The Last Story, el desembarco de Sakaguchi en Wii

The Last Story

– I can still remember the day when the Empire’s meaningless war came and tore my life apart. The knights, Zael. They stood there laughing as the butchred my family. Right in front of my eyes. – I Know that, but that doesn’t mean you… – I had to get my revenge. So I search and then I found out who commanded the army that murdered my family. It was a man named Asthar. – No. – He is not different for the rest of them. Those murders who took everything from us. I used to talk about it, remember? I said I get everything back one day. Right, Zael? And to do that, I need this. Or rather, the unlimited power it holds. Don’t you get it? I used you, and everyone else as pawns to get my revenge.

Como dije en mi anterior entrada, hasta que me llegue el nuevo ordenador que no me ha quedado más remedio que comprar, tengo que trabajar en uno bastante antiguo. Ello me lleva a tener que emplear el triple de tiempo que antaño utilizaba para hacer lo mismo que hago ahora, lo que ha tenido como consecuencia el no poder actualizar la bitácora tanto como me gustaría. Aunque afortunadamente tomé la precaución de guardar todas las imágenes que tenía ya seleccionadas de este videojuego muy poco antes de que mi portátil decidiese que ya había pasado demasiado tiempo entre nosotros.

El caso es que no era difícil saber que una de las reviews que iban a caer estaría dedicada a este The Last Story. Aunque no dijese que estaba jugando a él, me despedía todas las noches en cierta red social con su canción principal y lo cierto es que si había analizado el Xenoblade Chronicles, lo lógico es que éste gozase también de una pequeña entrada. En el fondo las peculiaridades del mercado de Wii hicieron que ambos programas unidos a Skyward Sword y Pandora’s Tower fuesen imbuidos de un aura mítica por parte de los usuarios de esta consola que vieron en estos cuatro juegos algo similar a lo ocurrido con SNES y sus famosa tetrarquía de action-RPG traducidos al castellano.

Por lo demás, sólo diré que haciendo honor a la famosa frase de Delibes que afirmaba que Castilla eran nueve meses de invierno y tres de infierno, la estepa castellana es ahora mismo lo más parecido a un horno a presión gigante que pueda imaginarse, con unas temperaturas terribles en Valladolid y Zamora y un poco más llevaderas en Salamanca. Algo que a un ser de frío, lluvia, viento y nieve como yo le es especialmente difícil de llevar, aunque no tenga más remedio que sobreponerme. Así pues, sin más preámbulos, pongámonos en harina y desentrañemos los secretos de esta particular apuesta de MistWalker que revolucionó a los usuarios de Nintendo hace apenas un par de años.

Sigue leyendo

La Batalla Final

La Batalla Final

Así es. Tal y como reza el título de este post estoy ante “La batalla final”. El último paso antes de ser graduado en Derecho. Hubo emoción hasta el final pero el caso es que por fin todas y cada una de las asignaturas de la carrera están aprobadas. He elegido, como no podría ser de otra manera en mí, un tema de Historia del Derecho y, aunque hubiese preferido explayarme bastante más (había que cumplir una serie de normas en cuanto a la extensión) estoy satisfecho con el resultado final. Ahora, sólo queda esperar, puesto que hasta el 9 de septiembre no sabré si obtengo o no el título.

Sigue leyendo