Valkyrie Profile

Muchos han sido los quebraderos de cabeza que he tenido al decidir cuál sería el primer post de este año 2009 y a qué título se lo podría dedicar. Pensé inicialmente en un reportaje sobre una serie en concreto y más tarde sobre una película. Aunque finalmente una conversación con mi novia trajo a mi mente uno de mis videojuegos más queridos y adorados y del que recordé que gozaba de una versión en manga que unos años atrás tradujeron los chicos de Vago Fansubs. Por ello, y dado que no está licenciado en España, he decidido ponerlo en Descarga Directa para todos aquellos que deseen descubrir en unas 250 páginas las peripecias de una singular valquiria que respondía al nombre de Lenneth. Me refiero, cómo no, de la adaptación al cómic de Valkyrie Profile. El mítico título de Tri-Ace con el que Enix volvió a poner de moda allá por el año 2000 las ya casi desaparecidas 2D en una de las épocas doradas del RPG.

La Saga

No es mi intención la de realizar un exhaustivo recorrido acerca de lo que han sido los hasta ahora tres títulos nacidos de esta saga y sus repercusiones en el mercado consolero. Sin embargo, me resulta sencillamente imposible hablar de un manga basado en un videojuego sin antes referirme, si quiera brevemente, a sus antecedentes en el mundo del entretenimiento electrónico. Por lo tanto, e incluso a riesgo de escribir una obviedad, comencemos por el principio.

Valkyrie Profile

Tras el pequeño fiasco que supuso Star Ocean 2 para los amantes del RPG, Tri-Ace decidió enmendar su tremendo error desarrollando para PSX un videojuego realmente innovador que volviese a hacer que los fans del género recuperasen en ellos la fe perdida en los últimos tiempos. De ese espíritu nació en el año 2000 Valkyrie Profile. Una embriagadora mezcla de géneros que vendió más de 600.000 unidades en Japón, pero cuya discreta acogida en EE.UU. privó a los usuarios europeos de PSX de una realmente ansiada versión PAL.

El juego narraba la historia de Lenneth, una de las tres valquirias de Odín que, ante la proximidad del Ragnarok, era despertada con la misión de bajar a Midgard y reclutar Einherjars (para entendernos guerreros muertos con cuentas pendientes) para la causa. Para ello la valquiria se situaba sobre los cielos y entraba en trance para escuchar las voces de almas en desgracia a punto de fallecer. Hecho esto las localizaba y se desplazaba al lugar de los hechos, donde se limitará a ser una mera espectadora de los acontecimientos que desembocarán irremediablemente en la muerte de su protagonista.

Tras el triste suceso, Lenneth se mostraba ante ellos y les comentaba su nuevo cometido como elegidos de Odín. Es decir, serán a partir de entonces miembros de nuestro equipo que, debidamente entrenados, enviaremos desde el menú principal al Valhalla para que sirvan correctamente nuestro a nuestro dios. El juego se componía de ocho capítulos y de varios periodos por cada una de ellos. Por cada estancia en una localización, por oración o por consecución de objetivo se irán gastando estos últimos hasta que completemos la era. En ese momento seremos requeridos por Freya, la fiel asistente del dios más importante de la mitología nórdica, que hará una implacable evaluación de nuestro trabajo y nos recompensará con nuevas armas y equipamiento en el caso de que lo merezcamos.

Las fases como espectadora se complementan con las de acción. Cada vez que tengamos que consumar un objetivo el juego se nos presentará como un plataformas en el que controlamos a Lenneth de cara a conseguir alcanzar al jefe final de turno. Para ello debemos hacer uso de habilidades como el salto, el espadazo y la congelación como tres únicas armas para resolver las dificultades y puzzles que iremos encontrando a nuestro camino.

Los enemigos se muestran sobre el campo de batalla y en la mayor parte de los casos tendremos la oportunidad de congelarlos y evitar la confrontación directa con ellos. Aunque obviamente no nos quedará otro remedio que luchar contra varios monstruos si queremos tener un nivel lo suficientemente alto como para derrotar al jefe final. Una tarea en muchas ocasiones no precisamente fácil.

Las batallas eran otro de sus puntos fuertes. Su desarrollo era, como en tantos otros RPGS, por turnos. Sin embargo aquí teníamos la opción de arrojar directamente a nuestros cuatro personajes contra uno de los objetivos simultáneamente. Cada uno de ellos estaba controlado por los cuatro botones del pad de la PSX de tal modo que, una vez dominadas las peculiaridades de cada uno de ellos, podíamos enlazar combos de decenas de golpes que, en el caso de que lo hubiésemos hecho correctamente (si llenábamos una barra de “hits”) acababan con los demoledores “Soul Crush” o especiales,que también podrían ser enlazados.

Estos últimos movimientos constituían en sí mismos otro de los grandes atractivos de Valkyrie Profile debido a su espectacularidad y enorme variedad, lo que potenciaba la jugabilidad de un modo casi ilimitado. No obstante, para muchos jugadores representaban al mismo tiempo uno de sus puntos más negros, dada la gran cantidad de enfrentamientos y la lentitud que provocaban en el desarrollo de los mismos. De entre todas las artes finales destacaba el demoledor “Nibelung Valesti”, cuyo peculiar conjuro y ejecución sigue siendo para los jugones de medio mundo una de las exhibiciones de poder más contundentes y fascinantes de la historia del entretenimiento electrónico: “It shall be engraved upon your soul! Divine Assault… Nibelung Valesti!”.

El juego poseía tres finales:

C: Freya se cansaba de nuestra ineptitud, bajaba a Midgard y se encargaba de eliminarnos personalmente para darle una oportunidad a Hrist; la siguiente y bastante menos escrupulosa valquiria de Odín. Se conseguía con dos evaluaciones de 0 seguidas.

B: Cumplíamos fielmente nuestra obligación y Freya nos lo agradecía para más tarde volver a sumirnos en el sueño del que nos despertó.

A: Lenneth recuperará la memoria como la humana que fue (Platina), se librará del cautiverio de Odín y se dispondrá a disfrutar del resto de la eternidad en compañía de su amado Lucian. A título informativo os diré que las “insignificancias” que se debían cumplimentar para conseguirlo eran las siguientes:

  • Visitar la tumba de Platina en “Weeping Lily Meadow”
  • Completar la torre de Lezard y derrotarlo en el capítulo IV.
  • Ir a Gerebellum en el capítulo V, ver un corto de Lucian y reclutarlo a él y a Mystina. El ya mencionado Lucian debe ir al Valhalla en este mismo episodio.
  • Hay que tener un encuentro con Brahms en su castillo, aunque no es necesario enfrentarse a él.
  • El “Seal Value” que sella la memoria de Lenneth debe ser menor de 37 al terminar el capítulo VI. Algo para lo que será de gran ayuda el deshacerse del Anillo de los Nibelungos que figura en nuestro equipamiento.

Si conseguimos todo esto, en la fase sagrada que une los capítulos VI y VII veremos una escena entre Lucian y Loki que nos indicará que hemos cumplimentado todos los requisitos y que tendremos acceso al verdadero final. Como se puede deducir. El auténtico problema que planteó este título era el de la ausencia de una historia lineal que obligaba al jugador a investigar hasta el último rincón de Midgard si quería descubrir los pormenores que llevaban a esta fascinante valquiria a librarse de Odín. La idea no caló demasiado en Estados Unidos y Enix, que en aquel momento no estaba fusionada con Square y no gozaba de un distribuidor estable en Europa decidió no editar en el viejo continente su joya de 2 CDs ante su arriesgado planteamiento.

Tuvimos que esperar a la llegada de PSP y su Valkyrie Profile: Lenneth para disfrutar oficialmente de él. Se trataba simplemente de un port para la portátil de Sony del original de PSX, en el que se mejoraron algunos efectos, se cambiaron las ilustraciones de los personajes en los diálogos y se añadieron algunos extras como mazmorras secretas. A modo de curiosidad diré que la coletilla de “Lenneth” se añadió para que fuese acorde con la que se le puso a su segunda parte (Silmeria) para PS2.

Valkyrie Profile 2: Silmeria

Unos seis años más tarde de su particular apuesta, Tri-Ace decidió dejarse influir por el nuevo socio de Enix, Square (quienes ya habían hecho un estropicio similar con su Kingdom Hearts, cuya primera y segunda parte son incoherentes en cuanto a historia) y editaron una segunda parte que pisoteaba la narración de PSX y que tenía por protagonista a la tercera valquiria de Odín, Silmeria, que decidió desobedecer a su señor para vivir en compañía de los humanos.

Con esa intención, esta rebelde dama de batalla decide encarnarse en Alicia, princesa del reino de Dipan, que desde su más tierna infancia ha sido objeto de toda clase de especulaciones sobre su salud mental o espiritual motivadas por esta particular posesión. Un factor que llevará a su padre a querer ejecutarla… Sin embargo, sus planes pronto chocarán con los de Odín, que ya le ha encargado a Hrist que traiga de vuelta a su díscola sirvienta.

En esta nueva entrega, el esquema variará por completo y disfrutaremos de una historia completamente lineal, así como de un elenco casi fijo de luchadores que nos permitirán crear un equipo relativamente estable a lo largo de todo el juego. Aunque en el caso de que manejemos a personajes que nos van a abandonar por un motivo u otro, veremos recompensada nuestra labor con ellos con un objeto que aparecerá en nuestro inventario y que dará toda su experiencia acumulada al luchador que nosotros deseemos.

El protagonismo de los Einherjars en esta segunda entrega es totalmente anecdótico. Los encontraremos por las mazmorras y por el campo, apenas conoceremos sus historias personales y, salvo en momentos muy concretos en los que dispondremos de tres personajes fijos o menos, no tendremos que hacer uso de ellos y podremos enviarlos al Valhalla sin ningún tipo de preocupación por su rendimiento, cantidad o calidad.

La historia fundamental nos pondrá, por tanto, en la piel de Alicia/Silmeria que inicialmente deberá salvar su vida y huir en compañía de su protector (el arquero elfo Rufus) de la malvada Hrist que, encarnada en la humana Leone, buscará llevársela de nuevo al lado de su señor, pero la trama irá mucho más allá.

Poco a poco iremos encontrándonos con viejos conocidos como el guerrero Arngrim, a quien en la primera entrega Freya vetaba como guerrero apto para el Ragnarok (lo que lo convertía en nuestro único “fijo” para las batallas) o Brahms, el señor de los “no muertos”, encarnado en el guerrero Dylan. Aunque la más destacada de todas estas presencias será la del nigromante Lezard Valeth, quien a pesar de que el enemigo a batir en el primer Valkyrie Profile era Loki, se convirtió desde un inicio en la presencia más enigmática y malvada del título de PSX.

Allí Lezard quedaba prendado de la belleza de Lenneth, cuyos poderes, a la par, ansiaba para llevar a cabo su particular desafío a Odín. Con tal propósito construye un homúnculo que albergue el alma de la valquiria y la captura con la intención de que colabore con él, aunque esta última no se muestra precisamente dispuesta… Tras ser derrotado, Lezard acababa con su vida para convertirse en un espíritu que pudiese campar a sus anchas por las tierras de Midgard.

En esta segunda entrega, volveremos a encontrarnos con el mencionado hechicero y durante un tiempo formará parte de nuestro equipo. Sin embargo, sus ambiciones lo llevarán a desafiar de nuevo al gran dios de la mitología nórdica. Lo que conducirá a que las tres valquirias (Silmeria, Hrist y Lenneth) unan sus fuerzas contra él. (Excuso decir, que la presencia de la última de estas damas echaba por tierra cualquier atisbo de coherencia con lo acontecido en la primera parte).

Su esquema de juego era fiel al mostrado en PSX y seguía mostrándose como un plataformas en el que los enemigos campaban a sus anchas en la pantalla, a la par que mantenía la posibilidad intacta de congelar elementos del escenario para interactuar con ellos. Mención aparte merece su espectacular apartado técnico en el que destacan sus excepcionales fondos en 3D, a pesar de su desarrollo bidimensional.

En cuanto a las batallas el sistema también conserva la idea de controlar con un botón a cada luchador, la barra de hits y los “Soul Crush” derivados de ellos, aunque en esta ocasión debíamos mover a nuestro equipo alrededor del campo de batalla para ponernos a cubierto de los ataques enemigos y poderles responder debidamente.

Esto último provocaba a veces bugs que provocaban que lo más recomendable en enfrentamientos contra jefes finales extremadamente duros fuese quedarse con un único luchador con vida, acercarse lo más posible a él y que éste empezase a dar vueltas alrededor del rival para así atacarlo, volverse a recargar y repetir el proceso una y otra vez hasta que muriese. Aunque éste es un tema aparte. Un gran RPG con un final lo suficientemente abierto como para garantizar una tercera entrega y que contó con una buena aceptación en Japón (unas 400.000 copias vendidas) y de una discreta acogida en EE.UU. pese a la cual los usuarios PAL, aunque a finales de 2007 y más de un año después de su lanzamiento, pudimos disfrutar de él.

Valkyrie Profile Toga wo Seoumono

Es la última de las entregas de la saga. Fue lanzada en noviembre de 2008 en Japón y se espera que llegue a Europa a lo largo de la primavera del presente año. En ella manejamos a Wylfred, un soldado que tras ver morir a su padre Thyodor en una batalla ve cómo Lenneth se el aparece para llevárselo al Ragnarok. A partir de ese instante su familia caerá en una espiral de decadencia en la que la pobreza y la malnutrición llegarán incluso a segar la vida de su hermana pequeña. Unas circunstancias que conseguirán que este joven caballero consagre su vida a la venganza mediante una alianza con la diosa Hela (hija del dios Loki) y para la que contará con la ayuda de su amigo Ansel y con la de la emisaria Ailyth.

En este caso concreto toma fuerza la hipótesis que siempre he mantenido sobre los pocos escrúpulos de muestran los guionistas a la hora de pisotear la historia de un título, siempre que haya que hacer de él una adaptación a las consolas portátiles. No importa que no tenga ni pies ni cabeza, sólo que lleve una espectacular marca comercial que garantice unas ventas dignas.

Si ya de por sí, era más que dudoso que pudiese haber una segunda aparición justificada de Lenneth antes, después e incluso durante lo acontecido en la primera de las entregas, resulta sencillamente imposible hacer compatible cualquier mención a la vida de la valquiria después de los hechos narrados en Valkyrie Profile 2. Aunque está claro que ninguna excusa es lo suficientemente rocambolesca si hay falta de ideas y no se sabe cómo alargar artificialmente un título que se supone atractivo, y sino que se lo pregunten a Solid Snake y sus rocambolescos cameos con las portátiles.

Si dejamos de lado esta circunstancia, este título propone un cambio de estilo para adentrarse en el universo de los Battle-RPG, juegos de estrategia por turnos o como quieran denominarse. De este modo, el personaje seleccionado deberá recorrer una distancia, posicionarse y atacar. Una vez existan varios luchadores rodeando al enemigo podremos rodearlo y plantear contra él una batalla al estilo de los títulos de consolas de sobremesa con los habituales “Soul Crush”, aunque planteados de un modo un tanto peculiar:

Perspectiva isométrica, CGs, buen uso de las texturas y de la combinación de entornos 3D y 2D que sin embargo no logran apartar de la cabeza la idea de que estamos ante un título de relleno. De uno de tantos destinados a engordar la lista de entregas de una saga de éxito y cuyo único fin es el de perderse en el olvido.

El Manga

Una vez descritos todos los detalles relacionados con los diferentes videojuegos que desde hace nueve años han narrado las anécdotas de las valquirias de Odín, llega la hora de hablar de este manga de 2 volúmenes editado por Gangan Comics (Editorial encargada de llevar al género los títulos de Enix) y adaptado en diseño y guión por Yuu Hijikata.

Como ya hemos dicho, Valkyrie Profile era un juego cuya mecánica lo convertía en un producto extraordinariamente difícil de resumir en una historia completa y lineal merced a su gran elenco de personajes y a los tres diferentes finales existentes. Por ello Hijikata optó por elegir el final A del título y narrar únicamente, aunque con todo lujo de detalles, la historia de la princesa Jelanda y del arrogante guerrero Arngrim para así convertirlos en los compañeros de viaje de Lenneth.

Lenneth, Lezard y Hrist

Poco después se narrarán dos muertes más, pero acto seguido la trama pondrá en escena a Lucian, el niño que intentó sin éxito salvar la vida de Platina (la encarnación mortal de nuestra heroína) y que jugará un papel fundamental en la recuperación de la memoria de la valquiria. El escaso número de tomos unido a la complejidad del argumento hacen que en todo momento el guión se desarrolle sin demasiada precisión, obviando detalles como la maldad de Lezard (apenas un tipo arrogante con mala uva en el guión), las tribulaciones de Odín en compañía de Freya o la maldad conspirativa de Loki y sus ansias por destruirlos.

Odín, Freya y Loki

Tampoco se puede decir que lo que se cuenta sea del todo comprensible. El segundo volumen habla por entero de personajes casi secretos en el juego cuya presentación en el mismo podía llegar a la media hora. Un tiempo que excede con creces las dos páginas que abarca su desarrollo completo en el manga. Valga como ejemplo la aparición de Hrist; todo un acontecimiento en el RPG y que sin embargo se cuenta de un modo apelotonado, raro y difícil de discernir en esta obra.

Tal vez podríamos decir que estamos ante un proyecto demasiado poco ambicioso, que no se planteó reflejar como es debido los pormenores acontecidos en un videojuego tan apasionante y abierto a la imaginación como Valkyrie Profile y que en otras manos hubiese podido constituir uno de los títulos de referencia en cuanto a mangas adaptados se refiere.

Lucian, Zelanda y Arngrim

Por último, se echan en falta la recreación de algunos de los sucesos más recordados por los fans de la creación de Tri-Ace, como la triste muerte de la sirena Yumei, la aventura de la draconiana Aelia, el drama de la frágil Shiho y su negativa a seguir enviando soldados a la muerte con sus cánticos y todo un sin fin de tragedias heroicas más

En cuanto a la traducción por regla general es buena, aunque en algunos momentos las faltas de ortografía traicionaron a los chicos de Vago Fansubs. Este último, dicho sea de paso, uno de los pocos dedicados a la traducción del cómic japonés al castellano y que desaparecieron de la noche a la mañana sin dejar rastro de su existencia, como desgraciadamente tantos otros.

No me queda más por decir aparte de que, al margen de la calidad en sí de esta obra, me gustaría recomendar encarecidamente la adquisición del primer título de esta saga de videojuegos ya sea en su versión de PSX o de PSP y conservarla como si de un incunable se tratase. No obstante, en el caso de que no os podáis hacer con él, consolaros con esta obra que, si bien no alcanza ni tan siquiera de forma remota los niveles épicos de la obra maestra de Tri-Ace, al menos os resumirá una de las historias más embriagadoras, cautivadoras e incomprendidas jamás contadas en consola alguna: la de la pequeña Platina y el valiente Lucian.

  • NOTA DEL VALKYRIE PROFILE: 9,5
  • NOTA DEL VALKYRIE PROFILE 2: SILMERIA: 8
  • NOTA DEL VALKYRIE PROFILE COVENANT OF THE PLUME: 5
  • NOTA DEL MANGA: 6



8 comentarios el “Valkyrie Profile

  1. Buenas noches, saludos desde Venezuela, me interesarla saber como se lucha contra Loki y contra Odin, ya que le saque historia varias veces en hard y no lo consegui, es el juego que mas me ha gustado, incluso tiene una mejor trama que el dos, comentarios a Top_Herrera_Jose@Hotmail.com Agradezco su ayuda y gracias. 🙂

  2. Pingback: Odin Sphere « Todos tenemos un precio menos en nuestro blog

  3. Pingback: Top 10: Los mejores momentos de la historia del videojuego « Drakenland / El lobo zamorano

  4. Pingback: Top 10: Los videojuegos de mi vida « Drakenland / El lobo zamorano

  5. Pingback: Top 10: Los videojuegos de mi vida « Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s