Last Exile, la odisea de dos jóvenes pilotos que salvaron a la humanidad

null


What lies beyond the furthest reaches of the sky?
That which leads the lost child back to its mother’s arms; Exile.
The waves that stain the land in gold?
The breath of blessing that nurtures life; The Land of Wheat.
The path upon which the angels walk?
You are the path of great winds; The Grand Stream.
What lies beyond the furthest reaches of memory?
Where everything is born and to where everything returns; The Blue Star.

Cuántas veces me habréis oído citar en este blog el nombre de esta maravilla y cuántas habrán sido las que me prometí a mí mismo que este título tendría una bien merecida referencia en esta bitácora que pasase de lo meramente anecdótico, como así lo hice cuando procedí a recopilar mis series de animación preferidas y elaboré un ranking a petición de Djevel. Sin embargo, había llegado el momento de hacer algo como esto. Un reportaje que hiciese honor a esta sobrecogedora serie de animación que dio un vuelco al panorama del manganime japonés y que colocó a GONZO DIGIMATION como líder indiscutible de calidad en cuanto a estudios nipones dedicados a este arte que desafortunadamente se empeñaría una y otra vez en desacreditar hasta el día de hoy.

Éste es pues el artículo que cierra mi trilogía de los grandes pilares del anime que empezó con Monster que continuó con FullMetal Achemist y que encuentra su broche de oro en este Last Exile. No he gozado para ello de tanto tiempo como el que dispuse para las demás, por lo que su extensión es algo más breve, aunque no por ello la ilusión puesta en ella es menor.

Al igual que sus predecesoras, no existe un vocabulario lo suficientemente grande como para que pueda expresar con palabras lo que este guión significó para mí y lo mucho que me he preocupado a lo largo de mi vida por difundir sus bondades y sus muchísimas virtudes. Aunque ya que estamos en familia os voy a confesar un secreto: sólo existe una persona en el mundo a la que le haya regalado los tres títulos que he ennumerado.

Esta review va dedicada en primer lugar a esa persona del párrafo anterior; en segundo lugar a Reboot, en torno al cuál prometí que haría una entrada dedicada a Denno Coil, pero viendo que se trata de una de estas series de las que mejor no hablo y que le hicieron una pequeña faena relacionada con uno de los padres de esta criatura, cambio mi promesa por otra equivalente y que espero que le agrade; en tercer lugar a unas cuantas mujeres de las que se pasan por aquí, aunque no tengo muy claro si lo que les gusta es Last Exile o Alex Row; y por último, aunque no menos importante, a Maltut, que aprobó las asignaturas que deseé que aprobase en la anterior que le dediqué y que por ello esta disertación también va por él, para que saque las oposiciones con la minga y se recupere de su mal en el brazo. ¡Va por ustedes!

Ficha Técnica

Last Exile (ラストエグザイル) es una serie de animación de 26 episodios basada en un guión original creado y producido en 2003 por el estudio GONZO DIGIMATION y que pertenece a los géneros de aventura y steampunk. Los diseños de sus personajes fueron concebidos por el ilustrador Range Murata, la producción fue planificada por Mahiro Maeda y la dirección asumida principalmente (aunque no de un modo único ni permanente) por Koichi Chigira.

Argumento

Claus Valca y Lavie Head son dos adolescentes huérfanos que tras haber perdido a sus padres en el desempeño de la más peligrosa de las misiones aéreas encomendadas a mensajero alguno y que estaba destinada a llevar la paz al planeta Prester, deciden emular sus pasos haciéndose piloto y copiloto respectivamente del vanship que un día le perteneció a sus progenitores. Así, desde muy jóvenes, los dos fueron poco a poco adentrándose en el mundo de los envíos postales por aire de poco lustre y dificultad, así como en carreras que les servían para descubrir la capacidad de su nave y compararla así con la de otras similares tuneadas con más medios y recursos económicos.

Sus vidas transcurrían de un modo más o menos tranquilo y sin altercado digno de mención, hasta que un avión es derribado ante sus ojos por un artefacto robótico que parece provenir de la organización conocida como “The Guild”. Claus y Lavie acuden inmediatamente a socorrer a los tripulantes, pero sólo encuentran con vida a un hombre agonizante llamado Ralph Wenesday cuya compañera había muerto nada más estrellarse y que lleva consigo una misión de siete estrellas de dificultad: entregarle a una niña llamada Alvis E. Hamilton al almirante Alex Row.

Antes de fallecer, Wenesday consigue de Valca la promesa de que la pequeña llevará a las manos del mítico almirante y exhorta a los pequeños a que abandonen la posición en la que se encuentran, que volará por los aires con su autosacrificio. A partir de ahora ambos cuidarán de la niña y la protegerán con su vida, aunque ninguno de ellos sospecha el terrible a la par que esperanzador secreto que su rostro inocente y párvulo esconde.

Opening

  • Cloud Age Symphony” compuesto e interpretado por Shuntaro Okino

Ending

  • Over the Sky” compuesto e interpretado por Hitomi Kuroishi

Capítulos

  • 01 Primer movimiento
  • 02 Señuelo en el aire
  • 03 Misión improvisada
  • 04 Movimiento forzado
  • 05 Juego posicional
  • 06 Ataque arbitrario
  • 07 Interesante Claus
  • 08 Retirada
  • 09 Alex el estratega
  • 10 Jugar con desventaja
  • 11 Despliegue óptimo
  • 12 Revelación ofensiva
  • 13 Peón aislado
  • 14 El aprendizaje de Lavie
  • 15 Jugada imposible
  • 16 Abrir la Brecha
  • 17 Creando estrategias
  • 18 La promoción de Sophia
  • 19 Defensa Siciliana
  • 20 Grand Stream
  • 21 La entrada triunfal de Dio
  • 22 La reina Delphine
  • 23 Enroque con Lucciola
  • 24 Movimiento predeterminado
  • 25 Movimiento silencioso
  • 26 Abandono

Personajes

Claus Valca: Coprotagonista de la historia junto con Lavie, este adolescente ha desempeñado desde su más tierna infancia el papel de mensajero aéreo y de corredor de vanships con la intención de honrar la memoria de su padre, que falleció intentando cumplir la misión más importante que jamás se le encomendó a miembro alguno de su gremio. Sin embargo todo cambiará el día en el que un piloto fallezca ante él y le solicite antes de morir que termine por él su misión: entregarle a la pequeña Alvis al Almirante Alex Row. Claus jurará por su vida cumplir con su cometido, lo que dará origen a un gigantesco cambio en acontecimientos futuros.

Lavie Head: Coprotagonista de la historia junto con Claus, esta adolescente ha crecido en compañía de Valca y desde su niñez la madre de éste ejerció también este papel con ella. Sin embargo, mientras su mejor amigo, casi hermano y posteriormente amor ve con naturalidad el cielo como campo de batalla, ella es amante de la tranquilidad y de la paz. Ejerce las funciones de copiloto del Vanship, aunque su rol como tal deja mucho que desear fuera de las competiciones deportivas en las que es una experta estratega. Más tarde cambiará su papel por el de mecánico.

Alvis E. Hamilton: De apariencia angelical, este ser frágil e indefenso ha sido un constante objetivo del Guild a lo largo de toda su vida, hasta que sus tutores decidieron que la única manera de poder garantizar su seguridad era de la mano del almirante Alex Row y su aeronave Silvana. La situación de desamparo en la que quedará tras el fracaso de su misión de traslado hará que Claus jure defenderla a toda costa y que Lavie haga lo propio conmovida por la ingenuidad y bondad de la niña. No obstante, lo que nadie sabe es que ella es en realidad la clave de un terrible secreto que el Guild quiere controlar a toda costa y que está relacionado con la nave Exile.

Alex Row: Almirante del Silvana y protagonista alternativo de Last Exile. En su juventud acompañó a los padres de Claus y de Lavie en la misión más peligrosa de sus vidas que tenía como objetivo el de poner fin a la guerra entre el Imperio de Anatore y Dusith con una propuesta de paz del emperador, aunque para ello tuviesen que atravesar el peligroso “Grand Stream”. Sin embargo ésta fracasó por culpa de la intervención de Maestro Delphine, que mató tanto a sus compañeros como a su prometida, Euris, que se desplomó al vacío sin que nada pudiese hacer por ayudarla. Desde entonces vive como un corsario en busca de la venganza que permita a la que iba a ser su mujer descansar en paz.

Sophia Forrester: Vicealmirante del Silvana. Es nueve años menor que Row, aunque ello no le ha impedido ser su segunda de abordo y convertirse en la réplica femenina a este personaje del que se encuentra locamente enamorada; un hecho que siempre da pie a toda clase de habladurías entre la tripulación. Pero ella en realidad se siente débil al ver cómo ni siquiera puede conquistar el corazón del hombre al que ama al tener que competir nada menos que con el fantasma de una mujer muerta. Lo que muy pocos saben es que sus sentimientos hicieron que abandonase nada menos que su papel de princesa heredera del imperio de Anatore para explorar los cielos en compañía de su superior y de su venganza.

Mullin Shetland: Fusilero de la armada de Anatore, este hombre ha conseguido sobrevivir a nada menos que 19 batallas a bordo del buque insignia Claihm Solais. Un registro asombroso para la gente de su rango cuya esperanza de vida en rara ocasión supera los tres enfrentamientos, algo que él achaca a la oración que reza antes de cada combate. Se considera una especie de perdedor que espera que la suerte cambie para él en forma de una compañera sentimental, lo que hace de él un personaje enamoradizo y objeto frecuente de las burlas de sus compañeros del Silvana, en el cuál desempeña el trabajo de limpiador a la espera de una oportunidad.

Tatiana Wisla: Capitán del Silvana. Perteneciente a una de las familias más nobles y distinguidas de Anatore, se alistó en la Armada con 17 años para servir como piloto de vanships; un arma experimental con la que el imperio deseaba hacerse definitivamente con el dominio absoluto de los cielos. Se trata de una mujer valiente y fuerte, aunque con la amargura tatuada en su alma por culpa de la grave enfermedad de su padre, para cuyo tratamiento envía ingentes cantidades de dinero con la intención de que éste consiga vencer su enfermedad. Sus compañeros la respetan y la temen y de ella es famosa la característica de que nunca sonríe, aunque en realidad es una persona amable y cariñosa que se exige demasiado a sí misma.

Alister Agrew: Mejor amiga, confidente y copiloto por excelencia de Tatiana, de la que ha sido compañera desde los tiempos de la academia militar. A diferencia de esta oficial, se trata de una mujer que exterioriza su amabilidad y humanidad que ve con dolor la amargura en los ojos de la persona a la que ama, y a la que se ve obligada a ocultar sus sentimientos. Posteriormente se alejará de ésta para aproximarse a Lavie, con la que se encuentra mucho más identificada en cuanto a objetivos y forma de pensar. Algo que las convertirá rápidamente en amigas.

Vincent Alzey: Almirante del Urbanus y uno de los miembros más representativos del poder militar de Anatore, este hombre se convierte rápidamente en el centro de todas las miradas del imperio cuando su antiguo amigo y compañero, Alex Row, es declarado en rebeldía y se le encomienda la misión de capturarlo y traerlo con vida. Tras fallar las negociaciones con una taza de café de por medio, pasión declarada de Alzey, los dos titanes empiezan un enfrentamiento en el que el Silvana casi es derribado, pero en el que finalmente consigue escapar acabando nada menos que con las cuatro naves que acompañaban a su flota. Por ello será relevado de su cargo, aunque posteriormente se convertirá en la mano derecha de Sophia cuando ésta decida afrontar el destino al que había renunciado por amor.

Dunya Scheer: Soldado raso del ejército de Disith, esta pequeña será testigo de la muerte de todos los civiles que intentaron escapar sin éxito de su tierra natal, lo que la llevará a embarcarse en la misión de atacar la capital de Anatore con la intención de que el emperador les proporcione nuevas tierras en las que poder asentarse. Se trata de una chica valiente y demasiado parca en palabras pero pura y desinteresada en sus actos que no duda en cazar su propia comida y comer incluso carne cruda para sobrevivir. Posteriormente ella y Mullin se enamoran y forman una familia.

Dio Eraclea: Hermano menor de Maestro Delphine, este miembro del Guild es un considerado como un auténtico bicho raro por parte de sus futuros vasallos que lo ven como un ser grimoso y caprichoso que actúa con la misma frivolidad que su hermana, aunque sin su maldad. Su pericia como piloto de vanships es excepcional y en batalla le perdonará varias veces la vida a Claus al ser su intención únicamente la de divertirse, aunque cuando éste lo derrota en una carrera, su actitud hacia él cambiará e intentará descubrir los misterios que han permitido a “Immelmann”, como así llama a Valca, derrotarlo. Aunque sus intenciones reales al unirse al Silvana son las de conocer los planes de Row respecto a Exile.

Lucciola: Compañero de juego de Dio, amigo, catador, guardaespaldas y posiblemente amante homosexual del hermano de Maestro Delphine, este ser fue creado de la nada con la intención de divertir a su maestro, que le otorgó incluso un nombre. Se trata de un copiloto frío y calculador, dotado además de una enorme fuerza, rapidez y elegancia en la pelea, y de una capacidad analítica fuera de toda duda en cuanto a astucia. Más tarde, las intrigas de la líder del Guild lo llevarán a traicionar su amo, aunque expiará su pecado ayudándolo a escapar tanto a él como a sus amigos del cautiverio en el que se encontraban sometidos por la facción a la que servía.

Delphine Eraclea: Líder del Guild y verdadera antagonista de la historia, esta mujer es conocida y temida entre los suyos con el nombre de “Maestro Delphine”. Se caracteriza por su terrible frivolidad y por su desprecio hacia la vida humana, que no duda en sacrificar para consumar sus estúpidos y ridículos caprichos como pudo comprobar el propio Alex Row cuando vio a su prometida fallecer por culpa de la embestida de su nave mientras ella reía con indiferencia tras una ventana. Carece de escrúpulos y es la culpable, entre otras circunstancias, del infierno personal que padece Dio, al que ha torturado y maltratado desde su más tierna infancia, lo que ha generado en el joven un profundo y sincero terror hacia ella. Entre sus costumbres se encuentra el derroche de recursos vitales como el agua de primera categoría, y la obsesión con las flores y sus pétalos.

Circunstancias históricas asociadas

Como ya dijimos en la ficha técnica, Last Exile es una serie claramente steampunk y, como tal, ofrece una acumulación de circunstancias históricas que se combinan haciendo gala, del mismo modo, de una tecnología usada de un modo anacrónico, con lo que la trama posee un telón de fondo para cuya confección se tomaron diversos elementos que en mayor o menor medida están relacionados con la realidad.

Anatore, el imperio que más trascendencia adquiere en el guión está claramente basado en la Inglaterra de la época victoriana debido fundamentalmente a dos aspectos como son el de la armada como símbolo universal de su fuerza así como su instrumento de poder fundamental, y por supuesto las técnicas de combate que fusionaban a la perfección la gran maniobrabilidad de las embarcaciones y el espectacular uso de los fusileros, que tantas victorias navales reportaron a la corona británica. Sin embargo no debemos caer en la tentación de pensar que esta entidad ficticia es un clon del imperio británico dado que sólo es una mera referencia como pasaremos a explicar a continuación.

Un dato muy importante que hay que tener presente en todo análisis histórico que se precie es que la existencia de un imperio no implicaba la presencia de un emperador al frente del mismo como ocurre con Anatore. De hecho países como Francia padecieron únicamente a dos como eran Napoleón I y III y en ambos casos de una forma más o menos autoproclamada. Tras la guerra Franco-Prusiana, los galos siguieron teniendo un imperio que incluso aumentaron considerablemente tras la Conferencia de Berlín cuando su país llevaba quince años constituido en forma de su Tercera República.

Batalla de Trafalgar que adjudicó la supremacía naval a Inglaterra durante 150 años

Inglaterra nunca tuvo un emperador como tal ni tampoco España, dicho sea de paso, ya que Carlos I ostentaba tal título como cabeza del Sacro-Imperio Romano-Germánico y al proclamar como sucesor de tal cargo a su hermano en vez de a su hijo, Felipe II fue simplemente rey, como ocurrió a posteriori con todos los monarcas españoles hasta la actualidad.

Tampoco puede pasarse por alto la tremenda diferencia entre las indumentarias militares en un aspecto tan importante el del rojo inglés, que llegó a ser tan característico que sus soldados empezaron a conocerse como “Red Coats” (Casacas Rojas en la historiografía española) mientras que los anatorianos lucen con orgullo un azul que en combinación con el sombrero no deja otra opción que no sea el de los soldados franceses, tan enfrentados a los británicos durante el siglo XIX hasta la llegada del káiser Guillermo II al trono del segundo Reich, cuya torpeza diplomática los convirtió en aliados.

Uniforme de los Casacas Rojas de soldado raso, oficial y oficial mayor

La otra entidad a tener en cuenta es Dusith, enemiga histórica de Anatore que vendría a representar una mezcolanza entre las tribus bárbaras del siglo V después de Cristo a las que les dotan de unas tácticas militares y estilo de combate típicamente rusos.

Durante el desarrollo de Last Exile, se habla de cómo este país es desolado por un frío devastador que les hace abandonar su tierra natal y atacar sin piedad la capital del imperio en busca de un nuevo territorio en el que asentarse. Ese hecho está basado en la aparición de la tribu de los hunos, cuyo empuje obligó a todas las etnias al este del Rin y al norte del Danuvio a entrar en los dominios de Roma reclamando territorios en los que poder seguir viviendo.

Mapa de las invasiones bárbaras a Roma (Fuente: Wikipedia)

Dichas incursiones tuvieron lugar tanto en el Imperio Romano de Oriente como en el de Occidente, pero en el primero lograron reponerse del duro golpe de Adrianópolis (donde la coalición de bárbaros aniquiló al ejército imperial incluyendo al emperador Valente) y se convirtieron en una excepcional barrera de contención para invasiones de tribus hostiles a Europa, a pesar de que su escisión definitiva comenzó con el ascenso al trono de un inútil como Arcadio. Por contra, el hermano de éste, Honorio, destruyó la poca solidez que le quedaba a la parte occidental del imperio haciéndolo presa fácil para toda clase de enemigos como el rey visigodo Alarico I que saqueó Roma y cuyos sucesores se asentarían en la Península Ibérica, los vándalos que ocuparon el Magreb, los francos que se harían con el control de la Galia o los ostrogodos que se apoderarían de la actual Italia y de buena parte de los Balcanes poniendo fin a más de un milenio de historia de la humanidad. El caso de Dusith es similar: un pueblo que ataca a un poderoso imperio en decadencia por motivos de fuerza mayor reclamando para sí un trozo del mismo en el que poder sobrevivir.

No podemos olvidarnos tampoco de su estilo militar. Su uniforme de combate es claramente una copia del usado por las unidades siberianas del Ejército Rojo que tan buenos resultados le dieron a Zhúkov contra los nazis cuando los alemanes se encontraban a escasos kilómetros de Moscú en pleno invierno, lo que hacía de ellos el cuerpo militar más aconsejable para atravesar y superar tal coyuntura.

Dunya Scheer dispara unas salvas en memoria de sus compatriotas caídos

Muy importantes son también dos aspectos típicamente rusos en lo referente al ejército como son, por un lado, el homenaje a los compañeros caídos en forma de disparos al aire espontáneos y solitarios, como los efectuados por Dunya Scheer en el episodio 13 cuando descubre que ningún civil ha sido capaz de sobrevivir a la evacuación que ella tenía que supervisar. Por otro el tremendo conocimiento aeronáutico en cuanto a cohetes, muy centrados en ese sentido en la Carrera Espacial posterior a la Segunda Guerra Mundial, a la que los tremendos avances soviéticos en materia de propulsión hicieron ganar a esta facción hasta que los americanos les devolvieron el golpe de la mano de Von Braun, cuyos conocimientos en cuanto a misiles balísticos hicieron que los Estados Unidos se hiciesen con la victoria definitiva al poner un hombre sobre la superficie lunar.

Guild, por su parte, está posiblemente inspirado en la leyenda de la Atlántida, aunque únicamente en cuanto a su emplazamiento y al particular carácter del Capitán Nemo que protagonizó “20.000 leguas de viaje submarino” aunque más por su hostilidad que por su visión idealista y utópica de un mundo nuevo. De hecho la referencia atlántide sólo tiene cabida en base a dos suposiciones como son su posición estratégica y su tecnología superior.

Reproducción del urbanismo atlántide en base a “El Timeo y el Critias” de Platón

Esta fuerza no posee ninguna base en tierra firme y sus naves se dedican a avasallar a los viajeros de los cielos por mero placer, lo cuál dista bastante de los conceptos que Platón describió como valores atlántides como eran los de la virtud y la justicia. Sin embargo, esta particular situación se asemeja bastante a la que tenía el hipotético continente perdido anclado entre Europa, África y América y que tantas conjeturas ha alimentado a lo largo de los siglos.

Es la mencionada superioridad tecnológica lo que les hubiese podido llevar a desarrollar naves capaces de llegar a Sudamérica, conectar culturalmente las civilizaciones que construían pirámides con el Antiguo Egipto o incluso hacer embajadores extraoficiales de la cultura hispánica con la denominada posteriormente como “Bruja Española”. Pero nada de esto posee la menor referencia histórica fundada más allá de las simples teorías. Lo único que para la comprensión de este anime nos interesa es que de ella toma prestadas Guild su posición como potencia con mayores conocimientos de ingeniería y la apariencia grotesca de sus habitantes en alusión a la hipótesis de que éstos podrían haber sido alienígenas en lugar de simples humanos.

Hipotético mapa de la Atlántida (Fuente: Wikimedia)

La nave Exile es otro de los ejes argumentales que conviene desmenuzar, dado que a pesar de que su importancia únicamente se revela al final de la trama, lo cierto es que su finalidad real se encuentra inspirada en otra embarcación cuya historia conmovió al mundo entero y que fue rebautizada con un nombre muy similar: Exodus.

Los hechos se remontan a 1947 cuando el Reino Unido se veía en la obligación de ir desmembrando pieza a pieza el imperio del que tan orgullosos se sentían después de que la Segunda Guerra Mundial dejase al país victorioso en lo teórico, aunque humillantemente derrotado en lo práctico, con una situación de quiebra total que ni en sus peores pesadillas hubiesen podido nunca imaginar. Ya entonces tuvo que desprenderse de la joya de su corona como lo fue La India e iba a proceder a descolonizar su “Mandato Británico sobre Palestina”, aunque la situación había cambiado de un modo radical a como inicialmente estaba previsto puesto que el sionismo ya no era simplemente un movimiento de presión poderoso, sino un cargo de conciencia después de que el odio ancestral hacia los judíos hubiese tenido como punto culminante a la Shoah, también conocida como el Holocausto.

División del Mandato Británico sobre Palestina tras la guerra árabe-israelí

La idea de un estado judío en Tierra Santa empezó a cobrar fuerza mientras los nacionalistas árabes radicalizaban sus posturas y exigían un territorio íntegramente gobernado por ellos, aunque nadie podría imaginarse lo que estaba a punto de acontecer en Estados Unidos. Un buque ruinoso llamado “President Warfield” fue adquirido por la suma de 8.000 dólares por la organización clandestina Haganá y llevado al puerto de Sete, en Francia, donde gracias a él 4.500 hebreos pusieron rumbo a Paslestina con la intención de asentarse allí.

Cuando se encontraba cerca de su destino, la armada inglesa interceptó el barco, capturó a sus tripulantes y los devolvieron a aguas francesas, donde se negaron a desembarcar e iniciaron una huelga de hambre. La lamentable imagen que Inglaterra había dado ante el mundo en La India les impidió usar públicamente la fuerza en territorio extranjero, con lo que finalmente optó por llevarse a los refugiados a la parte de Alemania que en aquel instante se encontraba bajo su control y allí forzó a sus prisioneros a pisar tierra firme. Algo tras lo cuál se les envió a un campo de concentración.

Cartel de la película Éxodo protagonizada en 1960 por Paul Newman

Las penosas condiciones del viaje unidas a la actuación inglesa provocaron una inmensa y contundente reacción internacional que sería decisiva para que en 1948, la ONU definitivamente permitiese la creación del Estado de Israel en una pequeña parte del oeste de la zona en disputa, mientras que el resto se dio en llamar “Emirato de Transjordania”. La idea de una nave vieja que llevase a unos hombres procedentes de un lugar árido y muerto a una tierra de la que manase “Leche y Miel” está basada en la historia de ese barco al que los periodistas e historiadores rebautizaron como “Exodus 1947”.

Por último conviene señalar que algunos nombres de personajes son en realidad evocaciones históricas como por ejemplo el del padre de Claus, Hamilcar Valca, que hace clara alusión al general cartaginés de la Primera Guerra Púnica Amilcar Barca (en la historiografía anglosajona el nombre se escribe con H) del que cuenta la tradición que fundó Barcelona y que concibió a los tres hombres que más cerca estuvieron de acabar con Roma cuando ésta se encontraba en la cima de su poder militar: Magón, Asdrúbal y el legendario Aníbal.

Gráfico con la representación del giro Immelman (Fuente: Wikipedia)

Más interesante es el apodo que le conferiría Dio al mencionado Claus como es el de Immelmann, en honor a su perfecta ejecución del giro inventado por el aviador del mismo apellido que se convirtió en uno de los grandes mitos de la Primera Guerra Mundial. Fue de hecho el primer piloto en ser condecorado con la más alta distinción militar prusiana como era la Cruz “Pour Le Mérite” así como con la Cruz de Hierro de primer orden.

Conviene señalar que los aviadores del Segundo Reich son reconocidos y admirados como los mejores de su tiempo y con dicho apodo, Dio reconocía a su rival como una leyenda viva. De hecho la mencionada Cruz Pour Le Mérite pasó a ser conocida entre los soldados del ejército del aire alemán como “La Cruz de Max” en su honor y los famosos “Loopings” de toda montaña rusa que se precie son en realidad una imitación de su mítica maniobra de inversión. Aunque como más adelante veremos cuando hablemos de diseños, no será éste precisamente el último homenaje a la “maldita eficacia germana” presente en este sensacional relato.

Análisis

El primer recuerdo que guardo de este anime fue el de la primera aparición de Alex Row propiamente dicha salvando a Claus y Lavie de una muerte segura. Se trataba de algo hipnótico; una experiencia muy similar a aquéllos que vuelven de la muerte y lo único que aciertan a describir es la increíble sensación de paz y de tranquilidad que sintieron, mezclado con un concepto similar al éxtasis que implicaba el hecho de contemplar la luz de un ser superior.

No pretendo en absoluto caer en la blasfemia de comparar a Dios con un mortal, aunque sí hacerlo con los primeros humanos nacidos de su mano. Semideidades con capacidad para vivir cerca de mil años y de cuyos descendientes nacieron esos colosos a los que la historia denominó como héroes encarnados en el bravo Leónidas, en el audaz Anibal, en el valiente Belisario o en el portentoso César.

Un Heracles, un príncipe Héctor, un nuevo coloso nacido de la ficción que con el estigma del pecado de la cobardía, consagra su vida a la venganza, se hace con una tripulación capaz de seguirlo hasta la mismísima muerte y cuyo amor inmortal hacia una fallecida puede incluso con el de la princesa viva que ansía convertir a un hombre de su grandeza en el emperador consorte de Anatore.

El legado de Alex Row

Cierto, estoy hablando sólo de un personaje, pero gran parte del peso y la capacidad de atracción de este anime reside en él, en su capacidad de atracción, en su carácter apasionado, en su melena rebelde y en sus ojos privados de alegría alguna después de perder al amor de su vida, tras lo cuál la suya dejó de tener sentido alguno. Un ser por tanto digno de ser catalogado como hombre, aunque privado de un sentimiento de humanidad que irá recuperando cuando su pasado vuelva a su encuentro de la mano de dos valientes niños cuyos padres vio morir con impotencia y cuyo arrojo y buena voluntad conmoverán su corazón.

Estamos pues ante una doble historia. Por un lado, uno de los arcos argumentales se centrará en los sucesos relacionados en torno al Exile, que se constituye en el nexo de unión entre todos los integrantes del elenco de personajes que conforman esta producción y en el cuál encontrarán el motivo que les ha llevado de una manera u otra a estar donde se encuentran. Por otro seremos testigos de la reconciliación de los protagonistas con sus auténticas almas; con un ser al que circunstancias personales o miedos ocultaron tras una máscara que sólo enseña lo peor de sí mismos.

Aparición en escena de Alex Row salvándoles la vida a Claus y a Lavie

Todos y cada uno de los nombres que aparecen en la serie poseen una identidad aparente y otra que esconden bajo una apariencia de hostilidad, indiferencia, prepotencia o incluso histrionismo que oculta un leit motiv que en muchos casos ni siquiera ellos conocen hasta la llegada de Claus y Lavie, que darán pie a frases como “En tu cielo no hay libertad” o recordarán heridas de un pasado que se esfuerzan por olvidar.

Tal vez uno de los mayores descubrimientos que podemos hacer en Last Exile es el de la presencia de sentimientos más allá de la amistad. Tal es el caso de Lavie cuando ve a Tatiana con las ropas de Claus. Un hecho que delatará en ella los sentimientos de amor que profesa hacia su compañero que, sin embargo, no parece comprender los complicados mecanismos que despiertan los celos en el corazón de una mujer.

Artbook de 163 páginas de Last Exile

Esta introspección va más allá y se adentra en un tema tan complejo y polémico como el de la hipotética homosexualidad camuflada de amistad, algo que podemos apreciar en Alister y su devoción y preocupación hacia Tatiana, especialmente llamativa en el ya mencionado conflicto generado cuando la tripulación empieza a especular con la posible relación entre la temible piloto y el joven imberbe.

Más descarado es tal vez el caso de Dio y sus ademanes amanerados hacia Lucciola, a la vez que se empieza a obsesionar con Valca, al que denomina con nombres estrafalarios y por el que llegará incluso a embarcarse en la nave enemiga. Sin embargo, la sutileza del guión nunca nos permitirá deducir exactamente si este personaje es gay o simplemente actúa a imagen y semejanza de los maestros del Guild y su particular y frívolo modo de entender la vida.

Abrazo de Dio a Lucciola con actitud insinuante

Sí, los personajes en este anime gozan de un peso específico en su calidad muy superior al de cualquier otra serie, aunque éstos no son ni remotamente el único atractivo de Last Exile, puesto que otro de sus puntos fuertes consiste en la particular y mítica conversión del mar en un cielo en el que los lobos más audaces de un siglo XIX alternativo se disputan su control.

Por esa razón, no fueron pocos los que en su día acusaron a este guión de apoyarse demasiado en un videojuego muy similar argumentalmente como lo era aquel milagro en forma de CG llamado Skies of Arcadia y aunque tal afirmación no es válida en términos de trama, no cabe duda alguna acerca de que el “Grand Stream” y las batallas aéreas con barcos en vez de aviones toma principio y origen de las máximas impuestas por este colosal RPG de SEGA que tantos estragos causó entre los fans de la Dreamcast en el momento en el que competía por ser la mejor consola de todos los tiempos.

Batalla aérea con naves del Skies of Arcadia

Cierto. Los movimientos de las embarcaciones son muy parecidos, el comportamiento de Alex Row es muy similar al de un corsario y Alvis guarda ciertas similitudes con Fina, pero si bien la creación de Overworks hacía gala de un guión de carácter blanco y optimista, la serie que nos ocupa es oscura y tremendamente llena de situaciones crueles y despiadadas.

GONZO DIGIMATION había concebido Last Exile teniendo muy presente que con ella quería celebrar su décimo aniversario como empresa independiente con lo que la elección de todos y cada uno de sus detalles se plasmó en factores tales como la elección de Range Murata como diseñador, Mahiro Maeda como productor y Koichi Chigira como director, debido a que éstos habían sido las cabezas pensantes de las cuatro OVAs con las que se dieron a conocer como estudio de animación: Blue Submarine Nº6. Pero si bien en este trabajo la factoría tuvo como lastre el de su inexperiencia, para esta nueva aventura las cosas iban a variar de un modo más que sensible.

Concept Art del Diseño del Silvana

El aspecto más representativo fue sin lugar a dudas el de su brillante uso de las CGs y su técnica NPR (Non-photorealistic rendering) que a pesar de resultar algo lentas en ciertas ocasiones, constituían las mejores jamás vistas hasta el momento en medio alguno y cuya calidad se hizo especialmente patente en el terreno de los combates, con sus brillantes efectos de humo y sus ya clásicos efectos de explosiones. Esto obligó a realizar un trabajo de dimensiones pantagruélicas en todo elemento que fuese representado tridimensionalmente como eran los vanships (inspirados en el modelo A 35 comercializado por la fabricante alemana Junkers en los años veinte) y muy especialmente los barcos.

Junto a esos matices se encontraban los personajes, para los cuáles se eligió un aspecto mucho más sobrio y discreto para los tripulantes del Silvana mientras que para los del Guild eligió una apariencia más grotesca y, por qué no decirlo, grimosa. La única excepción que hizo Murata fue con Row, al que le dotó de un aire reconocidamente similar al del mítico Capitán Harlock de Leiji Matsumoto. Todos los demás combatientes fueron meticulosamente diseñados hasta en detalles tal insignificantes como el de la huella de sus botas.

Concept Art de la capitana Tatiana y su equipación

Otra de las grandes bazas de este anime la encontramos en su magistral banda sonora, muy alejada de lo que eran las OST tradicionales de su tiempo en las que I’ve Sound y Avex Trax competían por colocar a sus cantantes entre los intérpretes más solicitados de openings y endings y se eligió como tema central una estremecedora composición vocal de influencias sinfónicas y tintes celtas titulada “Cloud Age Symphony” de Shuntaro Okino.

También ocurrió algo sin precedentes en lo que al ending se refiere, que adquirió casi la misma importancia que la canción ya mencionada debido a la labor de la cantante y compositora Hitomi Kuroishi, que alcanzó el mayor éxito de su carrera fuera de su formación original (Dolce Triade) con un tema que seguía las mismas directrices que CAS pero dándole un toque de paz, tranquilidad y serenidad muy acorde con la serie a cuyos episodios ponía fin y a la que GONZO se encargó de dotar de unas más que emotivas imágenes de Alvis como arquetipo de la bondad, ingenuidad y pureza humana.

Portada de la OST de Last Exile publicada por Victor Entertaintment

Con ello, el estudio completó el que se puede definir como su trabajo más perfecto y mejor facturado de cuantos ha creado a pesar de sus ya de por sí magníficos precursores, que sin embargo no encontraría un sucesor digno por culpa del empacho de CGs que empezaron a empeñarse en producir en sus particulares versiones de “Los Siete Samuráis” (Samurai 7) o “El Conde de Montecristo” (Gankutsuou) o en horrores fílmicos como Gin-iro no Kami no Agito que no hicieron sino terminar de enterrar la ya de por sí desastrosa imagen que habían desarrollado durante la segunda parte de la primera década del siglo XXI.

Pequeños detalles de un desarrollo magistral

En compañía de todos los matices ya ennumerados en secciones anteriores, Last Exile fue descrito por sus capítulos como una suerte de partida de ajedrez en la que, por ejemplo, movimientos como la promoción de un peón a reina ejercían de metáfora acerca de la decisión adoptada por Sophie de volver a su antigua identidad, o de la adopción de una Defensa Siciliana (puramente pasiva) como descripción de cómo esperar al devenir de los acontecimientos.

Las partidas de ajedrez serán de esta manera constantes en la historia y servirán de alegóricos cronistas silenciosos del comportamiento de los personajes, de sus miedos e intrigas, de sus incertidumbres y pensamientos y, por qué no decirlo, de la frivolidad de los que la poseen en medio de los momentos más importantes de su existencia.

Detalle de una partida de ajedrez en Last Exile

Aunque de todos los recursos narrativos alternativos, tal vez sea el de la máquina de escribir con unas gafas de aviador de fondo el que más me llegó a cautivar, no sólo por el encanto romántico que siempre me han inspirado estos arcaicos instrumentos de escritura mecánica, sino por el increíble lirismo audiovisual que le otorgan a la narración y que sirven para dar pie y presentar con la simple presencia de un papel colocado en un aparato y unas voces que discuten su contenido, el nombre del próximo episodio y parte de su contenido.

Tal vez, la palabra calve para entender el desarrollo de todo lo acontecido sea precisamente el lirismo romántico con el que todo se desarrolla ante nuestros ojos. Hombres idealistas, con un indiscutible sentido del deber y un admirable seguimiento a las normas éticas y morales de su tiempo que se verán culminadas con el arte de la guerra y sus caprichosos designios en la que no siempre la causa más justa es la que se hace con la victoria. Podría referirme en ese apartado a demasiadas insignificancias: el aroma de un café recién hecho que sirve de antesala a un extraordinario y caballeroso enfrentamiento entre dioses de la estrategia, la ruptura de una espada como símbolo de la indignidad de su portador, el semblante de un padre roto de dolor que reconoce la grandeza del verdugo de su hijo y de la bajeza de su víctima y un largo etcétera de excelencias.

Máquina de escribir con el nombre del siguiente episodio en un papel

Todos los hechos descritos y muchos más son los detalles que hacen de Last Exile un auténtico grande, aunque siempre existirá uno de ellos que se anteponga a los demás y es el del encuentro de Alex Row con su destino y sus últimas palabras que resumían en apenas unos segundos el balance de una vida admirable como son el nombre de su amada inmortal, Euris, y su consigna “A los cielos”. Un suceso ante cuya grandeza, la única respuesta posible que el alma puede plantear es la de “qué gran hombre y qué ejemplo a seguir para este mundo corrompido, miserable y desesperanzador que nos ha tocado padecer”.

Por último, es importante matizar que Koichi Chigira se hizo cargo de la dirección en cuanto a términos generales, pero cada episodio contó con su director, lo que hizo que algunos de ellos tuviesen un aire de relleno mientras que otros pareciesen contar lo que otros tardarían meses en narrar. Un factor debido a que el número de directores superó la decena y ninguno de ellos estuvo al frente de más de cuatro capítulos.

La versión en Español

La serie bandera de GONZO no fue precisamente afortunada en materia de fansubs. Por entonces casi todos ellos estaban empeñados en subtitular monstruosidades del calibre de Naruto o Bleach y salvo por grupos minoritarios y de poco empaque como Anixtasis, la única manera que en su momento existió de disfrutar de él fueron releases de agrupaciones iberoamericanas como las de Athena no Seinto, por entonces muy lejos en cuanto a calidad de la que hacen gala en la actualidad en la que se han convertido en el mejor fansub en español del planeta, y la inclasificable, bochornosa, patética y hasta cómica versión de Mundo-Anime, de la que sencillamente me ahorraré comentarios al no apetecerme ser cruel.

Pero a pesar de conocimiento relativamente escaso que existía en España acerca de la serie, Selecta Visión apostó por ella y la licenció haciendo gala de un admirable ejercicio de audacia que compensó, y de qué manera, con uno de los doblajes más patéticos y peor realizados de la historia del anime con voces en castellano.

Carátula de la edición en DVD de Selecta Visión

Demasiadas fueron las perlas que nos dejó este trabajo y entre algunas de ellas destacaré la pronunciación caótica de los nombres en inglés con la que a día de hoy sigo sin comprender demasiado bien lo que los personajes pronunciaban a la hora de referirse al Guild; nombres como “Grand Stream” fueron despojados de su significado y grandilocuencia real para convertirse en “El Océano Turbulento”; personajes como Dio o Maestro Delphine perdieron casi todo su gancho y expresividad; aunque sin duda el pecado más lacerante cometido fue el de cambiar el “A los cielos” de Alex Row al que ya me he referido, por un lamentable “se acabó”.

Un cúmulo de errores y despropósitos ante lo único que cabe hacer es recomendar que el que se haga con estos DVDs que disfrute de los mismos en versión original, en la que el trabajo de los Seiyuu fue tan apasionante como seductor, dotado eso sí de subtítulos en el caso de no dominar el idioma nipón.

Conclusión

Si tengo que resumir en una expresión lo que supuso Last Exile, ésta sería sin duda la de “golpe de autoridad”. Ninguna serie hasta la fecha consiguió aunar semejantes dosis de genialidad, originalidad y calidad técnica para dar vida de ese modo a la que llegó a ser la mejor serie de todos los tiempos y que sólo Monster y su cautivador relato fue capaz de superar.

Su comienzo es lento y pesado. Un par de episodios piloto que nada aportan en realidad al argumento aparte de presentar a los pilotos y a los que serán sus compañeros de fatigas. Lentamente el guión adquirirá progresivamente altura hasta llevarnos a las más grandes alturas del universo del anime confeccionadas en base a la búsqueda de sentimientos, emoción, un maniqueísmo increíblemente bien planteado y unas cuantas dosis de suspense que tendrán su apogeo en el último y poético episodio en el que, muy posiblemente, una lágrima brotará de nuestros ojos para rendir tributo y pleitesía a esta obra maestra que marcaría el apogeo de un género que a partir de 2005 marcaría el inicio de una decadencia a la que sólo el maestro Miyazaki ha sido capaz de poner un brevísimo paréntesis en forma de una niña pez llamada Ponyo.

Estamos pues ante una obra de arte en forma de serie de animación. Un regalo que servirá para demostrar a las generaciones futuras hasta qué punto el anime alcanzó dimensiones épicas en cuanto a calidad, cuyo legado servirá para ilustrar el panorama cultural de la primera parte del siglo XXI y que tuvo como pilares a un héroe con el alma muerta, una niña angelical y dos niños que juraron defender su vida anteponiéndola a la suya. Un auténtico Quijote de esta forma de narrativa sin el cuál cualquier colección que se precie de serlo se encontrará sencillamente desnuda.

NOTA: 10

23 comentarios el “Last Exile, la odisea de dos jóvenes pilotos que salvaron a la humanidad

  1. Pingback: FullMetal Alchemist, el estigma del pecado de aquéllos que intentaron derrotar a la Muerte « Drakenland / El lobo zamorano

  2. Pingback: Brave Story « Drakenland / El lobo zamorano

  3. Pingback: Soul Eater « Drakenland / El lobo zamorano

  4. Pingback: Mi Top 10 de Anime « Drakenland / El lobo zamorano

  5. Pingback: Gin-iro no Kami no Agito « Drakenland / El lobo zamorano

  6. Pingback: Higashi no Eden « Drakenland / El lobo zamorano

  7. Me gustaría aprovechar este post para disculparm, había prometido una review dedicada sobre un tema que sé que gusta, pero que he tenido que posponer por sacar este reportaje.

    Un saludo.

  8. Digamos que estaba preparando la review de Princess Crown, pero me he quedado atascado cerca del final y la situación tiene pinta de que me llevará varias horas debido a que no termino de saber qué demonios hay que hacer. Por eso he tenido que alterar mis planes.

    Me deja muy mal sabor de boca, pero ya encontaré otra forma de compensarte😀.

    Un saludo.

  9. Sí quilla, es lo que tú crees T______T. Y evidentemente no voy a hacer una review sin acabarme el juego, pero por mis narices que lo termino. Esta dedicatoria se debe que dices en tu blog que estás algo tristona estos días, y a que siempre te he oído que te gusta Last Exile. Así que ya de paso, pues ahí te va una dedicatoria para ver si a ti y a la familia se os levanta el ánimo😀. De todos modos si te fijas no eres la única a la que le dedico textos.

    Eso sí, no entiendo qué le ves a Dio. Todavía si me dijeses a Alex Row lo entendería. Pero Dio… pues es… Dio :O.

    Un saludo.

  10. Es que, aunque no lo parezca, mis dedicatorias suelen traer suerte, y de ahí que cuando me entero de que alguien está de bajón o le ha pasado algo, le dedico algún texto a ver si las cosas mejoran😛.

    Siento de verdad lo que dices. Yo nunca he tenido una mascota y no me puedo permitir el mantener ni a un pastor ni a un braco alemán por aquello de estar en la ruina ^^U. Pero cada vez que se muere uno de los que yo conozco se me cae el alma a los pies. De hecho hace unos meses unos vecinos tuvieron que sacrificar a un Husky Siberiano al que le tenía mucho cariño, ya que no en vano es la raza de perros más lobuna que existe, y cuando murió me dio una pena terrible. Pero es ley de vida.

    Si me admites un consejo, una buena idea para llevar el mal trago podría ser que os fueseis tu pareja y tú acompañados de dos amigos a un restaurante japonés regentado por chinos que existe en Via Laietana. Es algo caro, pero su Sushi es una de las cosas más deliciosas que se pueden probar y ¡HAY BARRA LIBRE! Seguro que eso te levanta la moral (y tu marido y amigos engordarán unos kilos, porque te puedo asegurar que lo que cocinan es DELICIOSO).

    Un saludo😛.

  11. Hola!!
    Como es habitual, tus reseñas son completísimas.
    No he visto Last Exile. Estuve muchos años desconectada del mundo anime y demás y la verdad es que me está apeteciendo verla. Creo que ya me la recomendaron alguna vez, de hecho, la tengo en el disco duro del portátil (ahora que me acabo de dar cuenta… ¿Cuándo la bajaría?) Así que supongo que me pondré a ello un día de éstos…

    Por cierto, que cada vez que leo una de tus reseñas (juegos, anime, películas…) me pregunto la cantidad de cosas que me he perdido y de las que no tenía ni idea de su existencia.

    Y cambiando completamente de tema: ¿Ya empezaste las clases de Derecho? ¿Qué tal te está yendo?

    Saludos!!

  12. Se trata de una gran obra del anime😉. Sobre el tema de que te has perdido muchas cosas de este mundillo, bueno, yo siempre he dicho que cada uno invertimos el tiempo de un modo diferente y no hay intrínsecamente nada de bueno o malo en ello. Es simplemente una cuestión de que si por ejemplo yo he jugado a juegos a los que te gustaría haber jugado o desconocías, a mí me hubiese gustado viajar a lugares en los que tú has estado y yo posiblemente no. Pero es lo que siempre digo, nunca es tarde si la dicha es buena y siempre hay tiempo para todo. Lo importante es aprovechar cada segundo y sacarle todo el partido posible.

    Y sobre el tema de la carrera no diré por el momento nada ya que el martes tengo previsto un post sobre ella en el que hablaré sobre todo eso😛.

    Un saludo.

  13. Has jugado con mis sentimientos T_______T. Y encima a sabiendas de lo que me gusta el Guardian Heroes. ¡MALO! T__________________T. Y bueno, tú te quedas con Aya Hirano y yo me quedo con su desdoblamiento como Konata :3.

    • Tremenda review que te has marcado Dath, como siempre completísima y acertadísima. Este es sin duda uno de los mejores animes que se han hecho, es entrañable y con mucha acción. Así que hay que verla sí o sí.
      Nos vemos en el océano turbulento

  14. Perdona que no haya leído entera tu entrada, pero es que Last Exile es uno de esos animes que tengo pendientes de ver sí o sí, y no quiero que me destripes nada, jeje. Además, saber de antemano que es uno de tus pilares del anime hará que no demore demasiado su visionado (espero).
    Cuando lo vea leo tu post. Palabrita del niño Jesús. xD

  15. Pues muy mal Elder, Last Exile es un clasicazo y no debes perder la ocasión de verlo. Cuando lo hagas comprenderás el porqué se habla tan bien de él. Y ajeperure quillo, no veas la alegría que me da el verte por aquí. Eso sí, mejor que vernos en The Grand Stream… mejor vernos en un barrio de mansiones de lujo como vecinos ¿no crees? xD.

    Un saludo.

  16. Buenas Dath,

    Me encontraba a un paso de la cama y me dije: “voy a pasarme por el blog del lobo”… y menuda sorpresa me he llevado con tu carta de despedida temporal. Bueno, en su día (cuando anunciaste tu intención de estudiar Derecho) ya imaginé que tu tiempo de “conexión” se vería reducido… y que nosotros los lectores, lamentablemente, disfrutaríamos de tus maravillosos artículos con menos frecuencia. Pero se me hará raro no verte por esta loca blogosfera…

    No creo en la suerte, así que te desearé muchos ánimos, alegría y una mentalidad positiva para que superes con el mayor de los éxitos (del que tú te marques, tirando pa’ arriba) tu nueva etapa.
    Un abrazo y hasta pronto

    Ciro

    PD: ah, y no te metas más con el Castlevania IV de la SNES… que en un post he visto como le dabais una paliza de órdago durante mi ausencia estival… “ains” si hubiese estado para defenderlo, malandrines😉

  17. Llego tarde, lo sé. No tengo Twitter, si no te lo diría por allí, sin embargo utilizaré esta entrada, que si que permite comentarios, sólo para decirte algo:

    Sueña y lucha por lograr que ese sueño se vuelva realidad. Mucha suerte y espero que cuando termines nos digas: “Lo he conseguido”.
    Se te echará de menos en la blogesfera, ya sabes donde estoy, siempre serás bienvenido en FNS. Y te avisaré por aqui de los sorteos que vaya haciendo ^^
    Lo dicho, mucha suerte ^^

    Un saludo!

  18. Como siempre, llego super tarde, pero bueno, me doy por satisfecho sabiendo que te has visto esta serie. No es que sea una maravilla, pero… tiene ese aquél. Y sobre todo, el artwork de Range Murata.

    Gracias por acordarte de mí con lo de Dennou Coil. Y es cierto, no a todo el mundo le gusta ver niñas que corren, y corren, y no paran de correr.😉

  19. Ante todo me gustaría daros las gracias a todos por los comentarios, correos electrónicos y demás que me enviasteis tras mi despedida temporal y quiero pediros perdón por no haber podido responder más que a dos de ellos.

    Como ya dije en su día me encuentro estudiando Derecho en Salamanca y estoy totalmente volcado en la carrera. No es un decir que dejé el último post del “Hasta muy pronto” y no volví a loguearme en WordPress hasta el 24 de diciembre, y desde Nochebuena hasta hoy tardé otro mes en hacer un “log in”. Lo mismo puede decirse del correo, que prácticamente no lo he abierto desde septiembre hasta hoy.

    Ésa es la razón por la que hasta este día no he podido pasar comentarios pendientes ni responder correos, por lo que he de disculparme por no poder responderos a todos individualmente, que es lo que os merecéis. El motivo de ello es que he afrontado este reto de convertirme en jurista con disciplina espartana. Desde el primer día me siento en primera fila, al lado del profesor y me rijo por un particular lema: “No existe mundo a mis espaldas”. Al contrario de lo que hice cuando estudiaba Periodismo, me estoy tomando muy en serio la carrera y no puedo ocultar que la causa es tan sencilla como que me apasiona. Estoy muy contento en la Universidad de Salamanca y el ambiente es muy diferente al que tenía que aguantar en Valladolid con la pléyade de sabandijas que pululan por esa ciudad. Quiero aprender a tope, demostrarle a mis profesores que no están perdiendo el tiempo conmigo y no he permitido que nada ni nadie me distraiga de mi objetivo de sacármela y de honrar a la gente que emplea su tiempo en mí.

    Este primer cuatrimestre he cumplido mis objetivos (falta un examen pero confío en que vaya bien) pero queda el segundo y no sólo no voy a bajar la guardia sino que me voy a esforzar muchísimo más. Quiero concentrarme al máximo en sacar lo que se me viene encima y no puedo ocultar mi entusiasmo, puesto que voy a empezar con toda la materia Civil y Penal, que son con diferencia mis preferidas. Ésa es la razón por la que he decidido que APLAZO MI RETORNO HASTA EL VERANO, que será cuando ya esté libre y pueda relajarme un poco. Pero hasta ese día mi situación es de máxima tensión, máximo esfuerzo y máximo trabajo hasta lograr… el máximo. Mi yo periodista murió hace ya casi dos años y está bien enterrado, con lo que sólo me queda una opción: Mirar hacia adelante sin volver un instante la vista atrás y sin que salga de mis labios una queja.

    Por cierto, les he cogido mucho cariño a mis profes. Aprender Historia de la Mano de Doña Paz Alonso o descubrir a Kelsen junto a Don José María Garrán es una auténtica delicia. Es más, Doña Amelia Castresana ha conseguido que empiece a adorar el civilismo (hasta que no la conocí, no me gustaba nada ese área) con el tema del Derecho Romano. De hecho os puedo asegurar que es una asignatura que me ha marcado mucho y hasta de vez en cuando hago gracietas con mis amigos en cuanto alguna de sus materias. Por ejemplo les suelo tomar el pelo a las cajeras del supermercado que hay debajo de mi casa cuando voy a comprarles el pan y les empiezo a decir cosas como: María, esta compra de Filipinos es en realidad un contrato consensual en el que tú te comprometes a transmitirme la pacífica posesión (Habere Licere) de esta Merx a cambio de que yo te transmita la propiedad de un pretium verum, certum et iustum in pecunia numerata. Ah, y que sepas que debes garantizarme el Habere Possidere Uti Frui Licere si no quieres que te reclame responsabilidad por evicción. Y no te pases de lista con los defectos ocultos, que entonces ejerzo contra ti una actio redhibitoria para que me devuelvas mi dinero a cambio de que te devuelva esta res, o la quanti minoris para que me hagas un descuento. Su cara es para enmarcarla xDDDD. Pero dejando de lado esta pequeña broma, lo cierto es que estoy francamente encantado y espero que la carrera me siga deparando sorpresas tan agradables como las que he disfrutado este cuatrimestre.

    Así que hasta la época estival no nos veremos “blogueramente”. De todos modos, y aunque no las uso más que para hablar con “mi hermano” y con algunos antiguos amigos, he dejado en los laterales de la bitácora mis cuentas en Facebook y Tuenti (en ambos casos hay que estar logueado para verlas) por si algún alma de cántaro quiere seguir padeciéndome. Aunque advierto que los cojo de higos a brevas.

    Así pues, sin más, un abrazo a todos y recordad (Y en este caso sí que no tendré excusa) ¡NOS VEMOS EN VERANO! (porque si estoy pendiente de la bitácora no me puedo centrar).

    Un abrazo y (aunque esto está repetido) hasta muy pronto😉.

    PD: Ciro, muchísimas felicidades por el premio 20 Blogs😀.
    PD2: Noire, suerte también a ti con los estudios, que estoy seguro de que tú también los estás disfrutando😀

  20. simplemente genial tienes toda la razon acabo de ver este anime y es un obra de arte y muy buena tu apreciacion del mismo me ha dado otra perspectiva y he podido entender mucho mejor algunos detalles
    seguire revisando tu blog se ve muy bueno
    saludoss sigue asi

  21. Pingback: Fushigi no Umi no Nadia. El misterio que catapultó al estrellado a Hideaki Anno « Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s