Shingeki no Kyojin (Attack on Titan). El renacer de un género olvidado llamado “Anime”

Shingeki no Kyojin

El terror de una vida bajo su dominio… La humillación de permanecer enjaulados como pájaros… Aquel día la Humanidad recordó… que vive con miedo a los titanes…”

La combinación de posibilidades no dejaba demasiado lugar a la duda. Cuando expuse el cómo organizaría el blog durante los próximos meses, hablé de que próximamente iba a escribir una review acerca de un anime de actualidad y, dado el terremoto que ha habido estos días en torno al final de Shingeki no Kyojin, el elegido para la ocasión no podía ser otro que éste que, como siempre, he visto sin soltar prenda hasta el final. Aunque, lógicamente, para ponerme manos a la obra he tenido que esperar a la emisión del que, hasta ahora, ha sido el último episodio de la que es, o esperemos que sea, su primera temporada.

Es una fortuna para mí que la serie haya acabado ahora, cuando estamos todavía en los primeros compases del curso académico, para así poderle dedicar todo el tiempo que he considerado oportuno sin que ello haya afectado a mis estudios en éste, mi último año de carrera, que confío en que me dé por fin el título de jurista que tanto ansío para poderme dedicar así a otros menesteres más lucrativos. No obstante, todavía es pronto para hablar de ello.

Por el momento, me conformaré con decir que tal vez analice más series aparte de la próxima que tengo apalabrada para mediados de octubre. Pero todo dependerá de cómo lleve las materias, de la dificultad de las mismas y, muy especialmente, de la cantidad de prácticas que tenga que resolver; verdadero dolor de cabeza de esa pesadilla que algunos han dado en llamar “Plan de Bolonia”. Pero dejemos de especular sobre mi futuro y centrémonos en este presente que nos invita, nada menos, que a luchar contra un insólito y casi invencible enemigo que amenaza con destruir a la Humanidad devorando hasta su último representante: los titanes.

Sigue leyendo

Psycho-Pass, el Brave New World de Production I.G.

Psycho-Pass

Todos estamos vacíos. Las personas ya no se necesitan las unas a las otras. Siempre puedes encontrar un sustituto para lo que sea. Cualquier relación puede ser reemplazada. Ése es el mundo en el que, cansado de él, crecí. Pero, por alguna razón… No puedo imaginarme a ninguna persona que no seas tú matándome… – Este destino debe haber estado esperándolos desde mucho antes de que se conociesen. No eran simples barcos a la deriva en plena noche. Tampoco era que no se entendiesen el uno al otro. De hecho, se entendían mutuamente mejor que cualquier otra persona. Y ambos se concentraron únicamente el uno en el otro, hasta el final”.

Lo repito con mucha asiduidad, tal vez demasiada, y soy consciente de ello. Qué mala época respecto al anime nos está tocando superar. Puedo garantizar que hasta haber llegado a este título, perdí la cuenta de la cantidad de series que cayeron apenas vistos un par de episodios por motivos tan exasperantes que me deprime el simple hecho de recordarlos, pero que se pueden resumir en: sobredosis de fanservice, saturación de colegialas, tramas cogidas por los pelos, copias y más copias de animes del pasado y un largo etcétera de calamidades que, por el bien de las paredes de mi estómago, me ahorraré ennumerar.

Excuso decir que tenía mis reticencias con esta serie debido fundamentalmente a que ha supuesto el comienzo de un fenómeno de fans en Japón, lo que implica películas, nuevas temporadas e hipotéticos videojuegos que se irán incorporando a ella. En otras palabras, lo dicho en esta review puede cambiar en el futuro. Un factor que, siempre que se ha dado, me ha llevado a esperar lo más posible a la finalización del título a analizar para hablar globalmente de él. Sin embargo, la calidad que he apreciado en él es tal, que bien se puede hacer una excepción.

En lo personal, el próximo lunes (mañana) empiezo el curso, con lo que no me apetecía comenzar las clases sin antes hacer una review sobre un título más o menos actual. Algo a lo que además ha contribuido el hecho de que por fin he acabado con el dentista, puesto que no sé el porqué pero cada vez que voy a acabar una carrera, un par de muelas necesitan un estropicio de cuidado para sobrevivir y un rosario de dientes piden a gritos un buen y dolorosísimo empaste muy muy cerquita del nervio. Así pues, y tras tres sesiones de intenta tortura, y ya de buen humor sin que nada me duela en mi boca, vamos a ver qué da de sí este nuevo anime de Protuction I.G. que ha gozado de críticas excelentes durante los últimos meses y que promete ser el inicio de uno de los grandes fenómenos en lo que a manganime se refiere.

ATENCIÓN: Aunque la review y las imágenes contenidas en ella no las muestran, la serie analizada a continuación contiene escenas de violencia extrema que incluyen mutilaciones, asesinatos excepcionalmente crueles y muertes sádicas en general que pueden herir la sensibilidad del espectador, por lo que ningún menor de edad debe verlo excepto bajo su propia responsabilidad. Asimismo, aunque se han intentado eludir, la reseña puede tener posibles spoilers que arruinen alguno de los momentos más interesantes del guión, con lo que se recomienda leerlo tras haber terminado al menos la primera temporada del mismo.

Sigue leyendo

The Vision of Escaflowne, el viaje místico de SUNRISE

Tenku no Escaflowne

Nosotros, la gente conocida como los dragonianos, nacimos en la capital de la antigua y olvidada Atlántida que se encuentra en la Luna Mística. El poder de nuestros antepasados se agrandó y éstos creyeron que podrían igualar a los dioses o incluso superarlos. Por eso construyeron una horrible máquina que transformaba el pensamiento humano en energía, lo que los hizo omnipotentes y omniscientes. Así, crecieron alas en sus espaldas y cambiaron la forma de sus cuerpos. Sin embargo, sus deseos excedieron cualquier límite imaginable crearon un nuevo mundo en los cielos con sólo desearlo. Lo llamaron Gaea y su legado respecto a él fue simple: “Deseamos, con nuestro eterno dolor como testigo, que los errores derivados de nuestra estupidez nunca sean repetidos de nuevo”.

Soy perfectamente consciente de que no estoy publicando entradas con la asiduidad que debería. No sé por qué, pero acabé agotado a mediados del mes de agosto por las razones que ya especifiqué y, en honor a la verdad, me apetecía descansar un poco dado que creo que me había ganado unas vacaciones. Aunque ése no fue ni mucho menos mi único problema, dado que a mediados de la semana pasada la boca me empezó a doler terriblemente y finalmente la muela que me estaba dando guerra, fue salvada el pasado lunes mediante una señora endodoncia que me tuvo dos horas y media disfrutando del placer sin límites de que te perforen un nervio, que te limen tres conductos, los sellen y te reconstruyan la corona.

De cualquier modo, una vez recuperado decidí que volvería a hacer reseñas de anime, aunque en esta ocasión volvería a referirse a un clásico, a pesar de que dentro de poco retomaré las novedades. Tal vez por ello, y tras ver una entrada en otra bitácora ajena a ésta, decidí que ya iba siendo hora de analizar la serie que conocimos en España como “La Visión de Escaflowne”. Aunque, en honor a la verdad, jamás me ha gustado ni he entendido nunca el porqué de su éxito. Por ello estuve dudando durante mucho tiempo y definitivamente decidí escribirla, aunque sin utilizar el tono irónico que empleo cuando se trata de animes que no sólo no me han llegado sino que incluso me han sacado de mis casillas.

Así pues, y tras declararme neutral en esta liga de fútbol después de que mi equipo, el Real Madrid, fichase a un paquete como Bale por 90,6 millones de euros, tras haber hecho lo propio con otro inútil como Illarramendi por 40 y con un culé confeso como Isco por 35, y que costaban ese dinero porque a Florentino se le antojó tenerlos, retomo el manganime con esta extraña historia de mechas que encumbró y dio a conocer a SUNRISE a nivel mundial y que muchos otakus tienen endiosada a pesar de que, como pronto veréis, mi opinión está muy alejada de esos extremos.

Sigue leyendo