The Rebuild of Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo

eva3_posterB_B1_org_OK_RGB

– Está oscureciendo, ¿por qué no regresamos? – Oye, ¿no te gustaría quedarte un poco más? Podríamos ver las estrellas desde aquí. – ¿Las estrellas? ¿Te gustan las estrellas? – Sí, siempre me sorprende lo grande que es el Universo. Hay algo en él que me gusta desde pequeño. Supongo que estoy feliz de que no haya cambiado en estos 14 años. Se podría decir… que me tranquiliza. ¡Es difícil expresarlo con palabras! – Tus sentimientos se abren paso a través de ellas. En lugar de buscar un cambio prefieres un mundo despiadado y un abismo nihilista. Es como tú. Estar tirados juntos aquí es agradable. No sabía que podía ser tan placentero. Gracias por invitarme. En verdad nací para conocerte.

Debo ante todo disculparme por la demora a la hora de publicar esta review. Sinceramente, al acabar los exámenes terminé agotado y necesitaba unos días de reposo para poder poner la mente en blanco y desconectar del que ha sido, con mucha diferencia, el año más duro y salvaje de la carrera. Aunque no os penséis que me he ido de vacaciones. Simplemente me he dedicado a correr y a dormir dado que mi cabeza se encontraba completamente colapsada, e imposibilitada para escritura alguna aunque por fin vuelvo a estar en forma física y espiritual.

Tras la pequeña decepción que supuso para mí la última obra de Hosoda y tras el sonoro varapalo moral de A letter to Momo decidí que, en vez de empezar con series, podría ser interesante terminar de analizar de una vez las consideradas como mejores películas de 2012, por si acaso entre ellas se encontraba alguna sorpresa como pudo ser para mí Colorful. Aunque ciertamente sea un tanto escéptico en lo que a milagros en esa dirección se refiere.

Así pues, tengo en mis manos la tercera entrega de The Rebuild of Evangelion, y para respetar el esquema seguido con las dos anteriores, he decidido no darle más título a la entrada que el de su nombre original, añadiendo únicamente el cartel de su estreno como imagen promocional al igual que en el resto. Tal vez no es la manera en la que a día de hoy lo haría, pero dadas las circunstancias creo que ésta es la mejor opción por coherencia con mis propios actos del pasado. Así pues, y parafraseando a un compañero mío de viajes desde Zamora hasta Salamanca, que sea lo que Dios quiera.

Ficha Técnica

Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo (ヱヴァンゲリヲン新劇場版:Q) es una película de animación de 96 minutos perteneciente a los géneros Dramático y de Ciencia Ficción, dirigida por Hideaki Anno y basada en un guión original del propio director. Está producida por  el Studio Khara y fue estrenada el 17 de noviembre de 2012 en las salas comerciales japonesas.

Tema Principal de la OST

  • Sakura Nagashi” compuesto por Shiro Sagisu e interpretado por Utada Hikaru.

Historia

Encerrado en pleno espacio exterior y condenado a vagar perpetuamente alrededor de la órbita terrestre, Shinji Ikari se encuentra en estado de animación suspendida en el interior del EVA 01 con el que rescató a Rei Ayanami poco antes de concluir los sucesos narrados en Evangelion 2.0. Pero por alguna razón en principio desconocida sus antiguas compañeras, Mari Illustrious Makinami y Asuka Langley Shikinami, a la que todo el mundo daban por muerta, proceden a rescatarlo.

Pero su recibimiento, en contra de lo que pudiese esperarse, es completamente hostil. Nada más despertar de su coma inducido, se encuentra con cuatro soldados apuntándole a la cabeza, para acto seguido tener que soportar que amarren a su cuello un dispositivo especial que explotará en el caso de que sus captores lo deseen, acabando de este modo con su vida. La situación parece ser extrema, aunque nadie le explica en ningún momento qué es lo que sucede ni cuál es el motivo que impulsa a sus viejos aliados a comportarse se una manera tan distante y desconsiderada con él.

Lo cierto es que Gendo Ikari ya no se encuentra entre ellos, mientras que todo parece en manos de Misato Katsuragi y una desconocida Ritsuko Akagi, como segunda, que ha renunciado a su atractiva media melena, por un realmente corto y nada favorecedor pelo corto. Pero poco queda ya de aquella mujer entrañable y aficionada a la cerveza que entrenaba en el manejo de los EVAs a la par que enseñaba a vivir a Shinji. De hecho, ella es la que custodia el mando que puede hacer que vuele por los aires si se encuentra en su campo de acción.

PersonajesEvangelion30

Ritsuko Akagi, Sakura Suzuhara y Kaworu Nagisa

Sólo una de las miembros del equipo médico que lo ha reanimado, Sakura Suzuhara, parece sentir un mínimo de simpatía hacia él, ya que incluso la propia Asuka intentará agredirlo en el mismo momento en el que se encuentra con él en la misma habitación. En realidad, y sin que él lo sepa, ha estado hibernando nada menos que catorce años y el EVA 01 que en su día manejaba es ahora la principal fuente de energía de “Wunder”, la más terrible aeronave de combate jamás construida por la Humanidad.

De pronto Rei Ayanami, a bordo del EVA 09, ataca la embarcación y rescata a su antiguo salvador sin que Misato tenga el valor de matar a su antaño pupilo. Será entonces cuando descubra que ninguno de ellos trabaja ya para nERV sino para WILLE, una organización destinada precisamente a acabar con Gendo Ikari y sus Evangelions, cuyo propósito parece ser ahora el de acabar con la vida del hombre en el Planeta.

Sobre las ruinas de su antiguo cuartel, un nuevo niño llamado Kaworu Nagisa aguarda impacientemente para comenzar a entrenar con él, aunque no tardará mucho en revelarle la aterradora verdad. Cuando él rescató a Ayanami, desencadenó sin quererlo el Tercer Impacto y buena parte de la raza humana, incluyendo a sus amigos de Geofront yTokio-3 murieron en el incidente.

Análisis

En torno a tres años han tenido que pasar para que por fin tengamos en nuestras manos la tercera entrega de la última ocurrencia “sacapelas” de la originalísima industria audiovisual japonesa del siglo XXI. Ésa que tan poco se repite, tantísimos proyectos originales aborda y que, naturalmente, jamás recurriría a la táctica de remakes indiscriminados ante la avalancha de talento “mangaka” que podemos disfrutar a día de hoy en la Kodansha, Kadokawa y demás empresas antaño editoriales, que han conseguido que el manga pase de ser un cómic con cerebro a convertirse en un sucedáneo del papel higiénico. Aunque no penséis mal, no me refiero al que sirve para limpiarse el trasero, sino al utilizado en las prácticas onanistas derivadas de las innovaciones anatómicas contenidas en productos como “Fairy Tail” cuyas protagonistas tienen sorprendentemente más tetas que cabeza, logrando así un auténtico “dos en uno”.

Se suponía que la idea intentaba, pretendía o quería otorgarles “un nuevo Evangelion para la nueva generación” (¿En una década ya ha habido relevo generacional?), aunque al ritmo al que van, podemos estar seguros de que las obras de la Sagrada Familia de Barcelona habrán finalizado y que nuestros nietos habrán terminado de pagar las multas de Hacienda que les dejaremos en herencia, antes de ver cómo, en el último momento, Shinji sufre un ataque de esquizofrenia aguda y nos deleiten con una recreación de sus fantasías porretas, como ya hicieron en la serie anterior cuando Anno se dio cuenta de que no sabía cómo terminarla.

La primera, Evangelion: 1.0 You Are (Not) Alone, fue una chapuza infecta que se limitó a rehacer el comienzo del título original, calcando más que copiando escenas y planos y dejando una sensación de dejadez sencillamente inaceptable. Evangelion: 2.0 You Can (Not) Advance por contra, a pesar de retomar inicialmente dicha estrategia, decidió redirigir la historia hacia otros derroteros, hasta el punto de que en ella una de las protagonistas principales moría y el guión, por lo tanto, evolucionaría en torno a unos senderos muy diferentes que serían aclarados en Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo y que por fin, a día de hoy, procederemos a desgranar.

¿The Rebuild of Fushigi no Umi no Nadia?

Confieso que han pasado demasiados años desde que no presenciaba diez minutos iniciales tan anodinos y soporíferos como los que dan comienzo a esta aventura. ¿Para qué llevarnos a engaños? Podría perder el tiempo describiéndolos pero ¿de qué serviría? Es como presenciar un western de bajo presupuesto en el que puedes pasar toda la historia hasta llegar al momento álgido, dado que ésta sólo ha sido una excusa para mostrar tiros por todos los sitios, con una coherencia tal que un revolver con capacidad para seis balas puede disparar cuarenta en medio minuto y sin recargar.

La descripción anterior puede parecer un tanto zafia pero desafortunadamente es la verdad. Todo empieza de cualquier manera y sólo tras un segundo o incluso un tercer visionado el espectador puede alcanzar a entender lo que realmente está ocurriendo ante sus ojos, que a priori no es más que ver hacer tonterías a una Asuka tuerta, mientras grita y se supone que lucha contra unos rivales que nunca se terminan de adivinar.

Es aquí donde nuestros peores temores en torno a la serie empiezan a materializarse. ¿O es que acaso la señorita Langley no había muerto en la anterior película? El anime primigenio de Gainax evolucionaba de un modo más o menos creíble hasta pasar su Ecuador; es ahí cuando empiezan a aparecer paranoias bíblicas, arrebatos suicidas, instintos pedófilos, EVAs sádicos y una generosa exhibición de imbecilidades varias que hallaban su cénit en que Rei es en realidad el nombre de una sucesión de clones que servían para saciar el hambre violenta, y quién sabe si sexual, de Gendo Ikari en relación a su exmujer… Algo indicativo, por lo tanto, de la cabalgata de sandeces con las que puede llegar a revolver nuestros estómagos los últimos capítulos de cada una de las obras de Anno, y que delatan de un modo cada vez más descarado su impenitente y nunca confesada vena porreta.

Guardias Apuntan a Shinji

Shinji en una camilla apuntado por un grupo de hombres que, se supone, son de su bando

La primera de las sorpresas vendrán de la mano de Shinji, quien ha permanecido aparentemente en un letargo de catorce años desde el anterior largometraje y, por algún motivo que no se especifica, ha sido “amablemente” despertado con cuatro guardias a su alrededor apuntándole a la cabeza para disparar a matar al primer movimiento extraño. Algo a lo que se le añade un misterioso collar que han instalado en su cuello y que hará que estalle por los aires en el mismo momento en el que sus captores lo deseen.

Esta hostilidad será la primera gran sorpresa que nos aguarda. El protagonista, hasta entonces famoso por padecer el ínclito dilema de “El Abrazo del Erizo” (un eufemismo forjado a raíz del nombre de uno de los episodios originales que servía para definir la mezcla de trastorno disocial y sexualidad enfermiza que lo había convertido en un llorica histérico y perdedor) pasaba a ser un malvado en toda regla capaz de inspirar un mínimo de respeto… o al menos algo diferente a pena o vergüenza ajena como hizo a lo largo de los 26 capítulos del primer anime. Pero pronto descubriremos que no estamos sino ante una ilusión.

Salvo que una muy elaborada excusa en su cuarta parte lo remedie, nada de lo que sucederá en estos momentos tendrá el menor sentido, empezando por el hecho de que si él es tan peligroso y no lo van a utilizar para nada, ¿por qué lo despiertan en vez de matarlo directamente, ya que sólo necesitan su EVA? ¿O al menos por qué nadie tiene la genial e inconcebible idea de contarle lo que ha hecho y qué ha pasado en estos últimos años? ¿Y había que “resucitarlo” en plena batalla para no hacer nada aparte de mirar a una pantalla? Es completamente absurdo.

CrucesEvangelion30

Alegoría del fin del mundo con las cruces clásicas de Evangelion en primera fila

Para nuestra sorpresa, Misato Katsuragi es ahora la que lleva la voz cantante, ocupando el puesto de capitana de una nave capaz de volar y con capacidad anfibia llamada “Wunder” destinada a acabar con su anterior organización, nERV, que ahora quiere destruir a la Humanidad. En otras palabras, se ha convertido en una oficial fría y distante, con una misión trascendente sobre sus hombros y capaz incluso de sacrificar su vida si con ella arrastra al Infierno a un hombre que supuestamente la traicionó.

Como ya habrán adivinado los más perspicaces, esto quiere decir que estamos ante un giro argumental sorprendente desde el punto de vista de Neon Genesis Evangelion, pero no desde el de la otra gran obra maestra de Hideaki Anno como lo es Fushigi no Umi no Nadia. O dicho de otra manera, el autor simplemente ha fusionado sus dos títulos más conocidos haciendo que Nemo se reencarne en Misato mientras que Gargoyle hace lo propio con Gendo.

Honestamente hablando, ninguno de los fans del título era capaz de concebir al padre de Shinji como un héroe. Se trataba de un ser siniestro, con unos planes que parecían ir mucho más allá de lo que inicialmente podía imaginarse y cuyo desprecio por sus hombres le había llevado no sólo a sacrificar a varios de ellos en vano, sino incluso a tener diferentes aventuras amorosas con sus subordinadas que las habían llevado a la perdición.

Nautilus&Evangelion

Apariencia de “Wunder” (arriba) y diseños del N-Nautilus (abajo)

Esto corrige en cierta manera uno de los más grandes errores del gran fenómeno de fans de mediados de los Noventa. Los niños luchaban contra ángeles, pero no terminaba de haber un antagonista claro; un ser o ente contra el que realmente se enfrentasen; más bien parecía un todos contra todos sin sentido aparente, cuyo creador quiso dar una dimensión trascendente que nunca supo encauzar y que lo llevó a crear uno de los finales más polémicos de la historia del anime, que no tenía más significado que el de no haber sabido terminar o rematar su guión.

Ikari Padre está pues en el lugar en el que realmente le corresponde desde un principio y prueba de ese cambio es que los trajes de los pilotos de nERV ya no son blancos, sino rigurosamente negros, a juego con el espíritu malvado cuyos intereses parecen defender. Una decisión que se complementa con una casi omnipresente tonalidad rojiza en la mayor parte de las escenas, con la que se enfatiza la gran carga de violencia de la que seremos testigos, muy especialmente en las batallas.

La obra maestra de Gainax se había mostrado muy generosa a la hora de mostrar crudeza en ciertas muertes, pero su paso por la televisión obligó a edulcorar ciertos momentos, camuflarlos en forma de combates de mechas o incluso a sugerirlos sin mostrar nada al espectador. La gran pantalla elimina este problema y si bien es cierto que los instantes violentos no serán demasiados, éstos serán especialmente crudos, hasta el punto de ver personajes reventados o auténticos baños de sangre en el sentido literal del término.

SangreDeEvangelion

Escena con Gendo mirando los restos de su mujer, mientras ésta llora sangre

Pero sin duda, la gran incógnita que todos los fans se planteaban es qué pasaría con Kaworu Nagisa, aquel niño endeble de aparición fugaz en la primera de las entregas y cuya muerte, un tanto prematura y sin apenas aclarar la inmensa mayoría de enigmas que giraban en torno a él, lo elevó a la categoría de mito hasta el punto de ser considerado uno de los personajes masculinos más populares del anime del siglo XX en Japón por parte de los lectores de la revista NewType.

A este morbo había que añadir el hecho de que Kaworu era homosexual y siempre existieron susceptibilidades en torno a su relación con Shinji. En este sentido, la película no dejará el menor lugar a la duda. No sólo es que en el cartel comercial nipón para los cines japoneses se sustituyese a todo el elenco de personajes que mostraban las dos entregas anteriores por una estampa en la que aparecían únicamente ellos dos sentados espalda contra espalda; la tensión sexual entre ambos es máxima y en una de sus escenas de “compadreo” innecesario, Ikari de una forma disimulada se sonroja (hacer clic aquí para comprobarlo) lo que evidencia que entre los dos pudo existir en algún momento algo más que una amistad o compañerismo.

Con él también veremos un entrenamiento para mejorar la sincronización para una maniobra conjunta, que en este caso se producirá mediante un piano (interpretando a cuatro manos el tema “Quatre Mains”). Aunque ésta, a la postre, no tendrá ninguna importancia. Es más, éste no será un hecho aislado a la hora de perder el tiempo con sinsentidos, siendo el ejemplo más descarado de ello el aclarar misterios sobre la existencia de Ayanami, heredados directamente de Neon Genesis Evangelion que no tienen sentido alguno en la evolución de esta nueva trama y que nos dejarán la sensación de que las buenas vibraciones que inspiraba la anterior película, fueron simplemente un espejismo.

CuatroManosEvangelion

Instante del momento de fantasía en el que Shinji y Kaworu interpretan “Quatre Mains

Todo se derrumba. Las posibilidades y expectativas inicialmente desarrolladas no se consuman y finalmente todo acaba de un modo predecible y… absurdo. Es como si nada de lo que hayamos visto hubiese servido para nada… como si simplemente hubiésemos perdido el tiempo… Añadir cinco minutos a la última de las películas hubiese bastado para resumir la aportación de ésta a la trama.

¿Para qué presentan personajes que a la postre no desempeñan ningún papel? ¿Si la base de la historia era evitar el Tercer Impacto, qué más da ya que haya un Cuarto si son especialistas en sobrevivir a Apocalipsis? ¿Cómo es posible que Asuka resucite tuerta sin más, cuando claramente murió ante nuestros ojos, y se haya vuelto tan fiera? ¿Es que es un Saiyajin hembra y nadie se había percatado? ¿Y por qué no aclaran qué ocurre para que Gendo y Misato acaben siendo enemigos si posiblemente todo el mundo se haya olvidado de lo aquí ocurrido cuando se estrene Evangelion 4.0?

Son preguntas que no pueden simplemente responderse en una secuela. Tácticas que funcionan en las series, como empezar por la mitad, pueden ser letales para una película como la que tenemos entre manos y en ésta el resultado es cuanto menos cuestionable. Anno ha desvariado demasiado y será difícil que en su continuación pueda encontrar una solución coherente a los enigmas que él mismo ha planteado, máxime si tenemos en cuenta que esta cinta no es más que adaptar el universo de Nadia al de Evangelion y no ha tardado ni una hora en perder el control del guión. Aunque como siempre, habrá fans que le encuentren sentido a costa de retorcer hasta la última de las palabras que puedan encontrar o cualquier gesto que a priori pueda pasar desapercibido, con tal de no reconocer lo evidente: estamos ante una historia simplemente mal narrada.

Evangelion30OSTEdición japonesa de la banda sonora original, con su estuche a juego

Ya en relación a aspectos meramente técnicos, estamos de nuevo ante un prodigio visual. Las CGs utilizadas en planos panorámicos y proyectadas en alta definición, ofrecen una de las experiencias en cuanto a efectos visuales más increíbles y excitantes que puedan encontrarse en relación a cualquier otro de sus competidores, ya sea en el mercado de la animación o en el del cine convencional con actores de carne y hueso.

A nivel sonoro, la OST vuelve a estar a cargo del hombre que dio vida a la música de Neon Genesis Evangelion o Fushigi no Umi no Nadia, Shiro Sagisu, que en esta ocasión ofrece el mejor nivel visto en la ya trilogía de películas haciendo gala de temas como “The Wrath of God in all its fury, “From Beethoven 9” (una espectacular versión de la Novena Sinfonía del popular compositor alemán y más concretamente de su “Oda a la Alegría”) y “Sakura Nagashi”, un tema interpretado por Utada Hikaru, la misma que pondría voz a las intros de los dos Kingdom Hearts y que se encarga del ending de este largometraje, al igual que lo hizo en el primero.

En resumen, un trabajo impecable a nivel técnico, pero que hace aguas en aspectos argumentales sencillamente insubsanables en su secuela que inspiran al espectador la sensación de estar ante un producto inane. Un lastre a pesar del cual logró recaudar 60 millones de dólares en la taquilla japonesa, consiguiendo de este modo la misma cantidad que habían cosechado sus dos predecesoras juntas y que le llevó incluso a ser nominada al Animation of the Year de 2012, que finalmente se llevó Okami kodomo no Ame to Yuki.

Conclusión

Recuerdo que cuando era pequeño, varios aficionados a Star Wars de los que había en mi colegio insistían en afirmar que la peor de las películas de la trilogía original era sin duda, “El Imperio Contraataca”. Reunía en sí misma todas las características de su predecesora e incluso mejoraba ciertos aspectos técnicos, pero su historia era… “intermedia”; realmente no empezaba ni terminaba nada y obligaba indefectiblemente al visionado de “El Retorno del Jedi” para vivir una experiencia plena con ella. Un hecho factible en la actualidad, pero realmente frustrante para aquellos aficionados que acudieron a su estreno en 1981. Una sensación que evidentemente no viví en propias carnes, no terminé de entenderla con “Las dos Torres” de El Señor de los Anillos, pero que por fin he comprendido gracias a la película que tenemos entre nuestras manos.

El tercer film de la saga The Rebuild of Evangelion es un auténtico episodio puente que deja una total sensación de insatisfacción. El problema es que no lo hace por lo que cuenta sino por la decepción en lo narrado. Se ha querido trazar una línea argumental diferente, pero lo cierto es que simplemente Anno ha adaptado Fushigi no Umi no Nadia a la realidad de nERV, con unos cambios en la trama simples y sin relevancia alguna que dan a entender que la más de hora y media de metraje original, podía haberse traducido en unos minutos más para su sucesora, sin que el guión hubiese sentido merma alguna.

Técnicamente hablando estamos ante un espectáculo visual y sonoro, pero en todo lo demás, es casi uno de aquellos famosos cuatro OVAs de Saint Seiya que simplemente añadían otros tantos relatos cortos e inverosímiles a la trama original y que en absoluto serían recordados de no ser por el ilustre nombre de su franquicia. No obstante, habrá que esperar a la cuarta y última entrega de la saga para saber si estamos ante un espejismo, preludio de una obra de arte, como lo fue el primero, o por contra se trata simplemente de un aviso a navegantes de hasta qué punto puede llegar a decaer una historia cuyo final, esperemos, no tener que esperar otros tres años para conocerlo y que goza de un más que desalentador precedente teniendo en cuenta la serie de 1997.

Evangelion30Fin

NOTA: 3

15 comentarios el “The Rebuild of Evangelion: 3.0 You Can (Not) Redo

  1. Podría extenderme mucho, pero realmente se puede resumir todo en que es UNA PUTA MIERDA de película. Desde el primer minuto hasta el último.
    La única sensación que me dejó al terminar de verla, fue que había perdido unos valiosísimos minutos de mi vida.

    La cuarta la va a ver su puta madre.

    • Hombre, ya de haber visto las tres y tú y yo, que somos de la vieja escuela y nuestro estómago ya está hecho a todo… pues podemos darle una oportunidad a la cuarta. Total, ya de perdidos, al río :3.

      Un saludo.

    • Nah, terminarán haciendo que el gay de Shinji se monte un ménage à trois con Asuka y Rei y todo solucionado. Al menos de cara a los pajilleros japoneses que van al cine a meneársela :3

  2. Como me estás dejando comentarios en mi blog de manera seguida, tenía ganas de dejarte alguno también.

    La verdad es que yo hace algunos años me vi el anime de Evangelion, pero no pude terminar de verlo, por lo pesimista que me resultaba. A mí sinceramente no me gustó, por eso es que no vi nada más relacionado con esta historia ni tampoco leí el manga. Además, Shinji me daba pena y me parecía un iimbécil. Es cierto lo que decís de que nunca termina de haber un enemigo claro en la historia. Pero bueno, por esa razón es que nunca intenté volver a verlo y no creo que lo haga.

    Besos.

    PD: me dejaste intrigada con eso de que te he dado una idea, con el comentario que dejaste en mi última entrada.

  3. Ah, ya vi lo de Shinji poniendose como un tomate y me rei mucho. Ese chico no tiene clara su sexualidad. Rei en esta pelicula tiene un traje negro que me gusta mas que el normal, pero Asuka sin uno de sus ojos se me hizo extraña. Coincido contigo. De estas tres peliculas solo merece la pena la segunda.

  4. La vi hace un par de días, según yo haciéndola de emoción…y finalmente que cosa mas ridícula tuve que soportar!
    ahora si creo que Hideaki se fumo más que de la buena, en serio…
    al comienzo casi 15 minutos de batallas mareantes sin casi nada de explicacíón, luces y destellos exagerados, gritos, personajes que se hacen los graciosos y a penas aparecen….
    Y bueno, el desarrollo aburridon, en plan según psicológico, que ni por asomo recuerda a la serie original, esto mas parece una parodia de aquella…
    hmmm, y la ”enternecedora” relación de Shinji con Kaworu, se supone que a través de eso, el final tendría que ser algo emotivo, sin embargo en vez de eso da risa….a destacar las escenas finales, con Asuka y sus dientes de perro, vaya…
    En fin, ya no se ni que esperar de la última, definitivamente esta me pareció un capitulo de cualquier anime modernillo de batallas destellantes, pero alargado, claro…

    Muy acertada reseña como siempre….

    Saludos.

    • Pues la última, de la que por cierto ya hay noticias, posiblemente será otra decepción. Es una lástima que una serie tan buena esté padeciendo esta suerte de “Remake” pero así son las cosas. Y lo que más pena me da es que el segundo episodio prometía, pero todo fue un espejismo. En resumen, que hay que ver Neon Genesis Evangelion del 1 al 24 y completarla con “The End of Evangelion” y olvidarse de este invento del “The Rebuild of”. Lástima D:

      Un saludo.

  5. Es una pena, después de haber visto la 2.0. El señor Anno y compañia perdieron la oportunidad de terminar bien esta “reconstrucción”.
    Dudo que en una sola película haya un desenlace decente. A menos que les de el efecto “Harry Potter”, y nos avienten “Rebuild 4.1, 4.2, 4.3 (todas beta); hasta que haya una “versión final”.
    Es una pena también, dar un mega salto en el tiempo 14 años, para los que vimos la serie, nos imaginamos mil y un formas historias para los personajes “despues de…” No “14 años después de…”
    Lastima, de todos modos, todo parece indicar que le ira bien a la “última pelicula”.
    Muy buenas tus reseñas. Un abrazo.

    • Y lo que es peor. Lo lleva haciendo desde la primera serie y no tiene pinta de que vaya a cambiar. Yo, después de ver lo que ha pasado en esta entrega, ya he perdido cualquier tipo de esperanza con respecto a la cuarta película. Pero en fin, confiemos en que todavía pueda resarcirse un poco.

      Un saludo.

  6. Yo sinceramente ame esta pelicula, me gusta absolutamente todo, si no les gusto entonces lean el p*to manga y conformense, yo pienso que estas peliculas son mas bien para fanservice, para todos los tipos de fans que hay (ecchistas, fujoshis, de shonens, shojos.. bueno ya entienden) Este anime/manga siempre sera de mis favoritos.

  7. Pingback: Charlotte, destrozando meteóricamente la carrera de Jun Maeda | Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s