La atípica concepción del bien y del mal en el manga y el anime

No hay demasiado que añadir cuando he soltado casi una hora y media de plomazo insufrible. La verdad es que me apetecía hacer uno de estos vídeos que me permiten desconectar de lo que habitualmente escribo y del tono de seriedad que intento darle. La verdad es que he estado tan atareado que hasta el pasado Domingo no pude ponerme a grabar, pero fue empezar y no parar a pesar de que he sido todo lo breve que he podido… Pero es imposible, hay temas de los que no podría opinar correctamente sin quedarme cientos de horas ante una cámara y éste es uno de ellos. Y precisamente con esa intención, la de ser breve, es por lo que únicamente puse como ejemplos títulos como Akira, Saint Seiya, Mononoke Hime y Adolf, a pesar de que el cuerpo me pedía al menos incorporar otras reflexiones sobre Monster, Hokuto no Ken o el mencionado muy de paso City Hunter. Incluso así, creo que me he excedido en la duración, por lo que espero que sepáis disculparme.

Sigue leyendo

Y al final de este vídeo, ¿cuál de las tres conclusiones que os planteo sería la correcta?

¿Y qué añadir tras más de una hora de sermón infumable? Pues tal vez una explicación, porque no parece demasiado ortodoxo salir por la tangente con un vídeo para invitaros a practicar un juego aparentemente absurdo como es el de buscar algo que os guste y en el que, de un modo u otro, la gente intervenga pidiendo “calidad” pero que después actúe de un modo contradictorio. Es decir, en la práctica apoyan lo que aparentemente consideran ínfimo mientras boicotean o ignoran todo lo que intenta ir en la dirección opuesta que en teoría solicitaban. Pero acto seguido os invito a pensar en otra cosa y es si ese comportamiento se circunscribe únicamente a ese círculo o, por el contrario, parece extrapolarse a todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida cotidiana sin que parezca existir frontera alguna para su expansión.

Sigue leyendo

¿Por qué no es tan grave que Ghibli cierre sus puertas?

Todo queda dicho en el vídeo y poco o nada puedo añadir aparte de una pequeña justificación. Ya a estas alturas a nadie se le escapa la intencionalidad de este blog, por lo que no me voy a repetir. No obstante, dentro de esa causa, las películas de Ghibli siempre han gozado de un lugar preeminente en cuanto a reseñas, menciones y comentarios varios. De hecho, a pesar de que ahora reescribiría la mayor parte de aquellas entradas y las ampliaría considerablemente, no se me escapa el detalle de que muchas de las personas que visitan esta bitácora sienten cierta predilección por este estudio. Es más, algunos de los análisis más leídos de los que he redactado por estos lares, llevan el nombre de la compañía por bandera. En resumen, se trata de una compañía muy especial para mí.

Sigue leyendo

Tactics Ogre, el golpe sobre la mesa de los Battle-RPG para SNES

Tactics OgreSo arrogant you are… For One So Small. – Be Gone, this is the World of Men. You have no place Here! – This is true, I am… no man, I am a god! – What god could be so foul? You are an Ogre! – An Ogre… – False Words Speaks he. Destroy you him. Our foe thie man-fool is. Naught Else. – Who’s there!? The Hour Chimes. Hatreds old reborn. The Ogre Battle wage you now”.

Quiero ante todo disculparme por la falta de actualizaciones que sufre la bitácora en comparación que las que tuvo en relación al mismo momento temporal, el verano, en años anteriores. Pero como ya he dicho en ocasiones anteriores, ahora mismo lo único que me importa es el bienestar de “mi reina” y todo lo demás es algo completamente secundario para mí hasta que tenga la plena seguridad de que se encuentra totalmente recuperada. También aviso, como ya lo hice en esa entrada que acabo de borrar, de que me encuentro preparando una entrada para el día 10 de agosto, por ser ése el más importante para este blog.

El problema con el que tengo que lidiar es que estoy tratando un tema relativamente complejo que me está llevando más tiempo del que me gustaría y que, lamentablemente, no me permitirá acabar mi “Medio Senbazuru” para ese día, aunque supongo que nada pasará si lo muestro unos días más tarde. Y es que, puede que tenga soltura a la hora de crear grullas de papel, pero unirlas mediante una cuerda es algo mucho más difícil de lo que inicialmente creí. Intentaré de todas formas analizar algún anime entre medias, pero lo cierto es que nada puedo prometer al respecto.

De cualquier forma hay que avanzar y hoy he decidido abordar el análisis del Tactics Ogre. Un juego de una relativa importancia sentimental para mí y con el que siempre he tenido una peculiar historia en cuanto a la pronunciación de su nombre. Si bien, la forma correcta de reproducirla sería “Tactics Ougar” en inglés, o bien “Takutikusu Ouga” como lo haría un japonés, lo cierto es que me pegaron el pronunciar “Tactics Ogr” pronunciando la última palabra en francés con una “e muda” al final, como posteriormente se verá en el unboxing que adjunto. Por lo tanto, y con la simple aclaración de que las pantallas que muestro son de la versión de PSP que obra en mi poder, procedamos a desentrañar sus más ocultos e intrincados secretos.

Sigue leyendo