Shingeki no Kyojin (Attack on Titan). El renacer de un género olvidado llamado “Anime”

Shingeki no Kyojin

El terror de una vida bajo su dominio… La humillación de permanecer enjaulados como pájaros… Aquel día la Humanidad recordó… que vive con miedo a los titanes…”

La combinación de posibilidades no dejaba demasiado lugar a la duda. Cuando expuse el cómo organizaría el blog durante los próximos meses, hablé de que próximamente iba a escribir una review acerca de un anime de actualidad y, dado el terremoto que ha habido estos días en torno al final de Shingeki no Kyojin, el elegido para la ocasión no podía ser otro que éste que, como siempre, he visto sin soltar prenda hasta el final. Aunque, lógicamente, para ponerme manos a la obra he tenido que esperar a la emisión del que, hasta ahora, ha sido el último episodio de la que es, o esperemos que sea, su primera temporada.

Es una fortuna para mí que la serie haya acabado ahora, cuando estamos todavía en los primeros compases del curso académico, para así poderle dedicar todo el tiempo que he considerado oportuno sin que ello haya afectado a mis estudios en éste, mi último año de carrera, que confío en que me dé por fin el título de jurista que tanto ansío para poderme dedicar así a otros menesteres más lucrativos. No obstante, todavía es pronto para hablar de ello.

Por el momento, me conformaré con decir que tal vez analice más series aparte de la próxima que tengo apalabrada para mediados de octubre. Pero todo dependerá de cómo lleve las materias, de la dificultad de las mismas y, muy especialmente, de la cantidad de prácticas que tenga que resolver; verdadero dolor de cabeza de esa pesadilla que algunos han dado en llamar “Plan de Bolonia”. Pero dejemos de especular sobre mi futuro y centrémonos en este presente que nos invita, nada menos, que a luchar contra un insólito y casi invencible enemigo que amenaza con destruir a la Humanidad devorando hasta su último representante: los titanes.

Ficha Técnica

Shingeki no Kyojin (進撃の巨人) también conocido como Attack on Titan, es un anime de 25 episodios producido en 2013 para la cadena MBS por el Studio Wit, subsidiario de Production I.G. dirigido por Tetsuro Araki y perteneciente al género de acción, fantasía épica, aventura y drama. Está basado en un manga escrito y dibujado por Hajime Isayama, y publicado en la revista Bessatsu Shōnen Magazine de la editorial Kodansha del que hasta el momento se han recopilado once tomos.

Argumento

A pesar de haber padecido un exterminio casi absoluto en el pasado a manos de los titanes, la Humanidad lleva más de cien años disfrutando de una época de paz y prosperidad encerrándose en el interior de unos asentamientos concéntricos a los que fueron rodeando de muros de más de cincuenta metros de altura, cuya dureza, longitud y altitud se mostraban como inexpugnables para sus enemigos. Pero la raza humana está lejos de alcanzar la paz en esta situación.

Mientras unos consideran que el hombre ha sido degradado a la categoría de ganado con esta estrategia, otros apuntan a que las murallas no son solamente una mera protección, sino que son la plasmación misma de la naturaleza divina y que, como tal, deben ser adorados. Aunque en medio de esta división, existen hombres que arriesgan sus vidas osando salir al exterior con la intención de asentar los cimientos de nuevas localidades fuera de los límites impuestos por sus barreras, combatir a los colosos e intentar aportar más conocimientos acerca de ellos para alcanzar la victoria final.

Con todo, este grupo de héroes llamados “Patrulla de Reconocimiento” no han conseguido hasta el presente triunfo alguno. Todas sus expediciones son despedidas con entusiasmo por multitud de compatriotas que, días más tarde, lloran las almas de los cientos de muertos, y el lamentable estado con el que vuelven los heridos. Por ello, el sentimiento de la población sobre la naturaleza bondadosa de los muros es mayoritaria y cada vez son más los que los consideran una frontera que nunca más se debe volver a traspasar.

MurosShingeki no Kyojin

Los muros María, Rose y Sina protegen los asentamientos humanos de las incursiones de los titanes

Todo cambiará en el año 845 de la presente era, cuando los habitantes de la limítrofe población de Shiganshina, tras acoger a los supervivientes de la última expedición fallida del Comandante Erwin Smith, contemplan con horror cómo por encima del Muro María, se erige el rostro de un titán descomunal que logra abrir una brecha en él por la que penetra un número incontrolado de congéneres más pequeños que, inmediatamente, comienzan a devorar a cuantos humanos encuentran a su paso.

El pánico se apodera de la ciudad. ¿Cómo es posible que si los monstruos contra los que estaban acostumbrados a luchar midiesen de 3 a 15 metros, hubiese aparecido uno de ellos capaz de sobrepasar los 50? Aunque no es la única sorpresa que les aguarda, puesto que otro coloso más pequeño aparece en escena y blinda su piel, haciéndose así inmune a los obuses lanzados por los soldados y destrozando así sus ya mermadas defensas, materializándose definitivamente una más que aplastante derrota.

Finalmente, el ataque se salda con la cuarta parte de la Humanidad aniquilada y con miles de desplazados a zonas interiores que no estaban preparadas para acogerlos, generando así hambre, miseria y enfermedades en el seno de una población que había olvidado el peligro que aguardaba fuera de los muros. No obstante, no todo está perdido. En medio de una avalancha de refugiados menesterosos y agonizantes, un niño de 10 años llamado Eren Yeager, jura vengarse de los monstruos que han asesinado a su madre ante sus ojos, sin que quede rastro alguno de su existencia.

Openings

  1. Guren no Yumiya”, compuesto por Revo e interpretado por Linked Horizon
  2. Jiyuu no Tsubasa” compuesto por Revo e interpretado por Linked Horizon

Endings

  1. Utsukushiki Zankoku na Sekai”, compuesto por Rei Ishizuka e interpretado por Yoko Hikasa
  2. Great Escape” compuesto e interpretado por Cinema Staff

Personajes

Eren YeagerEren Yeager: Protagonista de la historia, su vida cambiará cuando los titanes consiguen atravesar el muro María y arrasar la ciudad de Shiganshina, donde vivía junto a su familia. Poco antes del ataque, su padre, Grisha, había abandonado la casa. Sin embargo su madre se encontraba allí presente en el momento fatídico por lo que intentará por todos los medios salvarlo a él y a su hermana adoptiva Mikasa. Con esa intención se sacrificará, muriendo así salvajemente devorada ante los ojos de su hijo. Ya a salvo, Eren jura vengarse y exterminar a todos los titanes por lo que, una vez restablecido el orden, decide alistarse en el ejército con el objetivo de ser un miembro de la Patrulla de Reconocimiento. Alguien que así tenga permiso para salir de las murallas y acabar con todos los enemigos que le aguardan en el exterior. Aunque hay algo que le inquieta: ¿dónde está su progenitor y qué quería decir con su última frase, cuando aseguraba que cuando volviese “le dejaría entrar en el sótano que hasta aquel momento le había prohibido visitar”? Aunque no tendrá mucho tiempo para pensar en ello, dado que en su primera batalla, la de Trost, descubrirá un secreto que puede hacer cambiar el curso de la guerra: puede transformarse en un titán gigantesco tras ser herido y acabar con la vida de éstos con total facilidad. Pero, ¿es el único con esta habilidad?

Mikasa AckermanMikasa Ackerman: Hija de madre oriental y de padre occidental, sus progenitores fueron brutalmente asesinados por unos asaltantes que, por contra, la dejaron con vida con la intención de venderla como esclava sexual. Sin embargo, cuando todo parecía perdido, Eren, cuyo padre había visitado a su familia unas horas antes, la rescata matando a dos de sus captores. Pero cuando el tercero estaba a punto de acabar con la vida del niño aprovechando su despiste, ella consigue asestarle un ataque letal, convirtiéndose desde entonces en una feroz combatiente a la que los niños de su edad temen más que a nada en el mundo. Fue inmediatamente adoptada por la familia Yeager, considerándose a sí misma como una hermanastra del mencionado Eren, al que allá adonde vaya, lo seguirá ella al “no querer volver a perder a un ser querido”. Ése es el motivo por el que finalmente termina destinada en la Patrulla de Reconocimiento, donde inmediatamente gana la fama de ser tan buena como el mejor de sus soldados, Levi, hasta el punto de construirse una leyenda en torno a ella que asegura que en la batalla es tan eficaz como otros cien hombres juntos.

Armin ArlertArmin Arlert: Amigo desde su más tierna infancia de Eren, es apreciado por éste como si de un auténtico hermano se tratase, a pesar de su apariencia endeble y frágil. Huérfano por culpa de los titanes, que mataron a sus padres cuando éste no era más que un niño, vive con la ilusión de salir algún día de los muros que protegen los asentamientos humanos. Una obsesión que lo convierte en un blanco fácil para los otros muchachos de su edad que abusan constantemente de él. Pero tras la batalla de Shiganshina su vida dará un vuelco, y decidirá seguir a Mikasa y a Yeager en su intento por convertirse en soldados, acabando finalmente en la Patrulla de Reconocimiento. Allí inicialmente se mostrará como un soldado débil y carente de valor, pero posteriormente sus habilidades como estratega y su capacidad para el análisis lo transformarán en uno de los miembros más valiosos de esta fuerza de élite.

Dot PixisDot Pixis: Responsable de la defensa de la parte sur de los asentamientos humanos, este militar será el principal artífice de la batalla de Trost, que supondrá la primera victoria del hombre sobre los titanes en más de cien años. Se trata de un soldado veterano dotado de un refinado sentido de la estrategia y con una enorme facilidad para controlar no sólo en temperamento de sus soldados y oficiales, sino incluso el suyo. Tal es así que el propio rey suele jugar partidas de ajedrez contra él donde siempre se deja ganar para no poner en evidencia la escasa capacidad intelectual del monarca. Es también conocido por sus excentricidades y sus comentarios ingeniosos, así como por beber siempre de una petaca cuyo licor es tan fuerte que muchos de los soldados a los que invita a compartir con él este placer, terminan por escupir vehementemente el licor cuando éste les abrasa la boca. Toda una broma de iniciación que él repite constantemente con los cadetes.

Erwin SmithErwin Smith: Según muchos de los miembros de la patrulla de reconocimiento, sólo un hombre capaz de renunciar a su Humanidad puede ser capaz de salvar a ésta de su destino de ser aniquilada, y este comandante es uno de ellos. Haciendo alarde de un increíble sentido del deber, no duda en asegurar ante sus soldados que la mayor parte de ellos morirán en combate, puesto que a pesar de que se trata también de un hábil estratega, la realidad es que muchas de sus misiones requieren el sacrificio de muchos de sus hombres para tener éxito. Pero su rasgo más importante es que defiende la teoría de que los titanes son apenas una pantalla que les impide ver al verdadero enemigo que, muy posiblemente, sea humano y esté entre sus filas. Por ello, sólo informa de sus auténticos planes a Levi, su mano derecha y verdadero protagonista de todas sus operaciones.

LeviLevi: También conocido como Rivaille en algunas traducciones occidentales. Este pequeño capitán de apenas 1,60 de estatura es considerado el mejor soldado de la Humanidad, debido a la impresionante velocidad de sus movimientos y la contundencia de sus ataques, consistentes en su mayoría en girar rápidamente sobre sí mismo provocando una terrible cantidad de golpes que terminan por descuartizar a cualquier titán con el que se enfrente. Se trata aparentemente de un guerrero carente de emociones, sin más reparos que los de cumplir ciegamente las misiones encomendadas y sus órdenes asociadas por crueles y desproporcionadas que éstas puedan parecer. Como por ejemplo agredir salvajemente a un subordinado. Sin embargo, la realidad es que tras su rostro aparentemente gélido e inexpresivo, se esconde un hombre que sufre de un modo inhumano cada vez que uno de sus compañeros caen y, por ello, es particularmente admirado y respetado entre sus hombres.

Zoë HangeZoë Hange: Científico asignada a la patrulla de reconocimiento cuya labor consiste en descubrir algo más acerca de los titanes, cuyos rasgos fundamentales son en su mayoría desconocidos para la Humanidad. Así, su principal interés consiste en la captura de ejemplares vivos con los que intentar comunicarse y experimentar para entender sus costumbres, maneras de pensar y actuar, metabolismo e incluso psicología. Por ello desarrolla una particular empatía con Eren, al que trata y ausculta con particular interés debido, no solo a su habilidad para transformarse en uno de esos seres, sino también por estar dotado de la capacidad para regenerar miembros mutilados o heridos. Aunque posteriormente, su única meta en la vida pasará a ser la de aniquilar al que destruyó dos especímenes en cautividad a los que investigaba y que hubiesen servido para completar sus estudios.

Jean KirsteinJean Kirstein: Rival por excelencia de Eren tanto en su etapa como cadetes como posteriormente en su trabajo como soldados, posee una fortaleza física y una apariencia mucho más próxima a la de un hombre que la de Yeager. Sin embargo, si bien las ambiciones de su fogoso enemigo consisten en aniquilar a todos los titanes alistándose en la Patrulla de Reconocimiento, las suyas consisten en llevar una vida tranquila como miembro de la Policía Militar, protegido por el muro Sina, el más alto y fuerte de todos ubicado en el interior del asentamiento humano y, por lo tanto, alejado del campo de batalla. Sin embargo el devenir de los acontecimientos, las invasiones del exterior y la muerte de varios camaradas, terminarán por hacer que se una a la lucha del Comandante Erwin y sus Fuerzas Especiales.

Annie LeonhartAnnie Leonhart: A pesar de su pequeña estatura, apenas 1,53, esta misteriosísima joven de 16 años posee una fortaleza física fuera de lo común, así como una providencial técnica de combate cuerpo a cuerpo capaz de hacer volar a sus adversarios con apenas un movimiento. Desde el principio choca con Eren al que, sin embargo, le confiesa que considera que sus entrenamientos como cadetes son una farsa, dado que en realidad todos los que se alistan lo hacen con la intención de obtener la mejor nota posible y así entrar dentro de la Policía Militar precisamente para evitar la lucha a muerte contra los titanes para la que supuestamente se preparan. También parece sentir algo por Armin, lo que no le impedirá entrar en las fuerzas de orden público, lejos de su compañía.

Análisis

He perdido la cuenta de las veces que he afirmado que la animación japonesa ha pasado de ser una referencia ineludible en el entretenimiento audiovisual, a ser una simple pérdida de tiempo únicamente interesante para onanistas compulsivos, mujeres con la sexualidad alterada, conejitas playboy recicladas en cosplayers y, naturalmente, toda clase de insomnes que hallaban en esta clase de series, bien al sustituto natural de la valeriana como instrumento para conciliar el sueño, bien la excusa perfecta para tirarse desde una ventana con tal de olvidar el nauseabundo espectáculo en el que habían perdido miserablemente de cuatro a nueve horas de su vida.

Por ello, cada vez que alguien en alguna red social empleaba las siglas SNK con la intención, no de referirse a la mítica desarrolladora de videojuegos, sino para hablar de algo llamado “Shingeki no Kyojin” el escepticismo se apoderaba de mí. Aquella sensación, expectación y fenómeno de fans me sonaban demasiado como para olvidarme de otras experiencias similares como la de aquella ocurrencia llamada Sword Art Online que a punto estuvo de hacer que definitivamente dejase de seguir producto alguno procedente del Imperio del Sol Naciente y de las que me ahorrará proferir más comentarios de los que vertí en su día.

A pesar de todo. El reconocimiento obtenido por esta franquicia ha sido unánime, la fiebre por la guerra contra los titanes ha revolucionado Internet y la escasísima crítica medianamente seria relacionada con el sector, o que al menos se vanagloria de serlo, no ha ahorrado elogios a la hora de señalarla como una de las grandes. Algo que con la mano en el pecho no es gran cosa que digamos si tenemos en cuenta que lo mismo dijeron de atrocidades como Tengen Toppa Gurren-Lagann o cualquiera de las múltiples “RekiKawaharalleces” que en el mundo han sido. Así pues, y preparándonos como siempre para lo peor, procedamos a desentrañar sin piedad, los más íntimos secretos de la enésima guerra del hombre contra las bestias que quieren acabar con él y que sólo existe una manera posible con la que pueda acabar.

Una sorprendente e irregular, aunque espectacular, opera prima

Pongamos que un muchacho que apenas acaba de cumplir la mayoría de edad en Japón, veinte años, se muda a Tokio y con su primer trabajo se permite el lujo de rechazar trabajar para la Weekly Shonen Jump, responsable de éxitos como Bleach, One Piece, Gin Tama o Naruto, porque en ella se le iba a exigír cambiar ciertos aspectos del dibujo y del guión. Orgulloso, decide finalmente probar fortuna con los directivos de la Shonen Magazine, con una tirada cercana a la mitad de su más conocida y directa competidora, esperanzado por el hecho de que éstos respetarían íntegramente las líneas maestras de su trabajo.

Por ridículo y surrealista que pudiese parecer, ése fue el lujo que en 2006 un desconocido mangaka conocido como Hajime Isayama se concedió a sí mismo con tal de popularizar un producto concebido por él de un modo que, cual talento consolidado del cómic nipón, se negó a modificar en modo alguno para deleite de los muchos incondicionales que en un futuro tendría. Algo que sonaría a chiste de no ser porque las posibilidades del mismo eran tales que la mismísima Kodansha, editora de la revista en la que trabajaría durante los próximos años, premió a Shingeki no Kyojin y lo reconoció como una de las tramas más prometedoras que habían pasado por sus manos.

Sin embargo y pese a esta entusiasta acogida, la compañía decidió no dar cabida al nuevo manga cuyos derechos habían adquirido en su revista estrella, dejando de ese modo varios años en barbecho el cómic, con la intención de convertirlo en uno de los títulos que apoyarían el lanzamiento de la “Bessatsu Shonen Magazine”, una publicación de segundo orden, con periodicidad mensual y con una tirada de apenas 60.000 ejemplares; casi cincuenta veces inferior a la del semanario estrella de la todopoderosa Shueisha.

Shingeki no Kyojin Portadas

Tres portadas de la “Bessatsu Shonen Magazine” con SNK como protagonista

La nueva apuesta de Kodansha se tradujo en un sonoro fracaso. Sin embargo, y de una forma más que sorprendente, los tankobon (tomos) que recopilaban la historia, pese a que únicamente contenían una media de cuatro o cinco episodios, alcanzaron la asombrosa cifra de veinte millones de ejemplares vendidos desde el 17 de marzo de 2010, fecha de su lanzamiento, hasta el presente. Lo que lo transformaba en uno de los cómics de más éxito en la Historia de Japón.

Paradójicamente, el anime siguió unos cauces más o menos similares. Production I.G. se hizo cargo de su adaptación a la pequeña pantalla, aunque sólo de un modo meramente nominal, ya que el peso real de la producción recayó sobre una filial aparentemente desconocida llamada “Wit Studio”, pero a la que inmediatamente destinaron a Tetsuro Araki, antiguo valuarte de Madhouse y verdadero artífice del triunfo televisivo de Death Note, y que, como veremos a continuación, fue capaz de destapar el tarro de las esencias de una factoría aparentemente inexperta.

No cabe pues duda alguna acerca de que los cauces comerciales seguidos por este título no fueron tal vez los más adecuados, pero el efecto boca a boca e Internet actuaron en su favor, hasta el punto de lograr que su último capítulo televisivo fuese emitido en cines nipones al estilo de lo ocurrido cuatro años atrás en Estados Unidos con el fin de “Lost”. Una fiebre que llegaría incluso a escapar del control del propio Isayama, tratando incluso temáticas que por sí mismas fueron mucho más allá del universo que quiso abordar inicialmente abordar como veremos a continuación.

El nacimiento de una leyenda: del papel a la televisión

Analizando en sí Attack on Titan como manga, el resultado no puede materializarse todavía en una nota concreta, al tratarse de una serie abierta sin una conclusión aparente a la vista, o con al menos una etapa cerrada que nos permita arrojar cierta luz sobre ella. Un hecho a pesar del cual sólo cabe decir que su historia y la de su adaptación televisiva son prácticamente idénticas, difiriendo únicamente en que los episodios para la pequeña pantalla equivalen a capítulo y medio en su versión impresa, convirtiéndose hasta el 33 de esta última.

El diseño de los personajes es algo más estilizado y difuso que en televisión. El uso de las técnicas de sombreado es constante en los rostros, que asimismo son mucho más artificiales y carentes de humanidad en este formato. De hecho, la falta de calidad en el trazo de algunos elementos, como por ejemplo aquellos relacionados con la ropa de vestir son impropios de un producto que ha alcanzado semejante repercusión mediática. Un lastre al que únicamente la juventud de su creador sirve para absolver de tan clamoroso fallo.

Pese a todo, poco a poco el rodaje se va haciendo más palpable en Hajime Isayama, dotando a sus fondos de más elementos, limpiando más los contornos corporales y aderezando los rostros con mayores rasgos de expresividad, con detalles tan originales como el de tapar uno de los ojos mediante un bocadillo con la intención de darle una atmósfera más lúgubre y tensa a la escena. Tal vez en ese aspecto la impresión de que el dibujante está aprendiendo el oficio sobre la marcha no es precisamente la más agradable, pero el nivel del dibujo en los primeros capítulos, e incluso en los del Ecuador, es prácticamente el de un principiante siendo en ese sentido bastante difícil averiguar el porqué un producto tan precario consiguió llamar la atención en un mercado tan exigente en cuanto a técnicas de representación como lo es el nipón.

TitánColosal Shingeki no Kyojin

El “Titán coloso” en su versión manga (izquierda) y en el anime (derecha)

Mención aparte merecen los titanes. Su creador prescindió de sus connotaciones griegas transformándolos en una especie de eslabón perdido de forma humanoide, sin piel, imposibilitados de su capacidad para transpirar y divididos inicialmente en dos clases (los de tres metros y los de quince) a los que se suman los conocidos como “irregulares”, denominados así por su difícil catalogación. De entre sus características más importantes podría destacarse el carecer de sexo, no poseer órganos digestivos y, naturalmente, por padecer una obsesión por devorar al hombre que, extrañamente, no manifiesta hacia otras criaturas. Un cúmulo de circunstancias al que se añade el poseer un único punto débil ubicado en un punto tan extraño como su nuca.

La recreación de todos ellos mejora considerablemente con el paso del tiempo en la versión impresa. Si bien es verdad que sólo a partir de la aparición de la titánide, éstos alcanzan una plena madurez en cuanto a su diseño. Es como si Wit hubiese tomado como referencia a los capítulos dibujados en 2013 y con ellos hubiese limado las asperezas de los primeros modelos, dotándolos de una anatomía más acorde con la humana y, por qué no decirlo, perfeccionándose en cuanto a la fidelidad ofrecida en cuanto a los músculos corporales.

El dato anterior no es en absoluto casual o gratuito. Desde 2012 hasta la actualidad, Kodansha ha editado nada menos que tres mangas basados en la franquicia como lo son“Shingeki! Kyojin Chūgakkō”, “Shingeki no Kyojin Gaiden: Kuinaki Sentaku Prologue” y “Shingeki no Kyojin: Before the Fall”. Todos ellos escritos y dibujados por distintos autores y en los que Isayama únicamente colaboró, y de forma parcial, en el primero. Un hecho que evidentemente se traduce en que el concepto del llamado “Titán” ha evolucionado considerablemente desde su creación, haciéndose mucho más complejo con el paso del tiempo y estructurándose desde muchas más bases de las que inicialmente previó su creador.

DotShingeki no Kyojin

Dot Pixis protagonizó una sonora polémica en China por considerar éstos que era la representación de uno de los militares japoneses que con más inquina luchó contra ellos: Akiyama Yoshifuru

Videojuegos para teléfonos móviles, navegadores y Nintendo 3DS, aventuras conversacionales como contenido extra para los lanzamientos en blu-ray, novelas ligeras… La eclosión del fenómeno Attack on Titan en 2013 ha sido por lo tanto incuestionable. Aunque nada delata tanto la importancia de un nuevo fenómeno de masas como la existencia de controversias a su alrededor, que se han dado paradójicamente no en suelo nipón sino más bien en las naciones de su esfera de influencia.

Baste con decir que ciertos medios de Hong Kong, acusaron a esta serie de promover de forma velada el odio hacia China, al entender que los titanes son en realidad una alegoría del país y que la invasión que estos planean sobre las ciudadas humanas, se asemeja a la penetración comercial emprendida por el gigante asiático, que se insinúa así que devora todo lo que encuentra a su paso. Asimismo, en la República de Corea (Corea del Sur) se llegó a publicar que su guión era en realidad una simple propaganda de los ideales militaristas del actual primer ministro japonés, Shinzou Abe, cuyo principal proyecto a nivel exterior consiste en el rearme del Imperio del Sol Naciente, motivado precisamente por la presión de su vecino del norte. Incluso hay quien ha visto similitudes físicas e intelectuales entre la figura de Dot Pixis y Akiyama Yoshifuru, héroe este último de la primera guerra Sino-Japonesa y de la Ruso-Japonesa y modernizador de la caballería japonesa, pero de infausto recuerdo en el Sudeste Asiático.

Polémicas al margen, el ingente número de productos nacidos en torno a este título y el inusitado interés que ha levantado sin ni siquiera llegar al ecuador de su trama, son indicios suficientes como para saber que podemos estar ante uno de los más grandes hitos de la historia del fenómeno manga, a pesar de sus lamentable apartado técnico. Aunque muy probablemente sea su serie de animación la que definitivamente ha consagrado a este título como el más importante de los nacidos durante el último lustro en este superpoblado archipiélago y cuyas líneas maestras procederemos a ennumerar.

El equivalente al “Non sufficit orbis” del anime

¿Y si resultase que la época de decadencia que en torno a 2005 comenzó a producirse en torno a las series de animación japonesa hubiese llegado a su fin por culpa de una Cenicienta inconclusa por la que nadie en sus cabales hubiese siquiera tomado en consideración? En principio podría parecer ridículo pero, ¿cuántos años han pasado desde que no nos indignamos, sufrimos e incluso nos emocionamos por culpa de unos dibujos revoltosos que pululan por la pantalla de turno con el simple hecho de escuchar los primeros acordes de un opening? ¿Alguien recuerda aquellas semanas interminables en las que, pegados a un ordenador de sobremesa, esperábamos impacientes que algún fansub tradujese el más reciente capítulo de nuestra serie preferida? ¿O ese ansia por saber más de ese universo nuevo que nacía ante nosotros y que pasaba a ser una parte fundamental del día a día y que nos convertía en compradores compulsivos de las más rocambolescas excentricidades?

No ha pasado ni una década pero me parece estar hablando de una eternidad. Aquellos maravillosos años en los que el anime era una pasión y sus capitularios eran simples concatenaciones de un placer extremo, rayano a lo pecaminoso, muy alejadas de las infinitas e insoportables torturas que desde hace demasiado tiempo tomaron su lugar, poniendo más a prueba nuestra paciencia que el amor que se supone manifestamos hacia esta peculiar forma de expresión audiovisual.

Cierto, estoy perdiendo el tiempo en circunloquios pero ¿qué más da? ¿Qué importa cuando un sentimiento que creía olvidado renace y se apodera de mí con una fuerza que yo había olvidado ante el simple hecho de escuchar la concatenación de palabras que constituyen la frase “Shingeki no Kyojin”? Pero ¿es en verdad tan bueno? ¿Cómo podría expresarlo? ¿Transformar un sentimiento en vulgares palabras? Es imposible. Sería como intentar representar el amor a través de una ecuación diferencial o definir la Justicia (con mayúscula) a través de una fórmula de mecánica cuántica.

MangaAnimeShingeki no Kyojin

Los planos del anime recrean con fidelidad a los del manga aunque perfeccionan su composición. Aquí por ejemplo vemos arriba los dos ojos de Mikasa enfatizando la tensión de la escena, mientras en el cómic, abajo, únicamente se plasmó uno.

Pongamos que un guión empieza en el summum de su calidad, prosigue en el summum de su calidad y termina en el summum de su calidad sin dejar un solo instante de respiro… Que alzanza ese Nirvana que consigue que cierres con rabia los puños al ver morir a los miembros de la Patrulla de Reconocimiento, cuando el corazón se estremece viendo luchar con furia sobrenatural a Mikasa armada con su arnés y sus cuchillas o simplemente… ese momento terrible en el que el odio irracional al titán invita a golpear la pantalla con furia para desquitarse del agravio de verlo salir victorioso.

No estamos en realidad ante nada nuevo, sino más bien ante una reformulación de una estrategia tan vieja como efectiva en el mundo en el que nos movemos: poner a la Humanidad en general en peligro de extinción frente a una amenaza más o menos declarada y hacer que, al margen de credos, ideologías y procedencias, todos aúnen esfuerzos para derrotar al enemigo común. Una idea que permite convertir al producto en universal pudiéndose exportar sin problemas al resto del mundo, sin que el ya clásico y ancestral nacionalismo nipón pueda hacer mella en su prestigio como pudo ocurrir con series clásicas de los ochenta como Captain Tsubasa, en la que Japón humillaba futbolísticamente al resto de naciones a las que se enfrentaba, a pesar de que el título se emitiese en el territorio del país ridiculizado.

Desde un primer momento nos solidarizaremos pues con los protagonistas y sufriremos a su lado. Tal es así que la situación del ser humano irá complicándose cada vez más hasta el punto de hacer que temamos de un modo leal y sincero por el futuro de la raza, sin que las muchas esperanzas puestas en los héroes, cuyas historias iremos conociendo lenta, cadenciosa y sutilmentem, terminen materializándose en éxitos reales. De hecho, las campañas serán una concatenación tras otra de derrotas sin que las unidades militares ante las que nos encontremos parezcan tener otro destino que no sea el de morir de un modo cruel y despiadado a manos de los titanes.

Muertes Shingeki no Kyojin

Acumulación de cadáveres tras una misión fallida de la Patrulla de Reconocimiento

En efecto, Mikasa, Armin o Levi matan a estos extraños colosos, pero sus esfuerzos serán una y otra vez en vano. En apenas 25 episodios veremos aparecer y morir casi al tiempo a multitud de soldados que, a pesar de las expectativas que puedan generar, nada podrán hacer aparte de fallecer ante nuestros ojos de un modo, en ocasiones, verdaderamente salvaje. Es decir, estaremos ante mortales y no ante semidioses indestructibles, responsables de tantos fiascos a lo largo de la historia del manganime y cuyo abyecto legado me ahorraré siquiera mencionar, aunque su nombre empiece por Gundam y acabe por Seed.

Temeremos pues por la vida de los héroes, pero por encima de todo, en ningún momento podremos bajar la guardia. Detrás del personaje o detalle más aparentemente insignificante puede encontrarse un más que emocionante episodio de la trama más adelante sin que lleguemos siquiera a sospecharlo. Así, los giros argumentales serán constantes hasta el punto de que terminemos sin saber ya no quién es el aliado, sino quién es en realidad el enemigo a batir.

Una buena demostración de ello la encontramos en Eren, el furibundo protagonista que tras haber jurado acabar con la vida de todos los titanes, resulta poder convertirse en uno de ellos, adquiriendo así un tamaño y una fuerza colosal que harán de él el principal baluarte de la Humanidad frente a sus monstruosos enemigos. Una paradoja que lo convertirá en objeto de no pocas intrigas y debates y que hará en más de una ocasión peligrar su vida por culpa de los compañeros que apuestan por experimentar con él y luego matarlo.

Shingeki no Kyojin Evangelion

Eren transformado en titán guarda unas indiscutibles similitudes con el EVA 01 de Neon Genesis Evangelion

Naturalmente, ni él ni nadie de su entorno sabrán manejar en realidad estos poderes ni podrán dilucidar a ciencia cierta de dónde vienen, aunque sí especularán con relativo éxito sobre su origen, que parece hallarse en el sótano de Grisha Yeager, que nunca llegaremos a descubrir en esta fase del anime. Pero este proceso de aprendizaje, la manera de combatir en bosques y ciudades entre el protagonista y sus adversarios, la extraña relación de amor-odio paterno-filial, las relaciones disfuncionales entre los compañeros y el modo caníbal de resolver algunos enfrentamientos hacen que tres palabras vengan de inmediato a la mente: Neon Genesis Evangelion.

El titán de Eren y el EVA 01 de Shinji Ikari en su etapa más oscura y siniestra son casi idénticos en factores tales como la boca, los rugidos, la manera de devorar a los rivales o incluso el reverso tenebroso que dicho poder parece obrar en su infraestructura y en la mente de los pilotos no hacen sino evocar continuamente paralelismos entre ambas obras. Así, Shingeki no Kyojin termina por volverse una suerte de anime de mechas que sustituye los robots por humanoides gigantes carentes de piel, en cuyo interior parece existir un trasfondo mucho mayor que el de querer acabar simplemente con los humanos, ya que al final del episodio 25, la expectación sobre la verdadera identidad del enemigo será máxima sin que en ningún momento se haya resuelto su identidad. O tal vez debería decirse… sin que se sepa dónde reside la ubicación exacta del bien que el espectador se supone que debe apoyar.

Buen ejemplo de lo anterior lo encontramos en el Rey de los Humanos. Un hombre ridículo, bobo, obeso, mucho más joven de la vejez que aparenta, obsesionado con su simple diversión y que descuida los asuntos de Gobierno en beneficio de placeres tan intrascendentes como una simple partida de ajedrez. Una especie de Carlos IV o Luis XVIII de Borbón. Caricaturas auténticas de lo que se supone que debe ser un soberano y cuyos más disparatadas características parecen reunirse en su testa coronada. Mientras, miles de hombres mueren en su nombre sin que apenas les importe.

Ojos Shingeki no Kyojin

El uso de los primeros planos en uno o ambos ojos reflejando en su iris la situación a resaltar es uno de los recursos más eficaces del anime

Como contrapeso a lo anterior, el carisma de guerreros como Erwin Smith, Dot Pixis o el ya mencionado Levi es cercano a lo divino. Nunca, a lo largo de 25 episodios de historia pude bajar una sola vez la guardia cuando alguno de ellos aparecía en escena. El equilibrio logrado entre hombres y mujeres para satisfacer a ambos sexos es simplemente brillante y las muy cuidadas y enérgicas frases de algunos de ellos, logran crear una atmósfera de tensión única y casi indescriptible, pero que consigue seducir al espectador a través de un extraño juego de cámaras y planos en la que todos pretenderán mucho más de lo que aparentan y a pesar de nuestros intentos por adivinar sus intenciones, en ningún momento podremos hasta el instante en el que ejecuten el plan ya meticulosamente diseñado para la ocasión.

Es en ese sentido donde el estilo que ha popularizado por todo el mundo George R. R. Martin se hace notar en este título, no sólo en la cantidad de muertes, sino también en la más que refinada argucia que les ha llevado al fatal desenlace. Así, la minuciosidad a la hora de crear y explicar tácticas de combate será máxima, hasta el punto de que habrá dos carteles que dividan el episodio por la mitad, que variarán en cada capítulo y que enseñarán con todo lujo de detalles las diferentes formaciones, equipamiento, tácticas y hasta enemigos con sus puntos débiles para lograr una experiencia en cuanto al seguimiento lo más plena y satisfactoria posible.

El espectador se sentirá así no sólo testigo sino incluso protagonista de la acción. Vivirá con el corazón en un puño cada minuto como si su vida estuviese en juego al igual que la de los soldados, admirará a quien ellos admiren y odiará a quien ellos odien. Nunca a lo largo de todos mis años como otaku me he sentido tan sumamente imbuido en la acción de una pelea hasta el extremo de necesitar parar el vídeo para calmarme. Pero así ha ocurrido prácticamente en todas y cada una de las entregas que han mostrado luchas.

EstrategiaShingeki no Kyojin

Los planos no ahorrarán esfuerzos a la hora de darnos explicaciones sobre las estrategias a seguir y las formaciones de los soldados

La animación… es de otro mundo. El trabajo de Tetsurou Araki supera con creces al de Death Note y demuestra de una vez por todas que su etapa en Madhouse se encuentra más que superada y que aquel mal sueño llamado HighSchool of the Dead fue simplemente una pesadilla de la que afortunadamente ha despertado. De hecho, el nivel al que ha hecho llegar a su equipo de Wit Studio es superior a cualquier otro visto jamás en la trayectoria de su primera marca, Production I.G. Únicamente el movimiento de algunos objetos animados por ordenador, como pueden ser las campanas, se antoja algo lento y sin demasiada vida. Artificial y demasiado mecánico si se prefiere. Pero qué más da.

Primerísimos primeros planos de ojos rotos por el dolor, la rabia y la muerte, lágrimas que se juntan con sangre, ríos de ésta que se pierden en el aire cual flores de cerezo, rostros cada vez más carentes de humanidad, explosiones y juegos de luces en el fragor de la batalla, brillos en las armas capaces de representar el espíritu aguerrido de un hombre sabedor de una muerte inminente que sin embargo se lanza con valentía frente a un coloso… Risas, miradas, carcajadas, poses… todo medido hasta el más mínimo detalle para alcanzar el todo, la plenitud, la perfección…

Cuestión aparte es la de los combates. Debo insistir en ello. Saint Seiya, Bleach, Rurouni Kenshin, FullMetal Alchemist, Dragon Ball, Naturo, Hokuto no Ken… tantos nombres que a lo largo del tiempo han basado su desarrollo en luchas y cuyas batallas me parecen ahora simples escaramuzas. No se trata de abrumar con poderes mágicos imposibles, ni con armas de otro mundo, razas extrañas con naturaleza de aliados o semidioses en forma de maestros que les enseñarán a un selecto grupo de elegidos una técnica secreta capaz de destruir un planeta. Recursos todos ellos demasiado utilizados y que terminaban por hacer que en la inmensa mayoría de los casos unos animes terminasen por plagiar a otros.

CartelShin

Cuatro ejemplos de carteles, dos blancos y dos oscuros, que aparecen con indicaciones para explicar el episodio que dividen por la mitad

Un arnés, gas para impulsarse en el aire y un par de cuchillas dotadas de un gatillo, al estilo del Gunblade de Squall Leonheart en Final Fantasy VIII, son en realidad la mayor parte de las armas con las que contarán nuestros héroes para derrotar a sus colosales adversarios. Un juego a cara o cruz en el que su única oportunidad es provocar un primer ataque, esquivarlo, dar la vuelta a su alrededor y cortarles la nuca antes de que el objetivo contraataque y los devore.

El frenetismo de la cámara en estos momentos, ofreciendo primeros planos de soldados desplazándose decenas de metros en unos segundos mientras evitan embestidas de rivales que aparecen de la nada a la par que persiguen a un objetivo en movimiento mientras los fondos giran varias veces en torno a ellos sin perder el menor nivel de detalle… es probablemente el más logrado de la historia del manganime.

Sin temor alguno, puedo asegurar que el enfrentamiento contra el titánide (Titán Femenino), que ocupa aproximadamente la mitad de la longitud de la serie, es la contienda más feroz, emocionante y bien llevada jamás vista desde el comienzo del género. Es como ver por primera vez Dragon Ball Z sin relleno ni momentos artificialmente alargados para ganar tiempo… como Saint Seiya sin protagonistas asesinables o como un anime de mechas… en versión buena, si es que ambos conceptos (robots y calidad) pueden mezclarse en la misma frase sin que se cometa con ello un crimen contra la Humanidad.

CámarasShingeki no Kyojin

El uso de las cámaras en las escenas de lucha es probablemente el más conseguido y espectacular de la historia del anime

Tema aparte es el del trabajo musical. No hace demasiado tiempo, dije que Tenkuu no Escaflowne poseía la mejor OST de todos los tiempos. Si bien esto sigue siendo válido para mí en determinadas piezas instrumentares y vocales, el nivel alcanzado por Hiroyuki Sawano en esta serie merecería por méritos propios compartir semejante honor. Composiciones corales en tono épico con claras influencias alemanas, en las que incluso se toman prestados ciertos vocablos del idioma. Una deliciosa imitación del Carmina Burana simplemente sublime y que potencian, todavía más si cabe, la tremenda emoción que una y otra vez experimentaremos.

En realidad, el único defecto real que podríamos increparle es el de ser algo lenta en comenzar cada episodio abusando en ese sentido de las protocolarias escenas de recapitulación de momentos pasados que ocupan al menos un par de minutos de metraje. Pero en realidad se trata de un defecto excusable. No hay relleno, el desarrollo del guión es plenamente creíble y asimilable, con unos tiempos perfectamente estudiados y una consecución en sus momentos cruciales que cautivan hasta el extremo de convertir en verdadera obsesión el conocer su final, aunque nunca lleguemos a él.

Veinticinco episodios son simplemente la punta del Iceberg; la mera presentación de una trama destinada a marcar un punto de inflexión en la historia del anime y que debe ser continuada por la simple estabilidad mental de todos los que, como en mi caso, hemos devorado hasta su último segundo sin concedernos apenas respiro, buscando cada nueva entrega con la desesperación con la que un drogadicto persigue una dosis de su adicción y con la felicidad tras conseguirla sólo comparable a la consecución de un coito. Un cocktail de néctar y ambrosía robado del Olimpo y puesto a disposición de meros mortales.

Conclusión

Estoy temblando. ¿Cuánto hacía que no me sentía así? ¿Es que acaso vuelve a estar viva mi pasión por el anime con un título que no es más que una pequeña adaptación de un manga que promete alcanzar longitudes extremas? Irónico pero cierto. Hasta el momento, todos los animes a los que había concedido buenas notas, o bien eran películas o bien series clásicas muy alejadas en el tiempo al nacimiento de esta bitácora. ¿Cómo es posible que lo único que me venga a la cabeza sobre ésta es la palabra “Bravo” una y otra vez?

Honesta, emocionante, original, cautivadora, vibrante, embriagadora, sublime, magistral… ¿qué más da? Podría agotar el diccionario y no llegaría para describir ni tan siquiera una mínima parte del gozo y el placer que esta maravilla me ha hecho sentir. Todo, absolutamente todo está bien hecho. Incluso lo que imita de otras series lo convierte en excepcional. Nunca creí que una serie nacida en 2013 pudiese volver a hacer sentir este amor que yo pensaba que había muerto en mí para siempre y que consagra a Production I.G. como el estudio hegemónico en la actualidad dentro de este género.

La única razón real por la que no le doy un diez es simplemente porque el guión no se ha mostrado en su totalidad y necesitaremos muchos años para descubrirlo plenamente. Pero es igual. Una simple joya de nuestro tiempo, carismática sin que lo comercial fagocite a la calidad, enigmática sin caer en el absurdo y… emocionante, sin que ninguna otra palabra deba adulterar la contundencia de esta última palabra. Un coloso destinado a convertirse en uno de los más grandes animes de todos los tiempos y que hemos tenido la fortuna de conocer en vida.

Shingeki no Kyojin Fin

NOTA: 9,9

77 comentarios el “Shingeki no Kyojin (Attack on Titan). El renacer de un género olvidado llamado “Anime”

  1. Uff, extensas líneas pero que plasman muchos de mis pensares con respecto a tan maravilloso anime.
    Entre tus escritos has puesto unas palabras que habían en mi cabeza pero que no sabía como redactar… La vuelta del verdadero anime.
    Hace mucho tiempo que no veía un anime con tantas ganas, lo último que vi de igual manera fue Fullmetal Alchemist Shintetsu, disfrute de cada episodio y, del número 25 estuve a punto de sufrir un infarto, fue emocionante, fue bien realizado, los detalles de animación más lo que cada personaje dice es… MARAVILLOSO.
    A mí parecer, este anime ha sido genial. Una primera temporada, así espero que sea, INCREÍBLE, MAJESTUOSA animación, MAGNIFICO desarrollo de personajes, un BUEN factor sorpresa y una historia SUBLIME. Pues, si buscamos e hilamos fino, SNK no solo es “entretención” sino también, un modo de mostrar política, economía, psicología, etc.
    Sólo pido y espero, que no sea de muchos episodios ( o tendremos relleno que sólo es útil para aumentar las ventas y llenar bolsillos con dinero).
    Ahora, tengo un motivo para no morir… La Segunda Temporada de SNK. No puedo morir sin verla.
    Gracias por tus comentarios, están excelente.
    Saludos.

    • Hola Agmiranda.

      Yo cuando vi esta noche el último episodio, en lo único que pensaba es… ¿CÓMO NOS PUEDEN DEJAR EL CORAZÓN EN UN PUÑO DE ESA MANERA? Qué pedazo de combate y qué desenlace tan extraordinario. No sé si voy a poder esperar a la segunda parte. Qué nervios. Lo malo es que ahora mismo no hay todavía material suficiente como para hacer mucho más y que el manga se está publicando todavía de forma mensual. Aunque posiblemente después del clamoroso éxito de esta serie, pase a ser semanal para calmar así nuestras ansias.

      Supongo que dentro de unos meses tendremos ya la segunda temporada, pero como tú dices, paciencia. Es mejor esperar que tener que aguantar el maldito relleno que tantos estragos ha hecho en otras series.

      Un saludo.

  2. Que reseña tan buena! La serie la termine de ver hoy. Me ha encantado! Me he sentido muy identificada con Mikasa y estoy segura de que esta enamorada de Eren aunque no lo reconozca ajajaja. Que ganas de ver la segunda temporada para saber que hay en el sotano. Y me he reido mucho con lo de las conejitas playboy cosplayers ajajaja

    • Y tanto. También Jean parece que está enamorado de Mikasa, aunque está claro que los sentimientos entre los protagonistas es algo muy secundario en esta serie. Lo cual a mi entender le da mucha legitimidad. No me gustan las series con “exceso de azúcar” cuando en ellas se mete la acción. Y sí, estoy deseando que saquen ya la segunda temporada. ¡TENEMOS QUE SABER QUÉ NARICES SE ESCONDE EN ESE SÓTANO! :3

      Un saludo.

  3. Hola. Antes que nada felicitarte por tu magnífico blog y por el gran trabajo que haces. Se nota que pones mucho empeño en tus reseñas. Desde hace algún tiempo sigo tu blog y, la verdad, viendo como haces de criba con muchas series, cuando vi la puntuación que le dabas a SNK pensé: “tengo que verla” (creo que esto es lo mejor que se puede decir de una reseña: que es sugestiva y dan ganas de ver lo que recomienda). Y efectivamente hoy la vi enterita, los 25 caps. Vaya por adelantado que me ha encantado. Sin embargo creo que has sido demasiado entusiasta con la serie… por puntuación la has puesto casi al mismo nivel que Monster. No es mi intención hacer una comparación entre ambas series, ni poner en tela de juicio las apreciaciones que has escrito para justificar tu nota de SNK. De hecho comparto casi todas tus apreciaciones sobre la serie. Me ha emocionado mucho, he sufrido con los personajes (algunos son buenísimos) y me ha encantado casi todo de la serie y…sin embargo me sigue chirriando el tono triunfal que le has dedicado. Pero bueno esta es solo una impresión personal que quizá se deba un poco a mi escepticismo. Por lo general las series no terminadas y tan comerciales como esta pueden acabar mal en cualquier momento. Es por eso que cuando leo: “El renacer de un género olvidado llamado “Anime” creo es un título un poco atrevido, como también me lo parece equipararla (por nota) con algo tan sublime como Monster, en el que no hay ni un cap. que sobre o sea de relleno… Pero olvidando esto creo que todos tenemos ganas de lo mismo: de que se estrene la 2ª temporada de SNK para saber qué hay en el sótano.

    Un saludo

    • Es que tú mismo lo has dicho. “Casi”, pero no está al nivel de Monster. Además no son series comparables, porque ésta es una serie de acción y fantasía al más puro estilo japonés mientras que la segunda es más bien una intriga al gusto occidental. Sería como intentar hacer lo mismo con “El Padrino” y la Trilogía de “El señor de los anillos”.

      Por otro lado, la comercialidad no está reñida necesariamente con la calidad, como bien se puede ver en la primera de las series de FMA (no la segunda). Raro, sí, pero no imposible. Ésta es una serie que te mantiene con el corazón en un puño desde el primer hasta el último episodio. Es emocionante, es relativamente original, tiene una calidad de animación soberbia, su OST es excepcional y, por encima de todo, es interesante. Por ello le he dado una nota así.

      Ciertamente, está por ver cómo serán las ulteriores entregas, pero volviendo al tema de “El Padrino”. La primera película era sublime, la segunda aceptable y la tercera… en fin. ¿Esperamos 20 años para criticarla? ¿La analizamos globalmente o vamos desglosándola conforme se sucedan sus entregas? Pues eso es lo que he hecho con ésta. Además, cuando exista relleno, se lo echaré en cara. Pero el caso es que no lo hay, al menos de momento. Podían haber hecho una serie abierta y empezar a meterlo para ganar tiempo a partir del episodio 25, aunque el caso es que no lo han hecho. Han decidido esperar a que el manga avance y cuando lo haga lo suficiente seguirán. Así pues, como existe un tramo cerrado que es plenamente analizable, y éste es maravilloso, lo he analizado y el resultado es éste… Y como esto es lo primero decente que he visto en muchísimos años, lo considero el renacer del Anime, porque llevaba muerto muchísimos años.

      Un saludo.

      • Buenas. Perdona que no te haya respondido antes (malditas prácticas xd). Si llevas razón en todo lo que has dicho, y de hecho yo ya dije en mi comentario que no era mi pretensión hacer una comparación entre esas series con temáticas distintas. Lo que ocurrió es que en mi opinión pues me pareció un poco entusiasta tu crítica, lo cual no tiene nada de malo porque, al fin y al cabo, has respaldado ese entusiasmo con razones de peso. Pero vamos que tampoco me hagas mucho caso porque yo no he visto mucho anime… soy nuevo en este mundillo xD Por cierto has mencionado una serie: FMA. ¿Me podrías decir el nombre completo para echarle un vistazo?

        PD: Aprovecho para agradecerte que enlazaras mi blog 🙂 … sobre todo teniendo en cuenta que no lo tengo muy pulido y está un poco abandonado.

        Un saludote 🙂

  4. Ya sabía que este anime era al que te referías en tu respuesta en el post de Pyscho Pass. Debo decir que no le he visto, porque vengo siguiendo el manga hace mas de un año y es genial, pero me daba miedo el hecho que se empiece a animar cuando al manga le falta una barbaridad y pues no sorprendan próximos rellenos y cosas así que deterioren la infinita calidad de esta serie.

    Por cierto, gran trabajo en la reseña, pero creo que debiste esperar a que avance más para reseñarla ya que le falta uuuuuuu……..

    • No te creas que no lo pensé Arturo, pero el problema es que ello supondría esperar muchos años y ya que hay algo decente en el mercado tras demasiados años de sequía… pues decidí analizar en este caso temporada a temporada. Eso sí, que se prepare como se les ocurra meter relleno en el futuro. Aunque al César lo que es del César, todavía no lo hay y de hecho han decidido parar la serie para esperar a que el manga prosiga, algo que hay que reconocerle, porque es algo que de hecho casi nadie hace a día de hoy.

      Un saludo.

      • Pues eso no lo sabía, aplaudo también esa gran decisión 😀 y ojala y no tiren al agua la calidad del manga original, que parece que hasta ahora lo llevan magnífico.

  5. Gran review de nuevo, he tenido una gran ración esta noche, me voy a ir a dormir empachado pero a gustito.

    La verdad es que me gustaría opinar más sobre el anime, pero no lo he visto todavía. Sólo seguía (y sigo) el manga desde que éste era un completo desconocido, y me alegra ver que su adaptación al anime es mucho más que digna.

    Otra razón de más para darle una oportunidad al anime. Y nada que decir del manga: rompedor, atrevido, profundo, crudo y sorprendente. De lo mejor que voy leyendo últimamente.

    No, si al final, como dices, puede que yo también esté recuperando mi pasión por el anime. Y me alegro. La ignominia a la que se ha sometido este género en los últimos años no es digna del potencial que abarca un ámbito al que yo también considero, sin duda alguna, como arte.

    Gracias por la review y cuidate machote (véase que no he utilizado el usted eh, aunque me ha costado cosa mala).

    PD: A modo de tocar los huevos, diré que este Real Madrid tiene un potencial que tanto directivos como técnicos se empeñan en no aprovechar . Como culé, a pesar de querer ver desaparecer de mi vista a Rossell, debo decir que me siento encantado con el Tata. Y no por los resultados, sino por lo que está haciendo: encontrando soluciones a los problemas que se arrastran desde hace tiempo en cuanto al estilo de juego (no hay que cambiarlo, hay que innovarlo, evolucionarlo, que es distinto, el barça de guardiola no volverá nunca) y recuperando elementos que se habían perdido como la presión asfixiante… y sí, las buenas rotaciones de la plantilla también.

  6. Acabo de ver tu video justo ahora. Yo también soy gilipollas, me pongo a hablar de futbol para provocarte justo cuando decides declararte neutral. Si es que… en fin, mis disculpas por ello.

    • No te preocupes hombre xD. Mira, fue hablar en ese vídeo de que la liga estaba amañada y… van y le roban un partido al Elche a favor del Madrid en el minuto 96 inventándose un penalty a Pepe, cuando fue precisamente éste el que cometió una falta y no al revés. Personalmente yo prefiero ver la WWE a la LFP. Ambas son ligas amañadas y con dopaje hasta el extremo, pero los primeros al menos lo reconocen, te echas unas risas con ellos, y, como bien decía Héctor del Mar: “Durante una hora los problemas son de otros” xD (lástima que haya desaparecido Marca TV).

      Realmente lo que ocurre es que antes veías la Liga y te emocionabas. Madrid y Barça tenían todas las de ganar, pero también estaban allí los Valencia y Atlético, y cada poco existía un equipo que daba la campanada como el Dépor, o la Real Sociedad (el Athletic hace demasiado tiempo que no es nada). Eso hacía que hasta prácticamente el último partido no hubiese un ganador claro. Ahora, es sólo un monólogo de los dos primeros equipos y todo gira en torno a ellos, desde el reparto del pago por los derechos de retransmisión hasta los privilegios fiscales, pasando incluso por pagarles su deuda a través de las Administraciones Públicas. Todo ello sin contar con que a falta de nueve o diez jornadas (la cuarta parte) sea imposible que otro equipo pueda llevarse la competición.

      Es eso, noto una enorme falta de limpieza en la LFP, los politiqueos están a la orden del día y eso unido a los fichajes insultantemente caros, ha hecho que haya dejado de ver el fútbol. Pero vamos, que tranquilo que no me molesta que me hablen de ese deporte. Además, quién le mandaría a Ancelotti dejar el PSG para entrenar al TOPOrtero, la Carbonero, su eminencia Sergio Ramos y toda la panda de tahúres de la prensa de Madrid, empezando por el Marca y los subnormales que escriben en él. Ay…

      Un saludo.

  7. Decidi no leer donde seguramente habria spoiler, pues esta serie esta en mis pendientes.
    Pero tomando en cuenta el análisis de Mushishi, debo decir que me sorprende y mucho tenga una nota tan elevada este anime.
    Tengo entendido que Shingeki es argumentalmente pobre más no parece tenga sustancias intelectuales y espirituales a niveles notables.
    Lo mejor que he escuchado, es que tiene animación con buenas dosis de acción, pero si eso fuera una pelicula, seria como ver una especie de Rocky IV. Eso por intentar verlo de buena manera, pues tengo la sensación de que si a este anime se le redujera la animación al nivel de Naruto, sería visto como un anime de ese estilo.

    Es cierto que Monster y Shingueki no pueden compararse en cuanto proposito de genero, pero en cuanto a lo que los hace anime en si mismo, las cosas son de otro cantar.

    Soy del pensar que incluso un anime de acción debe ser argumentalmente interesante como el caso de Cowboy Bebop o Trigun, que si bien no destacan por su argumento, el mismo brinda buenas bases a los elementos que se transmiten en su recorrido.

    Cuando lo vea me he de quitar la duda a la pregunta
    ¿quienes no estan siendo objetivos al evaluar Shingeki no Kyojin, los que lo ponen en los altares, o los que lo colocan en el rincón?

    • Pues ¿ves? Eso es precisamente lo que nunca se debe hacer. No se puede valorar una serie sin verla y de oídas. ¿Cómo sabes lo de que carece de “sustancias intelectuales y espirituales a niveles notables” si no la has visto? Bueno, pues dos “pildoritas”. Primera, los tres muros del asentamiento humano posiblemente estén basados en la muralla que Teodosio II construyó para Constantinopla. Y segundo, cuando se disponen en forma de cuadro para distraer a los titanes disparándoles con rifles… en realidad imitan la manera con la que Wellington acaba con la caballería de Napoleón en Waterloo.

      ¿No te parece curioso sostener esa teoría si la serie contiene pinceladas como ésas? Y Mushishi es un buen anime, pero no el mejor y para mí éste lo supera. Y por favor, según qué valoraciones, con argumentos sólidos y fundados y el “otro me ha dicho que…” me parece que no lo es.

      Un saludo.

    • Pero que dices? Como puedes saber si te gusta algo sin haberlo visto? No tiene sentido. Rocky IV es una sobredosis de testosterona, pero esta serie no lo es. Tiene accion, humor, terror, emocion y hasta romance. Deberias saber de lo que hablas antes de comentar.

      • No te molestes en responderle que este caballerete está baneado. Empezó a dejar comentarios estúpidos acerca de él no necesitaba ver nada para saber cuándo un anime era bueno o malo, supongo que porque es un iluminado del Espíritu Santo y, viendo que sólo quería trollear, pues…

        Un saludo.

  8. No lo conocía, Javi, pero sin duda me has dado todas las ganas de verlo. Aunque ahora no tengo tiempo, me lo anotaré y lo veré en cuanto pueda, pues no puedo dejar pasar un anime que produce todas esas emociones y cuenta con un argumento sólido.
    Besos.

  9. Ya se ven mas reviewss de este super anime.
    A mi la verdad me gusto mucho Shingeki no Kiojin pues tiene una wow animación. Tiene muchos personajes muy pero muy carismaticos. Sabe estrellarte con sus emocione.
    Pero honestly, yo como que le veo mucha lata. Se que esta incompleto pero arrastro mucho al comienzo para aflojar demasiado cuando ahi tenía que estar atentis. En eso que muyy decepcionada.

    no se como saca Philosopher que el argumento esta flaquito. Pero coincidencia o spoiler que recibió, en eso si que le doy la razon. HDP que me chocan los rellenos.

    pero con todo y eso,, yo veo a Shingeki No Kyojin como una aventura llena de accion y super tomas.
    ahhh ni muy exigente y ni muy blada. Wolf le pone 8.

    next reviews

  10. Qué pasada de análisis. Me has hecho revivir con él toda la acción y la calidad de esta pedazo de serie. No me había fijado en que Eren en titán es Shinji en su mecha, pero ahora que lo dices tienes razón. Los combates son rapidísimos y muy freneticos. Ojalá haya pronto una segunda temporada. No es lo mismo verla por la serie que leerla en el manga.

    • Es que las batallas pierden mucho en los mangas, donde hay que representarlas con imágenes estáticas. Por eso esta clase de guiones necesitan un formato audiovisual para alcanzar su plenitud. Y en este caso, es que son frenéticas. En fin, esperemos que la segunda temporada llegue pronto a nuestras manos :3.

      Un saludo.

  11. La verdad yo he visto demasiado anime desde la letra 1 A -Z pero este anime me impacto cuando lo vi por primera vez. No pare hasta que lo termine. Es un gran anime y me dejo muy intrigado. Yo creo que tiene mucho potencial y que va ser un exito en el futuro y espero que se produzcan nuevos episodios porque este anime me fasino y las batallas wooooooooooo fueron geniales y me gustaria ver a Mikasa con Eren.

  12. La primera vez que escuche SNK fue el año pasado, cuando anunciaron la adaptación del manga al anime. Sin embargo, como muchos otros, no encontraba ningún placer en ver esta serie, pues habido muchas otras que han prometido demasiado y lo único para lo que me han servido es para causarme indigestión. De hecho no he visto el anime, pero de lo que si puedo dar testimonio es de haberme leído el manga hasta el ultimo capitulo que salió este mes.

    Para mi, Shingeki no Kyojin es una serie inflada en términos de fama. El argumento central de la serie me ha parecido mal trabajado: en lugar de arrojar luz progresiva sobre el misterio de los titanes y la historia humana, el autor permanece en silencio acerca de lo que ocurre, dejando al espectador desorientado y como en una especie de limbo. Esta bien que se mantenga el suspenso, pero se vuelve tedioso el esperar pacientemente por una explicación que nunca llega, prolongando artificialmente esa situación de desconcierto.

    Si bien considero que el hilo argumental es pobre en muchos aspectos, lo que me gusto del manga fue un único elemento: el miedo. He visto pocas series donde el temor y la angustia sean expresadas con tanta vividez, donde sea palpable la cobardía y la desesperación de una víctima al ser devorada por un depredador, es decir el miedo primario. Al ver este manga, puedo recordar los cuadros de Goya o las sagas de la mitología escandinava que expresan el miedo en forma de seres gigantescos, que rompen los limites de las proporciones y causan terror y sobrecogimiento. Ese sentimiento se encarna en los personajes y es vivido por ellos: miedo a los desastres naturales, miedo a la muerte, miedo a los animales que acechan en los bosques, miedo a los que te violan y devoran, pero sobretodo, es miedo a lo desconocido, a lo que nos precede y a la breve existencia del hombre. El miedo modela a las sociedades, hace que creen muros y armas para defenderse de sus atacantes y eso sin duda es lo que me ha gustado.

    • Buenas Mann Nichts.

      Si has leído la review, te habrás dado cuenta de que sólo hago mención al manga de una manera meramente testimonial. En realidad el anime transcribe su historia y su trama, pero le da una emoción y un frenetismo que de ningún modo puede apreciarse o reproducirse en un medio impreso. De hecho, si me lancé al análisis de la serie fue porque ya hay al menos un tramo cerrado perfectamente analizable y que nos permite formarnos una opinión más o menos fundada de él.

      El manga se ha publicado con mucha parsimonia, pero probablemente empezará a agilizar sus apariciones debido al éxito de la franquicia. Pero de cualquier forma se ven en él fallos clamorosos y de entre ellos sobresalen dos. El primero es que Isayama va aprendiendo sobre la marcha y a medida que los capítulos se suceden, va cogiendo soltura y sus ilustraciones van ganando complejidad, pero hay momentos en los que parece un novato. Y la segunda, el desarrollo de la trama es muy lento. La serie, por contra es un prodigio de la técnica (insólito en un estudio primerizo como Wit) y el guión está realmente bien distribuido.

      Por lo tanto, estamos hablando de dos mundos muy diferentes y que no está claro que sigan reconciliados en el futuro. Creo, por lo tanto, que deberías ver el anime antes de verter dichos comentarios, dado que se basan en impresiones relacionadas con el cómic que, repito, es muy inferior a la serie de televisión.

      Un saludo.

      • Debo admitir que expresar una opinión negativa sobre un producto que he visto a medias, al menos en su versión animada, es algo que no se debe hacer en términos de critica bien fundamentada. No obstante, debido a un cierto hastío, que recientemente se apodero de mi, me siento renuente a ver cualquier tipo de anime. De todos modos, si es posible decir que esta es una serie memorable en términos de representación, aunque no haya concluido su historia todavía…

  13. Muy buenas, hace tiempo que sigo tu blog, o al menos reviso lo que vas publicando. Es agradable comprobar que todavía hay gente aficionada a este género con criterio y personalidad, y que no todos son simples niñatos que se tragan cualquier mierda que se les echa en cara.

    Lo cierto es que coincido contigo en que el anime lleva años en decadencia y sin atisbo de levantar cabeza. Supongo que el problema hay que buscarlo en ambas partes: no sólo en los creadores de semejantes bazofias, sino también en un público cada vez menos exigente e idiotizado que se conforma con cualquier bodrio. Por eso me llamó la atención el título de la reseña, al catalogar SNK como el renacer del género. Tras haber completado lo que parece la primera temporada de la serie, comparto la opinión del compañero que cree que esto son palabras que le quedan demasiado grandes, o como mínimo la intención con la que tú lo has dicho. Para mí es un anime que no pasa de interesante o decente, y que va de menos a más.

    A pesar de que tiene un argumento interesante. los diferentes tópicos a los que recurre le restan demasiada calidad al producto final. Unos tópicos que llevan haciendo huella en el anime desde hace años y de los que difícilmente se va a librar. Me refiero, por ejemplo, al excesivo dramatismo con que se dota a todas las escenas con una importante carga emocional. Sin ir más lejos, en el primer episodio tenemos una buena muestra de ello con la muerte de la madre de Eren, o cuando el Cuerpo de Reconocimiento le comunica a la madre de un joven que su hijo a muerto en combate. ¿Realmente es necesario incrustar esos alaridos ensordecedores? Esto, lejos de involucrarme en lo que estoy viendo, me hace adoptar una posición distante respecto de lo que se narra. Por ejemplo. Monster, a pesar de que en muy contadas ocasiones también peca de este defecto, logra transmitir emociones de forma mucho más efectiva con un tratamiento facial nunca antes visto y sin necesidad de tanta parafernalia. Por otro lado, lo del joven que busca conseguir un sueño sin a priori buenas aptitudes para ello está también más que visto, pero supongo que se acepta al ser un shonen. Otro aspecto que deja bastante que desear es el diseño de algunos personajes, en especial el de los tres protagonistas. Cualquiera de ellos podría pasar como civil masacrado en alguno de los ataques protagonizados por los titanes. Y por lo que respecta a las escenas de combate, tampoco creo que sean nada extraordinario, aunque es cierto que el uso de la cámara y de los planos está muy logrado. En definitiva, detalles que acaban lastrando la experiencia global.

    Supongo que de haber visto este anime con 14 años mi opinión sobre él sería bastante más favorable, pero después de madurar y de haber disfrutado una joya incomparable como Monster, lo cierto es que uno ya no acepta tan fácilmente según que cosas, como el sistemático uso manidos tópicos que restan mucho realismo a la historia. Simplemente me ha parecido curioso que alguien con tu criterio “sobrevalore” de forma tan exagerada una serie que, de haberse creado unos años antes, sería una más del montón.

    Un saludo.

    PD: me ha llamado la atención la comparación de de SNK con Game of Thrones, puesto que en la segunda sí que se transmite la sensación de que ningún personaje es invulnerable, ni siquiera los protagonistas, mientras que en la primera los principales son intocables (incluso cuando Eren cae a manos de un titán intuyes que algo más se está cociendo).

  14. La mejor serie que he visto en muchos años. Coincido con lo que se comenta por aquí sobre el poder del miedo en la serie. Esa escena de un soltado volándose la tapa de los sesos es muy aclaratoria al respecto. Lo malo es que sabe a muy poco. Tengo muchas ganas de saber como evoluciona la historia de los titanes y lo que pasará con Eren y su misteriosa llave.

  15. Recientemente he descubierto tu blog gracias a esta entrada y tengo que decir que es fantástico. Yo también creo que hace mucho que no se publica nada de calidad y SnK es lo primero que me llama la atención en años. Es redonda. Buena animación, buena BSO, buena historia. No hay nada que le falle y como bien dices, la velocidad en sus combates es salvaje, aunque a mí no solamente me recordó a Evangelion sino también a Spiderman por aquello de los ganchos y las telarañas. Genial. Y oye, vaya una calidad en el análisis. Se nota que trabajas mucho tus escritos.

  16. Bravo. Es el mejor análisis de los que he leído sobre la serie. Riguroso, científico y sin dejar nada por citar. Yo al principio tenía mis dudas sobre ella. Pensaba que era una Narutada, pero fue ver el primer capítulo y no parar. A ver si la segunda temporada está a la altura de la primera. Y pienso lo mismo que Hayate. Me recordaron mucho a Spiderman, pero ésta tiene mucha más emoción.

  17. Muy conforme con lo que dice el bloguero, aunque no estoy de acuerdo en que el manga sea tan malo. Al principio extrañas un poco si estás acostumbrado a la serie, pero después se hace llevadero. Espero que lo licencien como lo han hecho con la serie.

  18. Pingback: Hal, la historia del amor prohibido entre el hombre y su recuerdo | Drakenland / El lobo zamorano

  19. Muy buen analisis…aunque no haya estado muy a favor de otras criticas tuyas (y es que me lei como 10 otras) creo que en esta estoy deacuerdo con todos los parrafos xD.
    Luego de ver varios animes sin fir de analizar en profundidad, solo con el objetivo de matar el tiempo y relajarse, al fin encontre esta joya llamada “Shingeki no Kyojin” que realmente te atraia a tal punto de dejar todo lo que haces y ponerle toda la atencion que se merece.
    Concuerdo en que el dibujo del manga es muy pobre, pero cuando se lo va leyedo este deja de importar en lo absoluto.
    Espero que la adaptacion al anime se tome su tiempo (mas vale calidad que cantidad) para asi degustar de la continuacion de esta gran historia que hasta el momento va por muy buen camino.
    Ah…!! y algo que olvidaste mencionar es el soundtrack, que para mi, es uno de los mejores que haya escuchado en estos ultimos años, muy comparable a mi parecer a FMA….

    Saludos.

  20. Dath. Que serie recomendarías ver a alguien que por primera vez se inicia en el mundo del anime. Cual sería tu top 5 en series de anime .?

  21. Buenas tardes,

    soy nuevo en esto, la verdad he visto muy pocos animes, entre ellos evangelion, death note, FMA, y en este caso AoT, y los clásicos, tenía años sin ver un anime y por alguna razón AoT llegó fuertemente a mis oidos y es raro ya que tengo poco contacto con gente que le guste el anime, quería pedirte una recomendación he estado leyendo y parece que AoT es único en el estilo de drama que maneja, sinceramente me quede completamente hundido en la historia y trato de encontrar un anime que tenga esas caracteristicas, empecé a ver Claymore pero es muy lenta y no se compara, he visto unas reseñas de un anime llamado Berserk pero me gustaría saber si me puedes recomendar un anime que tenga un tipo de historía como las ya antes mecionadas, espero puedan ayudarme, les recuerdo que soy nuevo así que disculpen si hago comparaciones que puedan ofenderlos.

    Saludos

    • Hola Hugoswi

      Berserk es muy antiguo y no te va a gustar y Claymore empieza bien pero acaba horriblemente mal (cosas del manga). ¿Has probado con Scrapped Princess?

      Un saludo.

  22. Vaya articulazo, eres el único que hasido capaz de poner en palabras la grandeza de esta serie. Que pena que el manga sea tan cutre pero la historia lo compensa. Felicidades por el articulo.

  23. Yo le daria un 10. Mikasa es la mejor protagonista del manga y el combate contra la titán mujer es salvaje. De lo mejor. Una gozada.

  24. Pingback: Kill la Kill, destruyendo la tiranía de la moda de la mano de Trigger | Drakenland / El lobo zamorano

  25. Es un goce encontrar a alguien que realmente sabe lo que está hablando cuando se trata de manga y de anime. Te he descubierto por este artículo porque me encanta SNK, pero otros de los que tienes por aquí tienen el mismo nivel o incluso superior. Definitivamente, que sabes cómo hablar de un tema y que sea adictivo.

  26. Es un artículo excelente. El mejor que he leído sobre shingeki no kyojin. Yo también espero con impaciencia la segunda parte, aunque no me corre prisa. El manga es sensacional.

  27. Empecé a verla hace un par de meses, llegué hasta el cap 13 y me aburrió, le di una segunda oportunidad y me fumé nueve capitulos en dos noches. Junto con Madoka y Fate/Zero, ha sido una de las pocas cosas loables y que valen la pena de estos ultimos tiempos que haya visto (me recomendaron psycho pass, pero aun no puedo opinar pues no la he visto) Sin embargo, personalmente no coincido con la nota, me parece demasiado alta,bastante. Se ve que no es del montón la serie, pero, ¿no podía tener personajes más exasperantes? Todos viven llorando y con los ojos oscuros, paralizados por el miedo. Demasiada tragedia se me hace antinatural, los personajes son ellos mismos creo que en los primeros tres capitulos y despues todo se va al carajo.Demasiado deprimentes, demasiado emo para mi, son muy ´japonesamente´ exagerados con sus emociones negativas. Las unicas que no me exasperan ni disgustan en ningún momento son Mikasa y la rubia narigona (No me acuerdo su nombre,¿Amy?) los demás ,o no tienen razón de ser más que morir en dos capitulos más, o se dedican a hacer soliloquios que duran la mitad del capitulo acerca de la desgracia que es la vida. Por lo demás, muy llamativo, me encantó la aparición de la titanide (aun no termino de verlo, pero creo que es obvio que debe ser la mencionada narigona :P) y la pelea de Eren contra ella, o el hecho de que los titanides en verdad sean humanos. Yo le doy entre 7,5 y 8. Saludos!

  28. El mejor post que he leido sobre Shingeki. Es bueno leer cosas argumentadas que se fijen en lo que es en si la serie y no en el yaoi y en dibujos de Levi en plan homosexual como hace la mayoría. Gracias por hablar tan bien del mejor anime del momento.

  29. Comencé a leer el manga hace poco, al terminarlo y ver la serie lo único que lamento es que sea una publicación mensual, por lo que tardara mucho en acumular material suficiente para una nueva producción importante (no OVAS), ciertamente captura algo en todos nosotros, y cómo toda obra maestra refleja a cada aspecto de la sociedad emetizándolo de forma cruda y cruel, parecería más una crítica al conformismo y las paredes que construimos, al mismo tiempo frustra y empapa la desesperación por vivir. Ciertamente como bien mencionas en la conclusión, nos encontramos con un “Quijote” de la buena época del anime. No por nada algunos lo consideran el manga que salvo a Kodansha de 18 años de pérdidas. Por último, el único deseo es que esta obra saquen cientos de universos paralelos y subproductos en lugar de colocarle relleno, ya el autor a la fecha ha mencionado verse obligado a cambiar el final brutal que tenia planeado, por respeto a su audiencia.
    Recomendare su página excelente reflexión.

  30. La verdad es que estoy bastante de acuerdo contigo en prácticamente todo lo que has dicho. Shingeki no kyojin es simplemente…. una obra maestra. Hacía mucho tiempo que no me sentía así con respecto a un anime PEROOO (y aquí es donde discrepo un poquillo) no es el único buen anime que ha visto la luz ultimamente. Hay muchos animes buenos que pasan desapercibidos o que alcanzan un éxito moderado.
    A mí me gusta mucho el anime y, aunque la mayoría de mis favoritos son clásicos, hay animes recientes con buena animación, buena trama y gran calidad. Por lo menos eso es lo que creo.

    Otra cosa en la que discrepo (y sé que con esto no soy racional porque es uno de mis animes favoritos) es que las batallas de SNK son peores que las de Bleach. Ambos forman parte de mis animes favoritos y ambos tienen también muy buenas batallas. Claro está, las batallas de ambos animes son muy distintas porque no tienen nada que ver el uno con el otro. Pero por ejemplo la batalla de Ichigo contra Ulquiorra es tremenda y una de las mejores que he visto en mi vida.

    Por lo demás, muy de acuerdo contigo. Solo decir que no sé si podré esperar a que hagan la nueva temporada. Puede que, ahora que Isayama está mejorando y sus trazos son más coherentes, siga el manga.

  31. Coincido contigo, el Ataque a los Titanes es la primera serie anime que veo en muchos años y que realmente me atrae. Menuda diferencia con SAO o Code Geass, que me aburrieron. Se nota que sabes de anime.

  32. Entre tanta fangirl de Eren y pajero con Mikasa, se agradece encontrar al menos alguien que la haya analizado seriamente y que encima el análisis esté bien escrito. Eres el que mejor ha captado esta serie. Se nota que sabes de lo que hablas.

  33. Pingback: Aldnoah.Zero (Parte 1), el universo mecha según Urobuchi | Drakenland / El lobo zamorano

  34. Pingback: Terra Formars, la cruzada contra las cucarachas genocidas | Drakenland / El lobo zamorano

  35. ¿Entonces los de Wit Studio pertenecen a Production I.G?

    De todas formas yo creo que los seiyuus también hacen mucho por la epicidad del anime.

    • Sí y no. La estructura societaria de Wit es similar a lo que aquí en España se conoce vulgarmente como “Segunda Marca”, es decir, una sociedad con cierta autonomía en el desarrollo de su objeto social pero a su vez dependiente de otra empresa más grande. Por ejemplo: Dacia es una “Segunda Marca” de Renault en el mercado español. ¿El motivo? Normalmente repartirse mejor el mercado por llegar así a un público más amplio o tener para la sociedad de menor tamaño el salvavidas de la mayor en el caso de que las cosas vayan mal, pero vamos que hay de todo en función de la casuística (eludir legislaciones antimonopolísticas u obtener ventajas fiscales). Wit nació del capital de Production I.G. y, se mire por donde se mire, no hubiese podido desarrollar ni un solo corto de no haber sido por P.I.G. pero en teoría es autónomo. Son cosas un poco complejas de explicar para los que no están habituados al ámbito del Derecho Mercantil, pero vamos que es muy común esa situación, aunque al no conocer cómo funciona ese tema en Japón y su legislación en materia de Sociedades de Capital y Competencia, no puedo darte explicaciones más profundas.

      Un saludo.

  36. Pingback: La Isla de Giovanni. Una muerte a la sombra de las Kuriles | Drakenland / El lobo zamorano

  37. Pingback: Orange, reinventando el Shoujo con el Seinen de la mano de Ichigo Takano | Drakenland / El lobo zamorano

  38. Con pocos episodios es uno de mis animes favoritos. He gozado Samurai X, Macross, Neon Génesis Evangelion, El Puño de la estrella del norte, y Ataque a los titanes ya esta en ese nivel para mí.

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s