Monster, el manganime que se atrevió a superar el estilo de Hitchcock


“Düsseldorf, West Germany in 1986. One day, Dr. Kenzou Tenma ignored his boss’s order and executed humanitarian rescue of a man’s child. That’s how this horrible story begins…”

Pocos eran los que a mediados de los 90 se hubiesen atrevido a pronosticar que un creador aparentemente desconocido como Naoki Urasawa sería capaz de concebir una obra que traspasaría los límites de un mercado como el del manga y el anime en Japón, para convertir a Monster en uno de los iconos audiovisuales más universales y de mayor calidad de finales del siglo XX y principios del XXI. Pero así fue.

Confieso que la primera vez que escuché hablar de él, no fueron precisamente buenas las impresiones que en mí generó. Por aquella época Planeta editaba sus colecciones en formato “Biblioteca Manga” y la forma en la que este producto dio el salto a nuestro país distaba mucho de ser la adecuada. Sin embargo, tras el lanzamiento del anime decidí darle una oportunidad… y la opinión que me merece fue ampliamente expuesta cuando redacté el Top sobre mejores animes de la historia.

Evidentemente, terminé de disfrutar de ella mucho antes incluso de que este blog existiera. Sin embargo, una creación de tal calidad merecía un homenaje por mi parte y éste por fin ha llegado. Puedo decir sin temor a equivocarme que es la entrada más extensa que jamás he redactado y en la que más empeño he puesto, con lo que recomiendo su lectura pausada y calmada, muy especialmente en el apartado del análisis.

Por lo demás, por supuesto que este trabajo va dedicado a todos vosotros, pero… os confieso que realmente sólo he tenido en la cabeza a una persona mientras lo confeccionaba… alguien para la que creo que esta serie también es especial ya que me hizo ver que había cometido un error al identificar a cierto personaje en un momento clave, y a la que quiero decirle… que por favor lea este reportaje cuando ya haya terminado los exámenes y no antes, dado que en estos días se está jugando mucho. Por favor, trabaja como sabes y aprueba con nota.

A la gente que me da fuerza para echarle huevos al día a día. A aquéllos que con su generosidad comentan mis entradas a sabiendas de su extensión. A todos los que con vuestro calor me disteis el valor para volver a ser un periodista cuando sólo sentía pena y lástima hacia mí. A todos los que aliviáis con vuestra presencia la increíble pena que padece día a día mi corazón… En definitiva… a todos los que habéis logrado con vuestra amistad y buena fe que pueda hacer realidad cosas como esta entrada… Aquí tenéis… la historia del más cautivador de los monstruos.

Ficha Técnica

Monster (モンスター) es un manga seinen del género de suspense escrito e ilustrado por Naoki Urasawa, editado en la revista Big Comic Original de 1994 a 2001 y recopilado en 18 tomos. Gozó de una adaptación al anime realizada de 2004 a 2005 por el estudio Madhouse bajo la dirección de Masayuki Kojima que contó con 74 episodios.

Argumento

Kenzou Tenma es un médico japonés que, pese a su juventud, se ha convertido en el mejor neurocirujano del Hospital Memorial Eisler de Düsseldorf cuya fama ha conseguido que las personalidades más importantes de Alemania Occidental se desplacen a la ciudad para recibir sus atenciones. Su vida se encuentra perfectamente encarrilada y su matrimonio con la hija del director del centro, Eva Heinemann, es inminente.

Un día, un trabajador turco y pobre acudirá a las urgencias hospitalarias aquejado de una lesión craneal producida tras un accidente laboral. Tenma se dispone a operarlo, pero en el último momento Heinemann le ordenará hacerse cargo de otro paciente de gran fama y poder adquisitivo que había ingresado después. Como consecuencia, el inmigrante morirá y su viuda, entre lágrimas, le reprochará que si él hubiese atendido a su marido, éste seguiría con vida.

Las palabras de la mujer causarán una profunda conmoción en el doctor que, poco después, tendrá que salvar a un niño que se encuentra entre la vida y la muerte tras recibir un disparo en la cabeza. Como era de suponer, el director le ordenará de nuevo que se haga cargo de otro paciente, que para más señas será nada menos que el alcalde de la ciudad. Sin embargo Tenma se niega e interviene al pequeño. Como consecuencia de ello el infante salva su vida, pero el político fallece tras ser operado por un cirujano de menor nivel.

Heinemann destituye inmediatamente a Kenzou y su prometida, Eva, lo abandona poco después. Arruinado y sin esperanzas acude a la habitación en la que reposa inconsciente el pequeño al que acaba de salvar y, en un momento de indignación, deseará la muerte de aquéllos que han conspirado para provocar su desgracia, después de expresarle que él le ha abierto los ojos… y al día siguiente Heinemann aparece muerto en su despacho. El médico no tardará en descubrir que el niño al que acaba de salvar es en realidad un asesino sin escrúpulos cuya hermana gemela intentó asesinar para librar a la humanidad de su maldad.

Nueve años más tarde, aquel joven, Johan, ha crecido y su hermana se encuentra a salvo, lejos de él, pero parece estar obsesionado con ella e intenta provocar su reencuentro. De hecho ahora constituye un peligro mucho mayor que mata sin contemplaciones y no deja el menor rastro, lo que terminará por hacer creer a la Policía que el neurocirujano que protagoniza esta historia es un asesino con doble personalidad, que se convertirá en prófugo de la Justicia mientras intenta enmendar el error que cometió salvando a un monstruo…

Opening

  1. Grain” compuesto por Kuniaki Haishima

Endings

  1. For the love of life” compuesto e interpretado por David Sylvian
  2. Make It Home” compuesto por Kuniaki Haishima e interpretado por Fujiko Heming

Capítulos

  • 01 Herr Doctor Tenma
  • 02 Degradación
  • 03 Asesinato
  • 04 La noche de la ejecución
  • 05 La chica de Heidelberg
  • 06 Artículos de desapariciones
  • 07 La mansión de la tragedia
  • 08 Perseguido
  • 09 El mercenario y la niña
  • 10 Borrar el pasado
  • 11 Kinderheim 511
  • 12 Un experimento insignificante
  • 13 Petra y Schuhmann
  • 14 El último hombre, la última mujer
  • 15 Be my baby
  • 16 La confesión de Wolf
  • 17 Reunión
  • 18 Cinco cucharadas de azúcar
  • 19 El abismo del monstruo
  • 20 Viaje a Freinheim
  • 21 Unas felices vacaciones
  • 22 La trampa de Lunge
  • 23 La confesión de Eva
  • 24 Alrededor de una mesa
  • 25 El chico de los jueves
  • 26 El bosque secreto
  • 27 La prueba
  • 28 Un sólo asesino
  • 29 Ejecución
  • 30 La decisión
  • 31 A plena luz del día
  • 32 Santuario
  • 33 Escenas de una infancia
  • 34 El fin de la oscuridad
  • 35 Un héroe sin nombre
  • 36 El monstruo que siembra el caos
  • 37 El monstruo sin nombre
  • 38 El demonio ante mis ojos
  • 39 El infierno en sus ojos
  • 40 Grimmer
  • 41 El fantasma del 511
  • 42 Las aventuras de Steiner el magnífico
  • 43 El detective Suk
  • 44 Dobles tinieblas
  • 45 El rastro del monstruo
  • 46 Ángulo muerto
  • 47 Las puertas de la pesadilla
  • 48 Lo que te da más miedo
  • 49 La crueldad más extrema
  • 50 La mansión de las rosas
  • 51 La carta de amor del monstruo
  • 52 El abogado
  • 53 La decisión
  • 54 La huida
  • 55 La habitación 402
  • 56 El viaje sin fin
  • 57 Aquella noche
  • 58 Odio este trabajo
  • 59 El hombre que vió al diablo
  • 60 El hombre que sabía demasiado
  • 61 La puerta de los recuerdos
  • 62 Disfrutar la comida
  • 63 Asesinatos inconexos
  • 64 La angustia de bebé
  • 65 Las huellas de Johan
  • 66 ¿Ya has vuelto?
  • 67 He llegado
  • 68 Ruhenheim
  • 69 Un hogar tranquilo
  • 70 El pueblo de la masacre
  • 71 La ira de Steiner el magnífico
  • 72 El hombre sin nombre
  • 73 El paisaje final
  • 74 El auténtico monstruo

Personajes

Kenzou Tenma: Protagonista de Monster. Motivado por su posición de hermano pequeño que le impediría heredar la clínica de sus padres, este neurocirujano abandonó su Japón natal para desplazarse a Düsseldorf atraído por una tesis escrita por un médico del lugar que marcó su vida, el doctor Heinemaan. Años más tarde se convierte en la estrella del hospital Memorial Eisler en cuyas manos se ponen las principales personalidades políticas e intelectuales de Alemania Occidental. Sin embargo, una crisis personal le llevará desobedecer las órdenes de su jefe y a salvarle la vida a un niño que resulta ser un asesino. Acusado de sus crímenes se verá obligado a huir, con la intención de acabar con aquél al que antaño salvó, para resarcir su crimen contra la humanidad.

Johan Liebert: Antagonista de esta historia, este niño será sometido a toda clase de aberrantes experimentos en el internado Kinderheim 511 con el fin de lograr conseguir al futuro líder del 4º Reich. Sin embargo, la pericia de Johan escapa al control de sus captores y termina por destruir el lugar provocando un enfrentamiento entre los otros niños. Más tarde, será salvado de la muerte por Tenma, al que llegará a apreciar y a odiar como a un auténtico padre, lo que no impedirá que se ponga a jugar con él a un siniestro juego en el que todos sus asesinatos pasarán a englobar el supuesto expediente criminal de su salvador. Está obsesionado con su hermana Anna (Nina) y en ocasiones llega incluso a disfrazarse como ella para ejecutar sus planes.

Anna Liebert: Tras intentar acabar infructuosamente con la vida de su hermano gemelo Johan, perdió completamente la memoria debido al trauma ocasionado. Por ello, será dada en adopción al matrimonio Fortner, que le pondrá el nombre de Nina. Feliz y contenta con su nueva vida, es una estudiante ejemplar de Derecho y una experta en el arte marcial del Aikido, hasta que un día empieza a recibir una serie de misteriosos correos electrónicos. Ella piensa que proceden de un admirador, aunque su pasado más calamitoso y traumático está a punto de llamar a su puerta.

Wolfgang Grimmer: Antiguo interno del Kinderheim 511. Los experimentos realizados en su persona le privaron de cualquier tipo de emoción. Un defecto que oculta tras una apacible sonrisa que llegó incluso a mostrar al morir su hijo por no conocer otra expresión. Se gana la vida como periodista freelance que recorre el mundo buscando pruebas contra grupos que atenten contra los Derechos Humanos, aunque una de las cualidades que lo caracterizan es la de una doble personalidad que oculta a un brutal asesino apodado como “Magnificent Steiner”.

Dieter: Niño abandonado, posiblemente hijo de una prostituta, y víctima de malos tratos físicos y psicológicos por parte de su tutor legal, Hartmann. Este niño aficionado al fútbol pasará a convertirse en el hijo espiritual de Grimmer y de Tenma a lo largo de la historia, cuando éste lo salva de los planes que existían sobre él de convertirlo en el nuevo Johan, aplicándole un trato similar al que le dispensaron a éste en el Kinderheim 511. Será el principal apoyo emocional de Nina y el ser que evite que Tenma olvide su condición de médico para convertirse en asesino.

Roberto: Antiguo niño de los internos en el Kinderheim 511 y, tal y como ocurre con sus otros compañeros desconoce su auténtico nombre y pasado, aunque sabe lo esencial: que admira a Johan con todas sus fuerzas, por lo que ejercerá tanto el papel de guardaespaldas como de hombre de confianza que le valdrá para ejecutar sus planes. Duro de matar, estará a punto de morir en varias ocasiones y su faceta camaleónica hará que llegue a convertirse en amante de Eva Heinemann, así como en una de las piezas de mayor importancia para desentrañar los misterios que encierra el siniestro internado.

Eva Heinemann: Hija del director del Memorial Steiner, esta mujer será la prometida de Tenma hasta que éste caiga en desgracia. Será entonces cuando lo abandone y se convierta en una mujer ligera de cascos y proclive a los matrimonios fugaces. Abandonada, despechada por varios amantes, y sumida en el alcoholismo, Eva pondrá todos sus esfuerzos por recuperar el corazón del hombre al que ninguneó y humilló, aunque cuando quiere darse cuenta de su error Tenma no está dispuesto a volver con ella, lo que hará que intente hundir su vida de nuevo a cualquier precio.

Heinrich Runge: Oficial de policía, será el investigador que llegará a la conclusión, motivado por el despecho de Eva, de que Tenma es un asesino con doble personalidad del que Johan no es más que el reverso oscuro de su mente. En su cerebro se haya instalado un disco duro con el que apunta todas las declaraciones de las personas a las que interroga mediante el movimiento de sus dedos. Es un hombre servicial, justo e insobornable, aunque su dedicación policial, contrasta con su dejadez como padre que demuestra constantemente con su hija, que incluso le confesará un embarazo no deseado sin que él se inmute.

Dr Heinemann: Director del hospital Eisler Memorial, fue el descubridor de Tenma y principal explotador de su talento. Se le tiene por un eminente médico, aunque en realidad no es más que un embustero que se aprovecha del genio de sus estudiantes para atribuírselo. Había comprometido a su hija con el doctor, pero después de que éste desobedeciese sus órdenes y atendiese al paciente que llegó antes, decide acabar con la carrera de su pupilo para reestructurar su negocio sobre otro pilar. Su posterior asesinato será el principio del infierno del eminente neurocirujano.

Baby: Integrante de la extrema derecha germanófila, debe su nombre a su obsesión por bailar el tema “Be my baby” de las Ronetters. Con cierta fama en los bajos fondos alemanes y en los entornos de la prostitución, este NeoNAZI de pequeño tamaño ve a Johan como el futuro nuevo Adolf Hitler para Alemania no solo por su gran capacidad intelectual sino por su perfil puramente ario en cuanto al físico. No obstante, esta fijación no le impedirá usar a Nina y su obsesión con ella para controlarlo y verá, sin embargo, cómo éste irá acabando progresivamente con sus acólitos.

Martin: Tras pasar más de ocho años en prisión después de vaciar un cargador sobre su compañera sentimental y su amante (a los que sorprende en la cama), este hombre pasará a servir a Baby, aunque su lema vital será que donde existen mujeres, empieza a haber problemas de todo tipo y condición. Será contratado para ejercer de guardaespaldas de la incontrolable Eva Heinemann y evitará que Roberto la asesine, aunque la presencia de esta hembra tendrá una repercusión fatal en su vida. No obstante, será la pieza fundamental que llevará a Tenma hasta Petr Čapek.

Petr Čapek: Antiguo discípulo del hombre conocido como Franz Bonaparta, este hombre de pelo blanco fue testigo directo de los sucesos acaecidos en el Kinderheim 511 y tomará una especial relevancia en los experimentos llevados a cabo en los gemelos Liebert. Intentará controlar a Johan, aunque progresivamente se dará cuenta que que cualquier intento por su parte de tener éxito será en vano. Lenta y dolorosamente su miedo lo irá volviendo paranoico hasta que se convierta en un asesino que piensa que existe un complot para acabar con su vida.

Christof Sievernich: También superviviente del internado Kinderheim 511, diez años después de los sucesos que acabaron con el orfanato en llamas, Johan y él optan por reencontrarse. Será entonces cuando éste decida enseñarle sus habilidades de control mental para provocar crisis de conciencia en sus posibles víctimas que los llevasen al desconcierto y a la manipulabilidad. De hecho, probará exitosamente sus habilidades con Martin que lo llegará incluso a amenazar de muerte por ello. Intentarán convertirlo infructuosamente en el sucesor del Monstruo.

Julius Reichwein: Profesional de la salud mental y auténtico experto en la rehabilitación de alcohólicos, la vida de este psicoanalista caerá en desgracia después de que uno de sus pacientes, Richard Brawn, muriese tras caer de un edificio tras volver a beber Whisky. Sin embargo, dicho accidente fue en realidad provocado por Johan, quien quería quitarlo de en medio al descubrir que éste era un investigador que empezaba a tener pruebas de su auténtica existencia. Tras esto se alía con Tenma y brindará ayuda psicológica a otros personajes como Eva o Dieter.

Richard Brawn: Investigador privado contratado por Schubert para hallar respuestas sobre el misterioso suicidio de uno de sus pupilos; Edmund Farren. Este antiguo policía disparó y acabó con la vida de un delincuente común en el pasado, lo que desencadenó en él un problema de adicción al alcohol por el que su mujer acompañada de su hija terminarán por abandonarlo. Tras esto, decide someterse a terapia con Reichwein, y superar su problema. Pero cuando todo parecía ir viento en popa, descubrirá evidencias de la existencia de Johan que llevarán a que éste acabe con su vida.

Rudy Gillen: Antiguo compañero del doctor Tenma y exalumno de Reichwein, este criminalista ayudará al antiguo médico a escapar de la Justicia Alemana mientras intenta indagar en el pasado de Johan para así poder hundir la tesis del inspector Renge, que sostiene insistentemente que éste no existe. De este modo, y con una grabadora en mano, entrevistará uno a uno a todos los convictos que han sido testigos de sus actos, lo que hará que se lleve más de una desagradable sorpresa. También será determinante en la reconstrucción de la memoria de Nina.

Helmut Wolfe: Militar con el rango de general, este hombre será el encargado de localizar a los gemelos que iban a ser víctimas de los experimentos. Será él el que le dé al niño el nombre de Johan, extraído del libro “The Monster Without a Name”, y terminará por no querer que éste se convierta en un nuevo Führer. Sin embargo, años más tarde, el joven lo considerará el principal responsable del infierno que padeció, y se vengará de él asesinando, uno a uno, a los miembros de su familia  y en general a todas las personas que en algún momento pudieron dar fe de él, para que experimente la soledad.

Hans Georg Schuwald: Misántropo a la par que filántropo, este excepcional hombre de negocios goza del apodo de “Vampiro de Múnich” por su instinto de tiburón y sus pocos escrúpulos en el ámbito económico. Aunque esta faceta contrasta con sus múltiples ayudas a la Universidad de Múnich a cuyos estudiantes emplea en ocasiones para leerle libros en latín que él no puede disfrutar debido a su ceguera. Durante su juventud, tuvo un hijo al que abandonó con una prostituta que conocía a una mujer de Praga que tuvo dos gemelos… lo que hará que Johan se fije en él…

Halenka Novakova: Conocida en el mundo de la prostitución como Margot Langer (alias utilizado en la actualidad por una proxeneta que suplanta su personalidad) esta mujer se convirtió en la amante de Schuwald y tuvo un hijo con él al que llamó “Karl”. Sin embargo, su origen es checoslovaco y consiguió escapar del país, al contrario que la amiga con la que planeaba huir que no pudo escapar con su pareja y fue utilizada para concebir a un par de gemelos. Un dato que hará que, al igual que el padre de su hijo, Johan se fije en ella… aunque muriese hace años y sólo quedase la mencionada impostora.

Karl Neumann: Hijo ilegítimo nacido de los amores de Novakova y Schuwald, este estudiante de la Universidad de Múnich fue enviado lejos de su entorno cuando era un niño (para evitar el lógico escándalo) y adoptado por un matrimonio que le dio sus apellidos. Más tarde intenta acercarse a su padre biológico para que éste lo reconozca leyéndole los libros que él ya no puede disfrutar. En ese momento Johan entrará en su vida y entrablará una amistad con él que estará a punto de costarle la vida. Será que el revele a Tenma el paradero de la madre de los gemelos.

Lotte Frank: También estudiante de la Universidad de Múnich, esta joven se enamorará perdidamente de su compañero Karl e intentará conquistar su corazón, aunque éste no parará de rechazarla debido a la obsesión que tiene de complacer constantemente a su padre biológico con el que por fin se ha reunido. Un hecho que llevará a Neumann a humillarla en público. Tras esto, Nina será su confidente y su vínculo de unión se estrechará, hasta el punto de convertirse en una de sus mejores amigas y aliadas, que le conseguirá un ejemplar de “The Monster Without a Name”.

Jaromír Lipsky: Titiritero de Praga que no pasa por sus mejores momentos económicos, entrará en acción cuando conozca a Nina, de la que queda tan fascinado que llegará a hacerle una marioneta y a inspirarse en ella para un nuevo espectáculo. Sin embargo, tras ese rostro amable se esconde uno de los secretos más espeluznantes de la serie. Es en realidad el hijo de Franz Bonaparta y posee en su biblioteca todas y cada una de sus obras escritas bajo sus diferentes seudónimos del que sólo uno es de origen alemán. Será clave en las posteriores indagaciones de Renge y Tenma.

Jan Suk: Detective de la Policía de Praga, investigará a Grimmer tras sospechar que éste y su inquietante investigación del internado Kinderheim 511 están detrás de la muerte de su superior Filip Zeman. Sin embargo, el hallazgo por su parte de una misteriosa cinta que prueba la existencia de Johan (hasta ese momento considerado un alter ego de Tenma), hará que éste se lance a por su cabeza y empiece a asesinar a toda la gente de su entorno para que él pague por crímenes que no cometió. Más tarde, el propio Johan se hará pasar por su hermana para engañarlo en un bar…

Otto Heckel: Un rufián de poca monta al que Tenma conocerá cuando saquea junto a sus compinches la casa de los padres adoptivos fallecidos de Nina, motivo por el cual lo someterá a un fuerte interrogatorio que provocará que Heckel llegue a decir del doctor que éste es mucho peor que un policía. Sin embargo, su común condición de prófugos de la Justicia hará que terminen por ser aliados durante los primeros compases de la trama, aunque su única intención real consiste en hacer dinero fácil y rápido. Será también uno de los mejores amigos de Dieter.

Franz Bonaparta: Seudónimo de Klaus Poppe. Este aficionado a los bocetos a lápiz, es el autor del misterioso relato titulado “The Monster Without a Name” del que Johan toma prestado el nombre que usa. Se le tiene como el principal ideólogo de los experimentos realizados en el Kinderheim 511, así como del Modus Operandi del mencionado Johan, consistente en hacerse con la confianza de los víctimas, que éstas mejoren en su compañía mientras le dan una identidad, y posteriormente acabar con ellas. Vive retirado con otro nombre y rostro después de haber olvidado su pasado.

Análisis

¿Cuál es la etapa exacta en la que se alcanza la madurez? ¿Cuándo tiene lugar ese momento que hace que los talentos ocultos en los seres más inesperados salgan a la luz para diferenciar a los mediocres de los genios? La pregunta es difícil y no siempre obtiene en la historia una respuesta uniforme. Con cinco años Mozart ya era capaz de componer; mientras Beethoven era continuamente maltratado por su padre que veía cómo su hijo no era, ni triplicándole en edad, la sombra del genio de Salzburgo. Alejandro Magno dominaba el mundo conocido de interés con apenas 27 años; sin embargo su gran admirador Julio César, apenas era un vulgar cuestor en Hispania con sus 30 años cumplidos.

Los primeros fueron prodigios de sus campos cuya llama brilló con una inmensa intensidad inversamente proporcional a su duración. Los segundos vivieron a la sombra de sus ídolos hasta que en plena madurez el mundo los descubrió y la historia les otorgó el papel que estaban destinados a desempeñar. Pero ¿cuánto significan 34 años para un creador de manga? ¿Se puede acaso sospechar que un hombre que hasta ese momento sólo era conocido por guiones intrascendentes… podía dar vida a la trama de manganime más apasionante jamás narrada en el Japón contemporáneo? Quién sabe, aunque ésa era la sorpresa que Naoki Urasawa le tenía reservada al mundo cuando no era más que uno de tantos.

El nacimiento del Monstruo

En aquel año 1994, este economista metido a mangaka había terminado dos series de relativo éxito.

  • La primera de ellas era “Yawara!”, la historia de una judoka adolescente cuyo talento para el judo hace que su abuelo la fuerce a entrenar y a hacer toda clase de sacrificios para convertirse en campeona olímpica en Barcelona 92 y que, tal vez por ello, fue licenciada en España pero emitida únicamente en Cataluña con el título de “Cinturó negre” y doblada al catalán.
  • La segunda fue “Master Keaton”, una serie sobre las aventuras de un arqueólogo inglés que se dedica a la investigación privada y a resolver los enigmas de las antiguas civilizaciones europeas y cuyo guión escribirá en compañía de Hokusei Katsushika, quien dará a la trama su auténtica personalidad.

Su trayectoria anterior a Yawara! no eran sino meros bocetos con aspiraciones a manga sin demasiada calidad como “Return” o la serie de “One Shots” humorísticos “Beta!!”, aunque la serie de la judoka ayudó de un modo considerable a definir su estilo en lo referente al diseño de personajes y lo curtió en cuanto a las artes para alargar y mantener la emoción de una trama hasta el final. No en vano, esta historia de la Big Comic Spirits abarcó nada menos que 29 tomos y 124 episodios de anime a lo largo de siete años. Un mérito nada desdeñable en un país en el que, recordemos, los mangakas reciben presiones de todo tipo por parte de los patrocinadores para alargar sus series, y éstas terminan por convertirse en una mera exhibición de episodios de relleno y situaciones forzadas que convierten a una potencial obra maestra, en una simple mediocridad.


Portada del primer volumen del manga de Yawara!

Mientras la luchadora cumplía con cierta dignidad su pretensión de convertirse en un nuevo icono para los jóvenes deportistas nipones, Urasawa aceptará un nuevo reto aunque esta vez para la Big Comic Original; la versión para adultos de la popular revista de la editorial Shogakukan. Su tarea iba a ser esta vez la de darle vida al guión de Hajime Kitamura, que escribiría con el pseudónimo de Hokusei Katsushika, consistente en las aventuras de un arqueólogo de sangre británica y japonesa que, tras abandonar su puesto de instructor del SAS (Special Air Service) inglés, decide consagrar su vida a la investigación privada.

La trama irá evolucionando y, poco a poco, su protagonista Taichi Hiraga-Keaton pasará de ser un mero Indiana Jones de ciudad a ser todo un trotamundos que, desde España hasta Checoslovaquia, recorrerá los escenarios más representativos de la Europa anterior y posterior a la Segunda Guerra Mundial en la que el Telón de acero, que tan magistralmente definió Churchill, irá haciéndose patente en medio de las múltiples intrigas de la KGB, los expoliadores de arte y los deportistas del este que se convertían en las banderas que tanto le gustaba enarbolar al bloque comunista durante los Juegos Olímpicos.


Portada del manga de Master Keaton

Poco a poco, la rivalidad de los dos artífices del cómic irá subiendo de tono hasta el punto de que Urasawa (según reconoció él mismo) terminó por hacerse cargo en solitario de ambas facetas y exigió que el nombre de su socio apareciese más pequeño que el suyo en las portadas de los mangas. Finalmente el proyecto acabó en 1994 y ambos llevarían a partir de entonces caminos separados, aunque ya para entonces… el Monstruo había nacido en la mente del dibujante.

Los primeros pasos

Pese al agitado final que tuvo Master Keaton y las polémicas entre sus creadores, Urasawa había aglutinado en su mente un cúmulo de ideas particularmente interesantes que darían pie en su siguiente obra pese a que el Telón de Acero y la Unión Soviética habían desaparecido en 1994 y la Alemania Unificada de Helmut Kohl se había convertido en el auténtico motor de la Unión Europea por encima de Francia y su más que dubitativa posición en cuanto a su adhesión.

Claramente influido por su obra anterior, el mangaka decidió modificar levemente algunas de las características de Keaton para hacerlo creíble desde un punto de vista real nipón. De hecho, existen pocos pueblos tan sumamente reticentes como el japonés en cuanto al mestizaje y pese a que su protagonista también desarrollaría su papel en Europa, la sangre que correría por sus venas sería completamente japonesa.

Asimismo, asumió la realidad sociopolítica de su anterior creación, para ambientar el nuevo guión en esa Europa de finales de la Guerra Fría cuyo ambiente tanto le había fascinado al estudiarlo, por lo que se retrotrajo a los ochenta y eligió como emplazamiento para la acción el de la Alemania Occidental de la ciudad de Düsseldorf, ribereña con el Rin, y en el que el fantasma del Tercer Reich y de la Segunda Guerra Mundial se convertirían en los auténticos escenarios por los que los personajes deambularían.


Portada del primer tomo japonés de Monster

Faltaba pues por definir al personaje principal, y Urasawa siguió optando por la figura de un hombre de mediana edad, de enorme carisma, de gran formación y que se ve envuelto en intrigas políticas de alto nivel a las que se tendrá que enfrentar. Aunque en esta ocasión decide aportar algo que en su anterior trabajo, por las mencionadas diferencias con el guionista, no se pudo apreciar, como lo era su filantropía. Por ello el nuevo protagonista sería un neurocirujano japonés de extraordinario talento para la medicina cuyo primer acto de humanidad, traerá consigo su ruina personal. Kenzou Tenma había nacido.

Un alborotado esquema social en medio de la Europa de la Posguerra

La Alemania de 1986 distaba mucho de la actual. Dividida en dos por culpa de las querellas entre el mundo capitalista y el bloque soviético, la parte oriental o República Democrática de Alemania (RDA) era la pobre y subdesarrollada que cayó a manos de las fuerzas de Stalin en la Segunda Guerra Mundial. Un hecho que provocó que la zona sufriese un retraso escalofriante retratado incluso en la zona de Berlín que ejercía como capital del país.

La parte occidental, rica, industrializada y con un prestigio reconocido a nivel internacional era la conocida como República Federal de Alemania (RFA) y se convirtió en la auténtica meta de todos los exiliados que, de un modo u otro, conseguían burlar las protecciones del ejército soviético con la intención de huir del comunismo.

La capital de este territorio estaba situada en Bonn y su elección estuvo rodeada de polémica debido a que le arrebató la distinción a la rica y poderosa ciudad de Fráncfort, mucho más preparada para esta coyuntura que la ciudad de Renania del Norte-Westfalia. Sin embargo, la ubicación más importante de esta zona había sido tradicionalmente su capital regional, Düsseldorf, con lo que se llegó a una particular dicotomía en la que la primera se llevaba el poder político y la segunda el económico y social. De ahí, la elección de esta última para dar inicio al guión.


División de Alemania entre  República Federal (izquierda) y Democrática (derecha)

Por otro lado, la desintegración del Imperio Austrohúngaro en la Primera Guerra Mundial, trajo consigo el nacimiento de dos estados desastre a los que la historia condenaría a desaparecer. El primero de ellos, Yugoslavia, era una sucesión de regiones balcánicas que tras librarse por sus propios medios de la ocupación NAZI, adoptó un régimen comunista independiente que años más tarde se convertiría en aliado de Estados Unidos en su lucha contra Moscú.

Menos suerte tuvo el segundo, Checoslovaquia, que tras ser dividido por el Tercer Reich en el “Protectorado de Bohemia y Moravia” y la “República Eslovaca Independiente”, fue reunificada por las fuerzas soviéticas que impusieron en ella uno de los regímenes más crueles y sanguinarios de la Europa del Este y cuyo intento de liberalización fue brutalmente aplastado (al igual que sucedió una década atrás con Hungría) por los tanques rusos durante la Primavera de Praga, que convirtió al atleta Emil Zátopek en un icono del anticomunismo.

Precisamente en esos años (finales de los sesenta y principios de los setenta) la RFA necesitó para sus empresas y su renacer económico, cuantiosa mano de obra barata extranjera, lo que atrajo a un sinnúmero de inmigrantes venidos de otros países como podían ser Marruecos, Grecia, Portugal o España. Aunque si bien en estos casos, el éxodo se debió fundamentalmente a motivos laborales, en el caso checoslovaco adoptó tintes políticos y gran parte de ellos arriesgaron sus vidas para llegar al sur de la Alemania Federal y así poder tener oportunidades de disfrutar de un futuro digno. Pero si espectacular fue la repercusión obtenida en otros países, en Turquía el fenómeno alcanzó límites insospechados.

El Imperio Otomano ya había sido aliado del Segundo Reich a lo largo de la Primera Guerra Mundial y en la Segunda sus sucesores firmaron en 1941 un acuerdo de amistad con Hitler, motivados por el sentimiento anticomunista del país, el recuerdo del genocidio británico de Lawrence de Arabia y las simpatías que en el mundo árabe empezaba a suscitar el líder nacionalsocialista. De hecho, y para evitar posibles represalias aliadas, posteriormente le declararon la guerra el 1 de marzo de 1945 a las fuerzas del eje, aunque tal postulado nunca pasó de lo meramente verbal.

Tal vez por ese sentimiento de simpatía histórica, los turcos se desplazaron en masa a la parte occidental de Alemania, hasta componer la que a día de hoy es la minoría étnica más importante del país, que se estima en el aproximadamente 3,7% de su población total, y cuya integración sigue siendo a día de hoy uno de los asuntos más sangrantes a tratar.

null

Día Turco en Berlín (Fuente: Wikimedia)

Pero si dejamos de lado los tradicionales problemas de racismo que este tipo de situaciones generan, lo cierto es que las mujeres turcas, poco cualificadas para la mano de obra y normalmente sin estudios, se vieron abocadas a trabajar en el único lugar en el que, desafortunadamente, podrían resultar útiles: la prostitución. Así, muchas madres jóvenes eran desposeídas de sus hijos y obligadas a ejercer en burdeles, mientras las vírgenes protagonizaban toda clase de escabrosas subastas que incluso a día de hoy siguen siendo tema de controversia por su alcance en toda Europa.

Aunque es aquí donde encontramos el auténtico nexo entre las inmigraciones turcas y checoslovacas: la mencionada prostitución de sus mujeres. Puesto que si bien las primeras no dejaban de ocupar una posición de segunda fila en la industria del sexo, las primeras, de generosas similitudes con las alemanas y normalmente rubias, altas y estilizadas, pasaron a convertirse en jugosos objetos de deseo para los teutones más pudientes que las consideraban una auténtica mercancía de lujo.

Estas condiciones, unidas al siempre espinoso recuerdo de la huella del nazismo, serán las que llevarán a Kenzou Tenma a desarrollar su carrera profesional como neurocirujano en Düsseldorf, y a repasar en su particular huida todos y cada uno de los problemas sociales anteriormente mencionados que tendrá que aprender a usar en su beneficio para conseguir escapar.

Los experimentos mentales

La derrota del Tercer Reich a manos de los soviéticos (Estados Unidos combatía realmente contra Japón, e Inglaterra y Francia jamás fueron rivales para los alemanes) puso sobre la mesa sus crímenes contra la humanidad así como su espeluznante genocidio de judíos, que fue bautizado por éstos como la “Shoah” y que los aliados denominarán “Holocausto”.

Ese factor, unido al sentimiento de mala conciencia que por primera vez entonará occidente hacia este pueblo al que tanto había atacado, supondrá el espaldarazo definitivo para el movimiento Sionista que, haciendo uso de todos sus grupos de presión instalados en Estados Unidos (algo que años antes había dado origen al mito de “La Conspiración Judía Universal”) consiguieron que en primer lugar Francia y después el país norteamericano, se convirtiesen en los padrinos del nuevo estado de Israel, aunque el enfrentamiento con el nacionalismo árabe era inminente y los magnates hebreos de los medios de comunicación empezaron a relatar en películas y programas de televisión el sufrimiento de su pueblo a manos de los alemanes para cubrirse las espaldas. Lo que dio origen a la creación de ciertos mitos por los que incluso a día de hoy es conocido el nazismo.

Así, nombres como Aribert Heim empezarán a hacerse famosos por sus aberrantes experimentos con judíos que le hicieron merecedor del apodo de “Doctor Muerte”. Del mismo modo, todos los proyectos grotescos del Reich serán una y otra vez publicitados como símbolo viviente del terror de la época, como serán la parapsicología o los estudios de neurocirugía. Sin embargo, y en contra de lo que la industria del cine nos ha hecho creer, el control mental e ideológico fue siempre una preocupación de Goebbles. Realmente la “gran” labor de estas eminencias consistió en promocionar y dar una base científica a ideas tan repugnantes como las siguientes:


Los NAZIs intentaron justificar el exterminio de discapacitados con propaganda tan repugnante como ésta: “60.000 marcos. Eso es lo que nos costará durante su vida este enfermo hereditario. Eso es lo que le cuesta a la comunidad alemana. Y camarada alemán, ése es también tu dinero. Lee “Pueblo Nuevo”, la revista mensual de la Oficina de Política Racial del Partido Nacionalsocialista

Si lo preferís, intentaban justificar la necesidad de la eutanasia, la esterilización y el asesinato de personas con deficiencias psíquicas, en pleno auge de la filosofía que defendía la superioridad de la raza aria. En esta línea se empezaron a imponer teorías como las de la Eugenesia en la comunidad científica alemana con la que se empezaron a realizar experimentos sumamente aberrantes en seres humanos vivos que abarcaron desde vivisecciones hasta iniciativas tan brutales como las de Josef Mengele y Otmar von Verschuer, que probaron sus conclusiones con gemelos recluidos en campos de concentración y de los que Monster toma una de sus bases argumentales.

En esta faceta de la mente, los judíos habían sido auténticos pioneros con el trabajo de Sigmund Freud y los seguidores de Hitler no estaban dispuestos a dejar que un área tan jugosa del conocimiento se les escapase de las manos. De este modo, las obras del austriaco fueron quemadas, y otros como Leo Alexander, Hans Gerhard Creutzfeldt u Oskar y Cecile Vogt sufrieron el acoso y ninguneo de innumerables colegas que aprovecharon la coyuntura para ascender, como Julius Hallervorden, Georges Schaltenbrand o Hugo Spatz, cuya espeluznante aportación a la humanidad se fraguó investigando cerebros de hebreos asesinados.


Boceto de Bonaparta a la madre de los gemelos

No obstante, y pese a que efectivamente existieron, sus crímenes contra la humanidad no fueron mucho mayores que los perpetrados por el doctor Ishii Shiro contra los chinos, o los aberrantes genocidios masivos perpetrados por Stalin en Polonia, Ucrania o Chechenia durante la contienda, silenciados una y otra vez, bien por motivos de alianzas económicas con Japón, bien por el temor ante el estallido de la Tercera Guerra Mundial.

Conviene señalar, llegados a este punto, que Goebbles se convirtió en un auténtico maestro de la propaganda y del lavado de cerebro. El individuo y sus aspectos y derechos más elementales (base del liberalismo) pasaba de tener importancia a no ser nada en pro de una identidad colectiva e igualitaria en la que todos se sentían fuertes y en los que el patrón a seguir en cuanto a comportamiento y ascenso social era claro y universalmente reconocible.

Así, cada miembro del movimiento nacionalsocialista perdía todos y cada uno de sus rasgos identificativos en beneficio de una ideología común que tenía como cerebro a un líder que algunos teóricos señalaron como el “Superhombre” de Nietzsche y su genuina capacidad de poder para identificar al bien y el mal con total frialdad… al estilo de Johan.

Tras los pasos de Hitchcock

Si hay algo que diferencia a libros como “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” del resto de novelas de la literatura universal es que ni una letra escrita por Cervantes estaba a un nivel inferior a la anterior. Ni una sola pausa o un segundo de tregua. Todos y cada uno de los secretos que encerraban las páginas que narraban las aventuras del más universal de los hidalgos manchegos ofrecía un instante de tregua a un lector que, sumiso y fascinado, descubría uno de los universos más embriagadores jamás escrito a base de discursos memorables, animosas discusiones, e increíbles aventuras construidas con esa prosa “sabrosa” (como diría Vargas Llosa) cuyo nivel fue traducido incluso al japonés en pleno siglo XVII. Ésa es la razón por la que, incluso a sabiendas de que toda comparación es odiosa y de lo exagerado que para algunos pueda resultar el comparar un manga con un libro de esta envergadura, Monster es, sin lugar a dudas, el Quijote del género.

Su comienzo es tan inquietante como cautivador.  “Me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia emerger de él con siete cabezas y diez cuernos, y sobre éstos diez diademas encima de cada una de las cuáles se erigía una blasfemia. (…) Y adoraron al dragón que había dado potestad a la bestia diciendo: ¿Quién podría igualar a este monstruo y quién podrá lidiar alguna vez con él?”. Palabras procedentes nada menos que del Apocalipsis de San Juan y cuyo alcance en el devenir de los acontecimientos apenas se podrá prever. Sus letras deambularán sobre un fondo negro que se aclara poco a poco para dar paso a un plano contrapicado del hospital en el que unos doctores conversan sobre el resultado de una operación. En el manga el orden se altera ligeramente, aunque el resultado es igualmente inquietante, con unos poros que inmediatamente se cierran ante la magnificencia del espectáculo que el espectador está a punto de presenciar.


Johan señalando al lugar por donde debe entrar la bala

El estudio Madhouse se había encargado en el pasado de animar Yawara! y Master Keaton siguiendo para cada una de las cuales un esquema diferente, como era el del guión continuado por un lado, con el de las aventuras autoconclusivas de un único episodio por otro. Monster aunó ambos conceptos para dar pie a un manga que recibió premios tales como el Japan Media Arts Festival de 1997 y el Shogakukan Manga Award en 2001, y que se compuso de 18 tomos en su versión original, que en el anime fueron incrementados a 74 episodios con el común denominador de un seguimiento más que escrupuloso al guión original, hasta el punto de que cada uno de los volúmenes del cómic abarcaba de un modo casi exacto 4 capítulos de la serie.

Estamos ante la historia de un resarcimiento. De un hombre que decide sobreponer los principios éticos de su profesión a los económicos tras una crisis de conciencia, y salva sin saberlo la vida de un asesino sin escrúpulos cuya simple presencia era toda una amenaza para la sociedad en la que vivía, y que deberá lidiar por ello una lucha, no sólo contra uno de los criminales más brillantes de todos los tiempos sino contra su Juramento Hipocrático por el que se comprometió a no intentar acabar nunca con la vida de nadie. Una cacería en la que el cazador huía de su presa a la par que iba planeando su asesinato e iba reconstruyendo todo su pasado para consumar su objetivo… mientras se encontraba con ciertas asignaturas pendientes del mismo que debía solucionar. Situaciones alternas que se sucedían sin romper en ningún momento la armonía narrativa de la trama.

Pero si la doble contienda de Tenma es de por sí uno de los acontecimientos más vibrantes jamás vividos en el mundo audiovisual, Johan es, simplemente, la culminación del villano perfecto entendido al estilo del maestro Hitchcock. En otras palabras, un personaje cautivador que con sus formas exquisitas y encantadoras se hace con la confianza de su víctima, de la que intenta averiguar hasta sus más íntimos detalles para que, una vez conseguidos, su asesinato sea lo suficientemente perfecto como para no dejar la menor prueba.

Al mismo tiempo aglutina en sí mismo un cúmulo de factores extraordinariamente interesantes en su forma de ser como sus caracteres arios, su fascinante y ambigua belleza física que mostrará incluso como transexual, y su psicología demente, genial y desconcertante. En relación a esta última, su obsesión con su hermana es uno de los enigmas más inquietantes propuestos por el autor y aclarado en los compases finales, que podemos resumir en que a lo largo de su vida Johan siempre intentará comprender el porqué su madre actuó como actuó. Es decir, si lo que quería era protegerlo o simplemente se había confundido cuando lo disfrazó de niña.


La madre de Johan y Nina debe elegir entregar a uno de sus dos retoños

Este duelo de titanes es mucho más complejo de lo que en un principio pudiera parecer. El doctor es considerado por su perseguidor, el inspector Runge, como un enfermo mental con doble personalidad que identifica a su lado criminal con el nombre de Johan. Urasawa nos convierte de esta manera en cómplices indirectos de un individuo sin cara, especializado en moverse de un lugar a otro sin dejar la menor prueba incriminatoria o cualquier testigo visual de su rostro. En otras palabras, únicamente Tenma, sus pocos aliados y nosotros, somos plenamente conocedores de la verdad mientras el resto del mundo acusa injustamente a un hombre que no puede demostrar su inocencia por no disponer de nuestro testimonio.

Así pues, incluso plenamente conscientes de la existencia de un asesino real e independiente del protagonista, su personalidad y su obsesión por su hermana serán un enigma constante que el espectador irá resolviendo poco a poco con cada una de las peripecias del doctor y con las víctimas que Johan deja a su paso, sin que en ningún momento podamos intervenir. Un factor que produce en el lector una profunda y desoladora sensación de impotencia que sólo resulta comprensible al disfrutar de la obra.

Otro aspecto particularmente reseñable es el de la evolución de las dos protagonistas femeninas de la serie que sin embargo representarán en todo momento, e incluso en los instantes más desoladores, conceptos opuestos. Por un lado Eva Heinemann pasa de ser una mujer más o menos interesada en sus actos, a toda una femme fatale que de boca en boca, cama en cama y botella en botella, intenta recuperar al gran amor de su vida tras percatarse del tremendo error que cometió al dejarlo por puro egoísmo. Nina por su parte aprenderá artes tan dispares como los de seducir o matar sin que en ningún momento pierda el aire de bondad e ingenuidad natural que la caracteriza.

Auténticas imágenes especulares la una de la otra, ambas desarrollarán una increíble tensión sexual con Tenma expresada en el caso de Eva como una frustración constante por no poder hacer que el único hombre que realmente la quiso vuelva a amarla, mientras sacia su apetito con personajes que sólo la usan. Mientras, Nina consigue con el protagonista un cuanto menos extraño vínculo de complicidad que en algunos momentos llegará a parecer amor, aunque en ningún momento se consumará.

En ese sentido Monster apenas hace hincapié en los aspectos amorosos, puesto que las emociones expresadas por los personajes se basan fundamentalmente en la expresión del sentimiento de culpa y en el descubrimiento de una humanidad que tenían olvidada o desconocían. Aunque todo ello queda en un discreto segundo plano en comparación con el choque de los dos colosos. Las argucias de Johan son completamente creíbles, y su habilidad para la destrucción de pruebas y el despiste harían palidecer a los criminales mejor dotados del mundo. El neurocirujano, por contra, consigue sobrevivir incluso en las situaciones más desesperadas, mientras se prepara para la venganza haciendo lo que mejor sabe hacer, demostrar humanidad.

null
Duelo final entre Tenma y Johan

El protagonista consigue cautivar al espectador y que éste devore página a página del manga para comprobar si “el bueno” consigue su objetivo. El antagonista consigue despertar por contra su odio acérrimo hasta desear constantemente su muerte… y al mismo tiempo que todo siga como hasta el momento sin que nada cambie un ápice. Que haya algún resquicio por el que la trama pueda y deba seguir adelante…

Ni un solo personaje queda expuesto a los caprichos del azar. Todos, incluso Johan, tienen su Raison d’etre y a lo largo del guión quedará más o menos clara, como ocurrirá con el gran Grimmer o el inspector Runge, que no persigue al doctor por maldad, sino por un escrupuloso sentimiento del deber. De hecho, el momento en el que éste reconoce su error y le pide perdón a Tenma, con un tono magistralmente doblado de un hombre roto por el dolor de haber obrado mal creyendo hacer el bien, consigue sumergir el público en un universo absolutorio que nunca hasta la llegada de Monster se había conseguido en el universo del manganime.

Y es que mención aparte merece el lirismo subliminal que subyace en muchas de sus escenas y que se rompe con la aparición de una imagen, sonido o gesto que despierta la angustia en un corazón sumido ante la intriga y el suspense. Buena fe de ello la dan los delirantes planos de Johan y Nina jugando en el campo con una pareja de ancianos en el que el uso de los ocres y la suavidad de la música se rompen repentinamente con la sangre que inunda el suelo que acoge los cadáveres del matrimonio.

Belleza y abominación, seguridad y temor, atracción y repulsión, admiración y condena… Monster es en su desarrollo la muestra de una constante dicotomía entre dos facetas opuestas que confunden y atrapan sin remedio al espectador. La propia Nina, en los compases finales llegó a decir que la cara de Johan representaba simultáneamente, ante el relato de los horrores que sufrió, gestos de risa y de llanto de un modo que sólo había podido ver en él. Urasawa extrapolará esta actitud a todas las apariciones y actuaciones del Monstruo y, en general, con cualquier recuerdo que tenga que ver con el famoso internado y que tendrá como espectacular “Traca final” el tiroteo en el pueblo de Ruhenheim.


Tenma localiza en el mapa la localidad de Ruhenheim

Pero por encima de todo, Monster es un canto a la humanidad, a esos pequeños detalles que distinguen al hombre del resto de las criaturas y que se diferencia de las mismas en las emociones como el cariño y afecto que nos demostraron nuestros padres nada más nacer al otorgarnos un regalo tan grande como un nombre para poder vivir en sociedad.

Podría seguir hablando de más detalles, de la genialidad del relato del Kinderheim 511, de las lágrimas de Dieter, de la mirada de Tenma en sus años de estudiante… de la expresividad de las personas que se cruzan con él para convertirse en sus cómplices sin que éste lo hubiese pedido. Pero eso sería traicionar al buen hacer de Urasawa y su magistral esquema narrativo con lo que convierto a mi silencio sobre estos temas en una invitación para haceros con su obra.

Sobre los aspectos particulares del anime, sólo diré que ninguna serie de animación japonesa ha respetado de un modo tan escrupuloso la estructura del manga, expresada en factores tales como la mencionada simetría entre los tomos y los episodios o la reproducción exacta de escenas. Su calidad en cuanto a estabilidad del diseño, color, dibujos y efectos es junto a Death Note lo mejor jamás creado por Madhouse y sus CGs, son pocas pero perfectamente hilvanadas y asimilables.

Por último su apartado sonoro sólo puede definirse como magistral. Su único opening, pese a no variar a lo largo de la serie y no hacer gala de J-Pop, Idols y otras argucias comerciales, muestra una colosal composición formada mediante la magistral fusión de voces corales y guitarra eléctrica capaz de provocar escalofríos con apenas escuchar sus primeros acordes; el ending, recrea directamente y por entregas el cuento escrito por Franz Bonaparta y está acompañado por la estremecedora “For the love of life” y más tarde por la desoladora, confusa y algo disonante con la anterior “Make it Home“; los actores de doblaje japoneses… sencillamente de otro mundo. Indescriptible…

Ediciones españolas de Monster

Mucho me temo que los españoles no fuimos precisamente afortunados en lo que fue el trato dado a este sensacional título en nuestro país. El manga fue editado por la editorial Planeta dentro de su más que polémica línea “Biblioteca Manga” que dividía en dos a los tomos originales japoneses. Lo que provocó las consabidas “viñetas añadidas” a las portadas originales, y que la colección completa se alargase a 36 entregas mensuales que se vendían a 4.1 euros (690 pesetas) la unidad.


Portada de la primera entrega de Monster en formato “Biblioteca Manga”

Años más tarde, la propia Planeta sacó al mercado una segunda edición bastante mejor que su anterior apuesta en la que condensó toda la serie en 10 tomos de gran grosor de aparición bimestral y que puede adquirirse en la actualidad al precio de 15 euros cada uno. Aunque sigue sin alcanzar los niveles de calidad del original japonés.

Mucha más suerte tuvimos en su lanzamiento en DVD, a pesar de estar dividido en cinco entregas. El resultado final superó con creces las expectativas generadas y permitió a los otakus españoles disfrutar de una auténtica edición de lujo, con posters, carátulas exclusivas y actores de doblaje de la talla de Jordi Brau (Tom Cruise) en el papel de Tenma, Oscar Barberán (Keanu Reaves) como Johan o María del Mar Tamarit (C.S.I.) como Eva. En otras palabras, algunos de los mejores actores de doblaje de habla hispana.


Carátula del primer DVD de Monster en la que se basó la edición española

Un trabajo de Jonu Media que por su buen hacer y extraordinaria calidad merece estar en cualquier videoteca digna de tal nombre y que disfrutó a su vez del consabido buen gusto de las televisiones catalanas por emitir en abierto, aunque fuese en su idioma regional, los mejores animes de la historia.

Conclusión

Tras todos estos argumentos llega el momento de sintetizarlo todo para resumir en una simple puntuación la magnificencia de una serie. Ese instante tan lleno de vulgaridad en el que una labor, un trabajo, un esfuerzo y una dedicación, son juzgadas en torno a algo tan superficial como un simple número. Y la verdad, es que me siento tan pequeño como cuando intenté ponerle una calificación a Mononoke Hime o a Howl’s Moving Castle.

Así pues, sólo diré dos cosas. La primera, es que existen historias que todo ser humano debería conocer antes de morir. La segunda, que existen ejemplos de grandes hombres que todo ser humano debería conocer antes de morir. Sinceramente pienso que no existe nada que pueda compararse en el mundo del anime o del manga a esta obra maestra. El máximo exponente de la industria de la narrativa audiovisual en el mundo de la televisión y el cómic de origen nipón, que constituye por sí mismo una obra de arte tan intemporal como magnífica y que deja en el espectador la sensación de haber sido testigo de un hecho excepcional que de ningún otro modo hubiese podido ser partícipe. Como ya dije al empezar, su historia empieza en el punto más alto de calidad, y continúa en él sin descender un ápice hasta su final. Ese momento fatídico para nuestros corazones que marcó un punto de inflexión en los géneros que englobaba y que jamás volverían a contemplar una apuesta que, cuanto menos, la igualase.

Es posible que el desenlace decepcione a los espectadores más exigentes, pero mucho me temo que otro no hubiese sido posible a tenor de los comportamientos de los protagonistas, y muy especialmente de alguien de la categoría de Tenma y su enorme talla humana y moral. No tengo palabras lo suficientemente dignas. Sólo puedo decir… que la disfrutéis. Y que no os olvidéis… de que volveréis a sucumbir a la tentación de volverla a ver una y mil veces y no pararéis de dar gracias por haber vivido lo suficiente como para haber disfrutado de algo tan sencillamente milagroso como Monster.

  • NOTA DEL ANIME: 10 (Mejor serie de animación de todos los tiempos)
  • NOTA DEL MANGA: 10 (Mejor manga de todos los tiempos)

53 comentarios el “Monster, el manganime que se atrevió a superar el estilo de Hitchcock

  1. Pingback: Soul Eater « Drakenland / El lobo zamorano

  2. Pingback: Lady Georgie (Georgie, Nuevos Hermanos ) « Drakenland / El lobo zamorano

  3. Pingback: Vuelta a la carga « Drakenland / El lobo zamorano

  4. Pingback: Mi Top 10 de Anime « Drakenland / El lobo zamorano

  5. Pingback: Experimento MP3 BCN #1 | All Top Ten

  6. ¿Qué desayunas, niño?

    Esta vez sí que has escrito el tocho entre los tochos y te has superado escribiendo de tantas formas diferentes lo grande que es Monster y lo que se lució Urasawa con esto (bueno, él y la adaptación de Madhouse que fue brillante).

    En fin, sólo puedo decir que: ¡felicidades!

    PD. mis felicitaciones son tanto por la pedazo de entrada como porque creo que está cantado que hoy es tu XXXXXXXX o al menos el día que tú consideras como tal, como un día en que comenzó la vida que no tuvo porque ser con el nacimiento biológico.

  7. Pues yo soy de los que no desayunan xD. Como mucho me tomo una tableta de chocolate (del Mercadona) o un paquete de Filipinos (clónicos), que en ambos casos es peor para el estómago que beberse una botella de ácido clorhídrico.

    La entrada, para que os hagáis una idea, es el doble de larga que la Constitución de los Estados Unidos y casi me vuelvo loco con ella, palabra. Así que nada, ahí la tenéis para cuando os aburráis xD. Sé que puede parecer exagerado, pero un anime y un manga como éste se merecían un homenaje así.

    En fin, voy a coger el coche que hoy tengo un día movidito >_______<.

    Un saludo.

    PD: Como ya dije en su momento, ni confirmo ni desmiento (como si fuese un personaje de la prensa rosa) si es o no mi cumpleaños. Lo dejo al libre albedrío de la gente😛. No obstante, agradezco de corazón las felicidades😀.

  8. Magnífica, simplemente magnífica. Muy buena entrada, de las que más me han gustado junto a las de la Princesa Mononoke y a la de Howl’s moving castle. Se nota que cuando haces entradas con el corazón, acabas creando auténtico arte, un lujo vaya.

    Y qué decir de monster? Es de mis series preferidas, ocupa mi top 5, y en ella aparecen varios de los personajes más interesantes y cautivadores de la historia del anime, como Lunge (nunca lo había visto escrito como “Runge” xDD), Grimmer, Bonaparta, y el mejor de todos: Johan Liebhart.

    Podría enrollarme mucho sobre esta serie, sobre cómo me impactó la historia del cuento del Monstruo, sobre su música (especialmente el primer ending, impresionante y sobrecogedora), sobre cómo me impactó la personificación del diablo en Johan, etc. Pero tu entrada es demasiado pulcra como para que sea profanada por mis comentarios.

    Volveré a leerme la entrada de nuevo esta noche, porque me ha encantado, y a lo mejor vuelvo a comentar la entrada de nuevo.

    Y finalmente, aunque no lo confirmas ni lo desmientas, hoy, sin ninguna duda, lo diré finalmente: feliz cumpleaños, que cumplas muchos años más, y que sigas por el camino que te has marcado durante muchos muchos años, sin que nada ni nadie te vuelva a sacar de él.

    Cuidate viejales ^^

  9. Un pelin larga no? jeje
    La verdad es que cuando empece este magnifico anime no tenia ni la menor idea de lo que tenia entre manos. Una ambientación tan bien recreada y esa sensación constante de angustia en cada capitulo no eran normales. No era a lo que estaba acostumbrado en un anime.
    La nota es sin duda alguna la merecida. A mi no me temblaría la mano al ponerla. Se la merece sin objeción alguna.

    P.D.: Uno de mis personajes preferidos es Wolfgang Grimmer. Llegue a sentir compasión por un personaje sin sentimientos y apreciar su frustración. Magistral.

    P.D.2: El final en mi opinión fue el acertado. Sentí que debía terminar así. No podía suceder otra cosa.

  10. Como siempre, muy interesante y exaustiva (y extensa) reseña.
    Realmente una obra a la que le tengo muchas ganas desde que ví algunos capítulos sueltos por la tele, que me llamaros mucho la antención. Lástima que por diferentes motivos, no puede seguirla.
    Espero algun día llegarla a leer, y aun más se ha gustado a alguien tan difícil de contentar como eres tu xD.

  11. Mis más sinceras felicitaciones Dath, tanto al hipotético aniversario según comentáis, como a la apoteósica reseña de Monster en profundidad. No voy a objetar que es muy grande pedacito a pedacito del desarrollo que posee, y que se debe revisionar para saborearlo en su “todo”, almenos como mi caso que en su día la vi via fansub a cuentagotas.

    Y eso quiere decir que, la adaptación animada, es de aquellas pocas que respetan tanto a la obra, y al autor, que uno no se puede sentir defraudado o faltarle algo por perderse la versión en papel o viceversa.

    Además, es Madhouse, ¿quién sinó sabe parir mejor que ellos este género? Reiterando mi devoción por Kaiji, ahí está, Akagi o Death Note (por saber ambientarla, ya que la adaptación sufrió un poco) y otra obra del que estoy comentado rápidamente, a ver si antes de salir lo posteo.

    Y dejo de alargar el comentario que sinó sufro de síndrome “Dath”😛

  12. Anonadado estoy, amigo Dath… eres todo un especialista en descubrirme perlas orientales😀

    Tal y cómo lo has expuesto, no me puede resultar más apetecible. Reminiscencias “hitchcockianas” (y de su alumno predilecto, el gran Brian DePalma… “Dressed to kill” y la marciana “En nombre de Caín”. Por otro lado, la elección de la madre de Johann también me ha recordado a la que tuvo que tomar Meryl Streep en “La decisión de Sophie” de Alan J. Pakula), un apartado artístico en el que predomina el buen gusto, una trama trabajada con enlaces de carácter histórico, amplia galería de personajes, perfiles psicológicos complejos… y la BSO de la intro me ha encantado!

    Nada, nada… ya he colgado un cartel de “Wanted: Dr. Tenma 15000$ reward” en la pared de mi cuarto (ahora que está de moda Red Dead Redemption); imagino que los enanos caza-recompensas que curran dentro de mi Mac se han puesto en marcha y no tardarán demasiado en capturarlo y llevarlo hasta mi presencia😉

    Monster al margen, me ha encantado cómo has redactado y expuesto todo lo referente a los experimentos mentales que practicaron los nazis. En particular, ese párrafo en el que señalas que esos aberrantes crímenes no fueron mucho mayores que los perpetrados por otros regímenes.
    Desde el fin de la 2ª GM, el Imperio predominante (EEUU) se ha encargado de demonizar sistemáticamente y a golpe de propaganda (ya sea mediante el cine, la tv, la literatura, cómics o videojuegos) la injustificable barbarie llevada a cabo por parte del pueblo germano. Pocas veces, y hasta hace muy tiempo, esa propaganda trató de explicar el porqué de dicha barbarie; a la par que omitió otras salvajadas perpetradas por todos los imperios de turno (ya lo dice el dicho: “en todas partes cuecen habas”).
    Me ha gustado ese matiz; demuestra tu amplia visión🙂

    Nada más resta por añadir; salvo comentarte que ojalá hubiese más periodistas como tú… con capacidad, arte e interés por la documentación rigurosa. Y basta de peloteo😄

    Saluti!

    PD: Por cierto, ¿qué opinas del fichaje de “The special one” (aka Mou)?

  13. xDD si que te has ansiado a escribir, de momento solo he leído una parte de la entrada, esperare a esta madrugada que tenga tiempo. De momento digo lo que me pareció esta serie.
    Una grandiosa serie como ya comentas xD pero es la serie mas leeeeeeennnnnnntaaaaaa de todos los tiempos xD o la coges con ganas o no la acabas ni en 10 años xD

  14. Ante todo mil perdones por el retraso al pasar los comentarios y contestar, pero me he pasado casi todo el día en la carretera, salvo unas horas en las que estuve en Valladolid. Así que vayamos por partes y empezaremos por lo que hay que empezar.

    Ciro, mi análisis sobre el fichaje de Mou es siempre el mismo. Lo que tiene que hacer el Madrid es pedirle públicamente disculpas a Vicente del Bosque y expulsar inmediatamente a Valdano. Punto. Y no hacen falta galácticos ni en el banquillo ni fuera de él; hace falta gente honrada y trabajadora. Ah, y mandar a freír puñetas al Marca, y en general a todos los medios “madridistas” que están apoyando a los parásitos del equipo y su comportamiento de niñatos. Por cierto, Pellegrini fue un entrenador más que digno y un señor que tuvo las narices de hacer lo que nadie tenía el valor de hacer, mandar a freír puñetas a Raúl y a Guti. Me parece impresentable el trato que se le ha dado.

    Darth Gon, es que la gracia de esta serie era la de que convertía al manga y al anime en auténticas obras de arte que miraban de tú a tú a los mejores guiones de intriga. Y hombre, el final… pues sí. Es que Tenma no hubiese sido Tenma de haber actuado de otro modo.

    Muga, créeme, cuando pongo un 10, es por algo. Y ésta es la única vez que veréis que haga eso nada menos que con dos cosas a la par😉.

    Anónimo, no voy a obviar que es grande. Lo que pasa es que es… una serie muy especial😀 y merecía un trato diferente.

    Gantz no te preocupes, sé que es muy extensa. Está pensada para desentrañar todos y cada uno de sus detalles y así… hipnotizar a los que no la han visto para que ya lo hagan😀.

    Djevel, los comentarios jamás profanan un artículo. Sólo lo enriquecen y si además los firmas tú son siempre bienvenidos. Y recuerda que estoy deseando leer tu Top 10😉.

    Un saludo.

    PD: ¿Qué habrá hecho un viejales como yo para tener unos lectores tan cojonudos como vosotros? Me he emocionado T___T. ¡Sois los mejores!

  15. Pingback: Monster, el manganime que se atrevió a superar el estilo de Hitchcock - apezz.com

  16. Pues muchísimas gracias. La verdad es que cuando uno se ha dejado la piel en un artículo, siempre le gusta encontrarse comentarios como el tuyo como premio ^______^.

    Un saludo.

  17. Completamente de acuerdo. Usted y yo tenemos gustos muy similares, señor. A veces me asusta.

    PD: Si no me hubiese visto el anime dos veces y leído el manga tres, hasta me darían ganas de volver a hacerlo.
    PD2: Lamentablemente yo tengo la primera edición española del manga. Lo que por otra parte no me ha permitido disfrutar de ella como un jodido enano.
    PD3: Huelga decir que el artículo me ha parecido IMPRESIONANTE.

  18. La verdad es que tenemos gustos muy parecidos, aunque no nos debemos de olvidar que uno de nuestros denominadores comunes es que ambos HAMAMOS los finales de los artículos de Carca :3.

    Un saludo.

  19. Bueno, la verdad es que cualquier cosa que diga sólo puede empeorar un artículo impecable. Pido disculpas de antemano por ello, sólo voy a exponer algún aspecto que a mí personalmente me ha sorprendido de esta obra.

    Cuando terminé de ver el anime me dediqué fervientemente a buscar por Internet cualquier web, blog o foro, en el que hubiera referencias a su final, por mínimas que aquéllas fueran. La verdad es que me dejó tan shockado que creía que me había perdido algunos detalles por el camino que me dieran las claves para ese último capítulo que no cerraba del todo la historia; perdón, no me cerraba del todo la historia. Creo que con el tiempo, repasando mentalmente las decenas de hilos argumentales que se entrecruzan, chocan o avanzan paralelos, he podido llegar a elaborar una teoría que me explica la historia al 99%. No obstante, es tan grande, tanta la información a manejar, tantos personajes cada uno tan bien definido, con su pasado, con su personalidad, con sus aspiraciones, virtudes y bajezas, que no consigo llegar a cerrar el puzzle. Bueno, no es suficiente para que me enoje o le reste mérito o calidad a esta obra maestra, pero me hubiera gustado poder cerrar el círculo en mi cabeza. Qué pena que los cerebros no los hicieran en Quad…

    Uno de los aspectos que más me llamó la atención de la historia es que la forma de introducir determinados personajes o incluso determinadas líneas argumentales. Es sorprendente, desde un punto de vista del espectador acostumbrado a ver estructuras narrativas monótonas en los anime, la manera en que un capítulo puede llegar a un clímax, dejarte con el vello de punta esperando a la resolución del siguiente capítulo… y que en éste la cosa empiece en otro lugar, en otro momento, con otros personajes (nuevos o no) y contándote algo que parece que no tiene NADA que ver con el hilo de la historia principal, ni mucho menos con el final del capítulo anterior. De hecho existen bastantes capítulos en los que no aparecen ni un minuto los protagonistas principales.

    Esta traslación del tempo narrativo es un recurso maestro que no recuerdo haber visto en ninguna otra obra anime, y por su dificultad de implementar creo que casi mejor que no lo hayan intentado. Sólo a Urasawa le creo capaz (porque ya lo ha demostrado) de poder hacerlo sin perder el interés del espectador ni cometer un fallo de guión, de raccord o de script (si se me permite el simil cinéfilo). Como ejemplo, el cambio a la historia de Suk, el detective checoslovaco, con ¿Anna? de por medio, como si tal cosa. O el que permite introducir a Richard Brown. O mismamente, el del propio Grimmer. Un dominio del tempo y de la evolución narrativa así no es, en verdad, nada común.

    En fin, amigo Dath, me ha cautivado la lectura de tu análisis tan bien expuesto y organizado, permitiéndome rememorar esta delicia de anime. Y más con la lección de historia previa, de la que yo ignoraba bastantes cosas. Siempre me resultó curioso que un japonés se atreviera a contar con tanto detalle una historia situada en un contexto histórico (la RDA y la Checoslovaquia comunista) tan alejado del propio periplo vital del pueblo nipón. Es como si un español decidiera contar una historia sobre la guerra de Crimea o la de Corea; como mínimo lo vería como un marciano en el contexto literario español.

    Muchas gracias y un saludo (y felicidades por tu cumpleaños, si no he captado mal las connotaciones del resto de compañeros jeje)

    PD: sólo una cosa, Mª del Mar Tamarit era la voz de Eva. La voz de Nina era Joel Mulächs, que no sé si se escribe así pero me suenan los 2 puntitos de verlos en los muchos finales de capítulo. xD

  20. Ostrás, es verdad que identifiqué mal al doblaje de la Tamarit. Lo siento, es que para cuando escribí esa parte tenía ya la cabeza como un bombo. Mil perdones ^^U. Ahora mismo lo cambio.

    Por cierto, ¿sabes lo divertido a mi juicio de eso que cuentas sobre la forma de dejar al espectador intrigado con un capítulo que cortan justo en el momento más interesante y cuyo episodio siguiente no tiene nada que ver con el anterior? Pues que eso mismo intentaron hacer con “Perdidos”, sólo que ahí todo lo que narraban no tenía ni pies ni cabeza y todo quedaba hilvanado de cualquier manera.

    En ese sentido siempre he dicho que LOST es la perfecta culminación del marketing audiovisual: da igual que el producto ofrecido en forma de argumento no tenga sentido puesto que serán sus propios fans los que se lo intenten dar por Internet con teorías absurdas. Pero ya ves, esa serie paralizó al mundo hasta hace poco (especialmente con su final) y sin embargo Monster, en la que todo queda atado y bien atado y se tiene un máximo respeto por el espectador, no goza de tanta popularidad ni nivel de reconocimiento a nivel mundial.

    Supongo que el ser una serie de animación obliga a vencer los estereotipos de turno ^^U.

    Un saludo.

  21. Pues no he visto ni un sólo capítulo de Lost. Y dirás “¿En qué caverna has estado metido los últimos 5 años?”. Bueno, es que, por absurdo que parezca, estaba esperando a que terminara la serie y verla completa del tirón, sin arriesgarme a padecer lo que parecen ser casos múltiples de ansiedad y angustia por exceso de curiosidad jeje. Ciertamente ha sido difícil entrar en Internet sin que te destripen en cualquier sitio algo de esa serie, pero por ahora lo voy consiguiendo. Dentro de unos días me pegaré la maratón para poder consumar el plan xD.

    [OFF-TOPIC]No os quiero aburrir, pero una ex-novia mía comentaba, allá por el año 2001 o así, que ni había visto Star Wars (ninguna), ni iba a ver La Comunidad del Anillo, ni quería hacerlo hasta que no se hicieran todas las películas de esas sagas, porque no quería quedarse a medias. Pobrecilla xDDDD. La verdad es que le perdí la pista a la chica antes de que se terminasen ambas sagas, así que no sé si habrá llegado a verlas. En cualquier caso, siempre te puedes morir antes de que se termine por completo un producto y eso que habrás perdido.[/OFF-TOPIC]

    Me pega que lo de Lost sea como dices, un producto de marketing que se hizo tan grande y daba tanto dinero, que se les fue de las manos. Había que seguir metiendo detalles asombrosos y sin aparente sentido para que el personal siguiera enganchado y conjeturando. Y luego a ver cómo rayos se explica toda la bola de nieve formada…

    Pero bueno, el tema es que Monster es una serie colosal y que recomendaría a cualquiera que la viera cuanto antes, que uno no se puede ir a la tumba sin haber degustado esta maravilla, leñe.

    Saludos.

  22. Si Monster es el mejor manga y el mejor anime, tu reseña de Monster es fácilmente la mejor que se ha hecho jamás, ¡eres grande tío!

    Al principio choca un poco la comparación con Hitchcock, pero es la puta verdad, Urasawa ha entrado en el Olimpo de los grandes con esta joyaca y 20th Century Boys, a ver si nos deja con otra genialidad en Pluto, pero parece que todo lo que toca este hombre se convierte en oro.

  23. Roy, no sé si esta reseña es o no la mejor de Monster, sólo sé que es un regalo de mi parte para todos vosotros para daros las gracias por estar ahí, y que así de paso, los que todavía no lo hayáis hecho, la disfrutéis como se merece😛.

    Ryderark, digamos que tampoco te pierdes gran cosa sin haber visto Perdidos. Desconozco si coincidirá o no con tus gustos, pero en relación a los míos yo personalmente me sentí estafado. De hecho me pareció utilizar el programa “Supervivientes” e intentar hacer de él una serie de Ciencia-Ficción haciendo uso de la tan manida estrategia de colocar elementos inverosímiles que despierten la curiosidad del espectador y que lo mantengan semana tras semana pegados a la pantalla.

    El problema de esa táctica es que hay que saber cuándo parar, y mucho me temo que sus guionistas siguieron y siguieron hasta que la audiencia se cansó (mediados de la tercera temporada). Después se intentaron hilvanar las situaciones y pasó lo que tenía que pasar: que cuando quisieron encauzar la situación habían creado un sinsentido que no sabían ni dónde empezaba ni dónde acababa. Simplemente no había ningún objetivo, al final ya no sabían cómo alargar la trama y ésta pedía a gritos ser hilvanada de una vez… y no supieron hacerlo.

    Tú mismo te darás cuenta de que hay un sinfín de cabos por atar que quedan en el aire y que muchas de las cosas que acontecen al final no tienen el menor sentido, aunque te recomiendo que para entonces te leas los artículos que se han llegado a escribir intentando justificar cada segundo de los muchos “sin pies ni cabeza” que te quedan por ver. Yo en particular los encontré bastante divertidos, porque algunos es que, en serio, son ridículos.

    No obstante, la conclusión final será tuya. Por cierto, yo también soy de los que no ven una serie hasta que no está terminada. Y por supuesto me la ventilo de un tirón. Así que tranquilo que en eso somos iguales😛.

    Un saludo.

  24. Hola!!
    Ayyy perdón por el retraso, pero el viernes estuve que no paré por casa apenas y el sábado me fui al pueblo de finde, así que ni internet ni nada…
    IMPRESIONANTE la reseña… Madre mía qué currada de trabajo que has hecho.
    Me llamaba mucho la atención cuando la sacaron, pero el paro mío y de mi hermano, es lo que tiene, que llevamos mucho tiempo aprendiendo a quedarnos con las ganas de un montón de cosas…
    Me han entrado muchas ganas de ver el anime, que me da rabia perderme por más tiempo esta serie… Otra cosa más que se me acumula, si es que no doy abasto…

    Saludos!!
    ps: Sí, yo también creo que el 28 es tu cumpleaños… pero como prometí felicitarte en Junio por tu no cumpleaños y así no meter la pata… es lo que haré ^^

  25. Nada, Isabel, tú por eso no te preocupes. Si como dicen en mi pueblo, nunca es tarde si la dicha es buena. Espero que te lo pasases bien el finde. Por cierto, cuando puedas échale un vistazo a Monster. Te aseguro que no te arrepentirás😀.

    Un saludo.

  26. Pingback: Top 10 anime « Cawing to reality

  27. Buenas, Doctor Tenma… digoooo Dath (lo siento, pero te identifico mogollón con Kenzo; no sé si será debido a la melena azabache o por vuestros principios morales y profesionales ^_^ )

    A lo que iba… ayer visioné los dos últimos capítulos de la serie y me encuentro conmocionado.

    Es impresionante cómo logran hilvanar la trama estilo telaraña; apenas dejan cabos sueltos y logra mantener el interés en todo momento (los últimos cinco minutos de cada capítulo son de infarto; y me encanta la manera que Urasawa y Kojima tienen a la hora de emprender el siguiente episodio con otra trama distinta. Genera una incertidumbre muy potente. Eso sí, como bien comentas, a diferencia de otras series más populares, ésta sí completa el círculo revelando casi todos sus misterios).

    Por contra, la trama trae consigo un fallo de base bastante gordo. Los gemelos idénticos son siempre del mismo sexo.

    Existe una excepción conocida como Síndrome de Turner, pero conlleva una tara física que impide que los gemelos sean idénticos (uno de los niños, al que le faltaría un cromosoma, tendría una altura mucho más reducida que el otro). Vaya, si se trata de un error (a lo mejor hay más excepciones que desconozco o dicho “fallo” se puede atribuir a los experimentos genéticos) es una lástima porque el trabajo de documentación e investigación del guión es impecable.

    Por otro lado, sigo sin tener claros algunos interrogantes.

    – El asesinato masivo de la mansión de las rosas (¿Bonaparta lo lleva a cabo para borrar el pasado de los niños? ¿Por amor hacia la madre? ¿En qué consistían los experimentos genéticos a los que se sometió a la madre?)

    – ¿Es Nina/Ana el verdadero monstruo o ambos hermanos lo comparten?

    – ¿Porqué Johann invita a su hermana a que le dispare en la cabeza cuando son pequeños?

    …mmm me están entrando ganas de volver a ver la serie….
    La galería de personajes es espectacular. Johann, Roberto y el Inspector Lunge me ponen la piel de gallina.

    Respecto al paralelismo que haces con el cine de Hitchcock no estoy de acuerdo. Ciertas tramas y sub-tramas (la persecución del falso culpable, la obsesión de Johann por vestirse como su hermana…) sí tienen que ver con algunos leitmotivs del cine de Sir Alfred. Al igual que la figura del elegante y culto villano. No obstante, desde el punto narrativo-visual tiene poco que ver.
    Aquí, en la mayoría de ocasiones, director y guionista optan por ir revelando aspectos clave de la trama poco a poco; ocultando algunos misterios al espectador. Por su parte, Hitchcock (salvo excepciones como “Rebecca” o “Marnie la ladrona”) siempre defendió que el verdadero suspense se produce cuando el espectador es consciente de todo y el protagonista no (sabemos porqué Thornill/Kaplan es perseguido, pero él no lo sabe; sabemos que Madeleine y Judy son la misma persona, pero no cuando el protagonista Scottie actuará; etc…).
    Bo, en “Monster” hay un montón de capítulos que sí se rigen por ese mismo patrón; pero en general juega mucho con la sorpresa y los giros de argumento. Por lo que, en ese plano, no me recuerda demasiado a Hitchcock. Lo que no quiere decir que no la considere el mejor Anime que haya visto jamás… y mucho más interesante que la mayoría de thrillers contemporáneos. Pero creo que algunos puntos son mejorables (como todo, al fin y al cabo😉 ). Eso sí, en mi opinión el final es perfecto.

    Cambiando de tercio, me ha encantado el retrato de las gentes, los pueblos y ciudades alemanas (capta el ambiente a la perfección) y de la República Checa. Se nota que realizaron un estudio exhaustivo de todas las regiones que sirven de escenario a la serie. Al igual que con todos los detalles (programas de tv, prensa, gastronomía..)
    En una palabra: ¡Wunderbar!

    Gracias por el descubrimiento… ha sido un gran regalo🙂

    Saluti!

    PD: Pequeño matiz; he vuelto a leer tu texto y creo que deberías cambiar “transexual” por “transvestido” o “travesti”.

  28. Pues créeme que no eres el primero que me dice que me parezco a él. De hecho ambos nos vestimos muchas veces con camisa azul y camiseta blanca xDDDDD.

    Bueno, tienes toda la razón, aunque realmente es un pequeño fallo mío el calificarlo de gemelos en vez de “mellizos” como en realidad son (ambas palabras son sinónimas aunque la segunda hace referencia a los dicigóticos). Por lo demás carezco de la formación necesaria como para rebatir lo que has dicho acerca de los monocigóticos, aunque efectivamente sí que tengo entendido que éstos por regla general son del mismo sexo. Por ello, no me queda más remedio que darte la razón.

    Por lo demás, algunas aclaraciones (mejor dicho intentos de aclaraciones) a tus preguntas:

    a) Efectivamente Bonaparta estaba enamorado de la madre de los mellizos, aunque siempre pensé que ese asesinato masivo se debió a sus ansias de controlar todo el proyecto en solitario (aunque esto es una suposición mía).
    b) Nina era realmente la que fue sometida a los primeros experimentos (es la que la madre entrega para ello). Después se los cuenta a Johan y los asume como tales. Más tarde Nina pierde la memoria y de ahí ese lío. No obstante, Johan es el que va después al internado. (Que conste que yo tuve que ser corregido en una ocasión en el pasado porque me equivoqué con esto)
    c) La relación entre ambos hermanos es realmente extraña y en ciertos momentos llegué a pensar que Johan estaba enamorado de Nina. Supongo que ese acto se debió a que Johan era consciente de que sus asesinatos estaban destrozándole la vida a su hermana y quiso redimirse así ante ella. También hay que pensar que para el monstruo la vida no tenía más sentido que la de ir reproduciendo en canon del monstruo del libro de Bonaparta y tal vez pensó que las únicas personas que tenían un verdadero derecho a acabar con él eran Tenma o Nina. Aunque repito que esto son hipótesis mías.

    En relación a lo de Hitchcock me basé, como ya dije en el análisis, en el concepto de psicótapa que siempre esgrimía. Un ser encantador que utilizaba esa faceta suya para acercarse a su víctima y, tras hacerse con su confianza y obtener de ella lo que quería, la mataba. También en el transexualismo que se puede ver en Psicosis. Sin embargo, estoy de acuerdo con lo que dices en torno a la atmósfera con la que el director retrataba su concepto de suspense en muchas de sus películas, pero no en todas. De hecho atraviesa un montón de etapas a lo largo de su vida que lo convierten en un autor extraordinariamente complejo y terriblemente interesante. Por ejemplo en “Con la muerte en los talones” el espectador es omnisciente desde el principio, pero con “La ventana indiscreta” no lo es y sólo tiene plena consciencia de lo que ocurre en su mismo final, cuando por fin tiene pruebas del asesinato. Es lo que tienen estos genios; jamás se puede dibujar un canon para todas sus obras y siempre consiguen sorprendente.

    Un saludo y me alegro de que te haya gustado😀.

    PD: En su momento medité largo y tendido sobre si debía definir a Johan como transexual o como travesti y finalmente opté por la primera opción, dado que la RAE los define como “1. adj. Dicho de una persona: Que se siente del otro sexo, y adopta sus atuendos y comportamientos.”. Si te fijas Johan en más de una ocasión adopta plenamente la personalidad de su hermana y se siente ella en varios momentos de su vida de un modo que va más allá de lo ocasional (especialmente cuando son niños y el peligro ha pasado) y de ahí mi elección. Digamos que la Real Academia incluye en esta definición tanto a los operados como a los que no lo están.

    Un travesti, según la RAE, hace referencia a algo más “carnavalesco” y festivalero. Podríamos decir que es un grado inferior ya que sólo implica connotaciones de vestimenta así como ciertas tendencias psicológicas hacia sentirse del sexo contrario que no se han consumado en una operación: “Persona que, por inclinación natural o como parte de un espectáculo, se viste con ropas del sexo contrario

  29. XDDDD lo sabía, eres Tenma!!! XDDDD

    Bo, lo de gemelos-mellizos es un fallo mínimo (pero no me refería a que fuese un fallo tuyo, sino del autor de la obra); aunque ambas palabras procedan de la misma raíz, el “fallo” puede considerarse una pequeña licencia dado el orígen experimental de los gemelos/mellizos. Pecata minuta si lo comparamos con lo que nos ofrece.

    Tus respuestas a) b)y c) me convencen y me animan a volver a visionarla junto a mi señora este mismo verano. Monster tiene miga, mucha miga… ¿qué te voy a contar? ^_^

    Mmmm… “La ventana indiscreta” es una cinta muy singular. “Puramente cinematográfica” como cuenta el propio Hitchcock en su mítica entrevista con Truffaut. Ya que dispone de un único e inmenso decorado (un micro-mundo) y un sólo punto de vista (la ventana del prota). No obstante, el espectador sí sabe un poco más que Stewart. Ya que el punto de vista se mantiene mientras el protagonista duerme; revelándonos algunas pistas que aumentan la sensación de que Stewart está en lo cierto. No confirma el crimen, pero sí sirve para enfatizar el suspense.

    Si bien Hitchcock siempre mantuvo esa premisa del sentido del suspense, también es cierto que establecer un canon para su obra es una tarea fútil. ¡Siempre sorprende!
    Sería interesante un “remake” de Monster a manos de Sir Alfred. Por soñar que no quede.

    OK, tomo nota de la definición de transexual (y me doy una colleja por ir de listillo😉 )

    Saluti!

  30. Es que hablar de “La Ventana Indiscreta” es hacerlo más que de una película… de un estilazo. De un sello de distinción. Siempre me he quedado a cuadros con la terrible angustia que es capaz de transmitir Stewart cuando ve próxima a la muerte, y… qué cojones, es que si te va a cuidar Grace Kelly… ¿Quién se resiste a partirse la pierna? Ogh, es que se me hace la boca agua sólo con recordarla. Y la colleja no te la des porque tú tampoco has fallado. Se trata más bien de una diferencia puramente filosófica y vinculada a la subjetividad del hablante con lo que no se puede decir que haya una respuesta clara😀.

    Un saludo y ya estás tardando en ponérselo a tu señora. Estoy seguro de que le va a encantar.

    PD: Perdón si no estoy muy lúcido, pero vengo de lidiar media hora con una tormenta del copón que me ha pillado en la mitad de la carretera y… puff, qué miedo he pasado con los putos rayos @____@.

  31. Pingback: FullMetal Alchemist, el estigma del pecado de aquéllos que intentaron derrotar a la Muerte « Drakenland / El lobo zamorano

  32. aqui difiero contigo,monster es un manga fabuloso y genial, pero no me parece ni siquiera el mejor trabajo de urasawa el cual creo que el titulo pertenece a otro”monstruo” del manga el cual se llama 20th century boys. sobre los tomos del manga y la novela que si bien es muy entretenida aporta nimiedades,cada tomo vale su peso en oro

    el anime no me parecio tan bueno como el manga, de hecho en el apartado grafico urasawa siempre ha tenido un estilo realista aunque algo pobre donde dentro de la misma historia se repiten personajes, lo que casi me llevo a pensar que todos los alemanes eran igulaes.

    a mi punto de vista monster es un anime de 9.0, pero respeto tus argumentos y no podria estar mas de acuerdo en que estamos ante una joya del manga/anime

  33. Pingback: Last Exile, la odisea de dos jóvenes pitolos que salvaron a la humanidad « Drakenland / El lobo zamorano

  34. Pingback: Ranma ½; la locura transformista de Rumiko Takahashi « Drakenland / El lobo zamorano

  35. Pingback: 20th Century Boys; la involución de Naoki Urasawa « Drakenland / El lobo zamorano

  36. Pingback: Nuevas adquisiciones y futuros proyectos para el blog « Drakenland / El lobo zamorano

  37. Pingback: Pluto; la fusión de las generaciones de Tezuka y Urasawa « Drakenland / El lobo zamorano

  38. Pingback: Final Fantasy VI, el videojuego que inauguró la edad de oro del RPG japonés « Drakenland / El lobo zamorano

  39. Pingback: Colorful, el pasaporte de Keiichi Hara al Olimpo de la animación japonesa | Drakenland / El lobo zamorano

  40. Pingback: Touch, los bateadores universales de Mitsuru Adachi | Drakenland / El lobo zamorano

  41. Pingback: Tengen Toppa Gurren Lagann, el taladro con el que Gainax perforó los estereotipos del anime | Drakenland / El lobo zamorano

  42. Pingback: Macross, el desafío espacial a Toei | Drakenland / El lobo zamorano

  43. Cuando leí tu artículo hace dias pense tu crítica iba muy sobrada. Tras haberte hecho caso y ver toda la serie solo puedo darte las gracias por descubrirme una serie tan buena y tenías razón.

  44. Pingback: Aldnoah.Zero (Parte 1), el universo mecha según Urobuchi | Drakenland / El lobo zamorano

  45. Pingback: Terra Formars, la cruzada contra las cucarachas genocidas | Drakenland / El lobo zamorano

  46. Pingback: La atípica concepción del bien y del mal en el manga y el anime | Drakenland / El lobo zamorano

  47. Pingback: Nippon Animation, el anime con sabor a clásico juvenil como contrapeso a Toei | Drakenland / El lobo zamorano

  48. Pingback: ¿Por qué cayeron los fansubs españoles de animación japonesa? | Drakenland / El lobo zamorano

    • Sin duda sería genial. De hecho tengo también esa novela. El problema es que con la sobrecarga de trabajo que tengo ante mí, y todas las reviews que tengo en lista de espera me temo que no será posible. Tal vez en el futuro, e incluso así dudo muy seriamente que algún día acometa dicho trabajo. Aunque, como todo, ya se verá.

      Un saludo.

  49. Es la primera vez que leo una reseña de Monster que tiene todo lo que una reseña de tal obra tiene que tener. Acabo de volver a terminar Another Monster y de adquirir la serie para re-mirarla por 3ra vez. Y cada vez más percibo rasgos de cosas que antes no me había percatado. Muchas gracias por el esfuerzo de realizar un artículo tan completo sobre esta obra maestra. Con buenos comentaristas y difusores, quienes amamos la obra del maestro Urasawa nos sentimos contentos porque se plasma la emoción y la totalmente justificada pasión de los fans por su obra. Muchas buenas vibras y sigue con la labor!!!

    • Muchísimas gracias. Hace ya más de seis años que escribí este artículo y la verdad es que me ha dado muchas satisfacciones y, desde luego, ha contribuido a extender la que no es sino, posiblemente, la mejor obra de Urasawa y del anime en general.

      Un saludo.

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s