Okami kodomo no Ame to Yuki. La tercera corona nipona de Mamoru Hosoda

OkamiNoKodomoNoAmeToYuki

Los que os voy a contar puede pareceros un cuento de hadas o incluso es posible que os riáis. En verdad es tan extraño que resulta simplemente imposible de creer. Pero, con todo, es la historia de mi madre y de la persona de la que se enamoró: un hombre lobo”.

Llega el verano y por fin tengo afortunadamente algo de tiempo en mis manos para ponerme a analizar animes con tranquilidad, lejos ya de esa pesadilla llamada “prácticas” y “exámenes parciales” con las que el Plan Bolonia y su caótica aplicación han logrado sacarme de mis casillas en más de una ocasión y que, con un poco de suerte, sólo tendré que aguantar un año más.

Tal vez por ello me gustaría empezar esta nueva tanda de reviews haciéndome un pequeño homenaje en forma de un análisis acerca de un título que aborda un tema que me es demasiado familiar: el de las relaciones con los lobos solitarios que vagabundeamos de un modo inadvertido entre los seres humanos y que, como es lógico, me es especialmente cercano y familiar, a pesar de que, por motivos que no especificaré, soy particularmente alérgico a la palabra japonesa “Okami”. (Especialmente cuando le ponen delante un “tu” o un “mi”).

Pero antes de empezar me gustaría disculparme si el texto no es todo lo riguroso y formal que debería dado que todavía me encuentro enfadado ante algunas cosas que han ocurrido en el último cuatrimestre por un lado, y por otro confieso sentirme bastante triste por otras cosas como, por ejemplo y muy especialmente, que le dediques un blog a cierta persona que después no se digna siquiera a felicitarte el cumpleaños (cosa que me dolió). En fin, sin más dilación, comencemos esta nueva etapa en tan buena compañía como la que puede hacer todo un coloso como Mamoru Hosoda.

Ficha Técnica

Okami Kodomo no Ame to Yuki (おおかみこどもの雨と雪) conocida en el mundo anglosajón como “The Wolf Children Ame and Yuki” o simplemente “Wolf Children” es una película de 117 minutos de duración perteneciente a los géneros romántico, dramático y sobrenatural, escrita y dirigida por Mamoru Hosoda y producida en 2012 por Studio Chizu en colaboración con MADHOUSE.

Argumento

Hana es una muchacha huérfana de apenas 19 años que, como tantas otras mujeres de su edad, intenta labrarse un porvenir estudiando en una universidad de Tokio merced a una beca cuyo importe complementa con el dinero que le reporta su trabajo a media jornada. Y aunque su día a día sea fatigoso y agotador, no podrá evitar sentirse poco a poco atraída por un misterioso compañero suyo de clase que siempre se sienta solo, jamás habla con nadie ni deja parte alguno de su existencia a los profesores.

Como es natural y predecible, lo que empieza como una simple atracción física desemboca en una apasionada historia de amor. No obstante, aunque antes de consolidar su relación sentimental, el joven le revelará una verdad que tal vez impida de forma vitalicia que los jóvenes amantes puedan seguir juntos. Y es que no sólo no goza de matrícula alguna, asistiendo de ese modo como oyente a sus clases, sino que en realidad él es un lobo que puede adoptar la apariencia de un hombre y cuyos antepasados han sido prácticamente eliminados de la faz de la Tierra. Algo que, para su sorpresa, ella aceptará como parte inherente del hombre al que ama.

La pareja pronto tendrá descendencia; una niña a la que llamarán Yuki y a la que le seguirá un hermano pequeño al que bautizarán como Ame. Pero la tragedia terminará por hacer mella en sus vidas dado que el cabeza de familia morirá ahogado en el río cuando intentaba conseguir una buena pieza de caza para alimentar a su familia y, para colmo, su cadáver será recogido por los servicios municipales de limpieza sin que su ya viuda pueda siquiera darle una sepultura digna.

PersonajesOkamiNoKodomo

Yuki, Hana y Ame, cuyos apellidos no trascienden en la película

Sin apenas experiencia ante la vida y carente de conocimiento alguno sobre cómo cuidar a sus retoños, mitad humanos y mitad lobos, Hana decide abandonar la ciudad y trasladarse al campo, movida especialmente por su deseo de hacer que sus hijos pudiesen vivir con normalidad entre los hombres sin que su peculiar secreto saliese a la luz y sin que los servicios sociales se los arrebatasen, acosados por las frecuentes denuncias de abandono por parte de sus vecinos.

El cambio será particularmente duro y se verá obligada no sólo a dejar sus estudios, sino a aprender y practicar la agricultura de subsistencia para poder sobrevivir, mientras investiga y aprende todo lo necesario acerca de los lobos y así poder criar adecuadamente a sus hijos. Todo ello mientras lamenta continuamente el no haberle preguntado esas cosas a su difunto marido cuando éste vivía.

Sola, en una casa en ruinas y sin apenas recursos económicos, seremos testigos de las aventuras y peripecias de esta peculiar familia a lo largo de 13 años y de los conflictos internos que se generarán en su seno. Aunque por encima de todo, y al margen de las alegrías y tristezas que experimentará, habrá una duda que siempre atormentará a la madre y que marcará para siempre su existencia. ¿Qué pasará si alguno de sus hijos decide vivir como un lobo en vez de hacerlo entre los humanos?

Tema Central de la OST

  • Sora Tsutsumi” compuesto e interpretado por Masakatsu Takagi

Análisis

Vivimos una época francamente nefasta para el mundo del manganime. Si me hubiesen dado un euro cada vez que he dicho esta frase, muy probablemente ahora tendría el dinero suficiente como para poder hacer frente a las cláusulas penales (mal llamadas cláusulas de rescisión) de Cristiano Ronaldo y de Messi juntos, todavía me quedarían fondos para fichar a los cracks de media Europa y todo lo presuntamente afanado por Urdangarín, Bárcenas y los EREs fraudelentos del PSOE sería para mí simple calderilla para darle la propina al camarero de turno. Pero es que así es.

Cada vez que descubro un producto medianamente novedoso y le doy una oportunidad, con la honrosa excepción de Colorful, el resultado no puede ser peor y no son pocas las veces en las que me han entrado ganas de abandonar esta pasión a la que le he dedicado tantos años de mi vida, ante la imposibilidad manifiesta de encontrar algo de grano en medio de tanta paja, mediocre, vulgar y facilona con la que tantos años llevan torturando nuestros cansados ojos mientras ponen a prueba la resistencia de nuestros párpados a la hora de cerrarse y caer en un profundo sueño.

Quizás por todo aquello, cuando descubrí que el creador de Toki Wo Kakeru Shojo y Summer Wars estaba acometiendo un nuevo proyecto, acogí la noticia con verdadero entusiasmo, ya que en el fondo obras como TokiKake, que tanta indiferencia me causaron en su día, han sido sobradamente redimidas ante el desolador presente que tortura nuestra existencia, aunque ¿será simplemente una obra pasable o por el contrario estaremos ante una obra maestra? A lo largo de las próximas líneas intentaremos descubrirlo.

La entronización definitiva de Mamoru Hosoda

Tal y como suele ocurrir con todos los creadores con un cierto renombre, una vez que alcanzan un mínimo de popularidad, Hosoda decidió independizarse de la que había sido su alma máter (MADHOUSE) decidiéndose a formar su propio estudio de animación, que llevaría por nombre Studio Chizu. Una empresa cuya fundación se produjo en abril de 2011 y que trajo consigo la primera noticia acerca de este proyecto que llevaría por nombre “Okami kodomo no Ame to Yuki”.

La mención de este dato acerca de la primera información no es en absoluto intrascendente. Si bien Summer Wars estuvo llena de adelantos a la prensa y de una promoción más o menos aceptable, en este caso el material y los avances acerca de este proyecto fueron filtrados con cuentagotas, hasta el punto de que prácticamente no existió en manos de la prensa especializada prácticamente nada de este lanzamiento hasta diciembre de ese mismo año, apenas seis meses antes de su estreno en las salas comerciales y con un secretismo en torno a él que hicieron que muchos se atreviesen a pronosticar un más que posible fracaso que, irónicamente, se transformó en un éxito sin precedentes.

Paradójicamente el film no fue estrenado en Japón, sino en París (Francia) llegando un mes más tarde a las carteleras niponas. Un hecho a pesar del cual, los japoneses acogieron con un enorme interés el acontecimiento hasta el punto de convertir a este título en el quinto más visto en la taquilla del archipiélago oriental durante el año pasado. Algo a lo que hubo que añadirse su estreno en 34 países diferentes, en los que logró recaudar un total de casi 54 millones de dólares a lo largo de todo el mundo. Es decir, tres veces más que todo lo logrado en la singladura de la ya mencionada Summer Wars que tuvo que contentarse con 18.

MerchandisingOkamiNoKodomo

Edición japonesa de DVD y Blu-Ray de la película y otros materiales de merchandising

Pero no debemos caer en la tentación de creer que estamos ante un éxito a nivel mundial. Es más, pese a que Hosoda ha recorrido el mundo promocionándola, desde Canadá hasta Australia, lo cierto es que el único lugar donde realmente tuvo una acogida digna fue en el Imperio del Sol Naciente, donde además logró derrotar en un mano a mano a la todopoderosa Pixar que en aquel momento mostraba al mundo su multimillonaria superproducción “Brave”.

Esta buena acogida tuvo como primera gran consecuencia el lanzamiento de un manga por parte de la editorial Kadokawa que sigue fielmente el guión de la película y del que hasta el momento se han lanzado al menos nueve capítulos, así como otras dos novelas de las que, en honor a la verdad, no tengo prácticamente ninguna información. Aunque lo cierto es que el merchandising oficial en torno a este título es muy superior al resto de obras de su autor, pudiéndose encontrar en las tiendas y centros comerciales asiáticos varios “artbooks”, libros de ilustraciones en general e incluso ediciones de su guión.

Finalmente y como parecía predecible, tal éxito en su país de origen le llevó a recibir el Animation of the Year de 2013 por parte de la Academia Japonesa. Algo para lo cual, tuvo que competir con la desastrosa A letter to Momo o con Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo, que volvió a irse de vacío en beneficio de un Hosoda que, con éste, ha cosechado ya en tres ocasiones este galardón, lo que lo convierte en el creador más laureado en su país de origen durante la presente época en lo que a anime se refiere.

Una peculiar historia de una familia sorprendente

Expuesto todo ello, hablaremos de un modo claro y rotundo. Desde la muerte de Satoshi Kon, y el descalabro de Makoto Shinkai en Hoshi o Ou Kodomo, Hosoda acumula en sí mismo todas las esperanzas de los críticos de animación japonesa en cuanto a convertirse en el próximo gran gurú del género del anime; en uno de los pocos privilegiados que tal vez merezcan el calificativo de “Amados por Dios” cuando fallezca ese referente por excelencia de la gran pantalla cuya simple mención inspira una especie de temor y admiración reverencial que ningún otro colega suyo ha llegado a igualar hasta la fecha: Hayao Miyazaki.

Las comparaciones entre ambos han sido frecuentes durante los últimos años y, si bien es cierto que la trayectoria profesional de los dos carece casi por completo de paralelismo alguno, el nuevo “macho alpha” de la nueva hornada de directores destinada a tomar el testigo de aquéllos que popularizaron el anime más allá de las fronteras del Imperio del Sol Naciente, parece ser el mejor posicionado para transformarse en la referencia del siglo XXI, debido fundamentalmente a su increíble versatilidad a la hora de adaptar historias y de crear mundos con su simple capricho sin necesidad de un manga previo.

Con Toki wo kakeru Shoujo había conseguido revitalizar una novela de ciencia ficción de mediados de los sesenta hasta convertirla en uno de los mayores éxitos cinematográficos de 2006 mediante una aguda mezcla de fantasía y comedia adolescente que sedujo a los otakus de medio mundo. A pesar de que ciertos errores en su desarrollo y su controvertido final hicieron que su auténtica opera prima (previamente había dirigido una de las adaptaciones de One Piece) se materializase en un experimento fallido lleno de buenas intenciones, pero de mediocres resultados.

OkamiNoKodomoManga

Portada y contraportada del primer tomo del manga de Okami kodomo no Ame to Yuki

En 2009, Summer Wars cambió radicalmente de tercio y no sólo apostó en esta ocasión por un protagonista masculino sino que incluso se atrevió a adentrarse en el universo de los mundos virtuales, que tan de moda puso .Hack, a la par que realizaba un análisis introspectivo del modelo familiar japonés a través de las relaciones de una anciana moribunda con la prole que había sacado adelante, incluyendo en ella elementos tan disfuncionales como un bastardo de su marido. Una magnífica combinación que en esta ocasión encontró un respaldo casi unánime por parte de la crítica y que puede ser considerada como una de las mejores cintas de la primera década del siglo relacionadas con esta particular forma de entender la animación.

Los antecedentes eran prometedores, aunque estaba por ver si tras la ya tradicional espera de tres años entre cada uno de sus trabajos, haría que el resultado final de su “Wolf Children” estuviese a la altura de lo esperado. De cualquier manera había motivos para el optimismo. El guión volvía a estar íntegramente desarrollado por él y los diseños de los personajes, que volvían a estar a cargo de Yoshiyuki Sadamoto, conservaban todas las señas de identidad del autor, aunque manteniendo un difícil equilibrio con las diferencias como para evitar con ello cualquier tipo de sospecha sobre la repetición de modelos. Pero la desastrosa situación y calidad de las películas de los últimos años aconsejaban mantener la cautela.

La idea central se sitúa en torno a una estudiante universitaria que se enamora de un lobo capaz de adoptar apariencia humana, como ya sucediese en Wolf’s Rain, y aunque al principio la relación entre ambos es idílica y rápidamente engendran a sus hijos, la madre enviudará rápidamente y se verá obligada a criar a sus retoños sin saber demasiado bien cómo educarlos, es decir, si respetando su naturaleza humana o por el contrario dando rienda suelta a su parte licántropa.

PaisajesOkamiNoKodomo01PaisajesOkamiNoKodomo02

PaisajesOkamiNoKodomo03PaisajesOkamiNoKodomo04

Ejemplos de paisajes en Okami kodomo no Ame to Yuki (clic para ampliar)

El concepto es atractivo y la decisión de trasladar la acción al campo japonés sólo puede calificarse de acertada. La plasmación de la enigmática belleza de los paisajes nipones es una de las más perfectas que pueden hallarse en película de animación alguna, y el gusto por los colores vivos, la frescura de la luz o incluso los efectos de la nieve, el vaho o la lluvia nos harán entender el infierno personal que vivía en su interior Vincent Van Gogh cuando intentó encontrar sin éxito su Japón europeo en la recóndita villa de Arlés, sin que otro pintor aparte de Gauguin pareciese entender el bálsamo que para un alma rota supone la simple contemplación de una estampa japonesa. No obstante, poco tardaremos en percatarnos de que ésa es una de las pocas bondades del largometraje.

Estamos pues ante un guión que narra a lo largo de diez años (más otros tres en Tokio) la vida en el medio rural de una familia monoparental en la que seremos testigos de cómo una jovencísima Hana se transforma en adulta mientras sus hijos crecen y se desarrollan… a la vez que deciden cuál es el mundo en el que desean vivir. Será aquí donde todo empiece a desmoronarse.

Hermann Hesse narró como nadie el universo interior de aquellos hombres con alma de lobo que nos encontramos pululando entre los seres humanos y que vivimos en una constante lucha entre nuestros instinto gregario y el deseo de mantenernos al margen de los destinos de nuestros semejantes que mezcla la aversión al género humano con las ansias de libertad. Un reto extraordinariamente complicado que el escritor alemán afrontó con absoluta maestría elevando la prosa por encima de los más divinos sonetos y haciendo de cada línea de su “Lobo Estepario” una auténtica delicia para el espíritu de cualquier hombre que sepa valorar la belleza. El problema, es que Hosoda todavía no se encuentra a la altura de todo un premio Nobel como lo era este teutón.

HosodaZoofílico

Escena que sugiere las relaciones sexuales entre Hana y su marido sin ocultar su naturaleza animal

Yuki representa a la Humanidad, mientras que Ame hará las veces de lobo, encarnando en sí mismo el espíritu de rebeldía y de rechazo al hombre inherente a su especie. Un choque de trenes excepcionalmente difícil de narrar que, inicialmente, salva la situación, pero que progresivamente no consigue sortear ciertos fallos de principiante simplemente incomprensibles en un director tan veterano y de un bagaje como el que tenemos entre manos, por un motivo tan simple como desquiciante en su aplicación final: querer abarcar demasiados temas sin conseguir en ningún momento rematar, bordar o simplemente acabar cualquiera de ellos.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en el aprendizaje de Hana en el oficio de la agricultura, en el que un anciano del lugar hará las veces de maestro improvisado, duro y distante, cuyas enseñanzas conseguirán que la joven madre consiga salir adelante. Estamos ante el típico “sensei” nipón, un hombre terrible e inflexible, capaz de hundir psicológicamente a su pupilo demostrándole la torpeza de su trabajo y la dureza del estilo de vida que éste ha elegido o le ha tocado vivir y que… desaparecerá sin más pasados unos minutos.

En un principio, caeremos en la tentación de pensar que este fallo es meramente anecdótico, pero progresivamente nos percataremos que se repite cíclicamente a lo largo de todo el metraje de la cinta, y que tiene en Ame a su principal víctima. La madre, a pesar de querer darle a ambos niños la misma educación, intenta hacer que el muchacho sea más lobo que su hermana desde un primer momento sin que exista explicación alguna para ello. Buena prueba de ello es que mientras la niña está escolarizada, el primer maestro que le busca para el pequeño es un cánido en cautividad que le dará algunas lecciones, sin que en ningún momento podamos saber cuáles, para después el niño encuentre “porque sí” otro mentor en la montaña.

OkamiNoKodomoDetalle

Detalle de la goma de las braguitas de Hana que delatan la minuciosidad en la composición de algunas de las escenas

No importa la coherencia; únicamente el resultado. La segunda parte del film adolece de un esquema narrativo pueril y carente de cualquier tipo de lógica o verosimilitud. Como si el autor hubiese construido los cimientos adecuados para un palacio y después se hubiese conformado con mostrar un simple castillo de naipes que, para colmo, cae por su propio peso, sin que medie siquiera un soplido por parte de un tercero.

Hay que reconocer, no obstante, el mérito de Hosoda al intentar hacer “algo diferente”. Buen ejemplo de ello es que ésta es una de las pocas películas de animación ajenas al hentai en la que se insinúa que los protagonistas mantienen relaciones sexuales, o en la que el nivel de detalle a la hora de recrear determinadas situaciones es tal, que incluso podremos ver la goma de las braguitas de Hana mostrándose por encima de su pantalón cuando ésta se encuentra aprendiendo a trabajar en el campo, o su cara de especial sufrimiento derivada de su penoso trabajo labrando la tierra. Y será aquí donde podremos comprobar las tremendas diferencias entre la sociedad japonesa y la española, que denotan el porqué ellos están donde están (son ricos) y nosotros estamos donde estamos (los desechos de Europa).

En ningún momento veremos a esta madre quejarse, o al menos en el sentido hispano del término. Me refiero a que no buscará excusas para sus errores en su condición de mujer, intentará ser una persona por sí misma de un modo meramente individual sin buscar una identidad en grupo alguno o el beneplácito social de su conducta, ni desde luego se nos aburrirá con discursos relacionados con eso que Nietzsche llamaba “la moral de los esclavos”; una estúpida y demagógica lógica basada en identificar a un supuesto “fuerte” y a un supuesto “débil” (que además lo son porque alguien lo dice y punto) en el que este último debe odiar al primero, así como ser “protegido” sin más, dándole toda clase de privilegios que en la práctica lo convierten en un dios legal, aunque no haya justificación material alguna para ello. Mientras, el mencionado “fuerte” se torna en un “gusano” al que hay que aplastar sin que pueda siquiera defenderse. Algo que ha marcado las políticas legislativas españolas desde 2004 y que nos han llevado a una de las peores crisis económicas y sociales de nuestra historia.

OkamiNoKodomoOST

Portada del CD de la banda sonora de Okami kodomo no Ame to Yuki

Fuera de este aspecto, del que alguno de nuestros parásitos institucionales debería tomar nota, ciertamente estamos ante un prodigio a nivel técnico. La fotografía es una de las más puras y nítidas que pueden disfrutarse en la última hornada de films nipones, con una perfecta fusión en la escenografía de animación convencional con CGs perfectamente estudiadas y armonizadas en su composición, que harán de cada captura que logremos tomar… una de las estampas más bellas que puedan encontrarse en película alguna del género. Reflejos en el suelo, perfecta sintonía entre una imagen real y otra especular, impecables efectos de luces… nada parece fallar en este mundo de perfección visual, hasta percatarnos de que esta belleza visual encuentra su contrapartida en su apartado sonoro. Y es que la elección de Takagi Masakatsu como compositor de su OST no podría definirse ni como acierto ni como fracaso, dado que para ello su trabajo tendría en primer lugar que “no pasar” inadvertido.

A lo largo de toda la película no seremos capaces de sorprendernos, de maravillarnos, de asombrarnos o simplemente de interesarnos por el acompañamiento musical del que gozarán las escenas. Es más, me inspira una especial tristeza decir que repasé con indiferencia su banda sonora hasta llegar al tema que pone fin al film, Okaasan no Uta, que consiguió horrorizarme con su estridente idea de cantar “a cappella” una parte de la misma con la intención de asemejarla a una nana y que, efectivamente, consigue invocar el sueño, pero por unos motivos muy diferentes a los que posiblemente su autor buscaba.

Podríamos hablar por lo tanto de una ocasión perdida. De una trama interesante que su autor sabía iniciar y acabar, pero en ningún caso desarrollar o incluso explicar, desaprovechando así a todos sus personajes secundarios y ofreciendo un cuanto menos insatisfactorio final para Yuki, la narradora de esta historia, que de algún modo queda atrapada en una suerte de Limbo, sin pena ni gloria, después de aclararse el destino que marcará la vida de su hermano. Algo que de un modo inexorable arrastra con ella la suerte de esta cinta.

Conclusión

La simple acumulación de premios en lo que a galardones de la Academia de Cine Japonesa se refiere y los cada vez más espectaculares registros en cuanto a recaudación se han registrado, convierten por derecho a Mamoru Hosoda en el que es posiblemente el mejor o al menos el más reconocido realizador de anime de los tiempos actuales, hasta el punto de convertir cada una de sus apariciones al universo de la animación en éxitos. Sin embargo, ello no garantiza que sus obras pasen directamente al Olimpo del anime.

Okami Kodomo no Ame to Yuki es sin lugar a dudas un ambicioso y muy cuidado proyecto que desde el principio estaba destinado a ocupar un puesto de privilegio en lo que a la historia del género se refiere, muy en especial por su perfección técnica, pero que poco a poco da muestras de no estar a la altura de las propias expectativas que genera… de tener una trama apasionante entre manos que sabe plantear, pero no desarrollar ni por supuesto terminar.

Los personajes se escapan progresivamente del control del guionista, sus secundarios se evaporan sin explicación coherente o sin desarrollar papel alguno con un mínimo de trascendencia y el argumento concluye de cualquier manera la trama, dejando la pequeña sensación de que Hosoda perdió la pasión y la fe por su apuesta a medio camino y que no supo recuperarla hasta su salida comercial. Una obra, en resumen, similar a un edificio antiguo al que únicamente se le restaura su fachada; impecable en su aspecto exterior, pero endeble y quebradiza en su interior, y que para colmo termina por caerse, vencida por su propio peso.

OkamiNoKodomoFin

NOTA: 5

12 comentarios el “Okami kodomo no Ame to Yuki. La tercera corona nipona de Mamoru Hosoda

  1. Y yo que tenía muchas ganas y muchas expectativas a esta película, es una lástima que decaiga y no se sepa desarrollar. Igualmente, supongo que la veré porque las anteriores films de Hosoda me gustaron mucho. Es una pena que pasen estas cosas en la animación japonesa actual.
    Besos.

    • Pues ya me contarás qué te parece cuando la veas. A lo mejor te gusta, pero ya te digo que termina decepcionando un poco, al menos a mi entender.

      Un saludo.

  2. Pues a mi me encantó. Es verdad que presenta algunos errores como los que mencionas, pero creo que se disfruta igual por el inovador enfoque al tema de los hombre-lobo.

    Una cosa que me pareció un gran error, fue lo de que el padre de los chicos terminara en la basura… osea… ENCONTARON UN LOBO EN JAPÓN CUANDO SE HABIA EXTINGUIDO.. supongo que tan a la idea se hicieron que estaban extintos, que habrán pensado que solo era un perro grande xD.

    Por otro lado, me hubiera gustado ver como la madre se libraba de los servicios sociales, lastima que no abordaron ese tema.

    Con respecto al final, que terminara sin sus dos hijos, era como que acabara el circulo de crianza que trató la pelicula desde que nacieron. Supongo que prefirió quedarse viviendo cerca de su hijo, donde sabe que algún dia podrá buscarla si así lo desea.

    PS: Gracias por enlazar mi blogg n_n ¡Todo un honor para mí!.

    • El honor es mío por tener el placer de que me lea una compañera de gremio (como decimos en España) tan brillante e inteligente como tú.

      Un saludo.

  3. Pues a mi me gusto. Me dio mucha pena cuando el muere y ella se queda sola. Yuki de pequeña es un amor y su historia de mayor junto a su madre es preciosa. Yo la recomiendo.

    • Hombre, es que Yuki de pequeñaja es una de las cosas más adorables jamás dibujadas. Por cierto, lo de tirar a un lobo a la basura, fue algo que me mató T______T. Creo que si estás viendo las de Hoshoda, deberías probar con Summer Wars. No sé por qué, pero es la que más me ha convencido de las suyas :3

      Un saludo.

  4. Acabo de ver Summer Wars y me ha encantado. Llore con lo de la abuela y Kenji jugando al Koi Koi, pero el final es muy bonito. Gracias por la recomendacion ^^

  5. ¡Hola! No estoy de acuerdo contigo en que sea una película tan mala y yo me emocioné mucho con ella, sobre todo con el final respecto a Ame. Pero hay muy poco material en español sobre esta película y tanto este análisis como otros que te he leído me parecen impresionantes. Se nota que trabajas y cuidas mucho tus textos. Unos son muy refinados y otros muy divertidos. Me lo paso muy bien leyéndote. Salu2 y felicidades por tu blog.

  6. A mi personalmente me encanto, retrata muy bien el como vemos a nuestros hijos partir, tomar sus propias decisiones y la duda de si hicimos bien nuestra parte como padres. Si bien considero que la trama entorno a querer o no ser lobo fue muy rápida para los niños a esa edad yo aun vivía en las nubes y no me preocupaba nada mas que jugar, Difiero entorno a ame aquel lobo no fue su maestro sino el primer adulto que vio supongo que mas que ver en libros y dibujos como era la vida como lobo fue a la montaña y encontró al su maestro pero como dije todo el procesó me pareció muy acelerado, en lo demás estoy desacuerdo tiene paisajes preciososamente retratados.

  7. Pingback: Sword Art Online II, subiendo a los hombros de un gigante virtual | Drakenland / El lobo zamorano

  8. Yo veo a esta como la mejor película de Mamoru. Por cierto, poner a Summer wars por delante de la chica que saltó a través del tiempo es bastante extraño. Summer wars tiene un desarrollo exageradísimo que no hay por donde cogerlo mientras que la chica que saltó a través del tiempo es excelente.

  9. Pingback: Bakemono no Ko. Hosoda a hombros de gigantes para sucederse a sí mismo | Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s