Majo no Takkyoubin (Kiki’s Delivery Service, Nicky la Aprendiz de Bruja)


Llegó el momento de hablar de uno de los grandes borrones en la trayectoria de Hayao Miyazaki. Un film completamente intrascendente que tras el éxito de Tonati no Totoro intentaría sin éxito seguir la estela marcada por su predecesor de crear un icono universal de la infancia y que marcaría el inicio de una época de impasse para el director que duraría cerca de tres años.

Su distribución en occidente fue una auténtica chapuza, su doblaje al inglés, y por extensión al resto de idiomas europeos, cambió ciertos aspectos del guión para edulcorarlo y la campaña de marketing con la que se comercializó en nuestro país, ciertamente dio que pensar. No obstante, estamos ante una de las obras del maestro nipón de mayor calidad técnica y uno de sus personajes más imitados por “cosplayers” de medio mundo. Así pues y sin más dilación, procedamos a desentrañar sus misterios.

Ficha Técnica

Majo no Takkyoubin (魔女の宅急便) también conocida como Kiki’s Delivery Service o Nicky la Aprendiz de Bruja, es una película de animación del estudio Ghibli estrenada el 29 de julio de 1989, perteneciente a los géneros infantil y fantasía, inspirada en la novela del mismo nombre de la escritora Eiko Kadono, dirigida en 1989 por Hayao Miyazaki y producida por Toru Hara.

Argumento

Kiki es una bruja adolescente que al cumplir los 13 años debe cumplir con la obligación de irse de su pueblo para asentarse en una ciudad en la que no resida ninguna de las de su especie para ejercer en ella las artes mágicas, aunque no será nada fácil, puesto que si bien su madre es una herbolista experta, ella sólo posee la habilidad de volar.


Kiki, Jiji y Úrsula

Debido a esta peculiaridad, dedicará sus esfuerzos a trabajar en una panadería y a ejercer de repartidora de diferentes envíos por correo que de otra manera no podrán llegar a tiempo. Aunque las dificultades no serán pocas, puesto que a pesar de que su gato Jiji la acompaña, la soledad le puede y en más de una ocasión se verá abocada a la nostalgia y la desesperación. Más adelante, perderá tanto sus poderes como la posibilidad de comunicarse con su mejor amigo, y sólo la complicidad de una artista de 18 años a la que conoce tras un accidente llamada Úrsula, amante de retratar a los pájaros y que vive sola en medio del bosque, le servirá de consuelo así como de hermana mayor.

Tema Principal

  • Ruuju No Dengon”, interpretado por Yumi Arai en 1975

Análisis

No puedo ocultar la antipatía que desde mi adolescencia siempre me ha inspirado este film. Ciertamente estamos ante una película de Miyazaki y de Ghibli, pero no deja de ser menos cierto que su calidad media es realmente baja y sus pretensiones muy inferiores a las mostradas en cintas anteriores y posteriores del genio japonés.

Cronológicamente hablando estamos ante el largometraje inmediatamente posterior al de Tonari no Totoro con todo lo que ello conllevaba, dado que el éxito de la mascota de Ghibli fue tan apoteósico como inesperado y superar el listón del género al que pertenecía suponía un reto demasiado grande, incluso para su creador.

Hemos de recordar que Miyazaki quiso crear la mencionada película de Totoro por cambiar completamente de tercio. Hasta ese momento había sido todo un segundón a la sombra de Takahata, y sus proyectos, aun estando protagonizados por niños, estaban dirigidos a un público claramente adulto y con un no menos diáfano mensaje ecologista. Con el particular gato, intentó hablarle por primera vez cara a cara a los infantes japoneses y a sus padres y les propuso un producto que invitaba a ser visto en familia y con no pocas dosis de ternura y amabilidad. Sin embargo este Kiki’s Delivery Service, no puede sino tildarse de meramente oportunista. Los niños volvían a ser su público potencial, aunque en esta ocasión no era Miyazaki sino Eiko Kadone quien les hablaba y el director se limitaba a darles a sus personajes un aspecto audiovisual con una senda argumental diferente.

 

Portada de “The art of Kiki’s Delivery Service

Los motivos se encuentran fundamentalmente en la fase de producción. Las cabezas pensantes de Ghibli estaban empeñadas en llevar a la gran pantalla el libro de la escritora en 1987 y sus dos directores más importantes se encontraban inmersos en proyectos como el del mencionado Totoro o La Tumba de las Luciérnagas, de Takahata. Así pues empezaron a reunir a un equipo a lo loco sin ningún tipo de cabeza pensante. De hecho, Miyazaki en un principio se encargó de las tareas de producción, y tal vez por ello acabó asumiendo la dirección una vez el peculiar gato de los bosques vio la luz en la gran pantalla.

Llegados a este punto es conveniente recordar que los trabajos del maestro de Ghibli comenzaban desde muchos años antes y todos ellos llevaban tras de sí una espectacular labor de diseño de personajes, recopilación de lugares y diseños en general. El director para Kiki’s Delivery Service tuvo apenas un año para hacelo y gran parte de estas labores se hicieron deprisa y corriendo sin que el maestro tuviese definidos de un modo claro sus papeles ni pudiese ordenar del todo sus ideas.

La producción recayó finalmente sobre Toru Hara, que ya había ejercido el mismo rol en Totoro, en vez de en el genial Toshio Suzuki, que gozó de un papel muy inferior en dichas tareas. Algo que explica en cierto modo el porqué de ciertos problemas en la realización del film y en su escasa calidad final, muy por debajo de lo que se esperaba.

Portada del libro original de Kiki’s Delivery Service

Miyazaki tomó como base el personaje del libro, pero poco más. Decidió crear un universo alternativo situado más o menos en los años 60 del siglo XX y en el que las dos guerras mundiales no hubiesen existido. Tampoco se respetó el carácter de la obra escrita, de aventuras sueltas, y se le dio una continuidad a todo lo narrado, pero obviando muchos de los momentos dramáticos y exagerando la nostalgia de la brujita y su sentimiento de soledad.

Por si esto fuese poco, la ubicación de los hechos cambió por completo y tenía lugar en una ciudad imaginaria llamada Koriko, inspirada en la arquitectura de Estocolmo y sus tiendas, y en los edificios medievales de gran altura de la ciudad sueca de Visby, en la isla de Gotland.

Tales fueron los cambios que Kadono estuvo a punto de vetar el proyecto, y Miyazaki acompañado de Toshio Suzuki (que repito, apenas pintaba nada en su desarrollo) se tuvieron que reunir con ella en una cena informal para convencerla de las virtudes de la película y de todo lo que les había llevado a dar tales vuelcos a la obra, para que diese su visto bueno.

Portada japonesa del lanzamiento en DVD

Pero sería erróneo pensar que los desmanes acabaron aquí. En su versión occidental Disney adulteró de forma considerable su apartado sonoro añadiendo líneas a personajes que estaban callados, poniéndole un doblador masculino al gato Jiji e incluso añadiendo nuevas canciones a la OST como fueron “Soaring” y “I’m gonna fly”, que sustituyeron a las originales en el opening y en el ending y que fueron las que se tradujeron en las diferentes versiones del film en castellano.

Cabe decir en relación a este aspecto que el doblaje a la lengua de Cervantes no sólo heredó toda esta sarta de desmanes sino que le añadió uno nuevo, debido al mismo problema que llevó a que el Castillo de Laputa fuese rebautizado como “Lapunto” en su versión española. La desafortunada acepción que en el castellano coloquial posee el término “Quiqui” hicieron que la protagonista padeciese un cambio de nombre y que pasase a llamarse “Nicky”. Un detalle sin demasiada importancia, pero que se volvía especialmente lacerante tras todo lo anteriormente mencionado.

Su calidad técnica es sin lugar a dudas soberbia. No conozco un solo trabajo de 1989 con semejante nivel de minuciosidad en sus planos, y claridad y nitidez en sus colores. No obstante, los diseños de los personajes son simples copias de los de Totoro (especialmente patente en el padre de Kiki) o seres sosos y sin vida que tanto aparecieron en los films de Takahata. Tal es así que la bruja llevaba el pelo largo en el libro y en el film se le cortó la melena para hacerle el trabajo más llevadero a los dibujantes. Una forma suave de decir que dibujaron a Marco con un lazo rojo y un traje morado de una sola pieza.

Portada original de la OST

La OST original es sencillamente excepcional, al combinar temas ligeros del J-Pop de los setenta como “Ruuju No Dengon” con otros instrumentales, obra como no podría ser de otro modo de Joe Hisaishi, llenos de serenidad, profundidad y calma como “Mom’s Broom”. Por contra, los retoques de Disney despojan a este apartado de su dignidad, para asemejarlo al nivel musical mostrado en grandes obras de la creatividad humana como “Hanna Montana”, “Los magos de Waverly Place”, “Sunny entre estellas” y demás series de niñas-barbie de teta y media que tanto parecen gustarles a los directivos de esta fábrica de hacer dinero.

Aunque si estoy tardando tanto en hablar del guión es porque es… absolutamente intrascendente. Acaban sus 102 minutos y tienes la sensación de haber perdido miserablemente el tiempo. De estar ante una obra completamente anodina sin nada interesante que contar o que transmitir.

La idea de Miyazaki era buena. Intentar describir el paso de la niñez al mundo de los adultos que algunos catalogan como “adolescencia” y representado en las situaciones como el cortejo amoroso, la incorporación al mundo laboral, o la pérdida de la inmadurez expresada en el momento en el que Kiki pierde el contacto con ese lado de su personalidad expresado en Jiji. Auténtica significación de la escena en la que la bruja queda desposeída de su capacidad para comunicarse con su gato y que, al contrario de lo que sucede en el doblaje occidental, jamás recupera.

¿Es pues tan mala la película? Pues no. Pero sencillamente es una cinta del montón impropia de un genio del talento de Miyazaki a la que Disney terminó de apuntalar. Un film que pudo haber dado mucho de sí, pero que se vio demasiado condicionado por la cercanía de Totoro, y en el que el genio no volcó todo el arte que hizo de él un grande. Aunque los errores de esta película hicieron que la próxima vez que adaptó un libro, como lo fue How’s Moving Castle, crease la obra maestra que se esperaba de él.

NOTA: 5

22 comentarios el “Majo no Takkyoubin (Kiki’s Delivery Service, Nicky la Aprendiz de Bruja)

  1. Estoy de acuerdo en que no es la mejor de Miyazaki (de hecho para mi es la menos buena junto a Porco Rosso), pero me sigue pareciendo bastante entretenida. Además, Jiji es la bomba y Kiki casi tan mona como Mei.

  2. Bueno, lo que siempre recomiendo en estos casos es que todo el mundo la vea y saque sus propias conclusiones. No deja de ser una obra de Miyazaki… pero no estuvo muy fino, la verdad…

    Un saludo.

  3. Hola!
    Pues a mí me gustó mucho, quizá porque la vi en versión original y me perdí el maravillos doblaje al castellano… y nunca vi cómo Jiji recuperaba el habla.
    Estoy contigo en que termina la historia y te da la sensación de que no ha pasado gran cosa; la verdad es que en Totoro tampoco es que pasasen muchas cosas, pero sí que está llevado de otra manera. Aunque Miyazaki no ceo que fallase en esta película, sino que el listón de Totoro era muy alto.
    Alguna vez he visto películas japonesas en versión original que me han parecido una maravilla, y luego las he visto en castellano me parecen un horror… así que recomiendo que la gente la vea en versión original, creo que saldrá ganando.

    Estoy contigo: Porco Rosso mola…
    Y Jiji es una monada ^^
    Saludos!!

  4. Es que en Japón los actores de doblaje tienen la misma cotización (o casi) que los de cine, teatro y televisión. Y se lo ganan, no sólo por su increíble cantidad de registros, sino por el esfuerzo que ponen en su trabajo (algunos hasta se encargan de interpretar la OST). De todas formas, la semana que viene hablaré de un caso… que sí fue de vergüenza ajena en relación al doblaje xD.

    Un saludo.

  5. Señal de que el gran genio también es humano. De todas formas, si puedo la miraré, tengo curiosidad por ver una obra floja del señor Miyazaki, resulta casi contradictorio.

    Ah! Y mil gracias de nuevo por lo de Eden, ahora ya he terminado el manga y por fin podré hacer la entrada. Cuándo no lo sé, porque tengo pendiente la entrada a Mind Game y a la película Laskar Pelangi, pero en cuanto pueda la haré! Sólo te adelantaré que el manga podría haber dado algo más de sí, especialmente con todas las ideas con las que jugaba.

    Cuidate machote, y aunque no haga entradas y no te escriba comentarios, mi mirada siempre está atenta a tus actualizaciones!

  6. Ai por cierto, cambiando de tema, tu que eres sabio, sabes algo de el videojuego de la PSX llamado “Suikoden II”.

    Es que es algo conocido, y me suena que en entradas pasadas tu comentaste algo sobre él, pero no le había prestado atención a este título. Hasta ahora, después de ver algunas secuencias por casualidad sobre él, concretamente sobre su antagonista, Luca Blight.

    Hacía tiempo que no veía a un antagonista tan jodidamente “evil”. Spehiroth me ha parecido una monja al lado de este villano, y de ahí que me haya picado la curiosidad sobre el juego. Y porque he visto poco, porque todo pintaba a que podía ser un joputa de la talla de Kefka del Final Fantasy VI, que ya es decir!!

    En fin, más que nada para saber algo de una fuente fiable (sí, usted, y detesto los peloteos, pero cuando las cosas son, son). Además he leído por ahí que igual lo sacan (junto al Suikoden I) por PSP, así que más motivos para estar al tanto con este juego.

  7. Tú tranquilo Djevel, que sabes que es un lujo para este blog tenerte de lector. Tú actualiza y comenta cuando puedas y no te preocupes de la frecuencia. Lo importante es estar. Eso sí, el próximo jueves tienes que visitar el blog… lo tienes que visitar :P.

    Y sobre lo de Eden, no me tienes que agradecer nada. Para eso están los amigos. Aunque ya veo que lo del final insulso… empieza a ser una plaga :(. En fin, estaré atento yo también a tus futuras entradas… Pero recuerda. Visita el blog el jueves porque te vas a partir xDDDDD.

    Un saludo.

  8. Ups, no vi tu otro comentario. Disculpa.

    Como ya dije en otra ocasión, creo saber algo de videojuegos, pero no debemos olvidarnos de que jamás debemos vanagloriarnos de algo y menos de un conocimiento. Como bien nos enseñó Sócrates, el único pensamiento que debe albergar nuestra razón es el de ser plenamente conscientes de no saber nada y de que nuestro saber tiene, desafortunadamente, mucho de prejuicios y poco de realidades objetivas.

    Sé que he jugado a videojuegos desde que tengo uso de razón, pero eso sólo quiere decir que tengo una experiencia y que sólo en base a la constancia y a la idea de que siempre puedo mejorar puedo enriquecer y ampliar mi cultura.

    Dicho esto, la saga Suikoden fue junto con Vandal Hearts el intento de Konami por generar sus propias sagas de RPGs, y tras el inexplicable fracaso de la segunda franquicia, sólo siguieron apostando por la primera de ellas.

    Fíjate cómo será que ambos empezaron siendo multiplataforma y tras el fracaso de la Saturn, sus secuelas del 2 en adelante sólo salieron para las consolas de SONY.

    La idea de este juego consiste siempre en meterte en mitad de una guerra, reclutar hasta 108 guerreros de diversas características y construir un enorme cuartel general.

    Respecto al segundo, al contrario que el primero, gozó de una gran distribución en España y de hecho fue de los pocos de su tiempo en traducirse íntegramente al castellano. Algo que curiosamente también pasó con Vandal Hearts II.

    De su gameplay ya no te puedo hablar tanto puesto que no me lo llegué a pasar. Sí te puedo decir que seguía un planteamiento en 2D lejano en su calidad al mostrado por otros grandes como Alundra y que te permitía importar los datos de una anterior partida a la primera parte.

    Es un RPG puramente japonés aunque basado en la literatura china, lo que lo convierte en toda una rareza que encanta a unos y despierta las iras de otros. Yo en ese aspecto soy claro y es que no me gustó, aunque a lo mejor a ti puede encantarte. No es algo científico.

    Eso sí, así como recuerdo bastante bien el argumento del Vandal Hearts II, el del Suikoden II… no me acuerdo casi ni de la Intro, así que con eso te digo todo.

    Un saludo y perdón por no haber visto el comentario.

  9. Para mi tampoco es una de sus mejores, está en sus películas reguleras. El castillo ambulante no tiene nada que ver con esta película, al igual que la de Mi vecino Totoro o el Viaje de Chihiro!
    Igualmente es una película que le perdono que no sea tan excepcional como otras ya que después de hacer Totoro, con su gran éxito, era difícil hacer una obra similar a aquella. Toda persona tiene errores y siempre hay un trabajo, post, película, etc que es más flojillo que otros. A Miyazaki se le perdona!

    PD_Tengo muchas ganas de ver la de Borrowers!

  10. Las nuevas ediciones que está sacando Aurum no tienen nada que ver con estos abortos de ediciones que comentas.

    Están haciendo un trabajo francamente bueno, arreglando los desaguisados que pudieran tener las versiones viejas, haciendo nuevos doblajes, cuanto menos decentes, y respetando el formato de la edición japonesa y su misma calidad de audios en vez de inventarse falsos 5.1…

    Eso sí, aunque ya dicen Laputa, el Nicky sí que lo han mantenido jaja.

  11. Llevo un montón de tiempo con Kiki’s delivery… en mi lista de “para ver” para categorizarla en la videoteca de dibujos que le estoy confeccionando a mi peque.

    Supongo que terminará en el mismo DVD que “mi vecino Totoro”.

  12. Kousai, yo sobre Borrowers tengo mis dudas, y muy serias. Más que nada porque Miyazaki juega en The Borrowers el mismo papel (planificación del screenplay, que no su dirección) que en Mimi wo Sumaseba, que es uno de los mayores pufos de Ghibli. Espero equivocarme, pero los precedentes en los que el director no ha asumido dicho papel y ha optado por otros más secundarios… :(.

    Anónimo, evidentemente me refiero a las primeras versiones de Buena Vista. Aurum afortunadamente es harina de otro costal.

    Reboot, me alegra saber que a tu hijo lo estás introduciendo ya en el mundo del anime. Dentro de un añito le encantará Totoro. Lo que pasa es que mientras la del gato es potable para todo el mundo y la podrás ver con él… Nicky es… un coñazo… >_____<.

    Un saludo.

  13. Pingback: Ponyo en el acantilado, la consecución del sueño infantil de Miyazaki « Drakenland / El lobo zamorano

  14. Pingback: Mimi wo Sumaseba; de cuando Ghibli intentó que Yoshifumi Kondo fuera uno de los grandes « Drakenland / El lobo zamorano

  15. Hola, la primera vez que vi esta película también me pareció la más floja de Miyazaki. Pero mi hija la ha descubierto con 15 meses y le fascina. No hay ninguna escena en la que pierda el interés. En cambio en Totoro, cuando no salen los “totoros” se aburre.
    Después de verla unas 10 veces en dos semanas, me he dado cuenta de lo bueno de esta película, y es que Kiki está en todo momento en movimiento. Siempre hay acción en la película, solo que hay que tener en cuenta que es infantil.
    Y el gato Jiji es muy gracioso.
    Suerte que se ha arreglado el tema del doblaje y se ha recuperado la canción popy del inicio.
    Saludos a todos!

  16. Hombre, es que viéndola con la chiquilla al lado, la nota aumenta considerablemente y se disfruta el doble :D. Espero que tu hija también se encanche a Miyazaki y tengamos pronto una nueva otaku con la que disfrutar de este maravilloso arte llamado: Anime.

    Un saludo.

  17. Pingback: Kaze Tachinu, ¿el canto del cisne de Hayao Miyazaki? | Drakenland / El lobo zamorano

  18. Pingback: Princess Arete, el anime Feminista de Sunao Katabuchi | Drakenland / El lobo zamorano

  19. Pingback: Mai Mai Miracle, el milagro de crecer según Sunao Katabuchi | Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s