KareKano

A estas alturas de la vida, no está demás que a un servidor le recuerden que todavía está muy verde y que le debe hacer caso a sus intuiciones cuando éstas le piden que prescinda de ver series que desde un primer momento le dan mala espina y que no merece la pena terminar de ver por tratarse de un tiempo perdido que jamás recuperará.

Tal es el caso de Kareshi Kanojo no Bijou (彼氏彼女の事情), más conocida como KareKano. Una horrible serie de animación de 26 episodios basada en el manga homónimo publicado para la Monthly LALA con los diseños de Tadashi Hiramatsu y adaptada a la televisión por el antaño brillante estudio de animación Gainax, el cual firmó con ella una de las muchas sentencias de muerte con las que ellos mismos se condujeron a la perdición.

El guión, a cargo de Masami Tsuda, narra la historia de Yukino Miyazawa una estudiante modelo, muy atractiva y elegante tras cuya apariencia angelical esconde a una joven egoísta y malcriada que vive de las apariencias y de ser el centro de atención. Sin embargo, todo cambiará cuando conoce a Soujiro Arima, un compañero cuya actitud intachable y su brillante historial académico y deportivo oculta a un profundo lado oscuro nacido de su turbulento pasado.

Rápidamente Arima se enamora de Yukino y le propone salir, algo que ella rechaza. A partir de ese momento, el sentido común dicta que la serie debería desarrollarse por dos senderos diferentes:

  • Que la historia trate de cómo Arima intenta enamorar a Yukino y que sólo al final se descubra si lo consigue o no.
  • Que rápidamente los personajes se sientan atraídos el uno por el otro y comiencen una relación que, como no puede ser de otra manera, se verá salpicada por constantes altibajos en forma de nuevos pretendientes.

Es aquí donde empieza el primero de los problemas de KareKano. Los protagonistas empiezan rápidamente una relación, sí, pero nada más. A partir de ese momento los personajes que aparecen son meros acompañamientos que no interfieren realmente entre la pareja de novios, aunque supuestamente lo intentan.

Hasta el episodio 13 no ocurre realmente nada interesante y la sensación de estar viendo un anime predecible y del montón prevalece hasta que, una vez pasado el ecuador del guión, deciden simplemente que su calidad pase de mediocre a deplorable. Una situación posiblemente debida al cambio en el Staff de producción que sufrió KareKano a partir de ese instante.

A partir de ese punto, el relleno en los episodios, que ya de por sí era molesto inicialmente, empieza a aparecer constantemente haciendo que se pierda rápidamente el poco interés e intriga que puede suscitar la trama. Es más, en ese momento empiezan lo que yo llamo “actos intrusos” o episodios en los que, aunque tomen como base a los personajes de KareKano, les adjudican un comportamiento tan radicalmente diferente que termina por resultar obsceno.

El mejor exponente de lo que quiero decir lo encontramos en el episodio 18, llamado “Evolución”. Hasta ese momento, la pareja de novios se ha dado cuatro virginales besos en los labios previos a todo un ritual de permisos francamente ridículos entre un hombre y una mujer que mantienen una relación sentimental. Sin venir a cuento, Arima empieza a expresar que desea sexualmente a Yukino y finalmente haciéndole el amor (qué originalidad) en un día lluvioso en el que no hay nadie en su casa.

Recuerdo que cuando vi semejante estupidez, pensé que tal y como estaba planteada en el anime este paso es tan creíble como colocar a un bebé que todavía no sabe gatear como campeón olímpico de los 100 metros lisos poco más o menos. Aunque si hubiese sido la única me hubiese dado por contento. De hecho, después de ese episodio, apenas se vuelven a rozar. Algo realmente curioso si se supone que su relación ha “evolucionado”.

Ya no es que toda la trama con la que se pretende atrapar al espectador sea patética, ñoña y aburrida y que para colmo desaparezca prácticamente en la segunda parte del anime, sino que los episodios empiezan a volverse simplemente estúpidos, desordenados y sin sentido, a la par que intentan imitar patéticamente a Evangelion.

Puede que sea cosa de la proximidad temporal entre ambas series, pero los planos contrapicados a postes eléctricos, los picados de señales de todo tipo y condición y los constantes carteles explicando los comportamientos, pensamientos y sentimientos de los personajes son calcados a los de la gallina de los huevos de oro de GAINAX.

Mención aparte merecen los momentos de introspección psicológica en los que intentan desnudar la personalidad de Arima. Ya no es que sean idénticos a los instantes más irritantes de Shinji Ikari en la serie de los EVAs, sino que la sensación de arbitrariedad al ponerlos es tan grande que terminan por parecer sencillamente absurdos, ya que, sencillamente, no vienen a cuento.

Las historias quedan a medio contar, los personajes aburren y finalmente los “actos” se convierten simplemente en una excusa para probar nuevas formas de narrar un guión mediante animación como pueden ser bocetos infantiles, animar las celdillas de un manga o mezclar imagen real con dibujos animados. Todo ello para llegar a un final en el que no se esclarece absolutamente nada y con el que se tiene la sensación de haber visto una serie absurda y sin sentido o incluso de lo que es peor, de haber perdido miserablemente el tiempo. Tal vez por lo único que será recordada es por la enorme cantidad de gestos superdeformed mostrados a lo largo de la serie y por Pero Pero, el deforme perro de la familia de Yukino y que es lo que libra a esta serie del olvido.

Por último, no me gustaría acabar sin antes recordar lo más lamentable de la distribución española de la serie, como fue el horrible opening en castellano que destrozó la ya de por sí infame apertura japonesa y que, cómo no, corrió a cargo de la comúnmente conocida como “Marta la de las Charm” responsable de otros atentados terroristas contra el anime del que sobresale su versión del Sakura Saku de Love Hina. Comparad la versión japonesa, con la española.

En resumen, una mala historia a la que se suman personajes totalmente desaprovechados y un guión absurdo que pretende imitar patéticamente a Evangelion, completan un anime a mi juicio sobrevalorado y que hubiese pasado en su momento desapercibido de no ser porque el sello de GAINAX estaba a sus espaldas.

NOTA: 3

16 comentarios el “KareKano

  1. Mala, mala con ganas, vi los primeros en su día hace un porronazo y aunque más adelante bajé pack entero de la serie no fue porque me interesase lo más mínimo, sino porque “había un pack tentador y nunca se sabe si alguien la querrá en el futuro” y además para tenerla en la colección de anime, por tener, sí, pero yo que sé.

  2. Yo había escuchado maravillas de ella y de ahí que me hiciese con la serie…

    Después… buff. Te puedo asegurar que aguanté por aguantar y decir que la había visto, porque ya no es que sea aburrida, sino que no tiene el menor sentido. Además la sensación que te queda después de verla es la de haber perdido miserablemente el tiempo… Y la de tener dolor de cabeza. (Esto último es una consecuencia directa del horripilante opening cantado por Marta la de las Charm que es de los que se te meten en la cabeza y no salen @___@.

  3. No sé si habrás visto a las Charm en concierto, pero entre que joden las canciones con las traducciones que les pasan y que son más pijas que nada… además Marta se me lanzó un día y empezó a ligotear conmigo, esa vez flipé.

    Ah, bueno, y que ya no son Charm, ahora son “lokita” con “k” que les mola más…

    Desde que oí su versión del “Hikari” de Kingdom Hearts las tengo un poquito atragantadas.

  4. Me has dejado a cuadros XDDDDD. Yo tuve suficiente con ver a la otra petarda haciendo de semimonja de clausura en un programa de intercambio de vidas que ponía TVE hace tres años, creo recordar. Entre la cara de rana que tiene la tía y lo estúpido que era el programa… Aguanté cinco minutos.

    Sobre lo que cuentas de la Marta… sólo te diré que me has dejado así o___O.

  5. Pues a mí me gustó bastante en su día (salvo el final, como siempre, gracias Gainax) y me quedé con monazo de mucho más. Así que más tarde empecé a bajarme los scans que se fueron subiendo a Spanishare y me enganché de mala manera hasta el volumen 15 o así, momento en el que la serie empieza a caer y se convierte en un coñazo recurrente-paranoico.

    Lo mejor del anime, sin duda, el opening (en V.O., claro). Lo peor, la sensación de “joder, he gastado dos DVDs para una serie a medias”.

  6. Es que ahí está. Hasta el 13 más o menos la cosa va bien, pero después de que entrase JC Staff en la producción (concretamente a partir del acto 16) la serie se vuelve tan sumamente absurda que termina por asquear. Y después… ese final estúpido… que deja la sensación de haber perdido el tiempo de mala manera… Vamos, que el fantasma de Evangelion que se respira a lo largo de toda la segunda parte se hace evidente hasta en eso.

    Si todo hubiese seguido como al principio es posible que le hubiese dado un 7 o un 8, pero es que lo de la segunda parte harta al más santo.

    Un saludo :P.

  7. A mi me parecio muy interesante,
    no es mal anime
    les arrecomiendo q vean,
    despues del anime
    si quieren saber q pasa entre yukino y arima
    lean el manga.(el anime se quedo en el tomo 7)

  8. Hoshi te he editado la parte de tu comentario en la que te referías a una de las personas que comentan el post. No era muy fuerte, pero creo que se podría haber dicho simplemente “no estoy de acuerdo con” y hubiese quedado bien. Espero que lo entiendas.

    Sobre lo que dices tomo nota, lo que pasa es que la historia no me enganchó tanto como para meterme a leer el manga, pero es bueno saber que la trama tiene vida más allá del estropicio de GAINAX. Muchas gracias por tu comentario.

    Un saludo.

  9. No quiero ni saber qué dijo.

    La historia de Karekano se mantiene muy bien hasta, ya te digo, el volumen 14 ó 15. Salen más personajes, se meten en sus historias, profundiza en ellos. Pero dejan muy de lado a los dos protagonistas. Luego retoma a Arima y sus paranoias y la historia se vuelve confusa, porque además el dibujo “maduro” de Tsuda no ayuda a diferenciar los personajes. Así que creo que la propia mangaka se dejó influenciar por el síndrome Gainax y terminó sacando una historia que poco o nada tiene que ver con la interesante historia del principio.

    Con decirte que Yukino no aparece en más de un tomo entero ya te lo digo todo.

  10. Madre mía, entonces el estropicio se extrapoló al manga. Pues ya ni me molesto en echarle un vistazo, que con esta cosa de anime ya tuve bastante ^^U.

    Y Hoshi no es que dijese nada salido de madre, era sólo que utilizó una frase muy poco o nada moderada contra uno de vosotros y se la eliminé.

    Un saludo.

  11. pues el principio y el guion tienen mucho potencial pero la cagan mucho con los capitulos recordatorio y animaciones raras @_____@

    y sobre todo en el comecocos de los protas …..joer
    yo tengo novia y no me comio tanto el coco (y su pasado tampoco es q sea para llorar)….

  12. Es que eso es típico en los animes románticos. Mira por ejemplo Marmalade Boy, en la que tener un amigo significaba ser gay o_O. Lo que pasa es que Arima tiene un pasado tan turbulento que se deja entrever que posee cierta psicopatía y ahí es donde se encuentra la gracia de todo.

  13. a mi si me gusta kare kano y encuentro la historia atractiva pero les doy la razon con respecto a la animacion que a veces es realmente espantosa y lo peor se ve en el capitulo 19 donde se mezcla y es mas sale un chino recontra horrible, yukino tambien hace unas caras y unos modales :s ahhh ese capitulo deberian borrarlo T_T

  14. Todo debería ser borrado y empezado desde el principio. A mí me pareció que se precipitaron al hacerlos enamorarse desde el principio. Deberían haberlo dejado más lento, que hubiera más dificultades antes de empezar y algo más de enfrentamientos entre ellos mismos. Que la doble vida de ella le creara más dificultades y permaneciera así por más capítulos, pero a mi gusto echaron toda la carne al asador desde el comienzo y luego no quedó nada más que agregar.

    Como quiera me gustó el primer DVD, el resto… se me hizo entre repetitivo y absurdo. Y no me gustó nada el opening en español. Cuando una de mis hermanas lo oyó por primera vez empezó a despotricar y la otra le dijo: “No la critiques, ella hace lo que puede”. No sé por qué, pero ese comentario nos hizo partirnos de risa a mi hermana y a mí.

  15. Acabo de conseguir tu blog mientras buscaba una reseña “imparcial” de “Mimi wo Sumaseba” y con el intro de ese post… ahora temo ver la peli, por ello me he puesto a fisgonerar mientras decido si verla o no, el caso es que juraba que a medio mundo le gustaba “Karekano” y ¡Oh! hay gente que ha pasado de las canciones y se ha atrevido a analizar la historia como se debe. Jejejeje… Solo decirte de Karekano que en su tiempo cuando la ví, nunca me gustó el prota, se me hacía controlador y psicopata. Pero en fin.. ^^ ¡Saludos!

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s