Tengen Toppa Gurren Lagann, el taladro con el que Gainax perforó los estereotipos del anime

Tengen

La gente se pregunta ¿qué soy yo? ¿Qué es la vida? ¿Qué es el espacio? Morirán sin haber encontrado respuesta a estas preguntas. Tal es el destino de la Humanidad. Una vez vi un paisaje que inspiraba una modesta tranquilidad y una pequeña esperanza. Y cuando fue pisoteado, hubo un hombre que se alzó en contra. En su mano había esperanza; la esperanza de la evolución. Haciendo acopio de fuerzas, el hombre luchó y aprendió lo que era la desesperación. La gente se pregunta ¿por qué luchar? ¿Por qué matar?¿Por qué destruir? Morirán sin haber encontrado respuesta a estas preguntas. Tal es la dicha de la Humanidad. Estúpidos Humanos. Temblad ante mi poder ilimitado. Postraros ante un terror y una desesperación como jamás habéis conocido, ante el nombre del Rey Espiral. Yaced en las profundidades de la muerte, mi estúpida tribu. Tal es el destino de este planeta”

Dije desde el principio de esta bitácora que tal vez algún día analizaría esta serie, aunque de hacerlo lo haría en tono irónico, lo que en mi idioma significa con poco texto y párrafos plagados de sarcasmos con la clara intención de destrozarla de forma cruel y despiadada. Sin embargo, la avalancha de peticiones que he recibido a lo largo de 2012 y especialmente 2013 de gente que pedía a gritos una review seria sobre ella han conseguido que finalmente ceda a la presión y proceda a desmenuzarla como si de un gran título se tratase, y no como he procedido a hacerlo con algunas de las atrocidades que he reseñado a lo largo de los tiempos y con las que no merece la pena perder ni cinco segundos de una existencia.

En honor a la verdad, el año que dejamos atrás no fue finalmente tan malo en cuanto a series como lo habían sido los cuatro anteriores. Pero incluso así, el nivel general de sus producciones ha sido verdaderamente bajo y es lógico, como os podréis imaginar, que no prestase tanta atención a las novedades como hubiese sido deseable entre eso, la falta de tiempo y lo que es peor, la ausencia de ganas motivadas por lo evidente: a lo largo de estos días de Navidad, mi vida se está resumiendo en una palabra: estudiar. Aunque entre apuntes, trabajos y demás quehaceres he conseguido sacar algo de tiempo para elaborar esta pequeña reseña que ahora tenéis en vuestras manos.

Excuso decir que ésta es mi manera de felicitaros el año nuevo que, por alguna razón, presiento que va a ser fantástico y espero no equivocarme. La verdad es que afronto este 2014 con muchísima ilusión y espero que para todos vosotros sea también redondo, aunque es todavía pronto para vender la piel del oso cuando ni siquiera ha empezado la cacería. Así pues, vamos con lo que verdaderamente nos preocupa a todos como lo es la historia del peculiar par de “hermanos” que sacaron a la Humanidad de su cautiverio milenario en el subsuelo.

Ficha Técnica

Gurren Lagann, también conocida por el nombre completo de Tengen Toppa Gurren Lagann (天元突破グレンラガン) es un anime de 2007 compuesto por 27 episodios pertenecientes al género de Mechas y de Ciencia Ficción, basado en un guión original de Kazuki Nakashima y dirigido por Hiroyuki Imaishi para el estudio GAINAX. También dicho equipo fue el responsable de las dos películas basadas en la franquicia llamadas “Childhood’s End” (El Fin de la Infancia) y “The Lights in the Sky are Stars” (Las Luces del Cielo Son Estrellas) estrenadas en 2008 y 2009. Por su parte el manga, basado en la misma historia, está dibujado por Kotaro Mori y se compone de 10 volúmenes publicados durante su andadura comercial por varias revistas.

Argumento

Desde cientos de años atrás, la Humanidad vive confinada en el subsuelo terrestre. Generación tras generación, los líderes de las ciudades subterráneas habitadas por hombres les han transmitido a sus habitantes el mandato heredado de sus ancestros de no traspasar jamás la cúpula que los separa de la superficie. Una ley de la que nadie sabe a ciencia cierta su origen ni tampoco sabe justificar de modo convincente. Pero una cosa está clara respecto a la misma: nadie se atreve a violarla.

En ese mundo distópico, el joven Kamina lucha por atravesar todas las barreras que se interpongan en su camino para sentir en su piel el calor del Sol. Un sueño loco que choca frontalmente con las severas normas con las que el líder de Giha,su aldea, mantiene a raya a cualquier intento de consumar las estúpidas ideas que le rondan por la cabeza a aquel alocado e impulsivo muchacho que, en realidad, sólo es seguido por un niño; un pequeño y asustadizo joven llamado Simón del que todo el mundo se burla.

El pasatiempo de este pequeño es simple: cavar túneles. Una afición que provoca que siempre luzca un aspecto sucio y desaliñado y que las chicas de la ciudad se rían de él adjudicándole el mote burlesco de “El excavador”. Aunque, un día, en mitad de una de sus jornadas de trabajo, encontrará un pequeño taladro que parece ser la llave para poner en funcionamiento un extraño mecha compuesto únicamente por una cabeza que se encuentra a su vera. Un encuentro fortuito que, acompañado de la aparición de una misteriosa chica “caída del cielo” llamada Yoko, cambiará para siempre el destino de la raza humana.

Opening

  1. Sorairo Days” compuesto por Katsuhiko Kurosu e interpretado por Shoko Nakagawa

Endings

  1. Underground” compuesto por Takahashi Taibou e interpretado por High Voltage
  2. Happily Ever After” compuesto por Meg Rock e interpertado por Shoko Nakagawa
  3. Minna no Peace” compuesto por Kacchan e interpretado por Afromania

Personajes

SimonTTGLSimon: Nacido en la ciudad subterránea de Giha, la infancia de Simón ha transcurrido en el subsuelo cavando túneles con su inseparable taladro. Una pasión que le ha hecho valedor de el apodo de “El Excavador”, ganándose así las burlas de sus semejantes y, en particular, de las chicas de su edad, que se ensañan con su aspecto sucio y desaliñado. Toda su vida gira en torno a Kamina, un muchacho mayor que él al que considera su hermano mayor y que le da siempre la confianza que jamás ha tenido en sí mismo. Por ello se unirá a su causa para librar a la Humanidad de su prisión a kilómetros bajo tierra y, posteriormente, se convertirá en el líder de la resistencia humana contra la dictadura del Rey Spiral para ser después el primer gobernante del mundo libre. Aunque, tras toda una vida de lucha, el destino le tendrá reservada una cruel y desagradable sorpresa cuando sus deseos de alcanzar la felicidad estén a punto de colmarse.  

KaminaTTGLKamina: Primer líder de la resistencia de los humanos, su sueño desde que era niño ha sido abandonar la ciudad de Giha y explorar una superficie que, desde hace siglos, le ha sido vetada a la Humanidad. Esta actitud arrogante e insumisa enerva a sus mayores, que no paran de idear castigos contra él. Pero a pesar de sus fracasos, sigue una y otra vez empeñado en convencer a sus semejantes de la necesidad de rebelarse contra la situación que les ha tocado vivir. Aunque en realidad, su más fiel admirador es Simón, al cual anima una y otra vez con discursos motivadores cada vez que éste padece una de sus frecuentes crisis anímicas. Una vez fuera, y armado con un masamune, robará un Gunmen y reclutará, merced a esta táctica, un ejército capaz de plantarle cara al hasta entonces tenido por invencible Rey Spiral. Su posterior muerte marcará definitivamente a la resistencia, que, tras convertirlo en un ídolo, se embarcará en un viaje sin retorno cuyo único desenlace posible es la victoria. Más tarde, sus camaradas bautizarán con su nombre a la capital del nuevo mundo que surgirá tras la guerra.  

Nia TeppelinNia Teppelin: Risueña y de carácter ingenuo, esta joven, hija del Rey Spiral, será abandonada a su suerte encerrada en una cápsula después de que le preguntase a su supuesto progenitor el motivo por el cual había nacido. En ese momento, un Simón todavía afectado por la muerte de Kamina, la rescatará y se enamorará perdidamente de ella, por lo que intentará, no sin ciertos problemas, que sus compañeros de la resistencia la acepten como una más del grupo, aunque no sin ciertas dificultades. Años más tarde, ayudará a Simón a levantar “Kamina City” como el epicentro de la nueva civilización fundada tras la caída del Antiguo Régimen y, tras la finalización de tan arduo trabajo, el veterano excavador le propondrá matrimonio. Será entonces cuando el oscuro secreto que se alberga en su interior nazca para interponerse entre ellos.  

YokoTTGLYoko Littner: Procedente de la aldea de Littner, donde todos sus habitantes llevan su nombre como apellido, esta valiente y espectacular mujer de 16 años pertenece al minúsculo grupo de humanos que se atreven desde un principio a plantar cara al Rey Spiral, aunque sus esfuerzos hasta el comienzo de la serie habían sido en vano. Se trata de una francotiradora experta en el manejo de armas de fuego que progresivamente se sentirá atraída por Kamina y, tras su muerte, jamás volverá a enamorarse de ningún otro hombre. Ya como adulta, olvidará su pasado adoptando el nombre de Yomako y dedicará su vida a ser maestra de escuela. Aunque el talento de una mujer como ella no puede eludir la llamada del deber cuando es requerida para salvar de nuevo a la Humanidad.  

Rossiu AdaiRossiu Adai: Con un tortuoso pasado a sus espaldas, este muchacho se convertirá en el más fiel aliado de Simón en su etapa como guerrero, ocupando el lugar de Kamina en la fusión de sus diferentes Gunmen tras su fallecimiento. Pero su verdadera importancia se desarrollará en la segunda parte de la serie, cuando se convierta en el segundo del Gobierno de la civilización humana y en el artífice del milagro económico que experimenta tras su liberación. Sin embargo, la caída en desgracia de “El Excavador” hará que pase a ser el líder supremo de la Humanidad, cuyos pocos escrúpulos se harán ver cuando utilice a su antiguo aliado y amigo como cabeza de turco para calmar los ánimos de su pueblo. Pero está por ver si su habilidad como estratega militar está a la altura de su talento como gestor.

Viral TTGLViral: Miembro de la Unidad de Erradicación humana, este engendro mitad hombre y mitad bestia, será dotado por parte de el Rey Spiral de un cuerpo inmortal que hará de él uno de sus más fieros y temibles soldados, aunque en realidad su único y más claro objetivo es el de eliminar a Kamina, con el que le une una fuerte enemistad. Por contra, en la segunda parte de la serie se volverá aliado de Simón cuando ambos compartan cautiverio. Una situación que hará que las viejas rencillas se transformen en una alianza que dará a su vida un vuelco radical, hasta el punto de luchar a favor de una Humanidad a la que intentó exterminar en un principio.  

Leeron LittnerLeeron Littner: Apodado cariñosamente como “Ron”, este personaje de claras tendencias homosexuales es el mecánico de la aldea de Littner y en calidad de tal, será el primero en unirse a la facción creada por Kamina, Yoko y Simón con la intención de derrotar al Rey Spiral. No obstante, su intención real parece el firteo con los dos guerreros en un intento desesperado de cambiar sus tendencias sexuales. Irá progresivamente ascendiendo en la escala social, pasando de ser un simple chapuzas, a transformarse en el científico más reputado del mundo. En otro orden de cosas, como guerrero, su labor consistirá en coordinar las comunicaciones.  

Kittan BachikaKittan Bachika: Hermano mayor y más poderoso miembro de los integrantes de la banda “Black Siblings”, confundirá inicialmente a Kamina con un miembro de las fuerzas del Rey Spiral, lo que enrarece su relación con él. Aunque tras las asperezas iniciales, se convertirá en el que posiblemente fue su más fiel aliado en vida, pilotando el carismático Gunmen King Kittan. De hecho, profesará también esa lealtad a su sucesor, Simón, al que acompañará en su desgracia abandonando a Rossiu cuando éste ordene que lo ejecuten. Tal vez por esta fidelidad a la memoria del gran guerrero que le unió a la causa, jamás se ha atrevido a confesarle su amor a Yoko.  

SpiralTTGLLordgenome: Principal antagonista de la primera parte de la serie, este personaje es conocido por todos con el nombre de “Rey Spiral”, quien desde hace más de mil años ha regido el Planeta con mano de hierro al mando de la fortaleza de Teppelin. Aparentemente, su principal deseo es el de mantener al hombre bajo tierra, deteniendo de esta manera su evolución, pero la gran pregunta en torno a él es ¿por qué se empeña en retener a los humanos pero no en exterminarlos? Poco después de su caída se sabrá que el que todos consideraban como tirano despiadado, era en realidad el más fiel y devoto protector de la raza a la que reprimió…

Análisis

Fue más o menos a partir de 2005 cuando la mayor parte de estudios de animación japoneses cambiaron progresivamente sus estrategias comerciales para volcarse en un único y desvergonzado objetivo: ganar dinero a cualquier precio y por la vía fácil, sin importar cuál fuese el camino o el método para lograrlo. Así surgió la “doctrina de los superpersonajes”. Animes cuyo mundo se desarrollaba alrededor de un único personaje, dotado de una relevancia casi divina y en la que todos y cada uno de los elementos creados estuviesen destinados a su lucimiento personal.

Dentro de esa etapa nefasta, culpable directa de la crisis de calidad que incluso a día de hoy nos toca padecer, tres fueron los nombres que sobresalieron por méritos propios: Haruhi Suzumiya, Konata Izumi y Shana. Las tres colegialas, las tres protagonistas de series-pantomima cuyo único objetivo real era exhibirlas y, por encima de todo, las tres pertenecientes al género femenino sin que la palabra “Shojo” pudiese en ningún momento identificar a sus historias primigenias. Si se prefiere, el género comenzó lenta pero inexorablemente a feminizarse ofreciendo a mujeres como rostro universal y reconocible de esta rama de la narración audiovisual, sin que se viesen productos capaces de ofrecer una réplica masculina creíble a tal infausto fenómeno.

Death Note supuso el primer gran intento serio de devolver el protagonismo a los hombres, pero su desarrollo y su temática interna hizo que tanto L como Light pasasen a ser más un par ídolos de lo que en el mundo anglosajón se conoce como “Nerds” que de la generalidad indefinida de sujetos que aspiraba a admirar. Code Geass por su parte siguió más o menos su mismo objetivo, pero progresivamente el carácter amanerado de Lelouch y la fiebre surgida en torno a C.C. dieron de nuevo al traste con esta esperanza. Y fue entonces cuando, casi por sorpresa, un hombre ataviado con gafas rocambolescas y perteneciente a una extrañísima historia de mechas y de hombres bajo tierra, se convirtió en el icono de toda una generación de niños. Su nombre era el de Kamina, y el impronunciable título de la serie que protagonizó, Tengen Toppa Gurren Lagann, quedó grabado a fuego en la piel de sus fans como el trabalenguas más popular de su tiempo. Ésta es su historia.

De la Gloria al Infierno y de la pesadilla al Cielo; el resurgir de Gainax

Diez años habían pasado desde que Gainax obtuviese definitivamente fama y reconocimiento internacional tras el lanzamiento de Neon Genesis Evangelion. No obstante, la situación del estudio distaba mucho por entonces de la de aquellos años de gloria en los que las alabanzas se sucedían y las esperanzas depositadas en ellos se acercaban a lo delirante. Máxime teniendo en cuenta que muchos consideraban que, tomando como referencia la extraordinaria calidad de su anterior producción, Fushigi no Umi no Nadia, la empresa podía llevar al género del anime a unos niveles cercanos a lo divino. Aunque la realidad era muy diferente.

Toei todavía conservaba buena parte del peso con el que prácticamente había monopolizado el mercado de la animación televisiva nipona durante 35 años con títulos como Captain Harlock, Galaxy Express 999, Dragon Ball, Hokuto no Ken, Saint Seiya, Sailor Moon y tantos otros. Sin embargo, a mediados de los 90 del siglo XX, la factoría empezó a mostrar signos de agotamiento y lentamente otros competidores como Pierrot, Sunrise o Madhouse conseguían saciar las ansias de fantasía de las nuevas generaciones de otakus que reclamaban un cambio de rumbo en la evolución de su entretenimiento preferido, con apuestas como Fushigi Yuugi, Cowboy Bebop o Cardcaptor Sakura respectivamente.

Tal cambio trajo por contra un fenómeno que yo denomino como el de “La Montaña Rusa” que todavía hoy padecemos: Una compañía, novel o veterana, irrumpía en el mercado con un producto rompedor que durante unos dos años generaba un fenómeno “fan” en el Imperio del Sol Naciente; el estudio es inmediatamente calificado como el más importante dentro del sector, idealizándose de un modo casi automático todas sus creaciones; la fama le desborda e intenta una y otra vez repetir su éxito primigenio con apuestas cada vez más mediocres y disparatadas; finalmente cae en el olvido o se ve obligado a cerrar a la par que otro coge la patata caliente repitiendo milimétricamente el mismo esquema. Una breve y efímera subida a lo más alto, contrastada con años de angustiosa, rápida y vertiginosa caída libre.

ContrastesTTGL

La franquicia Getter Robo (izquierda) fue la influencia más presente en TTGL

Dentro de ese ir y venir de empresas, Gainax fue probablemente la primera en ser disparatadamente divinizada, debido al éxito de la historia de aquella desquiciante, enfermiza y bíblica relación paternofilial entre Gendo y Shinji Ikari, sus extraños y casi humanos EVAs y su más que polémico final que indignó a toda una generación. Pero tal y como iría ocurriendo progresivamente con todas las demás, también sería la primera en caer rápidamente fulminada.

Su por entonces estrella, Hideaki Anno fracasó estrepitosamente con su siguiente trabajo, KareKano. Los que tomaron posteriormente su relevo asfixiaron a los fans del estudio, bien con títulos tan picantes como absurdos con toques de ciencia ficción y protagonizados por sirvientas (o similares), tan picantes lamentables como Mahoromatic, This Ugly Yet Beautiful World o He is my Master, bien con irritantes e insoportables delirios animados como FLCL o la insoportable Abenobashi Mahou Shoutengai.

Una década después, y tras toda clase de proyectos descabellados a sus espaldas, su nombre había caído merecidamente en el olvido. Sería por lo tanto mentir afirmar que planeaban su resurrección mediante una nueva apuesta. Es más, el director de TTGL, Hiroyuki Imaishi, no era precisamente un debutante, pero a lo largo de toda su carrera no había destacado prácticamente en nada exceptuando por el hecho de haber sido uno de tantos animadores de Evangelion. Ni siquiera tenía a su disposición un manga, lo que obligó a crear la historia desde cero; tarea de la que finalmente se encargó Kazuki Nakashima, un veterano guionista que, sin embargo, no había logrado un solo éxito en todos sus años como escritor. MangaTTGL

Portadas de la publicación del manga de TTGL en las revistas Dengeki Comic Gao! y Dengeki Daioh

Irónicamente, Aniplex y Konami terminaron por intervenir en el proyecto en calidad de productores, lo que ayudó a que, de la noche a la mañana, se levantase en torno a él una inusitada expectación, especialmente a través de Internet, espoleada por dos factores: por un lado, y ciñéndonos exclusivamente al mercado nipón, la trama giraría en torno al género de mechas y, particularmente resucitaría el estilo de Getter Robo, una franquicia desconocida en occidente pero de gran calado en Japón con más de diez secuelas a sus espaldas; por otro el nombre de Atsushi Nishigori se haría internacionalmente famoso merced a los diseños de personajes creados para el anime, entre los que destacaría Yoko, como posteriormente señalaremos.

Ante este último factor, el producto haría además especial hincapié en sus protagonistas (algo muy de moda por aquellos años en los que la “Doctrina del Superpersonaje”, evidenciada en la figura de Haruhi Suzumiya, era la imperante) dotándolos no sólo de una apariencia original e inconfundible, sino de una fuerte personalidad para lograr así elevar al máximo el componente de identificabilidad del público con sus héroes. Es más, todos los capítulos tenían como título una frase literal de alguno de ellos. Así, del capítulo 1 al 8 el autor era Kamina, del 9 al 15 Nia, la del 16 era obra de Viral, del 17 al 22 las palabras eran de Rossiu, y del 23 al 27 de Simón.

Finalmente, la serie fue emitida del 1 de abril al 30 de septiembre de 2007 en Tokyo TV, siendo inmediatamente licenciada y distribuida en todo el mundo a través de las filiales internacionales de Aniplex y del canal Animax, lo que consagró a TTGL como un fenómeno a nivel mundial, así como en uno de los títulos que contribuyó a generar toda una generación de nuevos otakus que hicieron de su nombre, el buque insignia de su entretenimiento preferido. Pero, ¿estaba realmente esta creación al nivel de semejante fama? Averigüémoslo.

Una agridulce experiencia robótica

La primera toma de contacto con TTGL es desconcertante; un anime de mechas que, lejos de desarrollarse en el espacio, tiene como origen un lugar tan poco común como el subsuelo terrestre; un enemigo que, en vez de tener una apariencia de raza alienígena está compuesto nada menos que por los pobladores de la superficie del Planeta, que deben encargarse de que los humanos no vuelvan a ver nunca más la luz del Sol; y lo más importante, un robot protagonista que en vez de utilizar láser, misiles o ráfagas de energía, hace uso de un arma tan poco convencional como un simple taladro. Con lo que la primera pregunta que viene a la mente es clara ¿Qué es este engendro que tenemos ante nosotros?

Resolver la pregunta anterior es simplemente una misión imposible. La serie narra la historia de la liberación del ser humano, de la reconquista de su planeta y de su posterior lucha por su supervivencia, en la que los engendros metálicos juegan un papel clave. Sin embargo, su estructura narrativa es tan peculiar que resulta prácticamente imposible encontrar un título análogo que sirva para explicar de forma coherente el cúmulo de sensaciones que provoca su visionado. Experiencias tan contradictorias como las de poder identificar al protagonista, pero no al modelo que maneja ante la volubilidad de los mismos.

El primer prototipo que se nos muestra es el Lagann de Simón, una diminuta cabeza que encuentra bajo tierra sin más utilidad que la del taladro que adjunta como llave de contacto. Posteriormente sus compañeros van haciéndose con más unidades Gunmen, todas ellas de pequeño potencial pero que parecen poder fusionarse con el vehículo del joven excavador, lo que desembocará en toda clase de sorpresas que no dejarán de sucederse hasta el final de la serie y basadas fundamentalmente en los nuevos vehículos que de esta peculiar capacidad se produzcan. RobotsTTGL

Mosaico con cuatro de los robot que se muestran en el anime y/o la película

Ciertamente, desde series de animación como Baldios hasta otras protagonizadas por actores de carne y hueso (la del género Super Sentai) como Bioman o Chojin Sentai Jetman, el uso de naves fusionables para formar un robot con las características de un arma definitiva ha sido una constante en el género. Pero normalmente, el mencionado robot no evolucionaba o cambiaba hasta que las necesidades derivadas de la disminución de la audiencia o de las exigencias de Bandai y sus ansias de editar Merchandising, obligasen a los guionistas a mejorar el modelo inicial.

En esa dirección, TTGL es una completa y constante evolución en la que el espectador sabe cómo empieza pero jamás cómo termina un combate, cuyo desarrollo es de por sí tan atípico como emocionante por su increíble frenetismo. Títulos como Mazinger Z, Rahxephon, o incluso algún que otro Gundam adolecían del mismo problema: los robots que intervenían en ella eran increíblemente aparatosos, lo que se traducía en enfrentamientos lentos, repetitivos y, a la postre desesperantemente aburridos y predecibles.

Todo es distinto en el anime de Gainax. Los Gunmen son extremadamente rápidos y ágiles y los combates que protagonizan se desarrollan a unas velocidades de vértigo en cuanto a golpes y movimientos que nos forzarán a mantener constantemente la atención para evitar perder el hilo de su desarrollo, dado que un simple segundo en uno de estos enfrentamientos equivaldría a todo lo narrado en un episodio de Dragon Ball, pero manteniendo a lo largo de su duración el máximo nivel de emoción, sin que quepan momentos muertos o lugar para el tedio que, desgraciadamente, vendrá de parte de la trama.

MosaicoTTGL

Los planos que veremos en el anime partirán varias veces la pantalla para mostrar primeros planos de varios personajes a la vez

La serie tiene tres etapas bien diferenciadas que a su vez gozarán de otros tantos openings que servirán para distinguirlas y que variarán en las secuencias introducidas, pero no en la canción que las acompaña, que será siempre “Sorairo Days”. La primera de ellas comprende de los capítulos 1 al 8 y termina con la muerte de Kamina. La segunda abarca del 9 al 15 y cuenta la historia de la lucha contra el Rey Spiral. Mientras, la tercera y última engloba del 16 al 27 y culmina con la batalla final contra los Anti-Spiral.

El nexo en común de todas ellas es evidente: la plasmación de la evolución humana, simbolizada mediante la representación de espirales y el uso de taladros como medio de alcanzar lo aparentemente inalcanzable.Por ello, muchas serán las veces en las cuales el guión pasará a un segundo plano dado que lo importante no será la batalla de turno o la escena de humor, sino cómo la sucesión de acontecimientos hará que los personajes maduren y consumen objetivos que por lógica serían imposibles. Seremos por lo tanto testigos de un periplo vital por encima de espectadores de una lucha entre facciones de corte más o menos maniqueísta.

En un principio, Kamina será el protagonista y líder indiscutible, aunque compartirá el mismo grado de importancia que Simón, por entonces un muchacho joven, inexperto e inseguro de sí mismo que ve en su hermano mayor no sólo un modelo de conducta sino también al hombre que jamás llegará a ser. Un personaje grande en vida, cuya muerte lo convertirá en un ídolo al cual sus amigos tratarán de honrar y hacer justicia sin darse cuenta de que pueden incluso haberlo superado. Hecho, este último, que se representará alegóricamente en la altura física que alcanzan ambos y que darán pie a una de las escenas más famosas y recordadas de su guión.

AlturasTTGL

Escena en la que Simón y Kámina se encuentran frente a frente y éste se da cuenta de que lo ha superado no sólo en altura sino también en capacidad

No podemos obviar en este apartado que los diálogos que hacen crecer a los protagonista son todo un ejemplo de motivación, desde las constantes alusiones al “taladro que perforará los cielos” hasta los múltiples discursos en pro de no dejarse sumir en la desesperación. Por contra, la inmensa mayoría de ellos son innecesarios, repetitivos y en algunos casos fuera de lugar, dando la sensación de querer bombardear al espectador con la idea de que crea con todas sus fuerzas en los personajes y les transmita su energía, en un intento de crear una atmósfera similar a la utilizada por James Matthew Barrie un siglo antes cuando animaba a sus lectores a apoyar a Campanilla para que no muriese tras ser envenenada.

Una táctica muy apropiada para un espectador poco exigente y de perfil marcadamente infantil, pero decepcionante desde una perspectiva rigurosa. Cuando hace gala de ella adecuadamente, podríamos decir que una de las grandes piedras angulares sobre las que se apoya TTGL es su sintonía con el público, logrando que éste no sólo se conecte sino que viva el guión, al estilo de lo que ocurría con los grandes animes de mechas de los 70 o de los 80. Del mismo modo, se evitó a toda costa crear disensiones entre los fans por motivos ideológicos, por lo que se eludieron todas las referencias imaginables a partidos políticos, países, etnias, religiones o cualquier concepto que pudiese contradecirse con la idea de “unidad en torno a los buenos” para la consecución del objetivo a alcanzar.

Dicha virtud logró hacer que sus seguidores se sintiesen cómodos en torno a lo que veían en pantalla al margen de si eran japoneses o, por el contrario, habían nacido en el otro extremo del mundo (al contrario de lo que sucediese con una buena parte de los animes deportivos que traspasaban las fronteras del imperio del Sol Naciente). Se lograba, en resumidas cuentas, que el otaku se sintiese como un aficionado del Real Madrid cuando éste recibe en el Bernabeu al FC Barcelona y todas las voces de la grada de aúnan para animar contra el enemigo común. Pero también esto se materializa como uno de sus principales lastres dado que ese tipo de tácticas, un tanto infantiles, tenían cierta cabida en los momentos en los que la animación japonesa era un género por definir que daba sus primeros pasos, pero que en la actualidad se antoja obsoleto y artificioso. NauEVA01

La fortaleza de TTGL es claramente el Nautilus con el rostro del EVA-01 incrustado

A ese defecto de carácter se le suma una narración un tanto irregular. Efectivamente ciertas batallas son muy emocionantes, pero los momentos entre medias son intrascendentes, soporíferos, tediosos e insoportables, muy especialmente en dos instantes: cuando Kamina va progresivamente reclutando los hombres que integrarán el ejército de humanos, y el hiatus desde su pérdida hasta la batalla contra el Rey Spiral propiamente dicha.

Estamos ante un auténtico caso de bipolaridad argumental en la que o no ocurre nada o sucede todo de golpe, con una sobrecarga tal de información que abruma e impide seguir la trama de un modo satisfactorio. Error este último que algunos achacan a querer generar intencionadamente en su audiencia una cortina de humo que provoque en ellos una distracción. Una treta para crear la sensación comúnmente denominada en el mundo de la comunicación escrita y audiovisual como el “Willing suspension of disbelief”. Es decir, crear a toda costa un universo ficticio en el que el espectador se sumerja ciegamente olvidando su sentido de la realidad o la coherencia.

Inicialmente, la mal traducida como “Suspensión de la incredulidad” está enfocada a que el destinatario de un mensaje pueda asumir momentáneamente la existencia de cosas o seres inverosímiles, como un dragón, elfo, troll y demás criaturas fantásticas, pero también que se vuelva menos crítico respecto a incongruencias: por ejemplo un solo hombre que, armado únicamente con una navaja, aniquila a un ejército de 100.000 efectivos dotados al menos de un fusil de asalto por cabeza. MonitoresTTGL

Junto con la partición de planos, las pantallas del interior de los Gunmen con rostros de otros personajes enfatizarán el trabajo en equipo presente en cada batalla

De ese tamaño son las ruedas de molino con las que pretende hacer comulgar TTGL. Simón no es un guerrero capaz de hacer cosas increíbles y de obtener victorias milagrosas, sino que se trata directamente de un dios destinado a ganar contra sus adversarios ocurra lo que ocurra, pilotando cada vez más enrevesadas combinaciones de robots que alcanzarán tal poder que podrán que podrán coger con sus manos galaxias entera y arrojarlas como si de shurikens se tratase. Todo, sin que más tarde pueda hacer algo tan sencillo en comparación, como salvar a su amada de evaporarse. Son esta clase de fallos los que van restándole poco a poco credibilidad al título hasta hacer de él un producto de segunda fila.

La espectacularidad y emoción de sus batallas y el carisma/factor moe de algunos de sus personajes, son un parche, una distracción o una compensación en vez de un aliciente. Como si se intentase constantemente desviar la atención sobre sus múltiples y muy evidentes carencias en los factores importantes como son la credibilidad, la coherencia y la plausibilidad de lo narrado. Mención aparte en este punto merece esa diosa de la carne llamada Yoko. Protagonista absoluta del despertar sexual de la mayoría del sector “pajillerotaku” de la actualidad, y modelo de vestimenta por excelencia de todas las calientapollas online que con su faceta de cosplayers se suben la autoestima a costa del buitreo que reciben por parte de la flor y la nata del baboseo internetil.

No existía una situación lo suficientemente ridícula como para no ser cubierta por las dos armas de destrucción masiva que la señorita Littner exhibía contra viento y marea sin que la posibilidad de contraer una pulmonía, mermase en su labor de sacar los ojos de las órbitas de todos los individuos especialistas en hembras apellidadas “.JPG”, pero incapaces de intercambiar con una mujer de verdad una conversación que vaya más allá de “tHiA NenAH pazaMe tHu wA ajaaajaja” en cualquier red social.

Mosaico con cuatro de los momentos de Fanservice que pueden verse continuamente en TTGL

Por rocambolesco que pueda parecer el párrafo anterior, la mencionada Yoko es probablemente la fémina más sensual de la historia del manganime y son muchos los que la consideran la mujer perfecta dentro del género de la animación. Sin embargo, una cosa es crear una gémina atractiva y bella físicamente hablando, como Nina/Anna Liebert en Monster, y otra muy diferente lo que se hizo en este caso. Baste con decir que Boota, el topo de Simón, no tiene otro escondite mejor que el canalillo de esta francotiradora, y si ya en la primera parte de la serie su atuendo era minúsculo, en la segunda incluso le pusieron unas estrellas en el sujetador a la altura de los pezones para acentuar su carga provocativa.

A esta exageración se junta el progresivo descenso de su originalidad a medida que la trama evoluciona. Los robots “orgánicos”, como los denominó Gainax, no dejarán de sucederse y entre película y serie de televisión, el número de modelos sobrepasa ampliamente los 30. Pero a medida que el campo de batalla pasa de ser el planeta Tierra a localizarse en el espacio exterior, las influencias de Macross comienzan a hacerse evidentes en factores como la explosión esférica de los rayos en el vacío o la ráfaga de misiles lanzada a discrección. Unos “homenajes” que se añaden a otros como el de las ciudades humanas subterráneas de las que la raza humana escapa para luchar contra sus carceleros (Mátrix) o la curiosas semejanzas entre las fortalezas de TTGL y el Nautilus de Fushigi no Umi no Naida, al que misteriosamente se le incorporó la cabeza del EVA 01.

Todo ello conduce a una única conclusión. Se trató de una serie idolatrada y claramente sobrevalorada. En su día la odié, detesté, denosté, injurié y desprecié. Nunca pude entender qué le veía la gente ni por qué las peculiares gafas arquetípicas de la misma se habían convertido en un meme con el que destrozar ilustraciones de los personajes más populares del momento como Konata Izumi o Haruhi Suzumiya. Hoy, al reencontrarme con ella seis años después, me doy cuenta de que tal vez fui injusto con ella. No es la mejor serie de todos los tiempos, pero al menos intentó hacer algo diferente, aunque mal. MacrossTTGL

Escenas que delatan las similitudes entre TTGL con Macross con las explosiones o el lanzamiento de misiles

A lo largo de más de un lustro, han pasado por mis manos decenas de animes con los que no he aguantado ni tres episodios seguidos. Todos ellos han sido fotocopias los unos de los otros; todos ellos han intentado simplemente vender figuritas en el mercado del Merchandising, CDs de música, videojuegos y toda clase de productos alternativos al mundo del manganime, cayendo inmediatamente en el olvido, pasando sin pena ni gloria, sin haber aportado absolutamente nada y convenciendo únicamente a las nuevas hornadas de aficionados, incapaces de discernir una serie de calidad de una bazofia.

Al presenciar de nuevo la muerte de Kamina, me di cuenta de que representó algo tan grande como uno de los acontecimientos que marcaron a la anterior generación de otakus. Fue algo similar a lo que pudo ser para mí el cruel fallecimiento de Kazuya en Touch, o cuando Spike caía abatido tras su enfrentamiento con Vicious en Cowboy Bebop, o ver a Seiya volatilizándose en los brazos de Atenea en la serie que llevaba su nombre. Hacer algo tan poco usual como crear un personaje inigualable y matarlo es una osadía digna de reconocimiento. Y en este mundo, sólo los que arriesgan son merecedores de pasar a la posteridad. Pero dicha impertinencia no acabó ahí. No puedo sino proferir elogios hacia su animación.

Simple, muy simple en el trazo que configura el contorno de los personajes, pero increíblemente efectiva al prescindir de los alardes innecesarios de CGs reservando estas últimas sólo para los momentos importantes dotándolos de una emoción difícil de encontrar en un título contemporáneo; deformando a conciencia los rostros para hacer al espectador cómplice de sus emociones; partiendo los planos haciendo que éstos recojan casi una docena de éstos y enfatizar la labor de trabajo en equipo; o incluso recurrir a la siempre impactante delineación con tinta china para los fotogramas que ponen fin a una etapa y, como tales, destinados a convertirse en imagen para el recuerdo. MuerteKamina

La muerte de Kamina se convirtió en uno de los acontecimientos dramáticos más importantes para toda una generación de otakus

Este brillante apartado visual, se combina con una de las mejores OST de todos los tiempos. No hablo sólo del ya aludido Sorairo Days, sino de maravillas que nos incitaban a hacer lo imposible o ver lo invisible en forma de rap como “Raw Raw Fight The Power” o de fusiones tan espectaculares como la plasmada en Libera Me From Hell”, capaz de mezclar dos estilos tan aparentemente inmiscibles como el de este último género con la Ópera.

Identificabilidad, emotividad y frenetismo por un lado. Artificiosidad, incoherencia y no pocos momentos de tedio por otro. ¿Cómo poder sobrevivir a semejante choque de trenes sin enloquecer? ¿Qué deberíamos pensar de un título tan grande por un lado y tan nefasto por otro? ¿De un producto que te hace admirar y odiar a un tiempo a sus personajes? Resulta sencillamente imposible ver esta historia y mantenerse un solo instante indiferente, lo cual, dicho sea de paso, es mucho más de lo que aportan la inmensa mayoría de los títulos emitidos en el presente.

Con todos sus fallos, TTGL es un anime que invita a la reflexión sobre el papel del ser humano. Sobre si éste es o no un peligro para el universo en el que vive y cuya conclusión arroja un resultado verdaderamente optimista y esperanzador: el de que si algo es concebible, es plausible; el de que el hombre es una criatura extraña, capaz de encumbrar a un semejante durante años y pasar a odiarlo en cuestión de segundos, o de ser fiel a un amor más allá de la muerte o, simplemente, de hacer realidad sucesos inconcebibles por los que eran etiquetados de locos por creer en ellos. Un amasijo de sensaciones tan profundo que llevó a algunos de sus aficionados a decir que el mismísimo Nietzsche podía entreverse entre las líneas de su guión.

Una repercusión modesta para un anime popular

Al contrario de lo que pudiera parecer después de todo lo expuesto, la peculiar apuesta de Gainax se convirtió mucho más en un mito de Internet que en un fenómeno comercial. Tal es así que hasta la fecha sólo existe un videojuego oficial para la Nintendo DS, llamado de la misma manera y editado por Konami menos de un mes después de finalizar su emisión en Televisión. Un título mediocre que retrataba los momentos más importantes de la serie a base de escenas en 2D y combates tipo Armored Core en tercera persona, con tintes roleros y que pasó completamente desapercibido dentro del catálogo de la grandísima portátil de la Gran N.

Tras el fiasco de esta tarjeta para NDS y de las cuatro mediocres novelas escritas por Kurasumi Sunayama basadas en su universo, mejor fue el resultado de su adaptación al manga. Como siempre en esta clase de lides, la transformación fue encargada a un dibujante desconocido como en este caso lo era Kotaro Mori, quien únicamente tenía una obra de segunda fila en su haber, “Stray Little Devil”, pero que logró un resultado envidiable en su más importante trabajo hasta la fecha, a pesar de no acompañarle la suerte que hubiese merecido. De hecho el cómic, que empezó en la revista “Dengeki Comic Gao!” dejó de publicarse un año más tarde debido al cierre inesperado del magazine. Dengeki Daioh albergó finalmente la obra hasta su conclusión en 2013 con diez tomos recopilatorios a sus espaldas.

El trabajo en términos técnicos era impecable y, en esencia, la historia del anime y del manga son las mismas, si bien este último añade algunos pequeños matices que ayudan a entender algo mejor la trama y las relaciones entre los personajes. Características todas ellas muy interesantes pero no suficientes como para atraer a un número significativo de público, lo que destinó a esta apuesta al fracaso aunque, como curiosidad, en 2009 se publicó un spin-off titulado “Tengen Toppa Gurren Lagann: Gurren Gakuen-hen”, que ponía a sus personajes como alumnos de un instituto de enseñanza secundaria en un mundo paralelo. PelículasTTGL

Portadas españolas de las películas “Childhood’s End” (izquierda) y “The Lights in the Sky are Stars” (derecha)

Mejor destino sufrieron las películas. Con los títulos “Childhood’s End” y “The Lights in the Sky are Stars”, sendos films resumieron la singladura de la serie de televisión en la Gran Pantalla eludiendo sus momentos muertos (en esencia y como ya se ha apuntado, el reclutamiento del ejército de Kamina y el periodo que va desde la muerte de éste hasta la lucha final con el Rey Spiral) e incorporando como principales novedades nuevos modelos de robots orgánicos, mejora general en las animaciones y diseños y alguna que otra secuencia inédita. Algo lógico por otro lado si tenemos en cuenta que el director de ambas apuestas fue el mismo.

La consecuencia inmediata de lo anterior fue clara. Ambas fueron licenciadas en muy diversas partes del mundo y, progresivamente, el público que inicialmente había apostado por el anime destinado a la televisión, fue decantándose por los largometrajes al ser éstos más asimilables y eliminar las partes que fallaban en el original. No puede ocultarse que el principal fallo de éstas es el no relatar con la suficiente claridad el combate entre Simón y el ya mencionado Rey Spiral, pero salvando ese inconveniente, ambas se hacen bastante más asumibles y amenas. Algo a lo que hay que añadir, dicho sea de paso, que gozaron de uno de los pocos doblajes al castellano salvables, al contrario de lo ocurrido en la mayor parte de los perpetrados en España.

Como puede verse, los méritos obtenidos son muchos, pero no tantos como cabría esperar de una serie tan idolatrada en su tiempo como TTGL. Aunque de la importancia de su legado existen tres claros y rotundos ejemplos. En una votación organizada por el Daily Telegraph sobre la que, de acuerdo a sus lectores, debía ser una hipotética nueva “Union Flag”, el diseño que ganó por abrumadora mayoría estaba basado en esta franquicia. Su director, Hiroyuki Imaishi, obtuvo fama y reconocimiento a nivel internacional, lo que entre otras cosas le ha servido para dirigir Kill la Kill, la serie de moda de la actualidad y que llegado el día veremos si está o no a la altura de las expectativas. Por último, su diseñador, Atsushi Nishigori, obtuvo el éxito necesario como para convertirse en un santo y seña de la materia y su importancia en el presente es más que notoria por trabajos como los de Idom@ster, cuyas chicas creó.

Conclusión

¿Qué es exactamente lo que podría poner aquí? O mejor dicho. ¿Cómo podría justificar lo que siente mi corazón en estos momentos? No considero que ahora tenga mejor o peor criterio que hace seis años para discernir un anime bueno del que no lo era. El proceso a la inversa es habitual y muy sencillo de explicar: los productos se quedan desfasados y no siempre envejecen bien. Sin embargo, cómo se explica que un título que en su tiempo me pareció deleznable pueda ahora ser simplemente pasable y casi hasta recomendable. ¿Habrá influido en ello la cantidad de series infumables que han abusado de nuestra paciencia hasta el día de hoy?

Tal vez, pero de lo que no cabe ninguna duda es que TTGL posee una personalidad extraordinariamente definida que lo distingue como uno de los animes más importantes de todos los tiempos, al margen de gustos y opiniones. Se trata de una historia que inicialmente toma la apariencia de anime de mechas. Pero tras esa fachada nos encontramos con un producto de calidad técnica impecable cuya trama está aderezada con no pocas reflexiones sobre la naturaleza humana, su evolución y sus límites cuya profundidad alcanza tales extremos que en algunos foros ha sido incluso identificada como un intento de expandir las ideas de Nietzsche sobre su visión del Eterno Retorno, la Muerte de Dios y el Übermensch. Por contra, la serie de televisión está plagada de momentos muertos, de frases artificiosas capaces de encandilar en un principio a la audiencia pero de hartar a la larga y, sobre todo, de ciertas incoherencias argumentales que convierte a lo mostrado en la pantalla en una mera paparrucha ante los ojos de un espectador medianamente crítico. ¿Es por lo tanto una serie buena o recomendable? La respuesta es que lo es a ratos. Como si intentase narrar demasiadas cosas en muy poco tiempo y a la vez le sobrase la mitad de su capitulario.

Estar constantemente ante un contraste entre factores que la definen como un producto perfecto, con otros tan atractivos como la idea de que plancharte una camisa sobre el cuerpo sin quitártela. Fuere como fuere, estamos ante un anime que intentó ser “algo” y tan deprimente motivo es el que me lleva a no acribillarla tal y como lo hubiese hecho años atrás. Pero qué triste es comprobar que estos animes con sabor a añejo no es que mejoren con los años, sino que no se ven contaminados por las tendencias implantadas por las bazofias que los sucedieron. Así es la realidad que nos ha tocado vivir. TTGLFin NOTA: 5

17 comentarios el “Tengen Toppa Gurren Lagann, el taladro con el que Gainax perforó los estereotipos del anime

  1. Pingback: Radiant Silvergun | Drakenland / El lobo zamorano

  2. Pingback: Shingeki no Kyojin (Attack on Titan). El renacer de un género olvidado llamado “Anime” | Drakenland / El lobo zamorano

  3. Aaaah, pero yo adoro Karekano y FuriKuri es casi (porque elegir una es muy difícil y hay muchas que me gustan un montón) mi serie favorita 😄

    Pero es que yo creo que el que tenga esos puntos un poco infantiles en los que no se profundiza más o en los que nada tiene sentido son los que la hacen especial y mágica (al menos para mí). Porque es como cuando eres niño y no te preguntas el por qué de las cosas, sólo las vives y todo es genial y muy grande y muy emotivo y… ❤

    A mí me impacto mucho y guardo muy buen recuerdo de ella (la he visto tres veces). La encuentro muy original por aquello de no ser capaz de meterla dentro de ningún saco y porque tiene unos giros argumentales que me han dejado con la boca abierta y los ojos llenos de lágrimas y adoro esas cosas (todas las muertes que hay, que son tan… fuertes pero tan acertadas, no sólo la de camina, sino todas) y el que al final el Rey Espiral sólo fuera parte de algo más grande y lo de Nia y, yo qué sé, mil cosas más.

    Y sobre los capítulos vacíos… yo creo que son para que te hagas más con los personajes, para que les conozcas, para que veas cómo sienten, cómo piensan y por qué actúan después de la manera como lo hacen (sobretodo Nia, Rossiu, Kittan y los gemelos). Y eso está genial, porque la serie no se limita sólo a Simón, sino que te habla de un gran elenco de personajes, que te gustarán más o menos, pero que son todos muy interesantes, con sus luces y sus sombras.

    En fin, yo sí la recomiendo. Una y mil veces. Adoro esta serie :3

    • Cierto, TTGL es una serie bastante coral en sus personajes secundarios, pero la estrategia de hacer episodios cercanos al relleno para conocerlos mejor es peligrosa, dado que para algunos, entre los que me cuento yo, dicha táctica ralentiza y distrae de la historia principal. Aunque, por supuesto, para gustos los colores.

      Al margen de eso, supongo que, al margen de lo de la muerte de Kamina, te emocionarías con lo que sucede al acabar todo con esa particular boda relámpago. Sin duda es un momento tremendo, pero también controvertido. Dicha decisión fue muy pero que muy polémica dentro del equipo que trabajaba en la serie y muchos de ellos mostraron su disconformidad alegando que debía acabar bien, que el final era demasiado triste y que no era congruente en relación a lo que había podido conseguir Simón. Aunque bueno, la idea era humanizar y no siempre podía ganar.

      Un saludo.

  4. Entre las peticiones la de una servidora por ver que dices de ese Kamina de mis amores. Era un anime que me encanto. Kamina es el hombre con el que toda mujer sueña pero Simon no le queda a la zaga cuando crece ajaja. No sabia lo que cuentas de que se parece a Macross en momentos de lucha en el espacio. He oído hablar mucho de esa serie ¿Es buena? Y lo que me ha matado de la risa ha sido lo que dices sobre Yoko y las tias que hacian cosplays suyos para enseñar palmito. Eran unas pendejas todas. Muy buen analisis como siempre. La llegas a suspender y te saco los ojos ajaja.

    • Me alegra saber que mi vista no corre peligro xD. Bueno, Macross más que una serie de Mechas es LA SERIE DE MECHAS. Más o menos fue la primera que hizo del género algo bueno aunque has de saber una cosa. Si te pones con ella, hazlo sólo con la primera. El resto son de vómito.

      Un saludo.

  5. La verdad es que no lo conocía, pero tampoco es que me llame demasiado la atención, así que paso de verlo. Nunca me atrajeron mucho los animes de mechas.
    Besos.

    • Nah, es como todo. A mucha gente le encanta, pero a mí no me dejó ni frío ni caliente. Tranquila, hay animes mucho mejores que éste que ver :3

      Un saludo.

  6. Pingback: Kill la Kill, destruyendo la tiranía de la moda de la mano de Trigger | Drakenland / El lobo zamorano

  7. Pingback: Noragami, el primer síntoma de debilidad de BONES | Drakenland / El lobo zamorano

  8. Pingback: Aldnoah.Zero (Parte 1), el universo mecha según Urobuchi | Drakenland / El lobo zamorano

    • Servidor de usted :3. No obstante, tienes un correo de contacto bien visible en la esquina superior derecha del blog y un perfil de Facebook por el que me puedes comentar lo que quieras.

      Un saludo.

  9. Pingback: Ping Pong, la tortura psicológica deportiva de Taiyō Matsumoto | Drakenland / El lobo zamorano

  10. La intro de Gurren-hen es tan épica que incluso leerlo es épico y que este en la cabecera lo hace aun mas épico.
    -¡Cálmate chico! que es solo una película basada en una serie anime mediocr-(escopetazo en la sien)
    ¡Es TTGL!

Adelante, siéntete libre para incordiar :3

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s