes que han hecho que de lo último que tenga ganas sea de sentarme delante del ordenador a redactar una nueva entrada.

Es por ello por lo que durante estos días mi prioridad ha sido relajarme, dormir un poco, recuperar la buena forma física a base de correr, tomarme un café con los amigos y, en general, recargar en cierta medida las pilas. Todavía me queda un poco para terminar y espero que vaya bien. Pero tampoco voy a andarme con bobadas, puesto que ha habido otro tema en el que he estado implicado al margen. Me asombra la realidad que estoy viviendo. Soy testigo de cómo mi país, gracias fundamentalmente a Cuatro y LaSexta, cae en manos de un demagogo de extrema izquierda cuya simple existencia en la vida pública es una amenaza, ya no sólo para el actual régimen sino para la viabilidad política, económica y social de España y no tengo reparos en afirmar que no voy a ahorrar esfuerzos a la hora de hacer todo lo necesario para defenestrarlo tanto a él como a su nauseabunda organización política de corte bolivariano, importándome bastante poco que por ello me hayan vuelto a etiquetar como “periodista de la caverna”. Pero eso sería meterme en asuntos políticos y mis intenciones son lejanas a ello.

Por último y por hablar de un tema candente y sangrante, diré que me siento avergonzado de ser español. Lo que hizo la Selección en el Mundial no se llama “Fin de Ciclo” sino “Vergüenza”. Salvo Xabi Alonso, ni uno de los que fueron a Brasil merecen seguir jugando al fútbol. Básicamente se dedicaron a cumplir el expediente, jugaron con menos bríos que los que se ven en los abueletes cuando juegan su “cartoncito” de los Domingos en el Club del Jubilado de turno, no quiero volver a ver a Casillas en portería alguna, Ramos merecía ser regalado con un lacito y me ahorro comentarios sobre Xavi, Costa y la actuación de Del Bosque, que por primera vez en mi vida me ha decepcionado con su amiguismo. Pero basta ya de desahogos y pongámonos de una vez con la primera review que desde hace casi seis meses le dedico a una película de animación y no a una serie o un corto.

Sigue leyendo

Macross, el desafío espacial a Toei

Macross

En el año 1999 un gigantesco objeto se estrelló contra La Tierra. Éste resultó ser una nave espacial de 1.200 metros de largo en la que no se detectó la presencia de vida extraterrestre a bordo, aunque su avanzada tecnología superaba con creces a cualquiera que existiese en el Planeta, lo que demostraba la existencia de civilizaciones alienígenas que utilizaban el espacio exterior como su campo de batalla. Este hecho dio lugar a la creación del Gobierno Mundial de las Naciones Unidas que prevalecía a los intereses de cada nación, aunque esta fundación no fue sencilla y tuvo que soportar toda clase de pequeñas guerras que se declararon alrededor de todo el mundo. Pero a pesar de esto, el Ejecutivo aprobó la reparación de la nave espacial, y ésta avanzaba de forma constante. Con el tiempo llegó la paz una vez más y gracias al esfuerzo colectivo de la Humanidad, la ruinosa embarcación sideral renació como la gran fortaleza espacial Macross. Diez años han pasado desde su llegada cuando…

No podía faltar. Hoy es el segundo día del año más importante de la bitácora y una review de características especiales era necesaria. Es irrelevante el estar hasta arriba de trabajo y de exámenes, con la tensión al máximo y sin margen de error alguno. Di mi palabra y estirando el tiempo como si de un chicle se tratase he conseguido terminar la presente review dándole la apariencia y el tamaño que un día tan especial como hoy exigía. Algo que he logrado a costa, para qué os voy a engañar, de robarle horas al sueño, aunque lo que no me mate a mí a estas alturas…

Estoy muy contento y esperanzado. Mi equipo, el Real Madrid, ha ganado por fin la Décima Copa de Europa tras muchos años sin conseguir éxitos continentales y a ello se ha unido vuestro apoyo. A lo largo de este mes he recibido infinidad de mensajes de ánimo con este dificilísimo tramo final de curso que sin duda me ayudará a hacerle frente a estos temibles exámenes que me tienen en un sinvivir que se prolongará hasta más o menos julio. De cualquier modo lo importante es esto. Que he sido capaz de hacerlo todo: cumplir con esta bitácora dedicada a “mi reina” en este tramo tan asfixiante y hacerle una review con la que decirle una vez más que la quiero, y a la que también le deseo suerte con los exámenes, aunque no la necesita.

Ya sabéis, insisto, que en esta fecha y por motivos que no vienen al caso, hago siempre una reseña de un título importante para mí o que me marcó a lo largo de mi vida. En 2010 se la dediqué a Monster. En 2011 la afortunada fue Ranma ½. En 2012 cambié de tercio abordando un videojuego de SNES, Final Fantasy VI, y el año pasado la elegida fue Touch. Ahora, la siguiente en la lista es Macross. Una producción a la que definí en su día como una de las que integraban mi Top 10 de Animes y que más tarde o más temprano tenía que tener una reseña en este blog. Por ello, y sin más dilaciones, os invito a adentraros en el interior de una fortaleza espacial que llevó nuestros sueños de jóvenes otakus a un lugar tan fascinante y misterioso como los confines del Sistema Solar. Espero que disfrutéis de la estancia. Sigue leyendo

Another, el color de la muerte de P.A.Works

Another

- ¿Has oído hablar de Misaki? De la clase 3 del noveno curso. - ¿Había alguien con ese nombre en la clase 3? - Pasó hace 26 años. Era popular desde el séptimo curso: inteligente, bonita y tenía una gran personalidad. Era querida tanto por los estudiantes como por los profesores. - Sí, al menos hay una persona así en todos los cursos. - Sin embargo, poco después de comenzar el noveno curso, Misaki murió. - ¿Qué? ¿Cómo? - Escuché que fue un accidente, así que todos se encontraban muy conmocionados hasta que, de repente, alguien lo dijo. - ¿Dijo el qué? - Él… señaló a la mesa de Misaki y dijo: Misaki está allí, no está muerta.

El género del terror ha sido siempre uno de los grandes olvidados dentro de este blog, y eso que ser del Barça y tener que jugar con Pinto en la portería en plena Champions aterrorizaría al más sádico de los Hitchcock. Con la honrosa excepción de Jigoku Shoujo, prácticamente ninguno de los animes de este género habían llamado mi atención por muchos y muy diversos motivos que iban desde la archialudida crisis de guiones que vivimos desde hace cerca de una década, hasta la mera vagancia, pasando incluso por un detalle tan sórdido como inconfesable como es el de que seré un periodista y un jurista temerario pero… soy un cagueta para esta clase de cosas.

Sin embargo y casi por accidente recordé que el padre de “mi reina” es aficionado al género de terror y que, precisamente por eso, pensé que sería una buena idea retomar esta clase de series, aunque fuese de un modo puramente testimonial, hablando de un producto relativamente reciente y de moda como lo es Another. Una apuesta de P. A. Works que entró por la puerta falsa y que ha terminado por convertirse en una obra de culto presente en casi todos los perfiles de Facebook y cuentas de Twitter especializadas en el tema, muy especialmente en Japón.

Por lo tanto, y pese a pertenecer a aquella infame y deleznable cosecha del año 2012, con la siempre declarada intención de agradar a mi reina y, por supuesto, de intentar escribir algo que sea interesante para el resto, procedo a abrir la caja de Pandora, temiéndome siempre lo peor y confiando en que, por una vez, mi intuición para desenmascarar los bodrios antes de verlos se equivoque…

ATENCIÓN: La serie analizada a continuación contiene escenas de violencia extrema que incluyen mutilaciones, asesinatos excepcionalmente crueles, ríos de sangre y muertes sádicas en general que pueden herir la sensibilidad del espectador, por lo que ningún menor de edad debe verlo excepto bajo su propia responsabilidad.

Sigue leyendo

Kill la Kill, destruyendo la tiranía de la moda de la mano de Trigger

Kill la Kill

Esta “Hoja-Tijera” se la dejó la persona que asesinó a mi padre, y ahora vas a decirme a quién le pertenece, Satsuki Kiryuin. - Dices que te llamas Ryuko Matoi. - Por supuesto. - ¡Eres la hija de Isshin Matoi! - Maldita, así que conoces a mi padre.Ya has perdido demasiada sangre Ryuko. - ¿No es eso lo que querías desgraciado? - A este paso te desmayarás en cinco minutos. - No lo digas tan tranquilo. ¡Volveremos a vernos Satsuki!

Era una obviedad. Empezar el año con un análisis de TTGL no podía tener más explicación que la de contextualizar una inminente review de esta serie que prácticamente desde sus inicios se había convertido en la gran referencia del género durante el último medio año. Pero lógicamente, era necesario que finalizase su emisión para poder emitir de este modo una opinión fundada sobre ella, aunque para tal fin fuese necesario esperar un tiempo que, en cierta manera, me ha obligado a tener la bitácora relativamente poco actualizada.

He de reconocer que estos días han sido para mí muy difíciles por varias razones que no vienen al caso. Trabajo, exámenes, prácticas y algún que otro sinsabor personal me han tenido un tanto alejado tanto de Internet como de las ganas de escribir. No obstante, a costa de hacer de tripas corazón y de ir economizando ratos libres y de robarle, para qué engañarnos, alguna que otra hora al sueño, he conseguido acabarla para hoy coincidiendo con el fin de su emisión en Japón.

De este modo y con esta entrada, nos metemos de lleno en el panorama de las novedades recientes de esta temporada relacionadas con la animación japonesa tras un periodo un tanto aleatorio en cuanto a las actualizaciones, que se han caracterizado por una cierta preferencia en cuanto a los videojuegos que, así, pasarán a un plano más secundario hasta la llegada del verano, para ser de nuevo el manganime la principal referencia temática de este blog. Pero dejémenos de soliloquios y procedamos a desmenuzar el producto que por fin tenemos entre manos.

Sigue leyendo

Z-Kai: Cross Road. Aprendiendo a distancia en compañía de Makoto Shinkai

Hace apenas tres meses, en la entrada dedicada a Dareka no Manazashi, comentamos en este blog cómo Makoto Shinkai, conocido en occidente por sus cortos de animación y sus películas que mezclan el amor desesperado con la Ciencia-Ficción, oculta tras de sí una faceta como publicista que, si bien no es demasiado conocida por estos lares, lo ha convertido en un autor de prestigio en Japón haciendo que todos y cada uno de sus trabajos llamen la atención de buena parte del Planeta en el momento de su lanzamiento y sus subidas a Youtube se cuenten por éxitos. Por ello, no es de extrañar que su última apuesta, Cross Road, se haya convertido en todo un fenómeno de masas a pesar de ser sencillamente eso, un simple anuncio.

Sigue leyendo