Dareka no Manazashi, el lado más hogareño de Makoto Shinkai

Dareka No Manazashi

Sumidos ya en el frío invernal propio del mes de diciembre, hacía ya casi medio año que no le dedicaba ninguna entrada de pequeña extensión a un corto de animación japonesa. Por lo tanto éste se me antoja un momento ideal para hacerlo de la mano, como no podía ser de otro modo, de Dareka no Manazashi (だれかのまなざ) también conocido como Someone’s Gaze fuera de las fronteras del Imperio del Sol Naciente y que constituía el regreso de Makoto Shinkai a sus orígenes, después de su desastroso Hoshi o Ou Kodomo. Un hecho que me hizo reflexionar sobre si debía o no analizarlo brevemente conjuntamente a Kotonoha no Niwa o esperar. Pero previendo que estaría muy atareado durante el presente curso, decidí posponer esta breve review hasta estas fechas, mientras preparo otros proyectos de mayor empaque con vistas al final de la presente temporada.

Tal y como comentábamos al comentar El Jardín de las Palabras el anuncio de dicha película en las Navidades de 2012 coincidió con el de la realización de un cortometraje que iba a ser exhibido en la “Proud Box Kanshasai”, una feria dedicada a la vivienda, a propuesta del consorcio empresarial “Nomura Real Estate Group” que contaría de este modo con un particular gancho publicitario en el evento. Una faceta de la comunicación esta última en la que el Orson Welles de la animación japonesa es ya uno de los profesionales con mayor experiencia en el sector, al contar con una generosísima cantidad de spots publicitarios de enorme calidad emitidos en las televisiones japonesas y de los que tal vez hablaremos en un futuro.

Su éxito y acogida fue tan inesperado como sorprendente. Apenas un mes más tarde de que el mundo supiese de la existencia de esta novedad, el anunciante ya mostraba en su página web el trailer de la producción que, a pesar de su naturaleza publicitaria, se convirtió rápidamente en uno de los fenómenos del año en la red, por lo que Shinkai decidió que Kotonoha no Niwa fuese proyectada junto a Dareka no Manazashi en los cines nipones que la tuviesen en cartelera, llegando a tal su aceptación que pasó a estar disponible para iTunes el 31 de mayo de 2013 (fecha de su estreno en la gran pantalla). Finalmente, en septiembre de ese mismo año, los impulsores del proyecto ponían a disposición del gran público la cinta a través de su canal en Youtube, haciéndose de ese modo accesible para el resto del planeta.

Dareka no Manazashi

Cartel promocional de Dareka no Manazashi

La producción de la misma recayó sobre su propio estudio, CoMix Wave Films, como suele ser habitual en el autor, aunque asistidos en esta ocasión por las empresas NEST, TYO M1 Production y The Answer Studio Co., Ltd. Sin embargo, tal acumulación de capital no se tradujo desafortunadamente en una mejora en la calidad técnica del conjunto. De hecho el nivel del mismo está a la altura de Kumo no Mukou, Yakusoku no Basho (The place promised in our early days); bueno por lo tanto pero ampliamente superado por cualquiera de sus cintas posteriores.

Tal y como ocurrió en The Garden of Words, tampoco en esta ocasión Tenmon se encargó de la banda sonora, delegándose dicha función en la cantautora Kazusa que interpreta el tema central de la pieza, “Sore de Ii yo”. Una delicia musical acompañada por la narración de Fumi Hirano, conocida por prestarle la voz a Lum, en Urusei Yatsura, a la que se suma la presencia de Satomi Hanamura, quien interpretó a la melancólica Kanae en Byousoku 5 centimeter y que en esta ocasión hará lo propio con Aya Okamura (A-Chan) junto al veterano Shinji Ogawa, que doblará a su padre, completándose así el reparto de seiyuus que constituirán lo tres centros de gravedad sobre los que oscilará una trama escrita a medida de su creador.

Con el habitual lirismo de lo cotidiano al que Shinkai nos tiene acostumbrados, la pieza que tenemos entre manos narra, entre trenes de cercanías, gatos somnolientos, llamadas a destiempo y pianos melancólicos, la historia del amor paternofilial entre una joven y su padre. Una pareja común obligada a cuidar el uno del otro después de que su madre los dejase solos para irse a vivir al extranjero para trabajar como médico.

Satomi Hanamura & Kazusa

Satomi Hanamura al lado de un cartel de “5 Cm por segundo” (izquierda) y la cantante Kazusa (derecha)

La estructura del guión prescinde del esquema de “planteamiento, nudo y desenlace” para comenzar en torno a la mitad de su historia. Un momento en el que los dos protagonistas se hallan separados física pero no mentalmente, ya que por fin la pequeña, ya convertida en mujer, puede entender el mundo de un progenitor que hasta aquel momento le había sido lejano y desconocido. Una niña para el que aquel hombre mayor que ella y con el que se siente enigmáticamente unida empieza siendo una especie de dios que, posteriormente, es degradado a la categoría de simple mortal por el que incluso comienza a sentir cierto desprecio para acabar queriéndolo incluso más que cuando acababa de nacer.

El tema es tan recurrente como habitual en cualquier género narrativo; el progenitor y la tortuosa relación de amor-odio que nos une con él tanto en vida como en muerte. Sin embargo, representar un tema tan complejo en apenas siete minutos se me antoja un desafía un tanto difícil incluso para un genio tan agudo como el de Shinkai. Efectivamente, se trata en realidad de una alegoría sobre el hogar y cómo éste no es defino o delimitado por su forma, muebles o ubicación, sino las personas que lo habitan y conforman y las pequeñas aventuras que en él viven. En otras palabras, no pretende transmitir una historia sino simplemente un sentimiento… una emoción. Un objetivo bello, pero insuficiente.

Estamos ante una apuesta interesante pero difícil de captar en toda su esencia dado que intenta ser a un tiempo un cortometraje y un anuncio sin ser en ningún momento ni una cosa ni la otra al faltar lo más importante, un remate final que dé un sentido a todo lo visto. Su final carece de fuerza… o al menos de la profundidad que debería. Una especie de coito que promete un orgasmo que nunca llega y que acaba por materializarse en una profunda decepción, pero no porque el producto sea mediocre, sino por defraudar las expectativas del espectador. Una obra, en resumen, correcta sin más, aunque involucionista desde el punto de vista de la calidad de su autor, aceptable como obra underground pero floja para una producción tan ambiciosa y que gozó de tantos recursos como ésta.

NOTA: 6

7 comentarios el “Dareka no Manazashi, el lado más hogareño de Makoto Shinkai

  1. Hola, Javi, tanto tiempo sin pasarme por aquí.
    Me gustó y me emocionó un poco, pero es verdad, el final no tiene mucha fuerza. Debería haber durado más, pues plantea una situación que requiere más para resolverse. Eso sí, la banda sonora es preciosa.
    Besos.

    • Dichosos los ojos señorita, que llevo cerca de un mes sin saber nada de ti. Ya me contarás qué tal te ha ido con el final del curso allá en el Hemisferio Sur :3

      Un abrazo.

  2. Pues me ha gustado mucho. Y eso que yo no soy mucho de animación oriental. Me ha despertado el gusanillo y este puente veré la de Viaje a Agartha. Espero que no sea tan mala como dicen.

  3. Me ha parecido un vídeo maravilloso. Me recuerda a mí cuando me fui de casa y lo que echaba de menos a mi padre. Las hijas estamos más unidas a él que a la madre. Creo que Makoto Shinkai es un autor extraordinario. Siempre consigue llegarme con todo lo que hace. Pero coincido con vosotros en que no tiene demasiado sentido el final.

  4. Pingback: ZKai: Cross Road. Aprendiendo a distancia en compañía de Makoto Shinkai | Drakenland / El lobo zamorano

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s