Guardian Heroes

La historia no siempre es justa ni reconoce el papel, las virtudes y el protagonismo de aquéllos que lucharon en el bando de los perdedores. Por ello, no son pocos los recodos que en Internet podemos encontrar alabando al FF VII, hablando de las virtudes de Metal Gear Solid o comentando las exquisiteces de los primeros Resident Evil. Pero muy poco son los que comentan las estrellas del otro bando, la Saturn, que si bien muchas no llegaron al nivel de PSX, sí que lograron emocionarnos y hacernos vivir momentos inolvidables a todos los que elegimos como consola a la 32 bits de SEGA.

Uno de sus grandes fue este Guardian Heroes, la primera gran apuesta de Treasure para esta consola que nos proponía un peculiar beat’em up con tintes de RPG y tres planos de acción diferentes en los que podíamos jugar hasta seis amigos a la vez. Sin duda, una de las locuras jugables más atractivas de aquella generación y más injustamente olvidadas.

NOTA: Entrada dedicada con el máximo cariño a nuestro rival el equipo colchonero, que con gran trabajo y dedicación se ha adjudicado la UEFA Europa League y que tanto se merecía después de todos los sinsabores que ha tenido que aguantar a lo largo de demasiados años, bien por locos que se adjudicaban el nombre de colchoneros y que tanto ensuciaron el nombre de su afición con sus agresiones, bien por los problemas judiciales que ciertos personajes le trajeron. A ver si hay suerte y el año que viene los madridistas también le podemos dar una alegría al fútbol español ganando la Champions League. ¡Felicidades!

Ficha Técnica

  • Título: Guardian Heroes
  • Plataforma: Sega Saturn
  • Compañía: Treasure
  • Distribuidora: SEGA
  • Género: Beat’em up con tintes de RPG
  • Año de lanzamiento: 1996
  • Unidad de almacenamiento: CD-ROM

Historia

Siglos atrás, los humanos eran simples seres que pululaban por el mundo como testigos de la eterna lucha librada entre los espíritus de la tierra y los celestiales por la supremacía en la creación. La situación era de empate técnico hasta que los ángeles decidieron romper la neutralidad del hombre y enseñarles el arte de la magia.

Con ellos de su lado, sus equivalentes terrestres no tardaron en ser derrotados y encerrados en la profundidad de la Tierra y serán asociados como el mal, mientras que los vencedores serán reconocidos como el bien. Pero éstos, temerosos del inefable poder que sus aliados comienzan a alcanzar, deciden emprender de nuevo una guerra contra los hechiceros y los recluirán junto a sus viejos enemigos.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces y nadie parece recordar estas viejas historias. Los seres humanos se han especializado en la lucha con espadas y uno de los especialistas en su manejo, Samuel Han, presume ante sus amigos del hallazgo de una portentosa pieza cuyo poder parece ser muy superior a la de cualquier otra. Pero en ese momento, una misteriosa joven llamada Serena interrumpirá la reunión…

Personajes

Samuel Han: Un guerrero del tipo comúnmente conocido como “berserker“, es decir, de espada larga con una considerable cantidad de vitalidad y una impresionante fortaleza física, aunque poco dotado para las artes mágicas, hasta el punto de que sólo es capaz de invocar un hechizo de fuego. No obstante, sus demoledores golpes y su ataque aéreo con el que se eleva a una altura espectacular y cae convertido en una gran bola de juego hacen de él uno de los personajes más interesantes para los principiantes y los poco dados a este tipo de juegos por la sencillez de su manejo y su enorme contundencia.

Ginjirou Ibushi: Es el ninja del equipo y un verdadero maestro en las artes del Ninjutsu, lo que lo convierten en un luchador escurridizo a la par que temible en el cuerpo a cuerpo. Su principal habilidad es la velocidad y de él destacan sus entradas con las piernas y su ataque aéreo incorporando electricida al caer de un modo muy similar al de Han aunque algo menos eficaz contra masas de adversarios. Su magia es poderosa y posee numerosas combinaciones relacionadas con la electricidad. No obstante su fortaleza física no son precisamente su punto fuerte.

Randy M. Green: Como es fácil de deducir de su condición y rango, es débil en cuanto a sus ataques físicos, aunque extraordinariamente poderoso en lo referente a magias, este mago reúne las características propias de un luchador de su gremio como son la poca vitalidad y la enorme cantidad de PMs necesarios para invocar sus múltiples hechizos. Lucha en compañía de su perro Nando y es uno de los personajes con los que más fácil resulta combinar, a pesar de su poca eficacia, especialmente por la cantidad de patadas que puede propinar en mitad de un salto.

Nicole Neil: Réplica femenina de Randy, nos encontramos ante un auténtico alarde de belleza, alegría, dulzura y bondad natural. Sin embargo, y al contrario que su compañero, sus hechizos pertenecen a la “Magia Blanca“. Así, se convertirá en imprescindible en las partidas multijugador gracias a su conjuro de curación “Idenke” combinado con su barrera con la que cobijará a sus aliados y estrujará a sus enemigos contra la pared. No obstante, su fortaleza es con diferencia la más pobre de todo el juego y apenas posee sortilegios ofensivos de utilidad, lo que desaconseja su uso en partidas para un único jugador.

Serena Corsair: Auténtico punto medio de todos los luchadores, esta mujer caballero será seleccionable una vez hayamos terminado el juego y nos permitirá aglutinar rapidez, fuerza, inteligencia, magia y defensa en el mismo personaje. Es por lo tanto la heroína más útil de todo el juego, así como la más carismática. Posee Hadokens, movimientos aéreos, entradas, hechizos de hielo, fuego y electricidad, combos casi infinitos y un extraordinario escudo. Una auténtica delicia que de vez en cuando nos ayudará si no la hemos seleccionado inicialmente.

Análisis

Me encuentro ante una hoja en blanco y las ideas se aglutinan en mi mente sin que ninguna de ellas ceda su turno en importancia respecto a la anterior. Demasiadas cosas que contar, demasiadas tardes de viernes aburridas que una simple Saturn y una copia de este juego convirtieron en mágicos momentos frente al televisor, en instantes de intimidad y sosiego en los que ansiaba poderme convertir en uno de los héroes que merced al pad de mi consola podía emular. Ese cúmulo de hechos en los que todo resulta mágico y fascinante y que algunos denominan como infancia y ante ella, cómo impedirle a tu corazón que tome las riendas de tus dedos e hilvane por tu mente un texto dedicado al que fue uno de los grandes hallazgos de mi vida.

Eran años algo diferentes a los actuales, las revistas impresas eran las únicas referencias con las que los jugones calmábamos nuestras ansias de saber más sobre nuestro entretenimiento favorito, los psicólogos dedicaban horas y horas de charlas para extender el alarmismo gratuito sobre nosotros y la prensa volcaba sus ansias de morbo con calumnias hacia los videojuegos cuando no había suficiente basura con los que llenar sus informativos. Aunque por encima de todas esas circunstancias para mí existe una diferencia fundamental con la actual. Hoy, con un mercado superior en tamaño que el del cine, se habla simplemente de generar expectación sobre proyectos ambiciosos que se da en llamar como “Hype”, en eso los tiempos pasados fueron mejores a los actuales por algo tan simple, y a la vez tan pleno como lo que fue capaz de generar Treasure con cada una de sus novedades. Ese valor perdido y deslegitimado en las generaciones actuales y que los antiguos denominaron “Ilusión”.


Portada de la versión PAL de Guardian Heroes

Unos tres años habían pasado desde que Gunstar Heroes revolucionase el panorama de Mega Drive y muchos apuntaban a esta compañía como el posible gran motor de SEGA, similar a Rare con Nintendo, gracias a juegos como Dynamite Headdy, Alien Soldier o Light Crusader. Ello fue lo que motivó que la nueva apuesta del gran genio de la compañía, Tetsuhiko Kikuchi (apodado como HAN en los títulos de crédito), se convirtiese en un auténtico objeto de deseo que definiese las máximas jugables de una consola como la Saturn que seguía sin encontrar una identidad estable entre consola idónea para las 3D, simulador de recreativas, o caldo de cultivo de las 2D.

Kikuchi tuvo claro desde el principio que ninguna consola como la 32 bits de SEGA poseía una capacidad para las dos dimensiones tan elevada por lo que su juego correría a base de sprites y obviaría buena parte de las tendencias de la época que intentaban explorar a cualquier tipo de juegos, sin demasiada fortuna, los toscos y precarios mundos que a base de polígonos y texturas intentaban reproducir el mundo real.

Además, otra de sus apuestas más importantes para Mega Drive, el YuYu Hakusho Makyoutoissen, había mostrado al planeta la increíble capacidad de Treasure para desenvolverse en los mundos anime, con lo que una intro de ese estilo albergada en un CD, unos personajes puramente mangas y el estilo de lucha del mencionado juego dieron a la creación sus principales señas de identidad. Por último, su predecesor, Light Crusader, había delatado la inquietud de los programadores por las peculiaridades del mundo del RPG y sus máximas de subir las habilidades de los personajes en base a una experiencia ganada en combate traducida en la subida de niveles. Esto unido a que el Beat’em up seguía siendo un género de referencia en el que todavía no habían profundizado, acabaron por redefinir todas sus máximas.


Serena sube de nivel en mitad del combate

Guardian Heroes vio la luz en Japón el 26 de enero de 1996 definiéndose como una auténtica algarabía jugable que fusionaba todos los géneros anteriormente mencionados para dar paso a una descarga de adrenalina en forma de multitudinarias batallas y de un más que logrado modo multijugador que permitía conectar hasta seis jugadores de forma simultánea.

Como buen Beat’em up, al principio nos veíamos obligados a elegir entre cuatro luchadores de diferentes características, que pasarían a ser cinco tras acabar el juego por primera vez. Sin embargo sería subestimar a Treasure si creyésemos que iban a conformarse con un título convencional que asumiese como propias las máximas que muchos otros habían asimilado con más o menos acierto y creó una forma completamente nueva de abordar el género basada en la combinación de dos elementos fundamentales:

El primero fueron los ya mencionados tres planos de acción en los que se desarrollaban las luchas. Nuestro personaje podría cambiar el lugar en el que se encontraba con un simple botón, de tal modo que alternar los diferentes saltos con astucia era la mejor manera imaginable de combatir a los rivales más duros. No obstante, ciertos ataques mágicos podían afectar a varios de éstos, lo que debíamos tener en cuenta a la hora de ejecutar nuestros hechizos más potentes o bien defendernos de éstos.

Bocadillo con órdenes al esqueleto

Aunque el segundo elemento fue el verdaderamente diferenciador y residía en el esqueleto que nos acompañaba. Éste no poseía voluntad propia y debíamos darle órdenes con nuestro personaje que versaban sobre cuatro diferentes posibilidades: quedarse quieto, atacar, defendernos y volverse loco. Ésta última era la más llamativa de todas, puesto que al ordenarle tal cosa, el guerrero empezaba a acumular energía y la soltaba en forma de ataque global, similar al del sacrificio de Vegeta contra Bu en Dragon Ball Z y que afectaba a todos los rivales de la pantalla

Las posibilidades de ejecutar esta técnica se limitaban a una intentona, y en el caso de ser atacado mientras lo invocaba, nuestro aliado no podría volver a practicarla hasta la siguiente pantalla. No obstante, al margen de lo que suceda hará gala de sus técnicas más poderosas con la espada que consumirán todos sus PMs. En otras palabras, estamos ante una comando que únicamente debemos ordenar ante los jefes finales.

Por supuesto, los rasgos de RPGs eran una constante y repercutirían especialmente en las habilidades de nuestros luchadores. Al ir luchando, nuestros personajes iban subiendo poco a poco de nivel, lo que al final de la fase se traducirá en una pantalla de características generales en la que dispondremos de una serie de puntos con las que elevar nuestras estadísticas. De esta manera ganaremos fuerza, aumentaremos nuestra vitalidad o el poder de nuestros hechizos en función de las características propias de nuestra elección.


Pantalla de mejora de habilidades

Las luchas no ocultan su influencia de YuYu Hakusho Makyoutoissen. Todos los personajes poseen sus propios movimientos de inspiración “Street Fighter” de tan modo que tendremos que ejecutar con nuestra cruceta toda clase de Shoryukens, Hadokens y demás jerga jugable que tanto dominarán los amantes de los juegos de lucha en 2D. Aparte de esto, las barras de energía de nuestros rivales, acompañados de una representación con sprites que representarán escrupulosamente hasta el menor de sus movimientos, a la par que vemos en la pantalla el número de hits que hemos sido capaces de combinar en nuestros ataques.

Tampoco podemos obviar la presencia de diferentes caminos a elegir. Al llegar a ciertos lugares, el juego nos dará a elegir diversas contestaciones y elecciones que repercutirán en los caminos que tomaremos y que nos llevarán a un punto u otro. En otras palabras, podremos personalizar cada una de nuestras partidas hasta que desbloqueemos sus nada menos que siete finales diferentes que, para nuestra decepción, serán todos ellos pantallas estáticas.

null
Elección de los diferentes caminos que podremos tomar

Para colmo, cada rival que eliminemos se incorporará al plantel de luchadores que podremos seleccionar en el modo “versus”. Así pues hasta los jefes finales más contundentes estarán al alcance de nuestra mano y dispondrán de un repertorio de golpes para ejecutar. Con ellos podremos configurar combates de hasta seis personajes que podrán repartirse en equipos o en un más que emocionante todos contra todos que encierra un juego dentro de otro en diferentes escenarios habilitados para tal fin.

Gráficamente hablando nos encontramos con un apartado técnico correcto aunque algo discreto para lo que se espera de Treasure. En ciertos momentos la acumulación de enemigos en pantalla resta demasiada velocidad al juego y los jaggies que se pueden apreciar en los sprites son grandes y visibles. Estamos pues ante el aspecto más discutible de Guardian Heroes, que ni siquiera aprovechó con corrección los efectos de luces y transparencias de los que la Saturn demostró posteriormente en maravillas como Radiant Silvergun.

Su apartado sonoro es el otro de sus puntos flacos. Las melodías son correctas pero en ningún caso memorables y muchas de ellas pasan sin pena ni gloria ante el jugador. Más suerte corrió sin embargo el aspecto FX, puesto que las voces sí que estaban bien dobladas y su acabado a la hora de ejecutarlas en mitad de un combate era magistral.


Pantalla de selección de versus

Aunque una vez expuesto todo esto la pregunta es obligatoria ¿es Guardian Heroes un imprescindible? Y la respuesta es clara: sin duda. Ciertamente y al contrario de sus predecesores de los 128 bits, no supuso en modo alguno una revolución significativa en cuanto a aspectos técnicos se refiere. Pero su jugabilidad era simplemente de otro mundo.

Nunca, hasta la llegada de Gears of War, llegué a jugar nunca a un título que le sacase tanto partido a su modo multijugador y animase tanto a disfrutarlo en compañía de varios amigos. Su modo historia, su versus, sus habilidades combinadas… todo. Treasure nos había regalado una obra maestra y sin embargo una buena parte de las revistas del sector no fueron conscientes de la maravilla que la compañía nipona nos había regalado para la posteridad. Simplemente un monumento a la diversión que no debe faltar en ninguna colección de videojuegos, de aquéllos que los entiendan, no como una mera diversión, sino como el gran tesoro artístico del siglo XXI.

NOTA: 8

Galería de Imágenes

https://www.flickr.com/photos/7401094@N08/sets/72157649932886141/show

16 comentarios el “Guardian Heroes

  1. Pues en concreto para éste puedes buscarte el Advance Guardian Heroes para jugar en tu Nintendo DS. Que es su segunda parte. Algo más flojilla, pero igualmente divertida ^____^.

    Un saludo.

  2. Digamos que en la versión PAL se suprimieron las voces en japonés por el tema del marketing. En aquellos tiempos las decisiones en estas lides eran un tanto cuestionables y decidieron enmudecer a nuestros amigos, para así hacerlos más potables para el público occidental. De ahí que por estos lares la intro quedase desvirtuada y no apreciásemos el grito final de Han o la voz de Nicole invocando su “IDEEEEEEEEENKE”.

    La verdad es que es uno de mis juegos preferidos para la Saturn, pero lo que más me jode es que perdí mi Guardian Heroes original “estafado” por cierta cadena de videojuegos que me lo cambió por un Nights estropeado y mil pelas. Qué asco…

    Y sobre la versión de GBA, pues la verdad es que es mucho peor… pero incluso así es para partirse ^______^. Ah, y gracias por recordarme lo de la manera en la que Han podía recobrar su espada. Que con el tiempo lo había olvidado y en verdad hacía al juego… COLOSAL ;P.

    Un saludo.

  3. Pingback: Los tesoros PAL que todo coleccionista de videojuegos ansía poseer | Drakenland / El lobo zamorano

  4. Pues yo tampoco lo conocía, pero pinta muy guay, así que seguiré el consejo que le has dado a Maltut y buscaré la segunda parte para la DS.

    Gracias por descubrirnos otra cosita más desconocida que seguro que mola cantidad. ^.^

  5. Pedazo retro review si señor, y pedazo de juego. Mira que lo alquilé veces… Posiblemente, si dejamos a un lado los clásicos beat´m up de renombre, Guardian Heroes sea el más completo y bonito. Treasure es dios.

  6. ¡Juegazo! ¡Ginjirou, maestro!
    Aunque gráficamente no estuvo a la altura de lo entonces esperado (proporcionalmente estaba más trabajado el glorioso Gunstar Heroes de MD) y la BSO se antojaba un tanto machacona, las horas de vicio que me proporcionó bien valieron los pavos que costó en su día.
    Creo recordar, a bote pronto, que fue uno de los primeros juegos por los que me obsesioné con las dichosas subidas de niveles.

    Lástima que mi querida Saturn la palmase hace ya más de un lustro… me están entrando unas ganas de re-jugarlo…

    Gran artículo, Dath… muy completo y, como siempre, perfectamente documentado🙂

  7. Wish, el Advance Guardian Heroes es algo difícil de encontrar, dado que era un juego de GBA (con todas las dificultades que ello implica) y distribuido por Ubisoft. Pero si te lo curras un poco puedes encontrarlo en los Cash Converter. Además tú eres una experta en encontrar joyitas a un gran precio.

    Hatedpig, a mí me encantaban los Beat’em up, pero con la llegada de los 32 bits el género se hundió. Pero con todo, el Guardian Heroes fue uno de los últimos grandes ^____^. Y sí, yo me declaro también un fan encarnizado de Treasure y de su particular modo de entender el videojuego.

    ¿Eras de Ginjirou Ciro? Yo era más de Serena y de su variopinto estilo de lucha. Me encantaba los huevos que le echaba en cada combate😀. Sobre rejugarlo, la verdad es que no sé a qué están esperando los señores de las stores online de Wii, 360 y PS3 para ponerlo YA.

    Mi Saturn sigue viva y coleando. Curiosamente a mí al principio me destrozaba los CDs y tuve que solucionarlo yo mismo con un arreglillo casero.

    Gracias, como siempre, por tu gran comentario y, en respuesta conjunta, voy a intentar homenajear a todos y cada uno de los juegos de esta PEDAZO DE COMPAÑÍA que tantos buenos ratos nos hizo pasar a los segueros (y no segueros😉 ).

    Un saludo.

  8. Pues ya sabes lo que dicen Andresito, nunca es tarde si la dicha es buena😀. Mira, yo ahora sin ir más lejos le estoy dando al primer Monkey Island y al Grim Fandango, y con eso está dicho todo. A ver si con lo del Sin & Punishment 2 se enrollan un poco con los títulos de Treasure y ponen también este juego en la consola virtual de Wii.

    Un saludo.

  9. El Astal por supuesto que caerá junto con el de Princess Crown. Pero tiempo al tiempo. Antes hay todavía muuuuucha Saturn y Treasure por delante😀.

    Un saludo.

  10. Mejor, mejor todavía que hablar de FM Towns… MUUUUUUUCHO mejor. Sólo quedan 25 horas y 6 minutos para conocer el “misterio”. Paciencia😀.

    Un saludo.

  11. No, tranquilo que de la liga de fútbol no hablaré.

    Mucho me temo que mi Madrid se queda este año sin títulos. Además… pues hombre, por querer… me gustaría que el Valladolid le aguase la fiesta al F.C. Barcelona. Lo que pasa es que (al margen de que les van a meter un repaso que ríete tú del 12 – 1 a Malta) después de lo que le hicieron a Mendilíbar, por mí como si descienden a tercera. Porque vamos, que echasen al único tío que fue capaz de hacer de ellos un equipo que ganase… “algo”… por unos motivos que nadie es capaz de comprender… era para que se fuesen a freír puñetas. Además, qué cojones, que es el equipo de Pucela y eso siempre es algo que hace que me posicione en su contra.

    Así pues:

    – Corazón Madridista dice : A ver si se repite lo del Tenerife contra el Madrid.
    – Sentido Común dice : Equipo que trata injustamente a un entrenador honrado ===> Descenso directo.
    – Mentalidad dice : Todo equipo que represente a Pucela debe estar como mucho en Tercera Regional.

    Así que tengo el corazón dividido xD.

    Además, los Domingos siempre hablo únicamente de videojuegos ;P.

    Un saludo.

  12. Pingback: De cuando Capcom convirtió Dungeons and Dragons en dos videojuegos de culto « Drakenland / El lobo zamorano

  13. Pingback: Garou: Mark of the Wolves. El renacer de los lobos luchadores « Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s