Pale Cocoon

Ya nos habíamos referido en anteriores ocasiones a Yasuhiro Yoshiura como uno de los talentos más prometedores y apasionantes del actual panorama del anime cuando analizamos la opera prima de este director y diseñador: Mizu no Kotoba. Un corto que, si bien mostraba ya formas esperanzadoras en cuanto a la manera realmente peculiar de presentar e hilvanar las situaciones, adolecía de una trama poco significativa e intrascendente que privaba al título de hacerle merecedor de la consideración de “grande”.

Cuatro años después de aquello y nuevamente bajo el sello delStudio Rikka, Yoshiura cambiaba radicalmente de tercio para ofrecernos un OVA de Ciencia Ficción llamado Pale Cocoon (ペイル コクーン) que con únicamente 23 minutos de metraje, catapultó al estrellato a este joven merced a galardones como el premio al mejor Screenplay en el primer Festival de Cortos de Sapporo o el simple efecto boca a boca/viral en Internet.

Su argumento aborda la historia de Ura y Riko, dos jóvenes que trabajan en una especie de yacimiento arqueológico de datos informatizados en el que se hallan archivos que recogen material acerca de cómo era el aspecto y la vida de aquel planeta llamado Tierra antes de que el hombre lo destruyese, y cuyo contenido sume en la desesperación a todos los que en él trabajan.

Estamos pues ante una distopía ubicada siglos después de un supuesto apocalipsis en el que el hombre sobrevive en el subsuelo ante la imposibilidad de vivir en el exterior y con la esperanza de poder volver algún día al lugar del que era originario. Todo ello a pesar de que su final nos reserva una pequeña sorpresa muy difícil de prever y que denota hasta qué punto los humanos del relato permanecían ajenos a la realidad que les rodeaba como si de los personajes de la Caverna de Platón se tratasen.

Estamos pues ante el enésimo relato de corte ecologista que incita al respeto máximo al medio ambiente mientras llama al orden a nuestras conciencias sobre la forma de actuar del ser humano y el daño que éste es capaz de infringirle al entorno natural que le da la vida, aunque sólo en su fondo. El lirismo de cada escena y el uso de los primeros planos mezclados con el sonido sumerge al espectador de un modo único e indescriptible en el alma rota de los protagonistas y ayuda a penetrar en el fondo de su psique hasta hacerlo cómplice indirecto de todas las visicitudes acaecidas, rayanas incluso a la locura.

La calidad de sus CGs así como su fusión con los efectos de sonido de Kazumi Ohkubo y de la OST compuesta por Tohru Okada resulta simplemente magistral. Aunque sin duda es “Aoi Tamago”, el celestial tema interpretado por Little Boa, que pone voz a la idol ficticia Yoko Yamaguchi, el que marcará el momento más emotivo e impactante de Pale Cocoon con el que se nos llevará física y espiritualmente a un cielo en el que, tras unos minutos que saben a auténticos años, encontraremos una más que merecida redención para unos personajes capaces de sentirse fascinados por algo tan insignificante para seres tan afortunados como nosotros… como la visión de una flor.

Uno de los mejores cortometrajes jamás producidos en el mundo del anime que por sí mismo le hizo ganar a Yoshiura un bien merecido espacio en la historia del género al que esperamos aporte en el futuro genialidades similares a las propuestas por Makoto Shinkai.

NOTA: 8,75

13 comentarios el “Pale Cocoon

  1. Pingback: Mizu no Kotoba / Aquatic Language « Drakenland / El lobo zamorano

  2. Impactante. La verdad es que desconocía todo este mundo de cortos animados. Me alegra mucho que nos enseñes estas pequeñas joyas.

  3. Yo es que me enamoré de esta pieza con la canción de Aoi Tamago, de la que simplemente puedo decir que es sublime. Sin contar con la escena en la que sube las escaleras… realmente fascinante :D.

    Un saludo.

  4. ME HE ENAMORADO DE ESTA ANIMACIÓN! me lo voy a descargar ya! ò_ó buffssss está muy bien hecha! por cierto, el jueves voy a ir al cine con takun a ver una película asiática que puede que te agrade bastante, se llama AIR DOLL.
    Mírate el tráiler por si te interesa:

  5. ¡Vaya! Tiene muy buena pinta. Espero que os guste a Takun y a ti. Intentaré echarle un vistazo puesto que me ha gustado la idea del vacío de las grandes ciudades. Así pues más tarde o más temprano la veré ^^.

    Un saludo.

  6. Pedazo de corto, lo extraño es que nunca me había interesado por los cortos de anime xD tendré que seguirlos un poco más de cerca porque este me ha encantado…

    😄 joder Kosai, esa peli es Pinocho a lo Japo xDDD no ahora enserio, la verdad es que tiene buena pinta y aunque no es que me entusiasme el cine asiático igual tengo que hacer una excepción.

  7. Pues el cine asiático tiene de todo, aunque el que está en alza es el chino, que últimamente no para de producir maravillas como Ciudad de Vida y Muerte. Japón se centra más en el tema de animación, pero de vez en cuando produce alguna película de imagen real que merece la pena :D.

    Un saludo.

  8. El cine surcoreano también está a un gran nivel, y en esta primera década de siglo han hecho una gran cantidad de películas muy muy buenas.

    Lo malo del cine asiático es que aún es muy desconocido en Occidente. Sólo conocemos a Kurosawa, Ang Lee y un poco a Park Chan-wook, pero hay una cantidad de directores asiáticos simplemente colosales. Tanto en el cine japonés (Mizoguchi, Ozu, etc.), chino (Zhang Yimou) y surcoreano (Kim Ki-duk, John H. Lee, Lee Chang-dong, etc.) hay una gran cantidad de maestros desconocidos en Occidente todavía. Y mientras, aquí llega sólo Hollywood y cine español (del malo, todavía no hay para mí un director español que le llegue a la suela de los zapatos a Garci o Berlanga).

    PD: Muchas gracias por poner el video Dath, hacía tiempo que quería verlo y no me animaba, me has ahorrado trabajo. En cuanto a la obra en sí, francamente bonita, no magistral para mí, pero sí que la recordaré durante mucho tiempo. Una gran atmosfera.

    Gracias de nuevo ^^

  9. Sí lo que dices es muy cierto Djevel. Eso sí, Zhang Yimou lo malo que tiene es que de cuando en cuando dirige “flipadas” en plan “La Casa de las Dagas Voladoras” o “Hero” con las que a veces no se puede evitar la risa. Joder, que es que en la última cuando empezaban con las luchas imaginarias y el Tenis con una gota de agua… sólo cabía decir una cosa: @____@.

    Y bueno… mientras el cine español siga siendo un coladero de subvenciones para los cuatro amiguetes de turno, en lugar de una fábrica de explotación de talento y cultura, seguirá sin ser nada. Incluso con Oscars de por medio.

    Un saludo.

  10. deciros que sí es pinocho a lo japonés y me ha encantado! es una de las películas más profundas que he visto en meses! tiene muchos dobles sentidos y es muy muy metafórica, de aquí unos días haré mi propio análisis de la película. os la recomiendo 100%!

    saludos

  11. Pues al loro estaremos de tu análisis Kosai :D. Yo por mi parte la dejo apuntada en mi laaaaarga lista de “Must see” y a ver si pronto puedo disfrutar de ella como se merece.

    Un saludo.

  12. Pingback: Patema Inverted, el mundo invertido de Yasuhiro Yoshiura | Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s