Mahou Shoujo Madoka Magica, la antítesis del género de las Magical Girls

Puella Magi Madoka Magica

“No hay manera de expresar cómo me siento ahora mismo. Debido a que yo… ¡yo vivo en un tiempo diferente al tuyo! Vengo del futuro y te he conocido una y otra vez. Tantas como te he visto morir. Y siempre me pregunto ¿cómo te puedo salvar? ¿Cómo puedo cambiar tu destino? Y vuelvo a empezar una y otra vez buscando una respuesta. Lo siento, tú no lo entiendes. Sólo he conseguido hacer que te sintieses mal ¿verdad? Para ti yo sólo soy una estudiante a la que conociste este mes. Pero tú para mí… tú para mí eres… Todo el tiempo que he pasado contigo una y otra vez… No hay palabras para lo que siento. Aunque me haya perdido en el camino. ¡Yo te salvaré!”

Tal y como prometí, octubre iba a ser un mes en el que al menos publicaría una review que tenía proyectada, y finalmente aquí está. Lo cierto es que me encuentro muy atareado por muchos y muy diferentes motivos, aunque el fundamental es el evidente. A un horario loco de clases se unen las dos horas que tengo que emplear en desplazamientos entre Zamora y Salamanca, estudiar y, por supuesto, las dichosas prácticas. Ésas que se acumulan y acumulan y me hacen sentir como una especie de Sísifo del siglo XXI condenado a hacer un trabajo inútil para volverlo a empezar una y otra vez.

Dado que había hablado recientemente de Psycho-Pass, parecía evidente que era necesario comentar también el anime que convirtió a su guionista, Urobutcher, en un ídolo en el Imperio del Sol Naciente, a pesar de que el mismo tiene ya dos años de antigüedad y que tal vez tenía entre manos otros proyectos más interesantes a la hora de reseñar. Pero los últimos análisis unidos al lento pero inexorable auge que esta franquicia ha experimentado a lo largo de 2012 y 2013 me han llevado a la decisión de analizar esta particular serie de nombre mutante en cada boca que lo pronuncia pero que todo el mundo apocopa en “Madoka Mágica”.

Aclaro también que finalmente me he decidido a escribir algo en noviembre con lo que más que un parón en la actividad del blog, ésta se reducirá considerablemente hasta Navidades, pero habrá actualizaciones y, más o menos, ya tengo decidido los temas de los que voy a hablar, a pesar de que, evidentemente, es pronto para adelantar acontecimientos. Así pues, y sin más dilaciones, procedamos a desentrañar los entresijos de esta poco o nada habitual serie de un género tan olvidado como el de las Magical Girls y que supuso una de las pocas sorpresas medianamente agradables que nos brindó el desastroso 2011. La de los “Ángeles de Kyubey”.

Sigue leyendo