La atípica concepción del bien y del mal en el manga y el anime

No hay demasiado que añadir cuando he soltado casi una hora y media de plomazo insufrible. La verdad es que me apetecía hacer uno de estos vídeos que me permiten desconectar de lo que habitualmente escribo y del tono de seriedad que intento darle. La verdad es que he estado tan atareado que hasta el pasado Domingo no pude ponerme a grabar, pero fue empezar y no parar a pesar de que he sido todo lo breve que he podido… Pero es imposible, hay temas de los que no podría opinar correctamente sin quedarme cientos de horas ante una cámara y éste es uno de ellos. Y precisamente con esa intención, la de ser breve, es por lo que únicamente puse como ejemplos títulos como Akira, Saint Seiya, Mononoke Hime y Adolf, a pesar de que el cuerpo me pedía al menos incorporar otras reflexiones sobre Monster, Hokuto no Ken o el mencionado muy de paso City Hunter. Incluso así, creo que me he excedido en la duración, por lo que espero que sepáis disculparme.

Sigue leyendo

¿Por qué no es tan grave que Ghibli cierre sus puertas?

Todo queda dicho en el vídeo y poco o nada puedo añadir aparte de una pequeña justificación. Ya a estas alturas a nadie se le escapa la intencionalidad de este blog, por lo que no me voy a repetir. No obstante, dentro de esa causa, las películas de Ghibli siempre han gozado de un lugar preeminente en cuanto a reseñas, menciones y comentarios varios. De hecho, a pesar de que ahora reescribiría la mayor parte de aquellas entradas y las ampliaría considerablemente, no se me escapa el detalle de que muchas de las personas que visitan esta bitácora sienten cierta predilección por este estudio. Es más, algunos de los análisis más leídos de los que he redactado por estos lares, llevan el nombre de la compañía por bandera. En resumen, se trata de una compañía muy especial para mí.

Sigue leyendo

Top 10: Mis canciones de anime preferidas

Un poco más entero que en fechas pasadas he decidido retomar la marcha de este blog debido a varias razones como son la de que para empezar soy discípulo de Doña Amelia Castresana, que lo primero que nos enseñó es la importancia de ser un hombre de palabra, hasta el punto de que ella debía ser un acto plenamente constitutivo de derecho. Dije que seguiría haciendo el blog hasta que comenzase el curso y no voy a dejar que el honor al que atribuyo el cumplimiento íntegro de mi palabra quede manchado por una depresión.

Segundo, el mensaje real de este blog es un “te quiero” y… no pienso dejar de expresarlo por muy triste y melancólico que esté. Y porque en tercer lugar hay un amigo al que le quisiera dedicar con todo el cariño del mundo una entrada como ésta. Se trata de Roy. ¿Y por qué? Pues porque es un tío estupendo. Fijaos qué cosa tan sencilla y genial a la vez. Es un muchacho fantástico y espero que también disfrute de este peculiar ranking musical. Uno con el que inicio una nueva etapa de reviews que empiezo hoy y que espero que sean de vuestro agrado.

Así pues, para empezar, algo en lo que podáis participar todos como es un ranking de canciones preferidas para ver si al menos soy capaz de descubriros algún tema que pueda incorporar a vuestra lista de favoritos y ya de puestos, que descubráis un poco mis gustos musicales, aunque ya los adelanto. Mucho Rock, algo de Techno y un poco de romanticismo por aquello de que, en fin, siempre he sido un sentimental.

Ah, y estad atentos a la entrada que habrá el 10 de agosto. Prometo que será realmente buena, o eso espero. Así pues, sin más dilación, comencemos.

Sigue leyendo