Macross, el desafío espacial a Toei

Macross

En el año 1999 un gigantesco objeto se estrelló contra La Tierra. Éste resultó ser una nave espacial de 1.200 metros de largo en la que no se detectó la presencia de vida extraterrestre a bordo, aunque su avanzada tecnología superaba con creces a cualquiera que existiese en el Planeta, lo que demostraba la existencia de civilizaciones alienígenas que utilizaban el espacio exterior como su campo de batalla. Este hecho dio lugar a la creación del Gobierno Mundial de las Naciones Unidas que prevalecía a los intereses de cada nación, aunque esta fundación no fue sencilla y tuvo que soportar toda clase de pequeñas guerras que se declararon alrededor de todo el mundo. Pero a pesar de esto, el Ejecutivo aprobó la reparación de la nave espacial, y ésta avanzaba de forma constante. Con el tiempo llegó la paz una vez más y gracias al esfuerzo colectivo de la Humanidad, la ruinosa embarcación sideral renació como la gran fortaleza espacial Macross. Diez años han pasado desde su llegada cuando…

No podía faltar. Hoy es el segundo día del año más importante de la bitácora y una review de características especiales era necesaria. Es irrelevante el estar hasta arriba de trabajo y de exámenes, con la tensión al máximo y sin margen de error alguno. Di mi palabra y estirando el tiempo como si de un chicle se tratase he conseguido terminar la presente review dándole la apariencia y el tamaño que un día tan especial como hoy exigía. Algo que he logrado a costa, para qué os voy a engañar, de robarle horas al sueño, aunque lo que no me mate a mí a estas alturas…

Estoy muy contento y esperanzado. Mi equipo, el Real Madrid, ha ganado por fin la Décima Copa de Europa tras muchos años sin conseguir éxitos continentales y a ello se ha unido vuestro apoyo. A lo largo de este mes he recibido infinidad de mensajes de ánimo con este dificilísimo tramo final de curso que sin duda me ayudará a hacerle frente a estos temibles exámenes que me tienen en un sinvivir que se prolongará hasta más o menos julio. De cualquier modo lo importante es esto. Que he sido capaz de hacerlo todo: cumplir con esta bitácora y estudiar.

Ya sabéis, insisto, que en esta fecha y por motivos que no vienen al caso, hago siempre una reseña de un título importante para mí o que me marcó a lo largo de mi vida. En 2010 se la dediqué a Monster. En 2011 la afortunada fue Ranma ½. En 2012 cambié de tercio abordando un videojuego de SNES, Final Fantasy VI, y el año pasado la elegida fue Touch. Ahora, la siguiente en la lista es Macross. Una producción a la que definí en su día como una de las que integraban mi Top 10 de Animes y que más tarde o más temprano tenía que tener una reseña en este blog. Por ello, y sin más dilaciones, os invito a adentraros en el interior de una fortaleza espacial que llevó nuestros sueños de jóvenes otakus a un lugar tan fascinante y misterioso como los confines del Sistema Solar. Espero que disfrutéis de la estancia. Sigue leyendo

Skyward Sword, vuelo de Link y caída de Zelda

Skyward Sword

First, she created Fi. She made the spirit that resides in your sword to serve a single purpose: to assist her chosen hero on his mission. Her second plan… was to abandon her divine form and transfer her soul to the body of a mortal. She made this sacrifice, as you have likely guessed, so that the supreme power created by the old gods could one day be used. For white the supreme power of the Triforce was created by gods, all of its power can never be wielded by one. Knowing this power was her last and only hope, the goddess gave up her divine powers and her immortal form. You’ve probably figured it out by now, haven’t you, Link? You are the chosen hero, and I, Zelda…

No hacía falta ser un adivino para darse cuenta de que tras publicar una review de Wind Waker, Skyward Sword tenía forzosamente que caer, aunque como ya me harté a decir en su día, no es ni remotamente mi juego preferido de la saga. No obstante, y como adelanté en la entrada anterior, me encuentro en los compases finales de la carrera y este juego se me antojaba perfecto para hacer una entrada de transición de cara a cuando tenga más tiempo libre y pueda dedicarme a analizar en serio los animes que tengo pendientes.

Por lo pronto diré que me siento muy contento. He terminado el Trabajo de Fin de Grado y ahora sólo queda aprobar el resto de asignaturas para proceder a presentarlo, lo cual no es precisamente una tarea baladí. Pero tengo otros motivos de sobra para estar animado y es que por fin, tras doce años, volvemos a estar presentes en la final de la Champions. A ver si ahora no la cagamos para variar en el último momento (como ocurrió cuando tiramos la Liga precisamente ante el Valladolid), que hay ganas de celebrar la Décima y varias han sido las temporadas en las que nos hemos quedado a las puertas.

La siguiente entrada será la sorpresa de finales de mayo de todos los años. Me está costando mucho trabajo redactarla debido a la cantidad de materia que me queda por estudiar y a la avalancha de prácticas de estos últimos días, pero si quisiese vivir para siempre, no me habría metido en su momento a estudiar Periodismo ni desde luego estaría haciendo Derecho. Pero no sigamos perdiendo el tiempo hablando de mí y adentrémonos en los secretos que la última de las entregas para consolas domésticas de la franquicia del elfo vestido de verde nos tiene reservados.

Sigue leyendo