Fushigi no Umi no Nadia. El misterio que catapultó al estrellato a Hideaki Anno

Fushigi no Umi no Nadia

En el año 1889, una sucesión de naufragios inexplicables azotaban el alta mar. Corría el rumor de que un monstruo marino era el que los provocaba, pero lo cierto es que los gobiernos de todo el mundo no tardaron en acusarse unos a otros de pruebas militares secretas contra navíos, con lo que la tensión empezó a crecer. En esa época, en mitad del progreso científico y tecnológico de la Revolución Industrial, las potencias coloniales luchaban por expandir sus dominios por Asia y África mientras los conflictos se sucedían uno detrás de otro y por ello, a las puertas del siglo XX, el mundo temblaba ante la posibilidad de una Guerra Mundial. ¿Eres un aventurero? ¿Alguien capaz de atravesar las barreras de lo que llamamos “peligro” para hallar la verdad que ocultan las leyendas? Si es así, sígueme…

Sí, en efecto, algunos lo recordarán. Estoy hablando de una serie a la que definí en su momento como una de las mejores de todos los tiempos, a pesar de que le reconocía ciertos errores que, vistos desde la perspectiva actual, podrían calificarse como aberrantes. Pero existe algo dentro de este anime que puede definirse con esa tan peligrosa palabra como es… “especial”.

Bien es cierto que estoy hablando de una de las series de mi infancia; de las que me hicieron amar y respetar el manganime como un género narrativo que iba mucho más allá del concepto pueril que por entonces se tenía por estos lares de la animación. Un factor del que no cabe la menor duda de que afecta en gran medida a mi objetividad e imparcialidad y que, por lo tanto, podría llevarme a la tentación de exagerar sus virtudes y obviar sus defectos, como en tantas otras ocasiones surge por parte de los seguidores de un producto en concreto.

Por ello voy a intentar analizarla como si fuese la primera vez que mis ojos la contemplan, aunque sin eludir las necesarias reseñas de contextualización temporal imprescindibles para comprender su importancia y la calidad intrínseca de lo que en ella se hallaba, más de dos décadas después de su nacimiento. Así pues, y sin mayor dilación, demos paso a la que fue la primera gran obra maestra de dos nombres que darían mucho que hablar en años venideros hasta el punto de alcanzar una notoriedad sólo comparable al de figuras como Toriyama o sellos como Toei: Hideaki Anno y GAINAX.

Ficha Técnica

Fushigi no Umi no Nadia (ふしぎの海のナディア), también conocida como “Nadia, the secret of blue water”en Estados Unidos o “El misterio de la piedra azul” en España, es un anime de 39 episodios perteneciente a los géneros de aventura y ciencia-ficción creado por el estudio GAINAX en 1990. Está inspirada en la novela “Veinte mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne, adaptada por Hideaki Anno, quien se basó, a su vez, en el trabajo anterior de otros directores japoneses entre los que se encontraba Hayao Miyazaki.

Argumento

Estamos en 1889 y París se dispone a convertirse en la anfitriona de una Nueva Exposición Universal, en la que ingenieros de todo el mundo mostraban artefactos de su creación con los que pretendían cumplir el viejo sueño del hombre de volar. Entre ellos se encuentra Jean Rocque Raltique, que junto a su tío acude a la capital del Sena con vistas a convertirse en el gran científico del siglo XIX. Pero finalmente, en vez de exhibir ante sus colegas su proyecto, terminará por utilizarlo para ayudar a escapar de sus perseguidores a una chica a la que conoce por casualidad y por la que se siente inmediatamente atraído, Nadia La Arwall

El joven consigue llevar a su compañera al mar, pero inmediatamente su prototipo cae al agua y tiene que ser rescatado por un buque de guerra de la marina de los Estados Unidos cuya misión es acabar con la vida de un monstruo marino que hunde barcos haciendo imposible la navegación comercial en aguas internacionales. Sin embargo nada más encontrarse con él son derrotados y los niños caen accidentalmente del navío. Pero para su sorpresa, una enigmática nave los capturará poco antes de morir ahogados.

A partir de ese momento, la vida de Jean pasará a girar en torno a su nueva amiga a la que intentará guiar a su tierra natal. Pero en sus planes se cruzará la figura de Nemo, el capitán del submarino que los tiene retenidos y que irá ganando progresivamente importancia para él hasta el punto de considerarlo una especie de segundo padre. Aunque, lo que en ningún momento podría llegar a intuir, es que aquel encuentro fortuito en París lo involucraría en una gigantesca conspiración para hacer revivir la civilización perdida de la Atlántida, en la que el futuro de la Humanidad como especie en libertad se pondrá en juego.

Opening

  • Blue Water” compuesta por Etsuko Kisugi y Yoshimasa Inoue e interpretada por Miho Morikawa

Ending

  • Yes! I Will…” compuesta por Etsuko Kisugi y Yoshimasa Inoue e interpretada por Miho Morikawa

Personajes

NadiaFNUNNNadia La Arwall: Protagonista indiscutible de la serie, esta chica de 14 años trabaja como acróbata en un circo desde muy pequeña, cuando fue acogida por una troupe de artistas ambulantes al creer que se trataba de una huérfana. La realidad es que sus orígenes parecen hallarse en África, siendo la clave de los mismos la misteriosa aguamarina que siempre lleva colgada en su cuello. Pero su destino cambiará cuando la compañía acuda a París para representar su espectáculo… Apasionada de la ecología y de los animales, afirma entender el idioma de cualquiera de ellos, aunque su amor por los mismos le lleva a enfrentarse constantemente con sus compañeros, constituyéndose en una suerte de Lisa Simpson a la japonesa. Un cúmulo de factores que harán especialmente conflictiva su relación con Nemo, al que considera un hombre cruel y carente de escrúpulos.

JeanFNUNNJean Rocque Raltique: De la misma edad que Nadia, se enamorará perdidamente de ella a primera vista y no perderá oportunidad de ayudarla cuando descubre que ésta está siendo perseguida por unos coleccionistas de joyas que ansían su aguamarina. A la espera de que su padre vuelva algún día de un viaje en alta mar del que nunca regresó, vive acogido en casa de su tío, que le contagió el amor por la ciencia y la ingeniería. De hecho, y al contrario que su compañera, es un chico abierto y sociable que se gana rápidamente la simpatía de sus semejantes con su facilidad para la comunicación y su curiosidad innata, hasta el punto de que Nemo llegará a considerarlo un hijo suyo.

MarieFNUNNMarie en Carlsberg: Nacida en Marsella, esta niña de cuatro años perderá a sus padres a manos de Gargoyle. De hecho, Jean y Nadia la encontrarán protegida por el cadáver de su madre poco después de ser abatida a tiros, lo que conmoverá profundamente a ambos y decidirán llevarla consigo. La pequeña considera a los protagonistas como sus nuevos padres y no ahorrará esfuerzos a la hora de emparejarlos, aunque pronto su interés empezará a centrarse en Sansón, al que convertirá en su compañero de juegos junto a King, el cachorro de león que siempre acompaña a Nadia.

GrandisFNUNNGrandis Granva: Perteneciente a la nobleza italiana, esta joven de 28 años fue víctima de un engaño por parte de su primer marido, que se casó con ella por dinero y despilfarró su fortuna para después dejarla sola y arruinada. Los únicos amigos que le quedaron fueron dos de sus empleados, Sansón y Hanson, que finalmente le sirvieron para rehacer su vida formando una banda de ladrones de joyas. A pesar de su apariencia caprichosa, egoísta y prepotente, su enfrentamiento con Nadia, con cuya aguamarina se encuentra obsesionada, cambiará su forma de ser convirtiéndose poco a poco en una auténtica madre para la protagonista y para Jean. Posteriormente se enamorará de Nemo e intentará seducirlo, lo que provocará no pocos enfrentamientos con Electra. Su nombre fue traducido al castellano como “Rebeca”.

SansónSansón: Antiguo empleado de Grandis, desempeñaba las funciones de chófer hasta que su señora acabó arruinada. Un hecho a pesar del cual siguió siéndole fiel. Se considera a sí mismo un galán con las mujeres, lo que le lleva a obsesionarse con su aspecto físico y muy especialmente con su peinado. Pero su rasgo más característico es su impresionante fuerza bruta, lo que unido al cuidado de su cabello hace pensar que su nombre es el realidad un alias en homenaje al personaje bíblico de Sansón. Se cree que a pesar de su origen francés su auténtico apellido es “Löwenbräu” y su nombre fue adaptado al castellano como “Bruno”.

HansonHanson: Compañero inseparable de Sansón, se trataba del antiguo mecánico de Grandis, a la que acompañará en su desgracia, convirtiéndose en el ingeniero de su banda. Será el que años más tarde cree el “Gratan”, un magnífico vehículo anfibio abordo del cual realizan sus operaciones y cuya importancia posterior en la historia será vital. Naturalmente, sus habilidades harán que desarrolle una increíble complicidad con Jean, al que le enseñará varios secretos de la ingeniería naval y automovilística. Se desconocen sus apellidos, por lo que “Hanson” podría ser simplemente un alias. Incomprensiblemente, su nombre fue adaptado al castellano como “Sansón”, confundiéndose así su identidad con la de su mejor amigo.

AyertonFNUNNAyerton Grenavan: Este extraño personaje es el científico abordo de la nave de guerra estadounidense Abraham Lincoln cuya misión consiste en arrojar algo de luz sobre la auténtica naturaleza del ente que se dedica a destruir barcos en alta mar. Posteriormente, será rescatado para la historia en los episodios de relleno, convirtiéndose así en personaje principal. En ellos, se enamora de Grandis e intenta seducirla sin éxito afirmando que se trata en realidad de un noble y adinerado caballero inglés, aunque el pasado de su amor hará que su esfuerzo resulte en vano, al considerarlo un nuevo estafador como su primer marido.

NemoNemo: Tal y como ocurriese en la novela de Julio Verne, Nemo (“nadie” en latín) es un alias tras el cual se esconde un hombre frío y distante que capitanea el Nautilus, cuya tripulación ha ido configurando a base de rescatar a víctimas de la organización “Nueva Atlántida” cuyo objetivo es conquistar el mundo para convertir a los seres humanos en esclavos de los atlántides. Posteriormente se descubre respecto a él que es aficionado a tocar el órgano, que posee un aguamarina mayor en tamaño pero de características similares a la de Nadia y que su auténtico nombre es Eleusis La Arwall.

ElectraElectra: Primera oficial del Nautilus era conocida en Tartessos como Medina La Lugensius hasta que la explosión de la Torre de Babel la privó de su familia y sus seres queridos. Fue posteriormente salvada de una muerte segura por Nemo, del que se enamoró profundamente a pesar de que el amor que éste sentía por ella era simplemente paternal. Su carácter es inquieto y estudioso, lo que hará que desarrolle una gran empatía con Jean, al que lo ve como una especie de hermano pequeño, aunque en la práctica su auténtica importancia será la de convertirse en una especie de lado humano del capitán que ejercerá de contrapeso a las decisiones frías y calculadas de su superior.

GargoyleGargoyle: Antiguo primer ministro de Tartessos, su antiguo nombre era Nemesis La Algol. Temeroso ante las ansias expansionistas de occidente por África y sediento de recuperar la hegemonía de la civilización atlántide sobre el Planeta, dirigió en el pasado un golpe de estado que derrocó al rey Eleusis y puso en el trono a su hijo Benusis, al que proclamó emperador. Pero cuando estaba a punto de recuperar el arma más poderosa de la Atlántida (La torre de Babel) ésta estalló llevándose consigo todo lo que quedaba del reino. Desde ese día, renombra al estado como “Nueva Atlántida” e intenta reconstruir su autoproclamado imperio a costa de actividades como la venta de armas o el ataque a objetivos civiles. Su nombre fue adaptado al castellano como “Argo”.

NeoFNUNNNeo: Príncipe heredero de Tartessos e hijo del rey Eleusis, fue puesto en el trono como emperador tras un sangriento golpe de estado acontecido poco después de la muerte de su madre. Un puesto para el cual cambió su nombre, Benusis La Arwall, por el de Neo. Tras la explosión de la Torre de Babel, y con la supuesta intención de salvar su vida, fue convertido en un androide que apenas conserva algo de su naturaleza atlántide, lo que hace de él en la práctica un títere en manos de Nemesis. Pese a todo, conserva el poder para utilizar a voluntad las dos aguamarinas que encierran las almas de los primeros habitantes de la Atlántida, lo que hace de él una pieza imprescindible para los planes de Gargoyle.

Análisis

Cierto, he escrito tantas veces que no sé muy bien cómo comenzar un artículo que ya la frase empieza a carecer de sentido. Pero en este caso hay demasiados factores en juego que me desbordan y me impiden dotar a mis palabras de la atmósfera de rigor y neutralidad que todo buen análisis debe poseer: Un mito de la infancia, unos personajes que en su momento me inspiraron una admiración casi enfermiza y una fascinante mezcla entre historicismo y ciencia ficción que hicieron que para mí, esta serie de animación se convirtiese en una de las mejores de todos los tiempos. No obstante, si tuviese que empezar por algún sitio, comenzaría diciendo que los españoles nunca supimos o fuimos conscientes de la magnitud de este anime ni del trabajo o la calidad que en torno al mismo estaban asociados.

Se trataba de uno de tantos “dibujos animados” que aquella recién nacida Tele 5 de Valerio Lazarov ofrecía durante horas muertas en las que no sabía qué incluir como eran las mañanas, la sobremesa o determinadas horas de la tarde noche. Aunque dicha decisión no era en absoluto gratuita. Fruto de la llamada “Ley de Televisión Privada de España” de 1988, Silvio Berlusconi desembarcó en territorio hispano implantando en él una filial de la joya de la corona de su todopoderosa Mediaset, Canale 5, que durante más de veinte años lo convirtió en el hombre/capo más poderoso de Italia.

Pese a ello, en sus primeros años y por motivos presupuestarios, tanto ésta como el resto de sus hermanas europeas terminaron por ofrecer contenidos propios de su homóloga italiana, que eran traducidos tal cuales a los idiomas nativos, trayendo consigo todas las peculiaridades incluidas por el emporio transalpino. Entre ellos se encontraban multitud de animes, dado que por entonces Italia era el país más importante y con más aficionados en cuanto al género se refiere en toda Europa, por lo que se podría decir que indirectamente el expresidente italiano fue sin quererlo uno de los grandes promotores de la animación japonesa en el viejo continente. Unos títulos entre los que se encontraba “El misterio de la piedra azul” que escondía tras de sí un impresionante abanico de cualidades y virtudes que en las próximas líneas intentaremos abordar. Aunque antes intentaremos aportar algo de luz sobre los sucesos históricos en ella narrados.

El acierto de las exposiciones universales y el error sobre Tartessos

La historia de este anime empieza en 1889. Un momento en el que Francia se dispone a presentar ante el mundo una nueva cara victoriosa tras años de conflictos y derrotas frente a sus archienemigos alemanes a través de la celebérrima Exposición Universal de aquel año, en la que se inauguraría el monumento por excelencia de la ciudad como lo sería la Torre Eiffel. Todo ello a pesar de que en un primer momento su atrevido diseño, perteneciente a la escuela de la “Arquitectura del Hierro”, causó un tremendo malestar entre los parisinos por el tremendo choque que suponía para la estética de la ciudad el contraste provocado por sus edificios clásicos y este tremendo amasijo de metal de 330 metros de altura.

Dichas exposiciones universales no fueron ni mucho menos un acontecimiento menor como lo es en la actualidad, sino el evento festivo-cultural más importante en aquellos tiempos, muy similar a lo que a día de hoy serían unos juegos olímpicos, aunque sin dejar tras de sí el nefasto legado de deudas que provocan estos últimos. De hecho, su relevancia llegó hasta tales extremos que varias ciudades organizaron diversas exposiciones que, sin llevar el nombre de “Universal”, intentaron aprovechar para su promoción su buena fama y renombre, aunque durante todo el siglo XIX sólo diez de ellas gozaron de tal denominación.

Ciertamente, no son pocos los historiadores que aseguran que dichas celebraciones escondían tras de sí un trasfondo colonialista que servía para mostrar al mundo las “maravillas” de los nuevos imperios artificiales surgidos a base de escuadra y catabón y que servían como baremo del prestigio internacional de una nación. Lo que en cierta manera justifica la predilección de Francia por organizarlas, muy especialmente a raíz del reparto de África en la Conferencia de Berlín, o la falta de interés en estas lides mostrada por los alemanes, que siguiendo las máximas planeadas por Bismarck, se preocuparon más por asentar su posición en el Continente Europeo, que en expandirse por desiertos y selvas sin ninguna utilidad práctica como lo estaban haciendo sus contemporáneos.

AA371361: History

Imagen promocional de la Exposición Universal de 1889 en París

Conviene destacar a su vez que la construcción de la Torre Eiffel no fue ni mucho menos un capricho. Las Exposiciones Universales solían traer consigo toda una reestructuración de las ciudades en las que se celebraban, que incluían toda clase de cambios urbanísticos y monumentos representativos. Sin ir más lejos, la celebrada en Barcelona en 1888 supuso para la Ciudad Condal la habilitación de la Ciudadela como espacio de ocio o la construcción del Arco de Triunfo (L’Arc del Triomf) como puerta de entrada al recinto ferial. Por lo tanto, no era tan disparatado considerar que París emprendiese tan ardua tarea y costosa tarea, y que ésta fuese concluida en apenas dos años, pese a su tremenda dificultad.

No obstante, no es verdad que el Imperialismo, tal y como se retrata en el anime, fuese el desencadenante del temor a un conflicto mundial. Tal y como hemos señalado, Bismarck siempre tuvo claro que el papel primordial del II Reich debía desarrollarse en Europa y ni ellos, ni ninguno de los imperios centrales que se aliarán con los teutones a lo largo de la Primera Guerra Mundial mostrarán interés alguno en ese fenómeno. De hecho, las políticas del Canciller de Hierro, tuvieron como principal objetivo a Francia por sus rivalidades territoriales exclusivamente continentales sin que el interés de los alemanes en el ámbito colonial fuese más allá. Hubo que esperar a la consolidación de Guillermo II en el trono imperial y su posterior ruptura con las máximas del padre de Alemania, ya en pleno siglo XX, para ver un auténtico golpe de timón en su política exterior.

Tampoco parece coherente el poner a Estados Unidos como un generoso gendarme internacional, capaz de sacrificar la menor parte de su flota en pro de intereses europeos. De hecho, este país se enrocó durante casi todo el siglo XIX en la “Doctrina Monroe”, consistente en “América para los americanos” de puertas para fuera y “America como patio trasero de los Estados Unidos” de puertas para adentro. Es decir, expulsar a los europeos de su continente con cualquier excusa (Guerra de Cuba), creación de estados títere para la consumación de sus intereses comerciales (separación de Panamá y Colombia) e intervención en asuntos del viejo continente única y exclusivamente si pudiesen obtener beneficios económicos de ello. Lo cual pone en evidencia que este país jamás hubiese prestado navío de guerra alguno para ayudar a Francia o Inglaterra y, ni mucho menos, éste hubiese podido llamarse Abraham Lincoln, dado que fue el nombre que se le dio a uno de los más famosos portaviones nucleares norteamericanos que fue botado curiosamente en 1989, un año antes de la serie que nos ocupa.

Ubicación de Tartessos

Mapa con la teórica demarcación de los límites del reino de Tartessos. Fuente: Wikimedia

Por último, y sin ánimo de redundar en temas ya abordados en otras reviews como la de Last Exile sobre la naturaleza de la Atlántida, Fushigi no Umi no Nadia adolece de un monstruoso error a la hora de ubicar Tartessos. Dado que este reino no se localizaba en África, sino que se asentaba en una zona que en la actualidad comprende la provincia de Sevilla (España) con zonas de Huelva y Cádiz. En otras palabras, se trataba de una civilización europea.

Cabe matizar que en todo aquello relacionado con la Prehistoria y los inicios de la Edad Antigua, lo que tenemos sobre la mesa en torno a aquellas entidades políticas es cuanto menos dudoso y a duras penas se han podido deducir asuntos como que se regían por un sistema de monarquía absoluta, de la que sólo existen pruebas de la existencia de un rey, Argantonio, y por una fuente tan poco fiable como lo era Heródoto. Dicho de otra manera, a pesar de que existen yacimientos, la mayor parte de lo que se sabe de ellos es fruto de la cultura griega y, como tal, el componente especulativo que existe en torno a su figura es lo suficientemente amplio como para no aventurarse demasiado al describir sus auténticas características.

Como dato curioso, se cree que sus habitantes llegaron a crear su propio alfabeto, que los cartagineses probablemente anexionaron esta entidad en su paso por la Península Ibérica y que posteriormente los romanos tuvieron muy presente la posible existencia de este asentamiento a la hora de bautizar lugares como la Bahía de Cádiz (Tartessius Sinus) y de respetar ciertos resquicios de su pasado histórico, hasta el punto de que el actual Papa Benedicto XVI asegura que los famosos “Magos” que acudieron a adorar a Jesucristo tras haber nacido, y de los que habla el Evangelio de San Lucas, procedían en realidad de esta zona occidental y no de oriente como dice la tradición.

Con Julio Verne y Miyazaki a sus espaldas

Errores históricos al margen, lo cierto es que el periplo que llevó a la consumación de esta serie fue accidentado y se prolongó durante cerca de dos décadas. Todo empezó en las oficinas de Toho Company cuando esta productora nipona decidió expandir su campo de acción para llevarlo más allá de las salas de cine y penetrar con fuerza en el cada vez más poderoso mercado televisivo.

Durante finales de los 60 y principios de los 70, la sombra de “Ultraman” era alargada y los clones de dicha serie se sucederían hasta acabar prácticamente la década de los ochenta. En ese contexto, la mencionada Toho había conseguido colocar en las parrillas de programación, con un incuestionable éxito, series como “Ike! Godman”, “Rainbowman” o “Ryusei Ningen Zone”. Pero la irrupción del anime en el mundo nipón era una realidad demasiado suculenta como para dejarla escapar, a pesar de estar controlada de un modo casi monopolítico por Toei, cuyo dominio en este género se extenderá desde sus inicios hasta finales del siglo XX con una superioridad avasalladora.

Fue en ese contexto cuando entablaron conversaciones con el brazo derecho/discípulo aventajado de Isao Takahata, un tal Hayao Miyazaki, en cuyas manos se habían encontrado las primeras series televisivas de animación de éxito tanto dentro como fuera del Imperio del Sol Naciente, y que aspiraba a ser el gran talento del anime de la pequeña pantalla, sucediendo de este modo a su jefe y amigo, el ya mencionado Takahata.

Diseño a Ordenador del Nautilus

Prototipo del Nautilus para Fushigi no Umi no Nadia

Entre algunas de las sugerencias del que más tarde se convertiría en “el maestro” se encontraba un proyecto llamado “Around the World Under the Sea”, basado en la película de Andrew Marton del mismo nombre que arrasó en 1966, a pesar de recibir la acusación de “inspirarse demasiado” en un Julio Verne al que ni siquiera mentaban en los créditos del Film. Tal vez por ello, en esta ocasión el capitán Nemo estaría expresamente presente, aunque muy en la línea del autor, el hilo conductor de la trama giraría en torno a dos niños huérfanos, que encontrarían en este hombre una misteriosa y enigmática figura paterna, a la que, no sin dificultades, intentarían descubrir el lado más oscuro y oculto de su personalidad. Sin embargo Toho paralizaría la producción y no competiría en el mundo del anime televisivo hasta los ochenta, por lo que tanto éste como otros proyectos quedarían condenados a dormir el sueño de los justos en espera de una oportunidad o momento mejor.

Todo cambiaría con el éxito de la adaptación televisiva de Touch. Su increíble acogida y el fenómeno de fans generado espoleó a la productora a invertir más dinero en materia de animación y, a pesar de que las máximas de este proyecto ya habían sido usadas en películas como Laputa, como más tarde aclararemos, decidió dar luz verde a la idea concebida en principio por el padre de Ghibli encargándole el proyecto en 1988 a GAINAX, una compañía de reciente creación que sólo tenía a sus espaldas la película “Royal Space Force: The Wings of Honnêamise” y la OVA “Gunbuster”. El estudio por lo tanto carecía de experiencia en el campo televisivo con lo que esta aventura, a la que rebautizarían como “Fushigi no Umi no Nadia”, se convertiría en su auténtica opera prima dentro del mundillo en el que se desenvolverían hasta la actualidad.

La ya mencionada Gunbuster, a pesar de su mediocridad, se había traducido en un éxito sin paliativos, por lo que su director, un jovencísimo y desconocido talento llamado Hideaki Anno, haría frente casi en solitario a esta comprometida tarea que pondría los cimientos del posterior éxito de la empresa, que alcanzaría su cénit con la archiconocida Neon Genesis Evangelion. Una apuesta a la que unos años más tarde también daría vida.

ElectraenBlancoYNegro

El uso de planos en blanco y negro para recrear situaciones dramáticas será ensayado para utilizarlo en animes posteriores de Anno

En realidad el director con sus apenas 28 años había aprendido de los mejores y su talento como animador había quedado a su edad fuera de toda duda. Se había estrenado como animador en la Biblia de las series de Ciencia Ficción japonesas como era Macross, había madurado su estilo trabajando en la primera gran obra maestra de Miyazaki como lo era Nausicäa y remató su aprendizaje con Takahata en La Tumba de las Luciérnagas. Con semejante curriculum a sus espaldas, el éxito parecía estar garantizado, aunque existía un gran problema en torno al cual nadie en GAINAX parecía haber reparado: No existía ningún guión original.

Anno, con sólo unas pequeñas y vagas máximas impuestas por Toho (y con un cierto desconcierto por parte de los ejecutivos de su estudio) tuvo que crear ex novo junto a cinco compañeros toda la trama en torno a la cual giraría la historia de los dos niños y su encuentro con el Capitán Nemo. Pero lo cierto es que muchos de ellos no sabían qué hacer en realidad dado que, además, tal y como se había planteado el proyecto era necesario que los adversarios de la tripulación del Nautilus conquistasen el mundo haciendo un uso exclusivo de medios submarinos. Algo que a la postre les fue imposible cumplir.

Finalmente, la serie fue emitida por NHK pero los contratiempos surgidos en torno a la creación de la historia, unida a ciertos desacuerdos con la emisora comprometieron de un modo irrecuperable la calidad primigenia del producto. De hecho, los constantes bandazos de los productores y de la cadena de televisión, sin respetar la planificación de las temporadas ni los esquemas de desarrollo inicialmente establecidos, tuvieron la serie paralizada hasta en seis ocasiones, dos de las cuales durante nada menos que un mes. Una situación excepcional que arruinó, como ahora veremos, la posibilidad de que este anime, que pasaría a ser popularmente conocido como “Nadia”, se convirtiese en uno de los mejores de todos los tiempos.

Una pareja a medio camino entre el amor y el odio

El comienzo del anime es cuanto menos esperanzador. Un encuentro entre los dos protagonistas, su particular huida, un fugaz encuentro con Nemo y su Nautilus… Desde el principio, Nadia y Jean se revelan como una pareja con una enorme química entre ellos basada en una fórmula que tan buenos resultados le aportó a Rumiko Takahashi en Ranma ½ como era la de dos jóvenes destinados a estar en uno con el otro y que se quieren tanto como se odian… o al menos en lo referente a la fémina del tándem.

El inventor es capaz de imaginar cualquier máquina y, al mismo tiempo, es incapaz de comprender a las mujeres, que se muestran para él como un mundo exótico y extraño a la par que fascinante en el que nunca se adentró hasta que aquella princesa africana del aguamarina entra en su vida, enamorándose perdidamente de ella. Por su parte, la acróbata es una adolescente con una personalidad fuerte esculpida a golpe de raza y carácter, y frente a la inseguridad de su partener, se revela como una heroína valiente y tenaz, de ideales firmes y metas claras, aunque carente de los medios necesarios para consumarlas; algo a lo que se añade su amor por los animales que en ocasiones hará de ella una persona simplemente insoportable.

Así pues, la pareja experimentará una particular simbiosis en el que el uno aportará aquello de lo que el otro carece, mientras se intercambian una y otra vez los diversos papeles de fortaleza y debilidad. Una especie de adiestramiento mutuo en universos desconocidos para ellos que culminará con la fascinante aparición del Capitán Nemo que terminará por convertirse en una especie de ídolo para ellos… un mito que oscilará entre una figura mesiánica y paternalista.

Nadia y Nemo

Primer encuentro de Nadia con Nemo dándole la espalda

Por otro lado, uno de los grandes aciertos del equipo de Fushigi no Umi no Nadia fue la impresionante transformación de los inicialmente villanos Grandis, Sansón y Hanson en compañeros inseparables de ambos muchachos. La primera pasará de ansiar el tan anhelado aguamarina a convertirse en la madre espiritual de su portadora mientras sus dos subordinados, enseñarán a Jean la difícil tarea de ser un hombre, uno en cuanto a sus aspectos físicos y el otro sobre los intelectuales.

Precisamente la más que acertada estrategia a la hora de hilvanar las situaciones narradas con los personajes que las protagonizan, así como al añadir nuevos nombres al elenco de los mismos, se materializó a la postre en uno de los aciertos más recordados del anime, donde todos ellos conservaron un equilibrio en cuanto a la importancia de sus intervenciones hasta el final. Aunque dichas virtudes no serán compartidas por los antagonistas.

Neo Atlantis o “Nueva Atlántida” fue una organización que Anno no supo en ningún momento perfilar o amoldar. Los productores de la serie simplemente querían que fuese una organización que quería dominar el mundo, y pese a que el director de la serie les preguntó en repetidas ocasiones el porqué de su comportamiento o los motivos por los que querían conquistar el planeta, ninguno de ellos supo darle una explicación exacta o convincente de ello.

Humor FNUNN01Humor FNUNN02

Humor FNUNN03Humor FNUNN04
Gags para edulcorar la carga dramática de algunos episodios (clic para ampliar)

Consecuentemente a todo lo demás, Gargoyle no era más que un simple malvado que consideraba a los seres humanos como inferiores, dado que éstos fueron creados por los atlántides, a cuya civilización cree pertenecer. Aunque ése sera su único leit-motiv. En ningún momento se hará de él un ser con más atractivo que el de tener una obsesión enfermiza por acabar con Nemo, ni se le intentará dotar de una filosofía propia que no sea la de hacer el mal por hacer el mal contra la Humanidad. Aunque éste, a la larga, será el menor de los problemas de los que adolece el anime.

Como ya dijimos anteriormente, la coordinación entre NHK y GAINAX fue nefasta, y los encargos y ocurrencias de la cadena de televisión se tornaron tan estrambóticos que el equipo de desarrollo no tuvo más remedio que recurrir al tan denostado “relleno” para ocultar la carencia de un guión original, mientras pensaban cómo podían continuar la historia principal de un modo creíble.

El desastre fue tan palpable que tras la derrota del Nautilus en el episodio 22, poco después del ya citado segundo parón de un mes, Hideaki Anno se encontraba tan sumamente desgastado y harto que las entregas comprendidas entre los capítulos 23 al 34 se las encargaría a su socio Shinji Higuchi, en quien delegaría la dirección del anime, mientras él diseñaba los cimientos de los cinco últimos episodios para que éstos mantuviesen un nivel de calidad a la altura de las expectativas que su proyecto generó.

Tripulacióndel NuevoNautilus

Estética de la tripulación del Nautilus en los últimos episodios de la serie

Por lo tanto podemos hablar de cuatro etapas diferenciadas en la serie. Del 1 al 11, donde la trama se sucede de modo ininterrumpido; del 12 al 22 que intercalará relleno con historia; del 23 al 34, popularmente conocidos en el mundo anglosajón como “The Island Episodes” de puro relleno y con un más que palpable descenso en la calidad de la animación; y del 35 al 39, donde se narran los acontecimientos que rodean el final de la aventura.

Fushigi no Umi no Nadia fue por lo tanto el primer gran éxito de GAINAX, pero también la carta de presentación de lo que sería el principal y más incomprensible drama de todos los proyectos que abordarían en el futuro: el insoportable caos que rodeaba la elaboración de todos sus proyectos. De hecho, Evangelion o KareKano, también de Anno, serían otras dos apuestas prometedoras que poco después de la mitad de su capitulario, irían perdiendo progresivamente calidad hasta ser rematados por unos finales simplemente desastrosos y carentes de cualquier tipo de sentido.

No obstante, el director decidió producir por su cuenta una recopilación de todos los episodios de la historia real titulada “The Nautilus Story” que debió ser la auténtica serie que siempre quiso hacer y que nunca le dejaron realizar. Un guión en este caso mucho más llevadero y coherente y con instantes ciertamente épicos que nos presenta un anime entretenido, vibrante, emotivo y con no pocas sorpresas en la recámara, que de haber gozado de una producción eficientemente organizada, hubiese podido lograr el estatus de obra maestra.

El desafortunado periplo por España

Como ya dijimos anteriormente, esta serie llegó a España en una de las épocas más doradas que vivió el anime en nuestro país como fue la que abarcó desde 1990 hasta 1994, donde la animación japonesa se emitió en abierto y sin las restricciones geográficas y lingüísticas que ejercían las por entonces emergentes cadenas autonómicas, que utilizaron el género como un aliciente para que los niños aprendiesen el idioma regional en el que las televisiones emitiesen. Sin embargo el precio a pagar fueron las peculiaridades de Mediaset.

Algunas de ellas fueron ya tratadas en la review dedicada a Lady Georgie, pero grosso modo, las variaciones que imponía la distribuidora de Berlusconi respecto a los originales residían en tres grandes apartados. En primer lugar, se suprimía el opening original, sustituyéndolo por uno diferente creado expresamente para la ocasión. Acto seguido se sustituía tanto el título como una buena cantidad de nombres propios y localizaciones para italianizarlo todo lo más posible. Finalmente, se censuraban buena parte de los contenidos con ciertas connotaciones sexuales o violentas hasta llegar incluso a eliminar la quinta parte de algunos de los episodios.

Tales cambios repercutieron en que la serie que nos ocupa fuese conocida en territorio hispánico como “El misterio de la piedra azul”. Un título bastante fidedigno a tenor de lo visto en otras obras como “Bateadores” (Touch), “Johnny y sus amigos” (Kimagure Orange Road) o “Exploradores del espacio” (Queen Millenia). Por supuesto, la sintonía original fue sustituida por una adaptación de la creada en Italia, interpretada por Sol Pilas (Soledad Pilar Santos) a la que acompañaban un conjunto de imágenes extraídas de su metraje que eran mezcladas de cualquier manera con la intención de adaptar mejor el producto a las peculiaridades del mercado europeo de finales de los ochenta y principios de los noventa, y sacando de paso toda clase de Merchandising autóctono.

Censura 01Censura 02

Censura 03Censura 04
Conjunto de escenas censuradas en España, algunas de ellas de forma totalmente incomprensible (clic para ampliar)

Más caótico si cabe fue el tema del doblaje, donde buena parte de los nombres fueron cambiados pensando, cómo no, en la península itálica, pero no en España como bien delata el caso de Sansón, que fue rebautizado con el nombre de “Bruno”. Más comprensible fue lo que le ocurrió al protagonista, Jean, que pasó a llamarse “Juan”, aunque inexplicables fueron las modificaciones en Gargoyle (“Argo”) y muy especialmente en Grandis, que pese a su origen ligado a la aristocracia transalpina en el guión original, no se libró de pasar a ser conocida como “Rebeca”. Todo ello sin contar con la mala calidad del trabajo de los dobladores del que, en honor a la verdad, me ahorraré bromas crueles.

Irónicamente Tele 5, a la que se le puso socarronamente el nombre de “TeleTeta” por sus generosas exhibiciones de desnudos y/o carnaza femenina en casi todos sus programas, a la altura del golfo que la dirigía desde Roma, y que encontró su particular bandera en “Las MamaChicho”, era por contra particularmente dura en lo que concernía a estos asuntos cuando se producían en la animación, y si bien es verdad que muchos de los fragmentos tijereteados en la versión final correspondían a desnudos o baños de Nadia, otros fueron diálogos ciertamente relevantes para la comprensión de muchos aspectos de la trama y que fueron eliminados sin ningún motivo en especial, como por ejemplo la introducción del narrador al principio del anime. Un error que trajo consigo que el resultado final resultase sencillamente incoherente y que sólo tras el advenimiento de Internet y sus releases, la historia fuese plenamente ininteligible.

A pesar de todos esos inconvenientes, Fushigi no Umi no Nadia llegó a la pequeña pantalla española a finales de 1992, apenas un año después del final de su emisión en tierras niponas. Todo un récord en una época en la que los animes tardaban varios años en hablar castellano, tras pasar por tres traducciones sucesivas (italiano y más tarde francés y alemán o viceversa) y que en muchos casos terminaban siendo importados desde Sudamérica ante la imposibilidad material de doblarlos en la península.

El legado de Secret of Blue Water

Fushigi no Umi no Nadia no fue una serie afortunada en su tiempo. No gozó de un apoyo especial por parte de compañías desarrolladoras de productos, su banda sonora cayó rápidamente en el olvido y los videojuegos que estuvieron basados en ella, salvo su versión de MegaDrive, fueron insufribles mediocridades expuestas bien en forma de películas interactivas, bien como juegos de estrategia por turnos que tuvieron como nexos en común un apartado técnico rayano a lo cómico, un sonido simplemente estridente y una capacidad para aburrir tal que todos ellos fueron borrados de la memoria colectiva sin que gocen de mayor atractivo que el de ser rarezas de máquinas como el FM Towns o el X86000 .

Sin embargo, el tiempo fue colocando a la serie de GAINAX en su lugar y, a pesar de los continuos problemas en su emisión en su momento, la posterior irrupción de Evangelion y la popularización de Internet hicieron que fuese poco a poco recuperando el terreno que en justicia le correspondía, hasta ser considerada a día de hoy como una de las grandes piezas de la animación japonesa, así como una serie de culto que innovó de un modo impensable para una apuesta que carecía de guión original.

Ciertas críticas que recibió en su día, se centraron en un cierto carácter recopilatorio de ideas de otros autores que de vez en cuando subyacía en pocos pero muy evidentes aspectos que no sentaron inicialmente bien a los especialistas en anime. Por ejemplo Nemo se encuentra claramente inspirado en Bruno J. Global, el célebre capitán de la Fortaleza Macross en cuya adaptación a la pequeña pantalla había participado Anno.

Bruno y Neo

El Capitán Bruno J. Global de Macross (izquierda) comparte un sospechoso parecido con Nemo (derecha) y Anno había participado en ambas

Tampoco pasaron desapercibidas las líneas argumentales que el equipo de desarrollo dejó del trabajo inicial de Miyazaki. El problema es que éste ya había sido materializado en forma de película, Tenku no Shiro Rapyuta (Laputa Castle in the Sky), en la que se veía cómo una princesa, Sheeta, era la clave hacia el descubrimiento de una civilización perdida cuya llave colgaba de su cuello en forma de piedra. En otras palabras, los roles de la mencionada Sheeta y de Nadia eran idénticos e incluso algunas escenas se encontraban repetidas en el anime de GAINAX como las célebres caídas al vacío de ambas princesas cuyas vidas eran salvadas in extremis por la piedra que llevaban.

Para colmo, el ya tratado tema del relleno insulso, que empezó a convertirse en una práctica tan habitual como tediosa a principios del siglo XXI, se materializó en la principal y más razonable crítica que algunos de sus detractores enarbolaron y no precisamente como un sinónimo de calidad, sino como uno de los más claros precedentes del lastre que dio al traste series de culto como Naruto o Bleach. Un hecho que posiblemente motivó que Anno intentase rehabilitar su obra con una selección de los episodios que verdaderamente contenían una cierta carga argumental.

A todo ello se sumaban los magistrales diseños de naves como el Nautilus y en general de todas las máquinas de guerra de la civilización atlántide; uno de los más acertados y aplaudidos de su tiempo con una simbiosis francamente brillante de las dos tendencias existentes en el mundo de la Ciencia Ficción espacial del momento: bien naves pequeñas y manejables (New Nautilus), bien megaorbes capaces de destruir planetas enteros (Red Noah). Sin embargo, el aspecto más positivo en el que podemos centrarnos es el de que puso las bases de lo que más tarde sería la obra maestra de GAINAX (Neon Genesis Evangelion). Gendo Ikari y Nemo son dos hombres sin escrúpulos para los cuales el exterminio de sus enemigos es el principal y único factor a tener en cuenta, las referencias a la Biblia son constantes, los enemigos gozan de una estética particularmente estilizada…

Caida de Nadia a lo Sheeta

Intento de suicidio de Nadia inspirado y resuelto al modo de la caída al vacío de Sheeta en Laputa

Asimismo, la estética ofrecida en los compases finales del anime en los trajes de la tripulación del New Nautilus y particularmente en el de Electra, será la utilizada posteriormente para ataviar a Shinji Ikari, Rei Ayanami y Asuka Langley para combatir abordo de sus EVAs. Una característica sustancial en el merchandising del producto y que hizo que en la mente de los fans de la serie del Tercer Impacto se desarrollase la nada descarada idea de que ésta no era sino una simple actualización de Fushigi no Umi no Nadia y que incluso su protagonista podría incluso considerarse como una masculinización de la princesa atlántide.

Tal fue su renombre alcanzado a posteriori que la propia Disney, en su etapa más decadente y desastrosa, le dedicó un horripilante y bochornoso plagio llamado “Atlantis: The Lost Empire”, que copió no sólo la historia del aguamarina sino incluso diseños como el de Jean, sin que en ningún momento tuviesen la decencia de reconocer lo que era una obviedad: que había copiado una obra japonesa como ocurrió con “El Rey León” respecto a “Jungle Taitei” sin que, aparentemente, un solo euro de lo recaudado cayese en manos de sus verdaderos autores.

Con todo, pese al numeroso cúmulo de luces y de sombras que rodean a este producto, pocos animes a lo largo de la historia aportaron tanto produciendo menos dinero. Su comercialidad intrínseca fue más bien pobre y su legado y perdurabilidad en el tiempo no fue mantenido artificialmente por una productora con mucho dinero o desarrolladora con muchos recursos, sino por sus propios espectadores, que a lo largo de los años supieron defender el carácter de este título como uno de los más atractivos de su generación y verdadera piedra angular de la vertebración de GAINAX, que en su tiempo llegó a ser considerado como el mejor de los estudios japoneses de animación.

Conclusión

Difícilmente puede aplicarse un criterio homogéneo para valorar conjuntamente Fushigi No Umi No Nadia. Si excusable resultan los “demasiados factores externos” que interfirieron en su correcto desarrollo, la aparición de un excesivo e insoportable relleno y el no haber sabido hacer olvidar a un fantasma tan gravoso como el de Miyazaki… pesan demasiado en su contra como para poder considerarla globalmente como uno de los mejores animes de todos los tiempos de un modo objetivo y demostrable.

Cuestión bien distinta supone el hablar del montaje final de Anno, en el que podemos disfrutar de su estilo más directo y personal. De una epopeya contada por un novato que sin embargo encandiló a toda una generación de otakus, que gracias a él tuvieron a GAINAX como uno de sus referentes en cuanto a calidad de refería y que, naturalmente, puso las bases de lo que se convertiría en uno de los fenómenos más importantes de la historia del manganime como lo sería Neon Genesis Evangelion, que no es sino una suerte de actualización, con lenguaje de mechas, de esta particular versión del clásico de Julio Verne al que el toque nipón le añadió el toque de trascendencia necesario para constituirse en un tótem capaz de sobrevivir a los tiempos y a las modas.

Globalmente hablando estamos ante una serie a dos bandas. Una de ellas, lenta, insufrible, aburrida y llena de altibajos. Otra mágica y emocionante, llena de momentos frenéticos y conmovedores y con uno de los mejores finales de cuantos mis ojos han podido presenciar en lo que al género se refiere. Una propuesta, pues, irregular que se torna un clásico cuando se sigue el esquema de visionado que concibió su autor y que, a mi sincero entender, nunca volvió a igualar en sus sucesivas aventuras animadas.

FNUNNFin

  • NOTA GLOBAL: 5
  • NOTA SEGÚN THE NAUTILUS STORY: 9

26 comentarios el “Fushigi no Umi no Nadia. El misterio que catapultó al estrellato a Hideaki Anno

  1. Pingback: Hoshi o Ou Kodomo, la caída de Makoto Shinkai como gran esperanza del anime « Drakenland / El lobo zamorano

  2. Pingback: Chrono Trigger, el juego que convirtió a SNES en la dueña del pasado, presente y futuro del RPG « Drakenland / El lobo zamorano

  3. Pingback: FullMetal Alchemist, el estigma del pecado de aquéllos que intentaron derrotar a la Muerte « Drakenland / El lobo zamorano

  4. Pingback: Los peores videojuegos basados en animes « Drakenland / El lobo zamorano

  5. Pingback: Tenku-no Shiro Rapyuta ( Laputa Castle in the Sky, El Castillo en el Cielo) « Drakenland / El lobo zamorano

  6. Pingback: Mi Top 10 de Anime « Drakenland / El lobo zamorano

  7. Había oido muchas veces sobre esta serie pero nunca había pensado en darle una oportunidad, pero creo que me has dado muchísimas razones para verla. Excelente artículo como siempre, y es muy bueno verlos de vuelta por aquí.

    (Por cierto, en el título hay un pequeño error, en lugar de “estrellado” creo que iba “estrellado).

    • Cierto, quería haber puesto “estrellato”. Es que ayer me tiré diez horas retocando la review y cuando puse el título ya no sabía ni lo que decía. Gracias por el aviso ^^.

      Un saludo.

  8. La verdad es que este anime me era totalmente desconocido, aunque me suena de algún lado el dibujo (puede que alguna vez haya visto alguna imagen o algo). Puesto que fue importante dentro del mundo del anime, veré de hacerme un pequeño espacio para verla. Además, el argumento se ve interesante.
    Besos.

  9. Pingback: Touch, los bateadores universales de Mitsuru Adachi | Drakenland / El lobo zamorano

  10. Pingback: jolu

  11. Pingback: The Rebuild of Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo | Drakenland / El lobo zamorano

  12. ¡Un artículo genial, gracias por compartirlo con nosotros!

    Nadia también fue uno de esas series que marcaron mi primera infancia y la tenía como idealizada (luego llegó Evangelion y eso sí fue una obsesión en toda regla).

    Precisamente este año me puse a verla otra vez y descubrí toda la parte del relleno que no recordaba y he tenido esa sensación que describes en la que por una parte los capítulos con trama argumental me parecen de los mejores que recuerdo, mientras que la parte vacía se me ha hecho insufriblemente lenta y decepcionante.

    De todos modos guardo su recuerdo con cariño y me alegro mucho de haber aprendido muchísimas cosas que no sabía sobre serie gracias a tu entrada.

    ¡Saludos!

  13. Pingback: Tengen Toppa Gurren Lagann, el taladro con el que Gainax perforó los estereotipos del anime | Drakenland / El lobo zamorano

  14. Un artículo excelente, y muy completo. Sólo me gustaría añadir un dato: según he leído por ahí, parece ser que el personaje de Ayerton es también una creación de Julio Verne, sacada de las novelas “La isla misteriosa” y “Los hijos del Capitán Grant”.

    Mis felictaciones por la calidad del blog en general y de este artículo en particular.

  15. Pingback: Kill la Kill, destruyendo la tiranía de la moda de la mano de Trigger | Drakenland / El lobo zamorano

  16. ¿No sabrás por casualidad algún sitio dónde ver la versión recopilada del anime de Anno? Me he visto la serie y me ha gustado mucho, muy bonita. aunque puede llegar a hacerse un poquillo pesada.

    Para mí mejor que Evangelion, la verdad. Me ha encantado el elenco de personajes, mención especial a los que se las dan de malotes. Pero he de mencionar que mientras veía la serie me recordaba a una película que vi hace muchísimo tiempo, y ya veo que en el articulo la mencionas… Bastante rastrero por parte de Disney.

    El final final es genial y con sorpresa incluida. Una maravilla. El episodio 27 es ciertamente horroroso, ¿cómo demonios pudieron hacer un capitulo con un dibujo así? Dios mío. x’D

    • Los episodios de relleno juegan mucho en su contra y uno de los peores, como tú bien dices, es el 27. Claro que peor que lo de Disney (en el fondo Atlantis fue un fracaso) fue lo de Lost (Perdidos) que a mi juicio también se inspiró en esta serie, aunque en la parte del relleno en el que Jean y Nadia están de supervivientes en una isla:/.

      Un saludo.

  17. Pingback: Macross, el desafío espacial a Toei | Drakenland / El lobo zamorano

  18. Pingback: Kaze Tachinu, ¿el canto del cisne de Hayao Miyazaki? | Drakenland / El lobo zamorano

  19. La mejor de Gainax. No entiendo por que todo el mundo habla siempre de Evangelion y no de Nadia cuando le daba 100 patadas y al menos se entendia.

  20. Pingback: Nippon Animation, el anime con sabor a clásico juvenil como contrapeso a Toei | Drakenland / El lobo zamorano

  21. Fushigi no Umi no Nadia es un anime excelente con un final que repeti varias veces por el simple hecho de no querer que se acabe y la autosatisfacion que recibia al ver que le dieron un desenlace mas que satisfactorio. Ojala que mas personas lo vean porque lamentablemente no es muy conocido.

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s